18 Ago. 2017

El desgaste y los enredos del Frente Amplio

Oscar A. Bottinelli – Diálogo con Ángeles Balparda y Diego Martínez

Radio Centenario – Mañana de la 36

Lo primero es señalar el éxito del oficialismo en la Cámara de Diputados en la Rendición de Cuentas con la obtención del voto del diputado colorado Fernando Amado, lo que colocó a Gonzalo Mujica en offside y dejó de ser el voto decisivo […]Tenemos la hipótesis de que Ancap puede cambiar la actitud de los uruguayos en cuanto a la defensa de las empresas públicas y golpeó mucho al Frente Amplio


Hernán Salina: El gusto de recibir este viernes, para cerrar la semana con el punto de vista interesante, profundo, del politólogo y docente Oscar Bottinelli, que está al frente de Factum y por suerte lo estamos teniendo con cierta frecuencia por acá.

Buen día, bienvenido.

Oscar Bottinelli: Buen día. Muchas gracias por la invitación.

HS: Estábamos comentando que una de las cosas sobresalientes de estos últimos días es la situación del partido del gobierno, del Frente Amplio, donde a todo el capítulo en torno a Sendic ahora se ha sumado todo este traspié con el proyecto marihuana, con el ex Presidente y hoy senador José Mujica saliendo a trancar muy fuerte en este tema.

¿Por dónde arrancar con este panorama?

OB: Son varias cosas.

La primera, yo diría señalar el éxito del oficialismo en la Cámara de Diputados en la Rendición de Cuentas. En un momento en que ya se había logrado un acuerdo con toda la oposición, la oposición clásica más la Unidad Popular, donde cada una de las partes había conseguido cosas de acuerdo a sus postulados y era un hecho porque eran 50 votos con el de Gonzalo Mujica. De golpe, esos 50 votos quedaron en 49 y el Frente consigue el voto 50, a través del Diputado colorado electo por Vamos Uruguay, Fernando Amado. Con lo cual genera también el cambio de Gonzalo Mujica, que con un dicho futbolístico quedó en offside.

El voto era decisivo para el paquete de la oposición y deja de ser el voto decisivo. Y realmente fue una jugada política que es un éxito para el oficialismo ya que logra sacar una Rendición de Cuentas con muy pocos cambios, con algunas concesiones pero no aquello que hubiera implicado que la oposición pusiera su proyecto encima de la mesa y se aprobara.

Lo segundo, lo que se puede llamar el tema Sendic, que es mucho más que eso, porque Sendic es un reflejo de muchas cosas, lo que llama la atención es el extraordinario nivel de enredo y desprolijidad que se ha manejado desde que empezó esto ya prácticamente hace dos años, cuando se empieza a hablar de ANCAP en octubre o noviembre de 2015 que ya lleva el derrumbe de la imagen de ANCAP como empresa. Incluso tenemos la hipótesis –todavía no la podemos demostrar, tenemos que seguir estudiando- que ANCAP puede estar oficiando como un retroceso o cambio en la actitud de los uruguayos en relación a la defensa de las empresas del Estado. Aquello que se expresó de forma contundente en el referéndum del ‘92, arrasador 70 a 30, a quién se le ocurre privatizar; hoy empezamos a ver algunos indicios, hay que esperar, pero que ya no se ve como sacrosantas las empresas del Estado para la gran mayoría de los uruguayos.

HS: ¿Hasta en eso incidió?

OB: Si. Probablemente. Y sin dudas golpeó al Frente Amplio muchísimo.

Pero lo que llama la atención es cómo se enreda en el informe del Senado, el Plenario, el propio Sendic y el Frente en el tema del título. Que como dijo alguien el otro día –creo que fue (el ex presidente Julio María) Sanguinetti- que es un tema que cualquiera lo resuelve en tres minutos, hasta como chiste

El otro día estuve en la Comisión de Constitución de la Cámara de Diputados y dijeron “el Dr. Bottinelli” y yo respondí: Ya que en este país hay tanta sensibilidad con los títulos yo soy Profesor de Maestrías y Doctorados, pero no soy Doctor”.

Y ahora, este especie de epílogo largo de la situación de Sendic, con este enredo del Tribunal de Conducta Política que no se sabe si hubo o no filtraciones, cuáles son verdad y cuáles no, Mujica dice que leyó el informe que el presidente del Frente Amplio dice que está cerrado, sellado, en una caja fuerte. El plenario que iba a ser en agosto, recién sería en setiembre y creo que se va a prolongar.

