¿Qué votarían hoy los uruguayos? La competencia entre partidos y la carrera presidencial en el Frente Amplio
Oscar A. Bottinelli. 
Versión no corregida por el expositor



EMILIANO COTELO:
¿Qué votarían los uruguayos si ahora hubiese elecciones nacionales? ¿A quién votarían los frenteamplistas para presidente de la República?

El politólogo Oscar A. Bottinelli, director de Factum, presenta la Encuesta Nacional Factum de este mes de marzo y analiza sus principales resultados.

***

EC – Empezamos con algunas aclaraciones.

OAB – Sí, vamos a repetir un compromiso que asumimos el 3 de octubre, lo reiteramos el 28 de noviembre -estas son reiteraciones de ciclos electorales anteriores-, porque consideramos que es absolutamente necesario que quienes siguen la difusión de encuestas sepan con toda claridad a qué atenerse, cuál es el compromiso del Instituto Factum con la gente.

Nosotros asumimos o reiteramos los siguientes postulados: uno, que la postura del investigador científico debe ser la de no involucrarse con el objeto de estudio, en este caso con los actores políticos, lo que implica neutralidad, objetividad e imparcialidad.

Segundo, en particular cuando ocurre la difusión de encuestas, que necesariamente puede beneficiar a unos actores y perjudicar a otros, es necesario evitar que la difusión termine siendo parte de operativos políticos.

Tercero, los análisis políticos son también investigaciones científicas sobre el comportamiento en los actores políticos y sociales, y los análisis pretenden explicar sus lógicas, ideas y valores, sin juzgar ni opinar sobre conductas o hechos. Por ello, el analista en todo momento debe evitar que el análisis se contamine con preferencias personales.

Cuarto, para mantener estos postulados lo mejor es definir criterios claros de cuáles son las cifras que se van a difundir a lo largo de los meses siguientes con independencia de quién favorece y a quién perjudica.

EC – A propósito de criterios ¿alguna puntualización más?

OAB – Sí, en aquel momento dijimos de ahí hasta el 31 de marzo, los datos entre partidos y el interior de los partidos resultarán de un escenario hipotético: “Imagine que haya elecciones el próximo domingo”; y desde el 1º de abril y hasta fin de junio las cifras corresponderán a dos tipos de preguntas: “Si va a concurrir a las llamadas elecciones internas -y para quienes digan que van a concurrir en forma segura-, a qué partido y a qué candidato piensan votar”. En este caso –el actual- se trata de la reacción frente a un imaginario desde el 1º de abril; ya la decisión real, pero más distante, porque es desde el momento de la encuesta hacia el 28 de junio.

EC – Antes de entrar a los números, ¿qué más?

OAB – También que, coincidente con lo anterior, con nuestra postura rigurosa, nosotros, Factum, nos responsabilizamos, y pedimos que se siga como dato de Factum al que le interese, los que difundimos en el programa En Perspectiva de El Espectador, en Monte Carlo Televisión o en nuestro propio sitio web de Factum digital que es: www.factum.edu.uy.

EC – ¿Por qué haces este señalamiento?

OAB – Porque muchas veces los medios de comunicación levantan datos de estos que difundimos acá y no lo hacen con el rigor, con la exactitud, que debería hacerse, o comparan cosas incomparables, o a veces pretenden dar datos que dicen que son producto de filtraciones. Entonces, la información oficial es sólo esta.

***

EC – A propósito de la encuesta que vamos a difundir y que tú vas a analizar a continuación, ¿cuál es la ficha técnica?

OAB – La Encuesta Nacional Factum realizada entre el sábado 7 y el domingo 15 de marzo; es la primera encuesta que se difunde en el país realizada íntegramente en marzo. Es representativa del 100% del electorado, de todo el país urbano y rural, son 933 casos y la ficha técnica completa se puede ver en el sitio web de Factum digital.

EC – Vamos, entonces, a la primera de las preguntas: ¿cómo era?

OAB – La pregunta es: “Imagine usted que haya elecciones de presidente y Parlamento el próximo domingo, ¿a qué partido político votaría?”

EC – Y los resultados son estos: Frente Amplio (FA) 45%, Partido Nacional (PN) 35%, Partido Colorado 8%, Partido Independiente un y medio por ciento, Asamblea Popular medio por ciento, voto en blanco y anulado 2% e indefinidos 8%.

OAB – El Frente Amplio en la elección nacional pasada obtuvo el 50.5% del total del electorado. Desde diciembre de 2007 oscila en una banda del 42 al 46%. En la última encuesta que difundimos anterior a esta, la de fin del año pasado, estaba en el piso de la banda, en 42; y ahora se acerca al techo: está en el 45. Esto, probablemente, sea una revitalización que le da la competencia que se generó en el Frente Amplio. En realidad, la competencia se atisba en el mes de noviembre cuando queda claro que Astori no va a ser el candidato único y se revitaliza después del Congreso del Frente Amplio en diciembre y mucho más con la aparición de la tercera candidatura.

