Quién creen los uruguayos que será el candidato presidencial del Frente Amplio, del Partido Nacional y del Partido Colorado
Quién prefieren los uruguayos que sea el candidato presidencial del Frente Amplio y del Partido Nacional.
Oscar A.
Bottinelli. 
Versión no corregida por el expositor

EMILIANO COTELO:
¿Quién creen los uruguayos que será el candidato presidencial del Frente Amplio (FA), del Partido Nacional (PN) y del Partido Colorado (PC)?

Y por otro lado, ¿Quién se prefiere que gane en cada uno de los dos principales partidos?

El politólogo Oscar A. Bottinelli, director de Factum, se reencuentra hoy con nosotros para presentar y analizar estos resultados de la última Encuesta Nacional Factum, la de este mes de mayo.


***


EC – ¿Empezamos con una aclaración?

OSCAR A. BOTTINELLI:
Sí, aunque van a ser dos. Primero, que nosotros -esto hay que reiterarlo por lo menos cada cinco años- no realizamos profecías ni pronósticos. Nosotros, Factum, Oscar A. Bottinelli, lo que hacemos es presentar las opiniones de la sociedad que están recogidas mediante una investigación científica, según técnicas y métodos universalmente aceptados.

EC – ¿Estás respondiendo a estas críticas y cuestionamientos que por ejemplo ha hecho Larrañaga en estas horas?

OAB – Yo estoy aclarando, yo no polemizo absolutamente con nadie. Además me importa hablar siempre en abstracto y no entrar en la cosa chiquita “quién dijo qué de quién”, ese no es nuestro estilo.

En segundo lugar, una vez más es necesario reiterar lo que dijimos el 3 de octubre, el 28 de noviembre, el 20 de marzo y el 1º de mayo, acá En Perspectiva, cuando anunciamos nuestra metodología. Dijimos que desde el 1º de abril en adelante íbamos a dar –como lo estamos haciendo– los datos que emergen de indagar la actitud electoral de la gente hacia las elecciones del 28 de junio, pero que antes, hasta fin de marzo -que es lo que hacemos permanentemente- la difusión del dato “intención de voto” resultaba de un escenario hipotético de elecciones nacionales el próximo domingo. La pregunta: “Imagine que haya elecciones de presidente y Parlamento el próximo domingo”. Aclaramos y seguimos aclarando: nunca preguntamos “¿Qué votaría en octubre?” por dos razones. La primera, porque es un horizonte muy lejano y la segunda es que si preguntamos qué partido y dentro del partido qué candidato a presidente, hablamos de una elección de doble voto simultáneo, con más de un candidato por partido, que ya no existe en el Uruguay. Lo que estamos preguntando entonces es un doble imaginario: que haya elecciones el próximo domingo y que haya más de un candidato por partido.

Debemos aclarar para que no haya más equívocos que Factum jamás presentó ningún dato “intención de voto” hacia las elecciones del 25 de octubre de 2009. Entonces es un grave error decir que Factum presentó hasta marzo de 2009 inclusive datos de intención de voto entre los votantes de octubre. Este error lo comete la Universidad de Montevideo cuando en el diario El País dice que Factum ha publicado datos de intención de voto en la elección de octubre, cuando venimos sistemáticamente aclarando que no es así.

EC – ¿Qué te parece si antes de pasar a los números de hoy recordamos la ficha técnica de esta Encuesta?

OAB – En primer lugar, los datos actuales son de la Encuesta Nacional Factum, realizada entre el sábado 16 y el domingo 18 de mayo. Es representativa del 100% del electorado, de todo el país urbano y rural, con 963 casos. La ficha técnica completa se puede ver en: www.factum.com.uy

EC – Pasemos ahora a las dos preguntas que mencionamos en la introducción: ¿Quién creen los uruguayos que será el candidato presidencial del FA, del PN y del PC, los que resultarán primeros en cada partido en las internas del 28 de junio? Y ¿quién se prefiere que gane en cada uno de los dos principales partidos?