Yo lo dije acá la última vez que estuve, la renuncia de Sendic al Frente Amplio no le va a generar ningún efecto porque ya se lo generó. Es decir, todos los impactos, las caídas, ya se ven desde marzo de 2016. Ya no va a haber un segundo episodio.

HS: Pero previendo que se concrete esa renuncia.

OB: Bueno, exacto.

Eso es sobre la pregunta general que anda en la vuelta de cómo afecta la renuncia.

Lo que sí digo es que la no renuncia y un Frente acepte esa no renuncia, afecta. Otra cosa es que no renuncie, nadie lo puede echar, no hay causas para juicio político, pero si alguien ocupa un cargo y el partido político lo expulsa y si se quedó con la banca es problema de él, es una actitud. Pero si dicen bueno, se quedó, sigue yendo a reuniones de bancada, es otra cosa.

Entonces, qué pase finalmente en la relación Frente Amplio – Sendic va a ser decisivo y se ve que en el Frente hay contradicciones y aún más que contradicciones, lo que predomina es la duda, el no saber qué hacer. Van para un lado, para el otro.

Claramente las declaraciones de Mujica han sido muy contradictorias, es un estilo muy de él.

María de los Ángeles Balparda: Ahora, ha tenido una línea Mujica en este caso, desde el momento en que le dice a Tabaré Vázquez que va a apoyar tome la decisión que tome en el tema; después sale Vázquez diciendo más o menos que si fuera él renunciaría y atrás sale Mujica diciendo que no le pueden pedir que le serruchemos el piso… es como que todo va en el mismo sentido.

OB: Yo no lo tengo tan claro si va en el mismo sentido. Tengo muchas dudas hacia dónde va.

Lo que creo es que los dirigentes frenteamplistas hoy ya están sintiendo –de su propia gente, no estoy hablando del votante lejano o del que se ha ido- una sensación muy generalizada de insatisfacción. Darío Pérez que es un hombre que tiene mucha capilaridad con el elector, sigue ejerciendo la Medicina entre los sectores más populares de Maldonado, fue el primero que es notorio que captó qué estaba pasando cuando sale con esa vehemencia a decir que tenía que renunciar.

Lo que llama la atención es el desgaste.

Y lo otro que llama la atención es la facilidad que está teniendo el Frente Amplio para enredarse. Un caso claro es el tema del cannabis o marihuana.

Primero notoriamente Vázquez fue, desde que asumió, entre las tantas cosas que quiso frenar de las cosas que venían del gobierno anterior, una fue el tema de la marihuana, como quiso frenar el Antel Arena, el Fondes, etc.

Pero realmente se implementó muy a regañadientes esta segunda parte, incluso en la primera hubo denuncias de que hubo procedimientos policiales que arrasaron cultivos que estaban registrados, lo cual estaba implicando una violación de la ley o un amedrentamiento a los cultivadores. Pero el punto clave era el de las Farmacias, ustedes recuerdan que la Ley de la marihuana tuvo un sector minoritario en contra, la mayoría que votó la ley; y otro sector opositor que votó el auto cultivo los clubes de cannabis y no la producción estatal y venta en Farmacias.

Pero el presidente Vázquez más bien está representando la oposición total al tema marihuana, es un tema muy polémico sin dudas y hay posiciones válidas desde todo punto de vista. Pero Mujica lo está sintiendo como un sabotaje, sobre todo algo que él sostiene, o todo su sector o la gente del cannabis, que el equipo económico que no es el mismo, no advirtió en su momento esto y haberse tomado ya en la propia ley las medidas para solucionarlo y no estar a las corridas, porque hay un plazo, el lunes tiene que estar solucionado.

Entonces, si uno piensa, desde el punto de vista social puede ser un tema importante a favor o en contra del tema marihuana, y no es un tema estratégico del gobierno; y sin embargo se enreda hasta llegar al extremo del ex presidente de la República diciendo que va a trancar el Parlamento. Que en realidad, creo que hubo reacciones desproporcionadas a lo que dijo, porque dejando de lado lo que dijo, lo que quiso decir es que los votos de su sector –MPP o 609- no los va a tener el gobierno y eso no es un atentado institucional. Dicho en medio de la discusión de la Rendición de Cuentas.

HS: “Se para el Parlamento”, dijo él, en cuanto a la aprobación de iniciativas.

OB: Bueno, depende. Porque también por ir contra el cannabis de pronto la oposición puede apoyar al gobierno en algo.

MAB: Hay una interna también.