El Partido Nacional obtuvo el 34% en las elecciones nacionales. Desde diciembre de 2007 está siempre por encima: entre el 34 y el 37, sigue por encima de 2004, pero ahora está más hacia el piso de la banda: en 35%. Entre el Frente Amplio y el Partido Nacional la distancia que llegó a estar en seis puntos en este momento se abre un poco más y está en 10 puntos de diferencia.

El Partido Colorado todo el año pasado estuvo en el mismo nivel del 9% y el año 2009 lo arranca con una baja de un punto al 8%. Recordemos que en la elección nacional estuvo en el 10%.

¿Qué movimientos hubo en relación al cierre del año pasado? El Frente Amplio sube tres puntos, el Partido Nacional pierde dos y el Partido Colorado pierde uno; el Frente Amplio está por encima de la oposición sumada.

Es interesante observar que se ve, mirando bien la encuesta, que el Partido Nacional, por un lado, pierde tres puntos –los pierde todos hacia el Frente Amplio- y por otro lado, gana un punto, que se lo gana al Partido Colorado. Por lo cual, en total, en cifras, pierde dos puntos producto de un doble movimiento. Entonces, el Partido Nacional le capta al Partido Colorado, pero pierde un poco más hacia el Frente Amplio.

***

EC – ¿Qué ocurre con la competencia presidencial dentro del Frente Amplio? ¿Cómo es la pregunta que ustedes les formulan a los encuestados?

OAB – A los que dijeron Frente Amplio se les pregunta: ¿A quién del Frente Amplio votaría para presidente de la República? Los candidatos son solamente estos…” y se menciona a los tres: Astori, Carámbula y Mujica, y ninguno más. Existe la posibilidad de que alguien diga Tabaré Vázquez; ocurre, entonces, ahí el encuestador aclara y repregunta: “El presidente Tabaré Vázquez no puede ser reelegido y no va a haber reforma constitucional… ¿a qué otro candidato del Frente Amplio se inclina a votar?”

EC – Luego de un interrogatorio de ese tipo los resultados son los siguientes: Mujica tiene 49%, Astori 33%, Carámbula 12% y los indefinidos son 6%.

OAB – Acá las conclusiones son unas cuantas. Al cierre del año, Mújica-Astori estaban 41-38, fue, quizá, el momento más cercano de Astori hacia Mujica del último año y algo…

EC – …Apenas tres puntos de diferencia.

OAB – Sí, y en enero recuerden que hicimos una encuesta especial, una encuesta rápida de tipo Blitz, que daba 47 a 38. Es decir, Astori se había mantenido igual que al cierre del año y se veía el despegue de Mujica. Cuando se analizan los movimientos hay que tener cuidado de creer que si uno cae y el otro sube, éste pasó a este otro; digo que los votos se corrieron exclusivamente uno a otro y hay muchos movimientos circulares. Pero además hay que recordar otra cosa que muchas veces se olvida: hacia el 28 de junio no hay tres elecciones separadas con juegos cerrados en cada uno donde hay un bloque de gente que está mirando sólo al Frente Amplio, otro sólo al Partido Nacional y otro sólo al Partido Colorado, sino que hay competencias superpuestas con opciones cruzadas. Hay gente que no sólo piensa entre Mujica, Astori y Carámbula, o entre Lacalle y Larrañaga, Bordaberry, Hierro o Amorín, sino que también puede dudar entre Mujica y Larrañaga, o entre Astori y Lacalle, o entre Lacalle y los colorados, para nombrar tres de las opciones donde aparecen más tipos de dudas.

Entonces, aclarado esto, Mujica crece, desde fin del año pasado, ocho puntos, una escala importante de crecimiento -ya la detectamos en enero-. La mayoría de estos puntos que crece Mujica lo hace desde el Partido Nacional y el resto desde Astori. Este crecimiento es mayor a la diferencia porque tiene una levísima pérdida hacia Carámbula, más claramente en Canelones. Lo que ocurre es que es mucho lo que gana Mujica del Partido Nacional y algo menos de Astori.

EC – Y a propósito de lo que pierde Astori, ¿qué sabemos?

OAB – De lo que pierde Astori –cinco puntos-, la mayoría lo pierde hacia Mujica y el resto hacia los indefinidos.

EC – ¿Qué conclusiones se pueden sacar a propósito del espacio que ocupa Carámbula?

