07 Abr. 2011

La instalación de centrales nucleares en Uruguay

Eduardo Bottinelli

Monte Carlo TV

em>Desde antes del accidente [nuclear en Japón] más de la mitad de la población se expresaba en contra de este tipo de la producción de energía y el accidente acentuó los miedos y dudas que la población tenía [...] Actualmente existe una ley que prohíbe la generación de energía nuclear; si se quieren instalar centrales nucleares se requiere una nueva ley, que podría ser llevada a referéndum



n octubre del año pasado, dentro de una investigación más amplia sobre energía, Factum presentó lo que opinaban los uruguayos sobre la energía nuclear.


nseguida del terremoto, con posterior tsunami y accidente en la planta nuclear de Fukuyima del 11 de marzo de 2011, Factum volvió a realizar la misma pregunta a los uruguayos (la encuesta fue realizada entre el 19 y el 27 de marzo).

La primera pregunta fue: "
ctualmente se discute en el país la conveniencia o no de generar electricidad a partir de la energía nuclear ¿Vd.
stá de acuerdo o en desacuerdo con que se instalen en Uruguay centrales nucleares?"

[
MAGEN]

[IMAGEN]

Se aprecia que el cambio más importante no se da entre quienes ya estaban de acuerdo en Octubre -aunque baja un 4% el apoyo- sino que se produce un aumento muy importante, de 13 puntos, entre quienes están en contra de instalar centrales nucleares en el país.

[IMAGEN]

Los datos son similares al grado de acuerdo o desacuerdo con la instalación de plantas nuecleares en el país, aunque aumenta levemente la proporción de personas que sienten que las plantas nucleares son peligrosas para la salud y la vida (3 de cada 4), mientras que 1 de cada 7 uruguayos considera que las plantas nucleares son seguras y sin riesgos.

[IMAGEN]

Viendo los cambios producidos entre octubre del año pasado y marzo de este año, el movimiento es similar a lo ocurrido con el acuerdo y desacuerdo con las plantas nucleares. Aumenta 20 puntos las personas que consideran que las centrales nucleares son un peligro, mientras que disminuye 15 puntos quienes sostienen que son seguras.

Un dato interesante es que en las dos preguntas bajó el nivel de “No Opina”, lo cual estaría indicando o bien una mayor información o bien un mayor deseo de contestar ante este tema luego que fuera noticia por el accidente en Fukuyima.

Para culminar se debe aclarar que esto no es una fotografía definitiva, sino que expresa la reacción inmediata en este tema ante el contexto actual, realmente hay que esperar a que decante este tema en el mundo y en el país para volver a los “causes normales” en la opinión pública.

Lo que sí parece claro es que ya desde antes del accidente más de la mitad de la población se expresaba en contra de este tipo de producción de energía y que el accidente acentuó los miedos y dudas que la población tenía.

Actualmente existe una Ley regulatoria del marco energético que prohíbe la generación de energía nuclear, por tanto si se quieren instalar centrales nucleares en el país se requiere una ley que derogue la actual normativa. En caso de aprobarse esta Ley, la misma podría ser llevada a referéndum donde el peso de la ciudadanía en este caso sería mucho mayor.