OB: Creo que el Frente tiene dos internas.

La más complicada es que está en un proceso de reestructura de su arquitectura. Parecería que la 90 está sólida, que ha logrado compatibilizar las dos grandes tendencias que tiene, y los riesgos de ruptura que en algún momento se podía imaginar se han amortiguado. El MPP o Espacio 609 que ahora más o menos confluyen en que ya es muy poca la periferia del MPP en la 609, parecería que logró soldarse bastante.

Después, hay otras incógnitas. Primero se ha formado una constelación de grupos inicialmente de menor porte, el grupo Ir que se autonomizó de Casa Grande; el PVP que volvió a autonomizarse; pero después la Liga Federal que votó por su cuenta pero ahora está teniendo un perfil muy propio y muy independiente y después qué va a pasar con Casa Grande, si sigue con la idea de desafiar a Constanza Moreira como figura desafiante o se pliega a alguno de los proyectos como en la elección departamental se plegó a la candidatura de Daniel Martínez. Y luego, qué va a pasar con el Frente Líber Seregni, donde para empezar apareció el nombre de Mario Bergara como candidato presidencial; gente que se fue de Asamblea Uruguay para apoyar a Bergara, otros que están en Asamblea Uruguay pero apoyan a Bergara; cómo es la situación de Nuevo espacio, Alianza Progresista; qué va a pasar con el proyecto de izquierda cristiana que en este momento parece un poco fallido.

HS: Que apareció el hijo de Tabaré Vázquez.

OB: Claro, que apareció Álvaro Vázquez en una línea muy dura en algunos temas claves como el aborto, la nueva agenda de derechos, y eso llevó a que todos los demás incluso el propio Partido Demócrata Cristiano, no sé si Álvaro Vázquez sigue perteneciendo al PDC porque se ha hecho un silencio sobre esto y si el proyecto de Izquierda Cristiana sigue o no. En la medida que ese proyecto avanzaba la Alianza Progresista quedaba partida.

MAB: ¿Decís que Izquierda Cristiana puede no seguir?

OB: Lo que pasa es que esto le generó un shock grande, sobre todo algunos como el presidente del PIT CNT estaba comprometido en el proyecto y que le aparezca un discurso de esa naturaleza lo dejó un poco no mal parado, pero él reaccionó inmediatamente.

Entonces creo que ese proyecto tiene que reconstruirse. Pero ¿qué va a pasar con el Frente Líber Seregni? Más allá de candidaturas residenciales es un tema de arquitectura.

Y lo segundo es el tema de candidaturas presidenciales que no es menor el desafío que tiene el Frente Amplio pero que yo lo veo más como consecuencia de la reestructura interna de esa reingeniería de cómo queden los sectores políticos.

HS: Esta defensa de Sendic que ha hecho, como el Partido Comunista que ha dicho que quieren ver qué dice el Tribunal, salió el secretario general Juan Castillo. ¿Por dónde te parece que pasa esa defensa? ¿Hay preocupación por lo que pueda pasar en esto de los bloques como el mujiquismo y el astorismo mirando hacia adelante?

OB: Puede ser. Pero yo lo veo de oro lado.

De manera muy sincera, muy honesta, hay muchos dirigentes, militantes del Frete Amplio que tienen la convicción que el episodio de Sendic está en la misma línea que episodios como por ejemplo a los ataques al PT de Lula en Brasil, o lo de Venezuela. Como que hay un movimiento a escala regional, que podrá haber alguna cosa menor pero que lo que importa es que hay unos ataques que incluso se fortalece con cosas como dijo alguien el otro día que no recuerdo quién fue, “ven sacan a Dilma para hacer la desregulación laboral, esto es lo que está pasando acá”.

Y no tenía mucho que ver lo que estaba hilando, pero creo que honestamente sienten eso, que hay una ofensiva. Y creo que además lo que ha complicado mucho es que tardó mucho el Frente Amplio, su dirigencia, en darse cuenta que en este tema no estaba peleando con el Partido Nacional o el Partido Colorado, sino que su problema era con los propios frenteamplistas –con un sector en cuanto cantidad de gente, un segmento- que creen que la gestión de ANCAP fue mala, que se tiró dinero por la ventana. No se le ha dado explicaciones a esa gente, no se les ha dicho están equivocados por esto o por esto; sino que se les dice qué van a decir blancos o colorados. Y el problema es que esta gente ya tenía opinión sobre blancos y colorados desde el momento en que es frenteamplista.

