11 Abr. 2014

A menos de dos meses de las elecciones internas, la competencia en los tres grandes partidos

Oscar A. Bottinelli – Diálogo con Fernando Vilar

Radiocero y Radio Monte Carlo

Análisis de los últimos resultados de la Encuesta Nacional Factum de cara a las elecciones internas: la competencia entre tres grandes grupos del Frente Amplio, la fuerza de Constanza Moreira, la interna del Partido Nacional y la interna del Partido Colorado. 


OAB: El martes y miércoles Factum presentó en Monte Carlo TV los datos de la última Encuesta Nacional Factum correspondiente al mes de marzo, con la competencia presidencial en los tres principales partidos y la competencia intersectorial en el Frente Amplio. Hoy vamos a refrescar esos datos y profundizar el análisis.

La Encuesta Nacional es una encuesta permanente, representativa de todo el país tanto urbano como rural, en que en cada ciclo se entrevistan a 968 personas en sus respectivos hogares. Estos datos corresponden al mes de marzo.

Los datos que se presentan corresponde al universo de personas que manifiestan estar seguras de ir a votar el 1° de junio en las llamadas “elecciones internas”. Esas personas irán o no a votar, en general siempre son mucho más las que dicen que es seguro que van a ir a votar que las que efectivamente votan. Pero esa tasa de deseo no cumplido no se puede medir, y se toma a todos los que dicen que es seguro que van a ir a votar. Las preguntas están todas referidas a quienes contestan que van a ir a votar el 1° de junio.

Veamos los cuatro escenarios. Primero la competencia presidencial en el Frente Amplio

FV:


OAB: En relación a febrero hay una caída de dos puntos de Vázquez y una caída similar de Constanza Moreira, todo lo cual se suma a un porcentaje de frenteamplistas participativos, que piensa ir a votar, pero que no están convencidos por ninguno de los dos.

Lo importante no es quién gana, porque eso es obvio, lo importante son los porcentajes. Si se toman los puntos de arranque, todo resultado de Constanza Moreira que llegue al 4% es un éxito formidable. Que supere el 10% es la expresión de la existencia de un importante segmento frenteamplista de abierta disconformidad con la figura de Tabaré Vázquez, un sector que se identifica con lo que se denomina la agenda posmoderna: despenalización del aborto, liberalización de la marihuana, igualación del hombre y la mujer en el matrimonio, matrimonio homosexual, adopción por parte de parejas homosexuales. Y también pone mucho énfasis en el avance en los juzgamientos por las violaciones a los derechos humanos durante el periodo militar.

Ahora veamos qué pasa con los sectores. Porque a Vázquez lo apoyan todos los sectores más representativos. Esto da:

FV:


OAB: Bueno. Por un lado se mantiene una competencia por el liderazgo entre las principales fuerzas: astoristas, socialistas y mujiquistas. Por otro lado en la competencia entre sectores se visualiza con mucha fuerza el impacto de Constanza Moreira. Lo que hay que tener la prudencia de señalar, es que con un 17% de indefinidos, en junio los resultados pueden cambiar dramáticamente. La realidad de hoy en cuanto al ranking de sectores, puede no tener nada que ver con la realidad del 1° de junio.

Veamos ahora la competencia presidencial más fuerte, la del Partido Nacional. Los datos son a marzo y no recogen el retiro de la candidatura Abreu. Son:

FV:


OAB: Hay varias cosas muy claras:

Uno. La absoluta estabilidad de Larrañaga, que desde hace muy largo tiempo recoge la mitad o algo más de la mitad del voto partidario.

Dos. El fuerte posicionamiento de Lacalle Pou, que primero logró conquistar todo el viejo electorado de Unidad Nacional, luego captó indecisos y más tarde captó mucho voto colorado.