OAB – Lo que queda claro es que Carámbula, con el 12%, por ahora ocupa un espacio propio, en el sentido de que ocupa lo que se señalaba como el espacio básico por un tercer candidato. Recordemos que nosotros, con la encuesta de enero, los primeros días de febrero hicimos un largo análisis sobre firmezas y dudas en los votos dentro del Frente Amplio y la posibilidad de un tercer espacio. Este tercer espacio está, en principio, conformado por quienes antes optaban por Carámbula o por otro tercer candidato que eran Daniel Martínez o Enrique Rubio, o también gente indefinida con menor proclividad hacia los dos candidatos principales. Todo esto era un piso del tercer espacio. Carámbula se está moviendo dentro de este piso prácticamente todavía sin entrar a una competencia fuerte con ninguno de los otros dos candidatos principales, aunque, como ya lo señalamos, sí está mordiendo un poco a Mujica, fundamentalmente en Canelones.

EC – ¿Consideraciones más generales a propósito de cómo queda la interna del Frente Amplio?

OAB – Varios apuntes: primero, que en este trimestre –esto es importante- Astori recibe el aporte del Partido Socialista, uno de los tres grupos centrales del Frente Amplio, y sin embargo cae cinco puntos. Este es un tema muy importante que hay que marcar, porque indica que, como balance, el aporte del Partido Socialista es menor, no compensa la pérdida que, per se, está registrando Astori.

También hay que tener en cuenta -dato no menor- que en la comparación desde fin de año a ahora el Partido Socialista aparece con una significativa caída. En gran medida se ve que quienes a nivel de votantes se manifestaban en el espacio de una tercera candidatura que apoyaban la candidatura de Daniel Martínez, en general se mantienen en ese tercer espacio y no siguen ese traslado que hizo el Partido Socialista hacia Astori, sino que, más bien, esta gente de Martínez vuelca su voto hacia Carámbula. Esto, quizá, aparece como uno de los movimientos internos más relevantes, que es lo que se puede llamar una cierta “neutralización” del movimiento que hizo el Partido Socialista, que no se reflejó, como debería haber sido, en un empuje a la candidatura Astori.

Un segundo apunte es que la interna -como habíamos previsto- no sólo no quedó polarizada –muchos sostenían que era una interna polarizada, que no había ningún espacio más que para dos candidatos-, sino que en este momento, además, hay un: uno, dos, tres, es decir, un primer escalón, un segundo escalón y un tercer escalón bien nítidos entre sí.

El desafío de Astori obviamente es revertir este escenario y retornar a la polarización, lo cual lo ha planteado con mucha energía este fin de semana.

En cuanto a Carámbula se puede decir que salva su primer examen, aparece con un porcentaje que supone que existe en la competencia. Nosotros siempre habíamos dicho que necesitaba un piso de dos dígitos para que arrancara realmente como una competencia de tres; demuestra que los estudios de Factum que habían anticipado se cumplen: había espacio para un tercer candidato. Naturalmente este porcentaje a Carámbula no le basta. Ahora tiene digamos un segundo examen que es crecer lo suficiente como para transformar la competencia ya verdaderamente en una disputa triangular.

Las disputas son triangulares cuando cualquiera de los tres tiene posibilidades de ganar; porque hay un ganador claro y hay dos que disputan el segundo lugar: son los dos escenarios teóricos, en general, de competencias triangulares. Cualquiera de estos dos escenarios son los que requiere Carámbula para salvar el segundo examen el próximo mes o mes y medio.

Finalmente, Mujica está, ahora sí, solitario en la punta: la ventaja que él lleva sobre Astori es de 16 puntos porcentuales al interior del Frente Amplio. Estar sólo en la punta, como ese ciclista que va despegado en la ruta, tiene sus ventajas y tiene sus desventajas: queda demasiado visible, la gente va a estar todo el tiempo examinándolo, cualquier traspié va a tener una resonancia mayúscula en relación a otros candidatos. Por otro lado, la virtud de que cuando va despegado la gente tiende a verlo más como un futuro presidente, o por lo menos un futuro candidato presidencial. Son las ventajas y desventajas de ir primero y tan despegado cuando faltan todavía un poco más de tres meses para las elecciones del 28 de junio.

***

EC – Falta una segunda parte que desde ya anunciamos irá En Perspectiva el próximo lunes.

OAB – Exacto. Vamos a hacer un espacio especial el lunes, obviamente esto es muy complicado porque tenemos un escenario global y tres escenarios particularizados; no se puede dar todo junto. El lunes presentamos las cifras y hacemos un análisis profundo de la competencia presidencial en el Partido Nacional y Partido Colorado.

EC – Ya que da anunciado entonces: la Encuesta Nacional Factum con la interna blanca y la interna del Partido Colorado el próximo lunes a partir de las 8.30 horas En Perspectiva.

 

Publicado en radio El Espectador - programa En Perspectiva - espacio Análisis Político
marzo 20  - 2009