Entonces, ahí ya hay un primer problema de enfoque del Frente.

El no valorar que lo de las tarjetas corporativas, que es un tema esencialmente menor, golpea más en el sentido que si yo digo que una de las obras estaba presupuestada en 100 millones de dólares y costó 200 millones de dólares, el grueso de la gente –y no desprecio a nadie- no logra dimensionar esas cantidades, lo ven como corrupción, qué avivada, que garronero. Y ese sentimiento es lo que ahora causa ese gran malestar que vaya a explicar por qué compró esto o lo otro.

Y lo otro, es la táctica mal utilizada por Sendic que después va a explicar. El problema es que no explicó al Tribunal de Conducta Política ¿y lo va a explicar al Plenario? Si hay explicaciones hay que darlas de primera, salvo que diga que necesita 30 días para explicar porque pidió unos documentos a ANCAP, cosa que puede ser.

MAB: Pero nunca dijo eso.

OB: Claro, dijo después voy a explicar. Y eso lleva a alargues y a falta de credibilidad.

Y los que lo defienden, es porque algunos tienen una solidaridad emotiva con él, y en otros casos porque me parece que se afilian a la teoría de la conspiración del gran capital, imperialista, sin mirar si los hechos son valederos o no. Porque en Brasil está bastante claro que hay si una conspiración, pero es bastante claro que el PT hizo todo lo posible para que ocurriera lo que ocurre. El apartamento de Lula existe.

HS: Veníamos con lo de Sendic, hablabas de la reestructuración que se está dando en el Frente Amplio y empezábamos a hablar de los nombres, porque Mujica en estos días tiró nombres, habló de dos intendentes, del capitalino Daniel Martínez y de Yamandú Orsi que yo no sé si se había hablado mucho por lo menos desde el enfoque de Mujica, que dijo, está en lo de él en Canelones pero es muy eficiente, en fin.

Volvió a hablar algo de Carolina Cosse, dijo, alguna mujer en el ruedo tiene que haber, una cosa así ¿no?

Va tirando esos nombres, por ejemplo, Óscar

OB: Sí, el tema es el siguiente, las candidaturas pueden ser naturales o impuestas. La candidatura impuesta es cuando los que la imponen tienen una gran autoridad, liderazgo. Cuando digo "los que imponen" no estoy hablando sólo de personas, estoy hablando de grupos. Por ejemplo, cuando se funda el Frente Amplio el Gral. Seregni, un general sobre el cual había algunas referencias, y es candidato de ese naciente Frente Amplio porque los grupos que forman el Frente Amplio resuelven ir detrás de esa candidatura, impulsar esa candidatura. No fue que surgió naturalmente esa candidatura.

Surgió naturalmente en el espacio político, se veía, era una época para llevar a un militar, pero no que la opinión pública sí como diría el caso contrario en la misma elección de Wilson Ferreira que surge claramente de abajo. De abajo, del medio, de arriba, pero quiero decir, de un dirigente que va juntando fuerzas.

En el Frente Amplio, lo de Daniel Martínez, bueno, es un acto casi de cortesía de Mujica porque es el rival de alguna manera de su espacio político, donde puede ser candidato apoyado por Mujica si es producto de todo un acuerdo digamos, bueno, decidamos ya la fórmula, el candidato es tal y el vice va nuestro y ahí puede andar, por ejemplo, el nombre de Carolina Cosse o de otra mujer.

Pero si lo que se va es a confrontar, ir a una elección interna y el segmento del Frente Amplio que Mujica es el referente puede imponer un candidato, pero tiene que hacerlo con tiempo para que eso penetre en la gente. Sin duda Yamandú Orsi es un intendente que tiene muy buena evaluación de su gestión por parte de la población, un hombre joven, pero hay que ver cómo calza. Para empezar en Uruguay seguimos con el problema que a la gente del interior le cuesta calzar en la política nacional, les cuesta ser aceptados como figuras nacionales.

El otro día estaba hablando con una serie de gente de distintos partidos y decíamos, casi la excepción única es el caso de Larrañaga. El de Nin es distinto porque más bien fue desde las cúpulas que se lo trae al primer plano de la política nacional. Quizás Wilson Elso Goñi más atrás, pero Wilson Elso a su vez ya había sido una figura importante como diputado antes de ser intendente.

El propio Marcos Carámbula no tuvo un gran despegue pese a que había sido un intendente de gran apoyo, de gran popularidad y de gran cantidad de votos. Entonces, creo que cualquier nombre, sin duda el de Yamandú Orsi es uno de los que está en la cancha que puede tener posibilidades...