Tres. Ahora se da el último cambio imaginable en la oferta electoral, con el retiro de Sergio Abreu. Hay que aclarar que Abreu no es un caudillo de aparato, con un electorado que lo sigue vaya donde vaya, como ocurre con algunas figuras en el interior del país, sino que es un referente de opinión pública. La gente que lo sigue, lo sigue a él. Si él se retira, esa gente va a reelaborar sus opciones entre Larrañaga y Lacalle Pou. El hecho de que Abreu se haya sumado a Lacalle Pou y lo apoye, va a ser un elemento a tener en cuenta para esa opción, pero no el único. No hay suma automática. Lo más probable es que el electorado se divida entre ambos candidatos, quizás un poco más hacia Lacalle Pou que hacia Larrañaga. Pero para este electorado esencialmente es barajar y dar de vuelta.

FV: ¿Es una interna definida?

OAB: Es una interna abierta, con un Larrañaga firme, muy consolidado, y un desafiante muy bien posicionado. Ahora se terminó el captar votos de afuera, se terminó el incorporar presidenciables que desistan, y el juego se define en si Larrañaga se mantiene y gana, o Lacalle Pou logra perforarlo y captar votos de Larrañaga para poder ganar.

Y hay otro elemento decisivo. Es una elección con voto voluntario, por lo que hay otros dos elementos que deciden: Uno son los aparatos, la capacidad de llegar a la gente y llevarla a votar. El otro es la capacidad de convocatoria, de motivar a la gente, de entusiasmarla para que por sí sola vaya a votar.

Nos queda la interna del Partido Colorado. Los datos son:


OAB: Al igual que con la competencia presidencial en el Frente Amplio, no hay ninguna duda sobre el ganador. La importancia está en los porcentajes. No es lo mismo que Bordaberry obtenga el 72% como en 2009, o más, a que obtengan menos.

Es una competencia difícil de medir, que si se aplican las herramientas tradicionales de medición, arroja resultados muy distorsionados. Resultados que aparecen contradichos por las encuestas que se realizan a nivel de departamentos. Por ejemplo: hay encuestas que dan a Amorín unos 4 mil votos en todo el país; pero las encuestas de Rivera dan solo en ese departamento esa misma cantidad de votos a Tabaré Viera, el número dos de esa corriente llamada Batllistas de Ley. Entonces, no solo el sentido común hace ver como imposible ese número, sino que la lectura de las respuestas departamento por departamento lleva a otras conclusiones. Inclusive, es muy posible que aún en la encuesta Factum, con la metodología compleja y sofisticada que aplicamos, todavía esté subestimada la votación de Amorín, especialmente en el interior del país.

FV: ¿Conclusiones?

OAB: En el Frente Amplio continúa una competencia pareja entre los tres grandes grupos, donde el factor desnivelante va a ser el alto porcentaje de personas que piensa ir a votar pero no saben a quién. A nivel presidencial es relevante la fuerza que demuestra Constanza Moreira y la debilidad relativa de Tabaré Vázquez.

En el Partido Nacional una competencia abierta, con un Larrañaga muy estable y un Lacalle bien posicionado, que necesita extraerle votos a Larrañaga para que el desafío funcione.

Y en el Partido Colorado un Bordaberry muy bien posicionado, con un Amorín que expresa un sector significativo, especialmente en el interior del país.


FICHA TÉCNICA
TITULOEncuesta Nacional Factum
REALIZADO PORInstituto Factum
TIPO DE ENCUESTASondeo Permanente Multimétodo
METODO DE RECOLECCION DE DATOSEntrevista en sus respectivos hogares
UNIVERSO DE REPRESENTACION100% del electorado (urbano, suburbano y rural)
UNIVERSO DE INDIVIDUOSPersonas residentes en los respectivos hogares de 17 y más años de edad
MUESTRADe hogares, por conglomerado, polietápica
TOTAL DE CASOS PRESENTADOS968
FECHA DE REALIZACIÓN1º Trimestre de 2014
PONDERACIÓNPor voto por lema en elecciones nacionales de 2009 y por tres macro generaciones electorales