OAB – Acá estamos combinando dos tipos de cosas. Primero el indicador winner, que es una metodología que en Uruguay hace tiempo que se viene usando. Nosotros lo que hicimos ahora fue adaptar una metodología europea, sobre todo en el análisis, basada en una pregunta: “Independientemente de sus preferencias políticas y personales ¿quién cree que va a ser el candidato a presidente de la República de tal partido?”.

EC – Eso no tiene nada que ver con intención de voto.

OAB – No tiene nada que ver con intención de voto ni con las preferencias electorales, acá es como cuando la gente en fútbol dice “¿quién gana el domingo?”. Están los hinchas fanáticos que dicen “siempre va a ganar mi cuadro” aunque venga perdiendo por goleada todos los domingos, pero otro dice “me gustaría que gane tal pero va a ganar el otro porque tiene más cuadro, mejores jugadores”. Entonces eso es muy claro, es lo que la gente cree que va a ocurrir. La gente es todos los uruguayos, no sólo los que votan dentro de un partido.

¿Por qué importa esto? Porque los estados que genera una sociedad influyen sobre el conjunto de la sociedad. Es decir, se van creando estados de opinión en la sociedad que impactan sobre los que votan y tienen que decidir, y los que no votan contribuyen a conformar ese clima. Hay una interacción recíproca, porque no hay tres elecciones internas sino una elección global donde se definen candidatos al interior de tres partidos.

Lo otro es que nosotros estamos acostumbrados a presentar los escenarios binarios interpartidarios, pero ahora vamos a presentar los intrapartidarios. A todos los uruguayos, no sólo los que votan un partido, se les dice: “Imagine que tiene que elegir entre estas personas, y no puede dejar de elegir. ¿A quién prefiere como presidente de la República?”.

Esto tampoco tiene que ver con la intención de voto ni con las preferencias propiamente electorales, son preferencias más bien subjetivas. Todo el electorado opina sobre la situación interna de partidos, una gran parte sobre partidos en los que no piensa votar.

El sentido de la medición es también ver cuál es el clima de la sociedad, porque estos climas de la sociedad ayudan también a definir por dónde andan los vientos y a veces impactan sobre los votantes que sí deciden.


**


EC – Nos detenemos en primer lugar en el FA y empezamos con el indicador winner…

OAB – …nosotros siempre tenemos la costumbre de seguir el orden de los partidos según el resultado de la elección anterior.

EC – La pregunta era: “Independientemente de sus preferencias políticas y personales, ¿quién cree que va a ser en 2009 el candidato a presidente de la República del FA?”.

OAB – Y responde todo el mundo, no sólo los que van a votar dentro del FA.

EC – Cree que en el FA gana Mujica el 66% de todo el electorado uruguayo; cree que gana Astori el 22%; cree que gana Carámbula el 4%, y no tiene opinión el restante 8%.

OAB – Es muy clara la proyección, dos de cada tres personas piensan que Mujica va a ser el candidato único del FA. Ahora veamos el segundo indicador: “¿Quién prefiere la gente que gane dentro del FA entre Astori y Mujica, lo vote o no?”. Recordemos una vez más: no es intención de voto, acá sí son simpatías con connotación política o electoral.

EC – Prefiere que en el FA gane Astori, aunque no lo vote, el 52% de todos los uruguayos; prefiere que gane Mujica, aunque no lo vote, el 40% de todos los uruguayos, y no expresa preferencias el restante 8%.

OAB – Acá hay un dato, la gente está distinguiendo entre lo que cree que va a ocurrir de lo que le gustaría que ocurriera. Hay una diferenciación muy clara, la mayoría de los uruguayos -todos los uruguayos, no solamente los frenteamplistas- prefiere que gane Astori, y la abrumadora mayoría de esos mismos uruguayos –los dos tercios– está convencida de que gana Mujica.


***


EC – Pasamos al PN ahora y en primer lugar de nuevo apuntamos al indicador winner. La pregunta base es: “Independientemente de sus preferencias políticas y personales, ¿quién cree que va a ser en 2009 el candidato a presidente de la República por el PN?”. Cree que en el PN el ganador será Lacalle el 62% de todo el electorado uruguayo; cree que ganará Larrañaga el 32%, y no tiene opinión el restante 8%.

