¿Qué piensan votar en Maldonado el 9 de mayo para gobierno departamental?

Oscar A. Bottinelli. 
Versión no corregida por el expositor


EMILIANO COTELO:
El 9 de mayo se realizan 19 elecciones de gobiernos departamentales y sin duda una de las más importantes y competitivas es la del departamento de Maldonado. Hoy el politólogo Oscar A. Bottinelli, director de Factum, presenta y analiza los datos de la más reciente encuesta Factum de intención de voto entre los fernandinos.


***


EC – ¿Cuál es la importancia de Maldonado?

OSCAR A. BOTTINELLI:
El 9 de mayo tenemos tres tipos de competencia en grandes rasgos. Una, los departamentos donde hay la percepción de una casi certeza absoluta –no quiere decir que inexorable– sobre cuál es el partido y el candidato ganador. En Montevideo y Canelones es muy difícil que pierda el Frente Amplio (FA) y si gana el FA tiene candidato único, por lo tanto no hay dudas. O el caso de Flores, donde más o menos se puede decir que hay una certeza casi absoluta del triunfo del Partido Nacional (PN) y con un candidato que si no es único es absolutamente hegemónico.

Una segunda situación los son departamentos donde hay una certeza casi absoluta sobre qué partido gana pero con una fuerte competencia interna en ese partido. Por ejemplo un caso típico es Tacuarembó donde hay una muy fuerte competencia dentro del PN entre el ex intendente Sergio Chiesa, de Unidad Nacional, y el reciente intendente, el que ocupó casi todo el período que ahora termina, Walter Ezquerra, de Alianza Nacional.

Y luego departamentos donde podemos decir que hay competencia real entre partidos y que muchos de ellos a su vez tienen una competencia real –real es cuando los resultados realmente no son del todo previsibles–. De estos departamentos de competencia real, que realmente generan la máxima tensión, el más importante es Maldonado por el tamaño de su población, por el tamaño de su economía y el peso que tiene en la economía del país.

EC - ¿Cómo son los antecedentes de Maldonado?

OAB – Cabe recordar que en Maldonado vienen siendo inciertas las elecciones tanto nacionales como departamentales por lo menos desde que existe el nuevo sistema. En 1999 el FA ganó para presidente y Parlamento en Maldonado por tan solo el 0,1% de los votos frente al PN, fue prácticamente un empate. En 2000 se revierte la situación, la intendencia gana con un poquitito de luz sobre el PN; en 2004 vuelve a ganar en lo presidencial y parlamentario el Frente, con una ventaja muy grande sobre el PN de 11 puntos porcentuales; y en 2005 gana la intendencia el FA pero apenas, por un 1 y ½ por ciento, es decir, no llegó a cambiar el ganador pero se redujo sustancialmente la ventaja entre uno y otro.

El último antecedente que tenemos ahora son las dos elecciones finales del año pasado. En octubre, el FA gana presidente y Parlamento con el 40,9% de los votos; es decir, el FA saca 7 puntos menos que en 2004, tiene una gran caída en Maldonado y saca una clara ventaja de 9 puntos sobre el PN. En el balotaje en cambio Lacalle le gana a Mujica por 49 a 46 y ½. Esto está marcando que es un departamento que tiene oscilaciones, que tiene desplazamientos del electorado hacia un lado, hacia otro, que en lo nacional y en lo municipal tiene sus cambios y todo esto es lo que le da las características de algo bastante apasionante, bastante interesante, con buenas incertidumbres.


***


EC - ¿Cuál es la ficha técnica de esta encuesta hecha en Maldonado?

OAB – Es una encuesta departamental Factum de Maldonado, con 400 entrevistas realizadas el 6 y 7 de marzo, entre personas residentes del departamento con credencial cívica de Maldonado, es decir que comienza con la letra D, y representativa del 100% del departamento tanto urbano como rural.

EC – ¿Cuáles fueron las preguntas?

OAB – Las preguntas básicas para que se extraigan estos datos fueron: “El 9 de mayo se realizan las elecciones de intendente municipal de Maldonado y Junta Departamental. ¿A qué partido político votaría?”. Y luego: “¿A quién se inclinaría a votar para intendente municipal?”. Si te parece, vemos primero los datos por partido.

EC – FA 49%, PN 26%, Partido Colorado (PC) 15%, otros partidos más voto en blanco, anulado e indefinidos 10%.