HS: Habló de Astori también, dijo que era muy capaz pero que no sabía si le daban los votos

OB: Sí, sí, ahí se mandó de las clásicas picardías de Mujica.

El tema es, a ver, la primer cosa a despejar es si él va a ser o no candidato. Yo ayer lo decía en otro medio, a mi Mujica me hace acordar a una muy vieja frase, un viejo dicho en Estados Unidos que dice, en Washington nadie cree los rumores hasta que sale el desmentido oficial. Cuando se desmiente un rumor es que eso es verdad.

MAB: Claro, y en este caso...

OB: Está permanentemente desmentido Mujica, "yo no voy a ser candidato" a mí me hace dudar, quiere decir que va a ser.

Y hay momentos que el tema no es una decisión de él, hay momentos que la decisión puede ser impuesta. Es decir, bueno, el MPP es bastante claro, a esta altura está asumido por todos que es una cosa con Mujica y potra cosa sin Mujica, eso está fuera de discusión, que hasta hace un tiempo algunos dentro del MPP decían: no, no, pero el MPP como tal es una cosa. Ya tuvieron demasiadas pruebas de que una cosa es con y otra es sin Mujica

MAB: ¿Y vos decís que lo impone quién que fuera candidato o no?

OB: El MPP

MAB: El mismo MPP

OB: Claro, en un "necesitamos esto".

HS: Y es que en la desesperación de no ganar en una próxima elección se sumen otros sectores apretando esa presión también, sumando presión

OB: Bueno, ahí depende de cómo considera cada uno que es mejor, desde el punto de vista electoral para el Frente Amplio, si Mujica o Daniel Martínez. Sin duda cada uno va a ir apostando a lo que crea más seguro.

Hay una preocupación grande, es notoria en el frente Amplio, por la salvación, la defensa del gobierno que en algunos casos sí es muy honesta en cuanto a considerar que hay cosas, realizaciones y derechos y valores en juego, pero también en la medida en que el grueso de la dirigencia y militancia frenteamplista se ha profesionalizado, hay una lógica de que cuando uno depende de los cargos del Estado tiene que pelear con uñas y dientes para no perderlo porque, como decía uno, a ver si dan los votos y sino salgo a comprar el Gallito Luis.

MAB: Sí, claro, tienen que salir a buscar la changa sino

OB: Claro.

Entonces, el tema es que cuando se profesionaliza, ya se vive de la política, la necesidad de retener el gobierno es mucho más fuerte

MAB: Sí, claro.¿Y Valenti en todo esto? Porque ahora aparece Valenti así como cruzado junto con el hablar del Tribunal de Conducta Política, se lo está denostando en el último tiempo...

HS: Sí, cosa que antes nunca en la historia del Frente el Tribunal, cuando estaba Licandro al frente y eso...

MAB: Jamás, jamás se discutió al Tribunal de Conducta Política.

Ahora se le dijo que por el lado de la amistad que tiene el presidente con Valenti, salió Valenti a decir que hace no sé qué cantidad de años que no habla con él y dice de todo ¿no? Pero no sé si eso es un síntoma también o habla para siempre de ese Tribunal...

OB: Bueno, yo creo que el síntoma está...

Hay un tema que es esto, a mí siempre me hacía un poco de gracia, que era patético, cuando hay una licitación pública y el que pierde denuncia el pliego de condiciones. Perdón, pero si usted se presentó, ese pliego estaba bien hecho. Otra cosa es que se presente bajo protesta.

Resulta que el pliego estaba mal hecho porque perdió y ganó otro. Eso es muy común, acá Sendic se presenta a un tribunal de Conducta Política que lo pide él, que ya estaba formado con estas personas cuando él lo pidió. No es lo que se llama un juicio por Comisión que se nombra algo a propósito para juzgar.

Entonces, el invalidar el Tribunal porque el fallo saliera negativo, es un poco infantil.

Y lo que uno siente que de hace largo tiempo hay una línea de ataque que viene del área de defensa Sendic, estoy hablando ya casi de 2 años, de centrar el Valenti la responsabilidad de todos los ataques, incluso de las denuncias del Partido Nacional ¿no?

MAB: Cierto

OB: Como que Valenti tenía un cúmulo de información que no tenía ningún otro partido, ningún otro sector político y gracias a él se pudo hacer la investigación. Y creo que es honesto, en el sentido que están convencidos y han puesto en Valenti la figura diabólica de todo esto.