OAB – Acá, al igual que ocurre en el Frente, es muy clara la percepción existente en la sociedad; prácticamente dos de cada tres personas piensan que Lacalle va a ser el candidato único del PN. Es interesante ver en toda la sociedad -vote o no al PN- quién prefiere que gane dentro del PN entre Lacalle y Larrañaga, lo vote o no. Una vez más recordar que no estamos hablando de intención de voto sino de simpatías personales, políticas, o político-electoral.

EC – Prefiere que en el PN gane Larrañaga, aunque no lo vote, el 47% de todos los uruguayos; prefiere que en el PN gane Lacalle, aunque no lo vote, el 43% de todos los uruguayos, y no expresa preferencias el restante 10%.

OAB – Aquí curiosamente se da, porque la gente disocia preferencia de percepciones, lo mismo que ocurre en el FA: hay juicios u opiniones inversas. La mayoría relativa de los uruguayos prefiere que gane Larrañaga. La abrumadora mayoría de esos mismos uruguayos –los dos tercios– está convencida de que gana Lacalle. Es decir que tanto en el FA como en el PN el grueso de la sociedad tiene una percepción de resultado y una preferencia de lo que le gustaría que ocurriera que no coinciden entre sí.

EC – Finalmente pasamos al PC.

OAB – Sí, en el PC sólo se presentaba un indicador winner porque las binarias son producto de una serie que venimos haciendo desde mediados del año pasado, y cuando se plantearon los escenarios binarios en aquel momento en el FA había sólo dos candidatos -ahora hay tres- con un juego muy fuerte entre ellos. En el PC nunca hubo un escenario propiamente binario y por eso no se exploró.

EC – Recordemos la pregunta: “Independientemente de sus preferencias políticas y personales, ¿quién cree que va a ser en 2009 el candidato a presidente de la República por el PC?”. Cree que el ganador será Bordaberry el 69% de todo el electorado uruguayo; cree que en el PC gana Hierro el 13%; cree que gana Amorín el 2% de los uruguayos y cree que gana Lamas el 1%; no opina el restante 15%. Estos son los números, vendría bien cerrar con un análisis.

OAB – La percepción dominante en la sociedad es que seis a siete de cada diez uruguayos -aproximadamente los dos tercios- creen que dentro de 30 días van a ganar en sus respectivos partidos Mujica, Lacalle y Bordaberry. La percepción del resultado para la gente es muy fuerte y muy nítida. En forma que podría calificarse de contradictoria o de disociación, la mayoría de los uruguayos –mayoría absoluta o relativa según los casos en los dos principales partidos– prefiere, le gustaría, que el resultado fuera inverso a lo que cree que va a ocurrir: prefiere que gane Astori en el FA y prefiere que gane Larrañaga en el PN.

Observemos los efectos de esto, no del indicador winner como un indicador que nosotros mencionamos sino lo que cree la gente, lo que la sociedad expresa. El primer peligro a favor de los que van adelante, sea Mujica o Lacalle, es el adormecimiento de sus partidarios; que lleguen a la conclusión anticipada de que ya ganaron y que no vale la pena ir a votar el 28 de junio.

El problema para los que van segundos -Astori en el FA y Larrañaga en el PN- es lograr que esto no desmotive a su gente. Deben retemplar a su gente para que decidan ir a votar y dar vuelta el resultado, que no den nada por perdido y peleen hasta el final.

Estos son los peligros que detecta el indicador winner en la situación que genera este efecto en la sociedad.

Por otro lado, están los efectos a explotar por parte de los beneficiados de los escenarios binarios –Astori y Larrañaga– que deben tratar de hacer reflexionar a sus votantes: “por algo el conjunto de la sociedad nos prefiere a nosotros, apoyénnos”.

Es decir, cada indicador tiene su pro y su contra para el que va delante y su pro y su contra para el que va detrás. Esto debe impactar sobre las tácticas que aplique en estos 30 días finales cada uno de los candidatos. Los que van adelante en los ranking -en este momento las encuestas son uniformes en quién va primero en cada partido- tienen una táctica y los que van segundos otra para confirmar o revertir los resultados que se vienen dando.
 

Publicado en radio El Espectador - programa En Perspectiva - espacio Análisis Político
mayo 29- 2009