22 Dic. 2017

Los cambios en la obtención de datos para las encuestas

Oscar A. Bottinelli y Eduardo Bottinelli - Diálogo con Diálogo con Aldo Silva

Radio Universal – Fuentes Confiables

Cambios importantes en las técnicas de obtención de datos […] Hoy lo que elegido (por Factum) es una combinación de la encuesta de telefonía fija con la celular […] Va creciendo la tasa de rechazo a contestar las encuestas […] Los costos son un problema muy importante y las encuestas cara a cara son además de más caras, más lentas


Fuentes Confiables recibió la visita de los Directores de FACTUM, el politólogo Oscar y el sociólogo Eduardo Bottinelli, que realizaron un balance político del 2017 y analizaron lo que se viene para 2018. Los sistemas actuales de obtención de datos afirmaron que “en todas las encuestas lo más difícil es conseguir hombres de 18 a 29 años. Hoy lo que hemos elegido es una combinación de la encuesta de telefonía fija con la celular. Los celulares también tienen sus problemas. El fijo es igual que el puerta a puerta porque es dónde vive la gente. El celular puede atender en Barcelona. Va creciendo la tasa de rechazo a contestar las encuestas. Los costos son un problema más importante y las encuestas cara a cara son más lentas Oscar comenzó recordando que “fuimos los que trajimos a Uruguay la encuesta a boca de urna [en mayo de 1989]. Hace 20 años que (Oscar y Eduardo) trabajamos juntos. “Nos estamos acercando a los 30 años de vida de Factum”.

“Hoy en realidad el área principal de Factum en términos económicos es la investigación de mercado. Hasta el 2005 hacíamos un picoteo de alguna investigación de mercado. Eduardo organizó el área de la investigación. El estudio de mercado va desde la satisfacción de los clientes, que área debo mejorar hasta lanzamientos de productos que no existen en el mercado. Estamos desarrollando un área específica de investigación de mercado para adelantarnos al pedido que va a tener un cliente. No hay enlatados para esto. Cada cliente es un mundo. La dificultad es que en el mercado la variedad es mucho más amplia. Todo el tiempo hay que estar aprendiendo en la investigación de mercado”.

En las encuestas políticas recordaron que “en Mayo del 89 anunciamos antes de cerrarse las urnas que había ganado Batlle a Tarigo y en noviembre anunciamos el triunfo de Batlle sobre Lacalle en Canal 4. En Uruguay, en política, es raro que alguien empiece de cero. Lo que ha cambiado es que hace 20 años la dirigencia política era muy sofisticada en cuanto a las demandas. “Ahora está jugada a si subí o bajé en la medición”.

Sobre el año que se viene afirmaron que “vamos a tener en el 2018 un corte por el Mundial. Vamos a tener segmentado el año entre marzo hasta principios de junio. Y luego desde cuando termina Uruguay en el Mundial hasta el verano. Durante el Mundial, ni los políticos hablan de política. Las dos grandes incógnitas son el Partido Colorado y el Frente Amplio. En el Frente son definiciones de candidatos y de las corrientes internas.

En cuanto a los sistemas actuales de obtención de datos afirmaron que “en todas las encuestas lo más difícil es conseguir hombres de 18 a 29 años. Hoy lo que hemos elegido es una combinación de la encuesta de telefonía fija con la celular. Los celulares también tienen sus problemas. El fijo es igual que el puerta a puerta porque es dónde vive la gente. El celular puede atender en Barcelona. Va creciendo la tasa de rechazo a contestar las encuestas. Los costos son un problema más importante y las encuestas cara a cara son más lentas. Se van sumando las contras de lo que era lo mejor. Hace 20 años las encuestas telefónicas casi no existían. Ahora se transformó la sociedad. La gente no abre la puerta y está menos en la casa. Es más difícil y cara la encuesta cara a cara. Hay algunos problemas que tienen las encuestas en recoger algunas opiniones o en algunos sectores de la población. Lo que sucede es que los movimientos en la última semana [previa a las elecciones] son más fuertes sobre todo cuando las competencias son binarias. Hay como distintos elementos en este barullo en torno a las encuestas. Los casos de éxito de las encuestas son más que los otros, que son casos contados. El sesgo de los políticos es que, salvo que alguien esté en la lona en política, siempre el mundo en que se mueve va a encontrar gente a favor de él.