Y sí, Valenti, vi la respuesta de él. Yo, por ejemplo, a Nicolás Grab lo conozco desde el 71...

MAB: Que es el presidente del Tribunal

OB: El presidente del Tribunal de Conducta Política, un abogado, un hombre que fue del partido Comunista, de larga trayectoria, de muchísimo valor intelectual.

Y que el último seguimiento que yo tuve de su figura, pero sin verlo, cuando salía esa publicación web "Va de nuevo", que originalmente se llamó "La bicicleta" y después "Va de nuevo"; que Nicolás Grab era un asiduo colaborador con artículos muy interesantes.Pero nunca supe que estuviera relacionado con lo que podemos llamar proyectos de Esteban Valenti. Pero además esto de empezar ahora as relacionar a uno con otro parece un poco de manotones de ahogado, de desesperación, pero sin duda ahí hay una búsqueda de ensuciar al Tribunal de Conducta Política e invalidar su legitimidad. Lo cual, esto puede ser muy grave para el Frente Amplio, porque a partir de ahí ya si nada es legítimo, entra en la ley de la selva ¿no?

MAB: Claro, claro. Y en el caso del Frente Amplio también, la Presidencia de Miranda, le ha tocado justo en este momento con todos estos problemas. Él habla ahora de una posible carnicería en el Plenario del 9 de setiembre. Ha tenido que espadear ahí con todos estos temas

OB: Sí, yo no he seguido muy detenidamente, pero evidentemente el drama del cargo del presidente del Frente Amplio es que se contradice el papel de moderador, de componedor, con el papel del que quiere impulsar cosas, uno sabotea al otro. Yo muchas veces haciendo el análisis de lo que fue la presidencia de Seregni dije que muchas veces Seregni, su papel lideral quedaba saboteado por su papel de moderador. Por buscar el acuerdo entre los sectores saboteaba su proyecto.

Y cuando quería impulsar su proyecto, saboteaba su papel de moderador. Ese es un riesgo que tiene el cargo.

Y además, bueno, le tocó aguas muy agitadas en una especie de debut político, lo cual, yo creo que por ejemplo, todo el episodio del sobre cerrado, sellado y en caja fuerte, lo expuso demasiado. Si hubo o no filtraciones no sabemos, porque hasta que no se sepa, cuando se abra el sobre se sabrá si lo que se ha filtrado tiene que ver o no con la verdad y si los votos tienen que ver o no con la realidad.

Pero lo que es probable es que algunos miembros del Tribunal hayan hablado con la gente más cercana políticamente y esas personas siguieron hablando ¿no? Pero realmente yo creo que también se ha debilitado la figura de la Presidencia del Frente Amplio en este episodio. Dicho más genéricamente, se han debilitado todas las instituciones del Frente Amplio, ya sea personales o colectivas

MAB: Sí, sí, que ya se venía de la época en que se habían debilitado los comités de base, la estructura aquella característica del Frente Amplio. O sea que hay un, como que se cierra

OB: A ver, el debilitamiento de los comités de base para mí era un fenómeno natural que corresponde a un cambio de época. En el mundo, aquellas estructuras basadas en la alta militancia, en los grandes partidos, ha desaparecido. Ya incluso hay estructuras políticas, yo he mencionado alguna vez, el Movimiento 5 Estrellas de Italia que tiene más o menos una tercera parte del electorado de Italia, que se formó y sigue funcionando exclusivamente por internet, que es un fenómeno nuevo y son 8 millones de votos, no es que son 4 personas en un grupo de whatsapp.

Pero lo otro es cuando la autoridad central se empieza a debilitar.

Yo creo que además el hecho que las figuras que son referentes políticos no sean las que estén sentadas en la conducción institucional del partido, también afecta, porque eso debilita. Por ejemplo, cuando Bordaberry renuncia a la secretaría general del Partido Colorado, dijo, no, mejor, que sea rotativo; debilitó al Comité Ejecutivo del Partido Colorado.

MAB: Sí, sí.

HS: Bottinelli, yo le quería preguntar casi como una curiosidad, un episodio que puede verse menor respecto a la globalidad de lo que fue la Rendición de Cuentas. Pero en esta mirada que hacemos con Bottinelli, cuando pasa por la Radio, del espectro político en general, en el tema Rendición de Cuentas, a la Unidad Popular, a la oposición desde la izquierda como siempre se le menciona, le tocó ese episodio de lograr un acuerdo en torno a unos recursos para el Hospital de Clínicas. Que uno podría decir de afuera, bueno, cómo se llegó a esto en medio de que el equipo económico decía que no hay un peso, no se mueve la Rendición de Cuentas, bueno, Unidad Popular qué margen de maniobra puede tener en ese panorama, al final se votó.

