18 Nov. 2015

La caída del presidente y el acomodar las cartas

Oscar A. Bottinelli

TNU – Sonia Entrevista

Lo más importante no es solo el nivel de aprobación (del presidente)] sino la velocidad de la caída [...] (y) como que (el presidente) rechaza que esa sea la reallidad; no le gusta lo que dice el termómetro y quiere romper el termómetro [...] Un síntoma positivo en el acomodar las cartas (es) la designación de Edith Moraes


SB: En primer lugar la situación del Gobierno y esencialmente el Presidente de la República. Tus números y tu visualización de cual es la situación de Tabaré Vázquez hoy.

OAB: Aún números propios no tenemos; sí hemos visto números de colegas. La tendencia que estamos viendo con nuestros números, que estarán más adelante, confirma que el presidente más menos debe andar en el 30% de aprobación; algunos dicen un poco más abajo del 30, otros más arriba; que políticamente es lo mismo, acá no se está definiendo una elección.

Lo más importante para mí no es el nivel de aprobación que es muy bajo sino la velocidad de la caída; en la encuesta de Factum del segundo trimestre del año, que es el primer trimestre de Tabaré, daba un 78% de aprobación; el siguiente trimestre nos dio un poco por debajo del 50% y ahora lo que se ve anda más o menos en torno al 30% .

Esta velocidad de caída es espectacular, no se había registrado en ninguna otra presidencia; fueron más paulatinas. Es verdad que empezó quizá en los niveles más altos que se puede empezar y no ha caído en los niveles más bajos de todos. Pero está implicando un problema de la sociedad con el Presidente, porque esto es la aprobación del Presidente, y además por otro lado las distintas reacciones que se le ha visto al Presidente como que él rechaza la realidad, no le gusta lo que dice el termómetro, lo quiere romper.

Esto fue producto de un semestre o un poco más de muchas dificultades en el manejo del gobierno, en el juego de poder, en el juego de manejo del gobierno con el propio oficialismo. Acá la oposición en el único tema que ha incidido de manera importante, pero sobre todo incidido fundamentalmente porque logro crear una gran contradicción dentro del oficialismo, ha sido el tema ANCAP, que lo ha golpeado muy duro y ha creado una gran confrontación en el oficialismo. Peor el resto de dificultades ha sido del propio oficialismo y cuando se han salvado (las contradicciones) lo han hecho los líderes del oficialismo; el presupuesto fue en definitiva que las dos grandes corrientes del Frente y sus dos grandes cabezas que, por interpósita persona, Mujica de un lado y Astori del otro, terminan pactando la aprobación del presupuesto, que fue lo que permitió destrabar el presupuesto.

Entonces yo lo venia insistiendo que llega el momento de que el Frente Amplio baraje un poco y de de nuevo para acomodar esto porque todavía se esta lejos de llegar al primer año del gobierno. A mi me parece como un síntoma positivo en el acomodar las cartas, que no quiere decir que uno esté de acurdo o en desacuerdo lo que implica como línea política, que es otro tema, la designación de Edith Moraes. Por varias cosas. Por una lado es una persona del cerno de la educación. Cuando digo el cerno es porque vivió la vida dentro de la estructura educativa, de los sindicatos y de la enseñanza. Cuando hablamos de la educación es la que va desde la inicial hasta la Universidad. Estamos hablando de la gente que ha estado en primaria, secundaria, en la UTU y Edith Moraes es de ahí, no solo porque fue directora de Primaria sino que fue maestra, licenciada en educación, tiene maestría en Educación, militante sindical, vieja militancia en el Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros antes de la dictadura; una persona del espacio o afin al mujiquismo y muy relacionada con lo que está conduciendo ANEP, Primaria, Secundaria, Formación Docente; acaba de salir el cargo en Evaluación Educativa; da la impresión que es un puente muy fuerte entre el Ministerio de Educación y Cultura y la estructura autónoma de ANEP.

SB: Porque además a propósito de lo que decías era clarísima la diferencia que había y la oposición entre Netto y Filgueira.

OAB: Creo que acá hay varios temas. Primero hay un tema de líneas políticas, sin ninguna duda, y acá no me meto porque son temas muy especializados los cuales yo no domino. Pero claramente hay una línea que uno diría que busca mejoramiento cambio, pero dentro de lo que es la concepción tradicional de un siglo de lo que es la educación pública uruguaya, la Escuela Pública para decirlo de alguna manera, y otra concepción es la educación con una idea que había que innovar con un cambio profundo, que de alguna manera lo expresaba Filgueira. No quiero avanzar más porque lo técnico no es mi tema.