OAB – Cuando hablamos de “otros partidos” son el Partido Independiente (PI) con la candidatura de Asdrúbal Serrón y Asamblea Popular con la candidatura de Carlos Pérez, ninguno de los cuales redondea por sí solo el 1%; la suma de ambos sí redondea el 1.

Los votos blancos y anulados oscilan alrededor del 3%, por lo que el total de indefinidos realmente puros, las personas que no se inclinan en principio por ningún partido, está en el 6% del electorado departamental.

EC – ¿Y qué cambios implica con respecto a los últimos tiempos?

OAB – Vamos a comparar tres encuestas: la de diciembre de 2008, casi un año antes de las elecciones nacionales; diciembre 2009, que es enseguida después del balotaje; y la actual de marzo de 2010. ¿Qué vemos? A fin del año 2008 el FA tuvo 39%, un año después 49% y retiene el 49%. El PN un año antes de las elecciones tenía 49%, a fin del año pasado 29% y ahora 26%. El PC estaba en 4% en diciembre del 2008, a fin del año pasado tuvo 13%, y ahora 15%. Y los “otros e indefinidos” fueron 8% en diciembre de 2008, 9% a fin del año pasado y 10% ahora.

EC – ¿Algún comentario sobre esas variaciones?

OAB – Lo que observamos es que el PN tiene la caída que registró a nivel nacional, no es un fenómeno exclusivo de Maldonado. El PC tiene un crecimiento mucho mayor que el que tuvo a escala de todo el país, entre otras cosas porque pensado en términos municipales el PC en Maldonado prácticamente había desaparecido en las pasadas elecciones municipales, su electorado se inclinó muchísimo hacia el PN, y ahora adquiere presencia propia.


***


EC – Ya hablamos de la competencia entre partidos, vayamos ahora a cómo ocurre la competencia entre los candidatos.

OAB – Para no confundir vamos a seguir manejando siempre los porcentajes sobre el total del electorado. Es decir, 100% es el total de votantes de Maldonado, por lo tanto si un partido tiene el 49% la suma de sus candidatos tiene que dar 49%.

Vemos primero el FA, si te parece.

EC – Muy bien. Oscar De los Santos tiene 28%, Darío Pérez 20% y Ricardo Alcorta 2%. O sea, el total del Frente es 49%.

OAB – Claro, van a decir que 28 más 20 más 2 es 50, correcto, lo que pasa es que uno maneja números redondeados, no los decimales, y en este caso ocurre que Oscar De los Santos no es exactamente 28% sino 27,8%; Darío Pérez no es 20% sino 19,6% y entonces la suma cuando uno maneja los decimales da 49%, siempre que se redondea existe la posibilidad de pasarse en 1 punto por arriba o quedar en 1 punto por abajo.

EC – Pasamos ahora al PN. Allí tenemos a Enrique Antía con 17%, Federico Casaretto con 5%, Dina Fernández Chávez con 3% e indecisos 1%. El total de ese partido: 26%.

OAB – Acá sí claramente redondean las cifras.

EC – Y en el caso del PC tenemos a Eduardo Slinger 11%, Conrado Bonilla 2%, indecisos 2% y el total del partido es de 15%.

OAB – Finalmente, como ya dijimos, el PI con Asdrúbal Serrón y Asamblea Popular con Carlos Pérez, en conjunto, redondean un 1%, en blanco y anulado 3%, indefinidos entre partidos 6%.

EC – ¿Cuáles son las conclusiones después de haber recorrido todos estos números?

OAB – Hace un año y poco, a fines de 2008, resultaba un panorama muy favorable al PN y dentro de él a Enrique Antía; en 2008 podía decirse que, si no ocurría ningún cambio significativo, la elección consagraba el retorno de Enrique Antía a la intendencia. Lo que ocurre es que en un año se produjeron cambios altamente significativos, algunos propios de Maldonado y otros que reflejan en Maldonado los cambios que se producen en todo el país, a escala nacional.

Primero, el repunte del FA en general, un fenómeno en Maldonado de la valoración de la gestión del intendente municipal y consecuentemente el repunte de la intención de voto a Oscar De los Santos que pasa del 17% de hace un año y unos meses al 28% actual. También hay un crecimiento de Darío Pérez que pasa de 16% a fin de 2008 a 20% ahora. En resumen, crece el FA, crecen sus dos figuras principales, pero esto está relacionado con que hay un cambio sustancial en la valoración de la gestión del intendente municipal.