¿Cómo se puede observar ese episodio?

OB: Bueno, primero, si es un solo diputado pero si el diputado es el que hace la mayoría, vale mucho ¿no?

MAB: Sí, sí

OB: En segundo lugar, creo que Unidad Popular siguió una línea muy razonable que fue buscar incidir en un objetivo muy claro, muy concreto y podía ser excesivo o no según la visión del equipo económico pero que no era globalmente, no propuso nacionalizar la banca.

Es decir, era algo que los partidos tradicionales y el Partido Independiente podían decir, bueno, esto a nosotros no nos violenta acompañar esto.

Entonces, el que Unidad Popular haya puesto un objetivo muy importante desde su punto de vista, realizable y que podía ser aceptado por otros partidos, fue un buen juego político.

Realmente lo que desbarató este papel importante que podía haber tenido Unidad Popular, bueno, también el papel que ha tenido el Partido Independiente, toda la oposición, es que apareció el cambio de Fernando Amado que se va de la oposición al apoyar al oficialismo y desbarata, le da al gobierno un éxito realmente que fue el poder sacar la Rendición de Cuentas con sus postulados y algunas concesiones menores y no tener que comerse -por decir vulgarmente- el paquete de la oposición

HS: Ahora recuperaría el voto 50 si se concreta que Mujica deje la banca supuestamente y asumiría un legislador del Frente

OB: Bueno, sí, pero tiene que concretarse

HS: Sí, él ha dicho que se iba después de la Rendición

OB: De la Rendición de Cuentas, por eso, puede ser. Sí, si es así el frente Amplio recupera la mayoría absoluta. Ahora, yo digo lo siguiente, el Frente Amplio en la pérdida de la mayoría absoluta, es un período de no mucho más de un año, y no ha demostrado ser tan relevante como se esperaba. Lo que sigue siendo bastante claro es que los enredos o los trancazos que tiene el Frente Amplio en el Parlamento son más propios de enredos internos que de falta de mayoría.

Y uno diría hasta de, Vázquez por ejemplo se enojó mucho el otro día a raíz que desde muchos lados se dice, yo lo he dicho como analista, un gobierno bastante paralizado, con pocas iniciativas; se esté de acuerdo o no con las ideas, ese es otro tema.

Pero en el primer gobierno hubo el Plan Ceibal por un lado, que fue removedor en materia de educación, estuvo el combate contra el tabaquismo, la reforma tributaria, todos los cambios en materia de legislación laboral, la reforma del Sistema Nacional Integrado de Salud. Es decir, fue un gobierno removedor.

El segundo continúa en cambios, y particularmente lo más destacado que ha proyectado a Mujica internacionalmente es lo que se llama la Nueva Agenda de Derechos que va desde el aborto a la marihuana, pasando por el matrimonio homosexual, etc.

Y en este no han aparecido cosas de fuerza importantes, y en un momento en que se perdió el viento de cola y por lo tanto de repente cosas que no tuvieran costos pero que sí se pudieran hacer grandes reformas, podía haber tenido una gran iniciativa.

A mí me preocupa observar, lo veía el otro día con un legislador, no estoy hablando del Frente Amplio, que cuando yo hablaba de todos los cambios que necesita la Corte Electoral, decía, bueno, el problema es la falta de recursos. Mire, hay muchísimos cambios que no cuestan un peso, o que cuesta reasignar los recursos. A veces se pone en el dinero frenos que no existen, que los frenos son de otra manera ¿no? son hasta mentales o de procedimientos.

Y al Frente Amplio le está faltando dinamismo. Lo que dice Vázquez es verdad, recién se está llegando, el 1º de setiembre se llega a la mitad del gobierno y hay una sensación de un gobierno que se termina, y eso tiene que responder a algo. No había sensación de que el gobierno se terminaba el 1º de setiembre de 2007, ni por equivocación.

Entonces, ahí tiene que ver un poco con el propio gobierno y no sólo con las fuerzas parlamentarias.

MAB: Sí, sí.

Estamos ya en el final pero aunque sea 3 minutos con el Partido Colorado que habíamos dejado planteado, que bueno, se sabe bien que venía en una caída, ahora todo el episodio en torno a Amado. ¿Cuál es la perspectiva?