Claramente los postulados de Filgueira tenían mucho apoyo en la oposición política: blancos y Colorados y yo diría que Partido Independiente también; manifestaron un entusiasmo con Filgueira y desazón con la salida de Filgueira y Mir. Esto logra obviamente que al que está a favor de un proyecto le parece muy malo esto, y al que está a favor de otro le parece muy bueno. Yo analizo desde el punto de vista del juego político, acomoda mucho las cartas en el oficialismo, acomoda mucho las cartas en el Frente Amplio, va a dejar sí heridas en parte del Frente Líber Seregni, poeque hay una parte que tampoco estaba muy de acuerdo con la línea que se venía siguiendo y que está más cerca de esto que de lo otro. Sin ninguna duda acá el mujiquismo … es un puesto menor un subsecretario en relación a la titularidad en el consejo de ministros … pero hay una señal muy clara de que aquí ya el Gobierno empieza hacer algo más, el gabinete, que un gabinete presidencial, donde en un tema clave en que hay que buscar soluciones estuvo a punto de ser el mayor estallido de este gobierno. No nos olvidemos lo que fue como punto culminante la declaración de Esencialidad, fallida además; da la impresión que esto empieza a calmar las aguas.

Esto no quiere decir que Vázquez no tenga nada que ver; además no nos olvidemos que en el propio CODICEN hay una figura que uno diría de gran cercanía con Vázquez, como Laura Motta, la esposa de Daniel Martínez, que ya había estado en ANEP en el segundo período del primer gobierno Vázquez, es decir que viene la conducción de la enseñanza desde entonces y que funciona bastante en equipo, aunque con algunas posiciones que pueden ser diferentes a la de Netto; hay ahí un equipo muy armonioso: el caso de Garibaldi que después de 10 años en la dirección de la conducción del Ministerio está en la estructura de ANEP; el caso de Florit, que después de la conducción de Primaria pasa a continuar en el Consejo de Primaria; es decir hay un elenco bastante estable. Lo que fue la reacción en general de los sindicatos de la enseñanza en la designación de Edith Moraes abre también una expectativa de un mayor tipo de entendimiento. Y yo diría más allá de las dirigencias sindicales, los gremios docentes sin duda tiene una visión muy positiva de ella. Entonces este es un cambio que marca un giro no solo en el tema educativo particularmente sino en la forma de componer la estructura de gobierno y sobre todo la estructura del Poder Ejecutivo, de parte de Tabaré Vázquez, y que de continuarse por este camino puede ser el comienzo muy tenue de rebarajar de a una carta.

SB: Tu decías la posición de los sindicatos; una de las cosas que claramente dijeron en el caso por ejemplo de Filgueira. Dejemos la línea no somos técnicos, como tú dijiste, pero Filgueira era un técnico no era un hombre pie en aula como es el caso de Edith Moraes y entre otras cosas se le reprochaba eso, es decir, la ajeneidad a la praxis docente.

OAB: Lo que pasa es que son dos tipos de técnicos: Edith Moraes es técnica no en vano tiene una Maestría y una Licenciatura en Educación, además de ser maestra. Yo creo que el tema está entre los técnicos que vienen formados más desde la Universidad y con mucho manejo en el mundo o en organismos internacionales versus el que sale de la mima cueva, el que es reconocido como un igual; ese es un problema que hay en las más distintas actividades y las más distintas profesiones. Es decir, “este que va a saber si yo nunca lo vi caminado por donde yo camino y camina mi gente”. Alguna vez sentí que algún dirigente político hablando de mí dijo, no digo sobre las encuestas sino sobre los estudios electorales, “pero nunca fue a buscar un voto”; no nunca fui a buscar un voto, ni el mío. Entonces a veces el ser técnico genera de quienes practican algo la idea es que “éste no se mezclo en el barro como yo”.

Eso era una resistencia que hay en muchos campos a lo que se le llama la visión tecnocrática que a veces es la visión de quien estudió un tema y se le llama tecnocrático porque no se lo vio actuando en este caso en un aula de escuela. Pero además no es lo mismo, el Frente Amplio tiene mucha gente que actúa en los sindicatos de la enseñanza y gente que estuvo afuera la ven de otra manera. Aclaremos también de los sindicatos han visto muy mal a gente que se jugó la vida en defensa de los sindicatos de la enseñanza, se tuvo que exiliar y después no le gustó las cosas que hicieron políticamente y lo proscribieron, hay varios nombres que se pueden mencionar algunos de ellos colaborador directo del general Seregni que quedó proscripto por haber colaborado con la Reforma Rama y eso que tuvo que comerse todo un exilio.

SB: Yo me refería a esta resistencia que uno percibía pero como tú dices Edith Moraes, es técnica pero tiene pie en el barro

OAB: Edith Moraes no solo sabe quienes son las directoras de todas las escuelas del país sino que puede decir éeta tiene tal característica, esta tal otra, esta piensa así; es decir sabe que tropa hay ahí dentro.