Segunda conclusión, una gran caída del PN, paralela a la caída que el nacionalismo registra en todo el país, y que se evidenció con el resultado del 25 de octubre; en la intención de voto para la intendencia en Maldonado el PN cae del 49% que tenía a fin de 2008 a un actual 26%, es una caída de casi a la mitad.

Tercero, una gran caída de la figura principal del nacionalismo en Maldonado, el ex intendente Enrique Antía, cuya intención de voto personal decrece de un 31% al 17%. Ahora, también cae Casaretto desde un 14% al actual 5%; algo de esta caída puede ser puntual, por la aparición de una nueva candidatura, la de Dina Fernández Chávez, que capta un 3%, por lo tanto en cuánto va a quedar Casaretto en una próxima medición es una interrogante, podría repuntar. Pero globalmente lo que se ve es que las figuras del PN, las más importantes, las que vienen de largo tiempo, han tenido una pérdida de intención de voto del electorado.

Y lo cuarto y muy importante es el repunte del PC, también en paralelo, lo registraron en todo el país, pero mucho más acentuado al pasar del 4% en 2008 al actual 15%. El PC estaba mal en todo el país a escala nacional pero en los departamentos donde la intendencia era muy competitiva entre otros partidos el PC además tenía la pérdida adicional de que los colorados consideraban que era un poco inútil el voto al PC en lo municipal. Entonces acá hay doble reversión: primero el PC crece en todo el país y en segundo lugar ya tiene un nivel de expectativa de competencia en la intendencia de otra magnitud.

Pero además es un muy fuerte la canalización de ese crecimiento del PC en Maldonado hacia la figura de Eduardo Elinger que está revelando un gran potencial electoral.

EC – ¿Alguna conclusión más para terminar?

OAB – Sí, la distancia entre el FA y el PN es de 23 puntos mientras que los indecisos son 6; es decir, la diferencia es cuatro veces menor que el total de indecisos. Desde este punto de vista es una ventaja muy holgada. Pero también la ventaja del FA es de 8 puntos porcentuales sobre ambos partidos tradicionales sumados: si juntamos los partidos tradicionales dan 41, y Frente Amplio da 49. Y esta diferencia es mayor que el total de indecisos: 41 a 49 son 8 puntos. Los indecisos puros son 6.

Esto es interesantísimo porque marca de alguna manera el escenario de batalla del poco menos de mes y medio que queda para las elecciones.

¿Qué es lo que surge? Que para que el FA pierda debe perder votos de los que actualmente cuenta. No necesariamente todas estas intenciones de voto son duras y seguras, pero debe perder esta intención de voto que actualmente cuenta.

En otras palabras, toda la disputa de aquí en adelante se realiza en el terreno frenteamplista. Es decir, los blancos y los colorados tienen que apuntar a gente que hoy primariamente dice “yo me inclino a votar al FA, a Oscar De los Santos, a Darío Pérez o a Ricardo Alcorta”.

Pero además los blancos y colorados deben buscar dos cosas, y hay una pelea muy fuerte entre los dos: para ganar la intendencia deben tratar de concentrar el voto tradicional en un solo partido, decirle al electorado del otro partido “yo soy el único que puede ganar, porque tengo más potencia o porque estoy más arriba; no pierdan el voto, si no la intendencia la aseguran al FA”. Esto siempre y cuando para alguna gente sea más importante evitar el triunfo del Frente que lograr que su partido vote bien.

Y lo segundo, básico, es derribar la muralla del FA. Hay que restarle no menos de 4,6 puntos porcentuales de su electorado por parte de los partidos tradicionales para que lo que hoy camina como una ventaja del FA se debilite. Si los partidos tradicionales no logran alguna de estas cosas, el FA se posiciona con mucha solidez en Maldonado.

Uno diría que la solidez que tiene hoy el FA en Maldonado y la ventaja de Oscar De los Santos son casi paralelas a la situación opuesta que se dio a favor del PN y de Enrique Antía hace un año y cuarto. Hace un año y cuarto se podía decir que el próximo intendente de Maldonado era muy probablemente Enrique Antía, hoy aparece con mayores probabilidades el FA y Oscar De los Santos.


***





 

Publicado en radio El Espectador - programa En Perspectiva - espacio Análisis Político
marzo 12 - 2010