OB: Bueno, primero hay una incógnita que probablemente se despeje en los próximos meses, si la salida de Bordaberry, eran las dos lecturas que habían, fue el precipitar un derrumbe o el liberar al Partido Colorado de permitir desderechizarlo de alguna manera.

La sensación que tenemos, nosotros creíamos al principio que iba a ocurrir más lo primero, que se iba el último sostén. Pero ahora estamos teniendo la idea que quizás al Partido Colorado lo haya revitalizado, por lo menos surgieron aires nuevos que le dan más vitalidad al Partido Colorado.

El tema es que, claro, es un juego donde hay muchos sectores pequeños, muchas figuras, aunque no son tantas las diferencias ideológicas, uno en líneas generales ve dos, tres grandes segmentos, uno más tirando a un batllismo más clásico, en una denominación no muy exacta, se le puede decir de tinte social-demócrata. Otra más de liberalismo económico y otra de tinte más autoritario que está un poco en retroceso ahora en el Partido Colorado.

Entonces, bueno, hay que ver cómo decantan todos estos juegos para ver. Pero la idea es que el Partido Colorado, el riesgo que tuvo de dejar de ser tercer partido y de caer más abajo, parecería que empieza a superarlo. Y en una situación que ni va a ir para abajo ni va a ir para arriba

MAB: ¿Y Amado lo ayuda?

OB: Bueno, ahí depende, eso es juegos de frontera, como yo le llamo, determina que las actitudes de él le dan una gran simpatía entre los frenteamplistas. El problema si eso tiene la fuerza suficiente como para que uno diga, ah bueno, yo con Amado me voy del Frente Amplio al Partido Colorado; o si es, me parece bárbaro si viene para acá, allá no.

Ese juego es el que va a determinar el éxito o fracaso de lo de Amado

MAB: Y para él juega también eso

OB: Bueno, para él es muy importante el estar en la frontera, él eligió jugar en la frontera e hizo una jugada muy arriesgada porque ahí se jugó demasiado a captar del otro lado de la frontera, podríamos llamar de contrabando digamos. Y deja muy molesta a la base propiamente colorada que siente que cuando el Frente Amplio podía ser acorralado, él le...

HS: ¿En la dirigencia, no, el resto de la dirigencia?

OB: Sí, sería en la base también. Porque el Partido Colorado, como todo partido que se achica, lo que le queda es el núcleo duro, es decir, esta gente que no se ha ido es la colorada, colorada. Y entonces esa, la defensa del sentido de partido, le es fundamental.

MAB: Está claro. ¿Y los blancos?

OB: Bueno, los blancos en este momento es el partido, de los 3 grandes, que está en la situación más cómoda. Es un partido que está con intención de voto por encima de lo que tuvo en la elección pasada, tiene una candidatura que la gente cree que va a ser el candidato, que no tiene desafíos. Después se verá, pero hoy la gente cree que va a ser el candidato.

Lo ha aireado la salida de Larrañaga, la salida en el sentido de reaparición, le ha dado eso de que bueno, podrá ganar o no pero es bueno que haya otro y yo estoy más de acuerdo con lo que plantea Larrañaga. Es decir que en ese sentido es un partido que ha andado bien.

Y yo creo que además Lacalle Pou este año, que ha hablado mucho menos, le ha ido mejor que el año pasado, o que capaz que toda esa reiteración de titulares y tuits que hizo de 1 a 2 veces por semana el año pasado, con el silencio le permite cosechar. Capaz que es un juego en 2 etapas. Pero es un partido que no ha hecho cosas estridentes este año y sin embargo ha navegado en ascenso.

Yo croe que el Partido Nacional de los 3 grandes es el que tiene la mejor perspectiva, el que está mejor, más cómodo.

Y luego, lo otro es que el impacto del Frente está determinando que los 2 rivales que puede tener, por supuesto en una dimensión muchísimo menor, están creciendo. Es decir, el Partido Independiente hacia el centro y Unidad Popular hacia la izquierda, los 2 están muy por encima. Después lo mantendrán o no, eso siempre hay que saberlo, pueden ser estados de ánimo, pero hoy por lo menos se ve que están muy por encima de lo que fue la elección del 2014 y que están creciendo a expensas de la disconformidad que hay dentro del Frente Amplio.

MAB: Tenemos que terminar, nos quedaron muchísimas cosas por hablar así que en la próxima lo haremos. Muchas gracias por haber venido Oscar Bottinelli

OB: Por favor, gracias a ustedes.