El temor que expresan algunos es correcto, que tiene que ver con lo institucional. Tabaré Vázquez eligió librar una batalla por la educación doble: sobre el contenido y además como sustrayéndole la autonomía a la ANEP -cuando es una autonomía un poco yo no digo que sea nominal pero está basada en designaciones políticas del propio partido de gobierno- y querer que el Poder Ejecutivo fuera el que dijera doy la línea.

Cuando Sanguinetti opta por buscar una reforma -dejemos de lado el contenido también- al hombre de él para hacer la reforma no lo pone de ministro de Educación y Cultura, lo pone de director general de ANEP, del CODICEN, ahí se juega el partido, ahí yo pongo mi hombre y puso a Lichtensztejn de ministro de Educación y Cultura para otras cosas fundamentalmente: la reforma universitaria, sobre todo lo que tiene que ver con la universidad privada- más actividades culturales, etc. Entonces acá se plantearon dos problemas y yo creo que ésta una de las cosas que tiene que emparchar un poco este nuevo equipo -porque toda la actitud de María Julia Muñoz fue decir “acá hay un nuevo equipo” y todavía con batalla de género, acá somos todas mujeres, la directora de Educación, la subsecretaria, la ministro. Es como jugar el partido para bajar el tema del conflicto institucional Poder Ejecutivo versus autonomía del CODICEN y creo que de alguna manera las propias palabras de María Julia Muñoz en el anuncio y la designación de Edith Moraes va por el camino de poner paños tibios a la relación institucional.

SB: Tu señalas algo que para mucha gente no es sabido, no es conocido, es decir los antecedentes políticos de Moraes y su cercanía al mujiquismo y sus antecedentes personales históricos

OAB: Ella no es militante del MPP pero es de ese espacio histórico. Es del espacio histórico al cual pertenece Mujica.

SB: Una vez más aparece Mujica aunque está en Turquía presentando un libro; una vez más aparece la figura de Mujica o gente de él haciendo como una especie de puente o de arreglo de una situación.

OAB: Yo diría que el tema era que no había arreglo de la situación de la educación si no había un nexo entre Vázquez y Mujica; cómo se dio, las anécdotas, no interesan, no las conozco tampoco. Pero lo que interesa es que Vázquez acá tomó una decisión muy clara desde el momento en que produce los relevos, habrán sido impensados o no en el primer momento donde iban a terminar -pero no importa la anécdota- lo que importa que en determinado momento hay un giro de Vázquez: “esto lo tengo que arreglar por otro camino que por el que venia”. Sin duda lo logra. Hay acá un acercamiento entre la línea Vázquez y la línea Mujica en cómo tratar de encarar el tema educativo, que le estaba explotando en las manos al Frente Amplio. Como también Astori tuvo el realismo de buscar un pacto con Mujica; un pacto que se celebra a un nivel inferior entre otros actores y que genera un bloque central para el manejo del presupuesto; acá esta el Frente Líber Seregni, acá está el MPP y el presupuesto es éste, y ahí se alinea la topa es decir el presupuesto ya salió como tema conflictivo dentro del Frente Amplio y fue a través de un acuerdo donde se maneja la realidad del Frente en cuanto al peso político de las distintas corrientes.

SB: Finalmente ¿remontará el Presidente? ¿considerás que debe hacer ajustes en el Gabinete actual?.

OAB: Los temas no son de nombre, los temas son de procedimiento. Siempre es más fácil organizar un gabinete con una composición política más equilibrada que luego reacomodar lo que tiene en esa composición política, porque implica estar sacando gente que puede estar funcionando bien. Lo que importa acá es un cambio global de actitud y que los sectores mayoritarios del Frente Amplio o que componen una alianza mayoritaria del Frente Amplio sientan que no hay piedra libre para jugar al juego del pato -tire y acierte- porque eso termina rompiendo todo el juego y que el Presidente ... bueno … este no es un gobierno presidencial y por lo tanto tiene que hacer un gobierno de partido; todas las partes tiene que acomodar las piezas en esto. Y en ese aspecto ya viene el verano y eso puede ser positivo para que el Frente Amplio baje la tensión interna que hubo; es interesante por ejemplo las declaraciones del diputado Felipe Carballo -que es el coordinador de la 711- cuando empieza a manejar como “los nombres” del Frente Amplio a Mujica y Astori, lo cual probablemente vaya a despejando los juegos que puede haber en torno a las elecciones del 2019.

Tú me preguntaste la última vez sobre el tema biológico y yo te dije que Luis Alberto de Herrera había ganado en 1958 con 85 años, que de acuerdo a como se ha alargado la vida equivale a 98 o 99 años de ahora. Además podemos darle al mundo la señal de que China puede ser superada por Uruguay en algún aspecto.