¿Qué votarían hoy los uruguayos? La competencia entre partidos y la carrera presidencial en el Frente Amplio

Oscar A. Bottinelli. 
Versión no corregida por el expositor

EMILIANO COTELO:
¿Qué votarían los uruguayos si ahora hubiese elecciones nacionales? ¿A quién votarían los frenteamplistas para presidente de la República?

Hoy, en el análisis político, Oscar A. Bottinelli, director de Factum, presenta la más reciente Encuesta Nacional Factum, correspondiente a noviembre, y trae números que responden esas preguntas que yo dejaba planteadas.


***

EC – Primero la ficha técnica, como corresponde.

OSCAR A. BOTTINELLI:
Esta es la Encuesta Nacional Factum. Ya hicimos un adelanto sobre el tema aborto el viernes pasado –la ley de aborto-, en una encuesta realizada entre el sábado 15 –al día siguiente de interpuesto el veto por el presidente de la República a la ley de Despenalización del Aborto- y el 20 de noviembre. La Encuesta Nacional Factum es independiente, equidistante entre partidos, sectores y candidatos, representativa del 100% del electorado de todo el país urbano y rural y el ciclo comprende 933 casos.

Para lo que vamos a dar en primer término, la pregunta “madre” para los dos temas es: “Imagine usted que haya elecciones de presidente y parlamento el próximo domingo, ¿a qué partido político votaría?”. A las personas que dicen “ninguno”, que no saben o a quienes no contestan, se le repregunta: “¿Y a quién votaría para presidente de la República?” y este dato también se adiciona a los que contestaron directamente partido.

EC – Y los resultados se agrupan de esta manera: Frente Amplio 42%, Partido Nacional 37%, Partido Colorado 9%, otros partidos 2%, en blanco y anulado 2% y se mantienen indecisos 8%.

OB – En primer lugar recordemos un anuncio que hicimos el 3 de octubre: de aquí a fin de marzo nosotros vamos a seguir con el escenario este de “imagine que haya elecciones el próximo domingo”. A partir de abril hasta junio la pregunta va a ir directamente enfocada a “qué piensa votar en las llamadas elecciones internas el 28 de junio”.

Sobre otros partidos, ese 2% se forma con el Partido Independiente, que está aproximadamente en un 1.5% -en esa dimensión es muy difícil establecer la precisión-, y la Asamblea Popular, es decir, el nuevo partido que está a la izquierda de la izquierda o a la izquierda del Frente Amplio, que está aproximadamente en el 0.5%.

EC – ¿Qué evolución viene mostrando el Frente Amplio?

OB – El Frente Amplio obtuvo más del 50% en las elecciones nacionales sobre todo el electorado (50.5%). En diciembre pasado estaba en el 44%, en mayo trepó al 46%, que fue el máximo registrado en estos últimos 12 meses; el mínimo lo registró tanto en marzo como ahora en el 42%. Es interesante que este mínimo de 42% es el menor nivel alcanzado por el Frente Amplio en intención de voto desde otoño de 2002, previo al desencadenamiento de la gran crisis. En el último año ha oscilado en una banda del 42 al 46% -está a la baja el Frente- y hace ya un año y medio que está claramente por debajo de su votación de 2004.

EC – El Partido Nacional, mientras tanto, ¿cómo ha ido variando en este tiempo?

OB – El Partido Nacional obtuvo el 34% de todo el electorado en la elección nacional. En diciembre de 2007 registró el mismo nivel que las elecciones nacionales -fue la primera vez que alcanza ese guarismo, había estado siempre muy por debajo-, siguió una línea de crecimiento, entre julio y octubre de este año ya estuvo en el 36%, en noviembre continuó en aumento, está en el 37%. Está en el último medio año y ya ha quedado claramente por encima de los registros obtenidos en el 2004.

El Partido Colorado estable, está en el 9%, estuvo en el 10% en el 2004 y este 9% ha estado prácticamente estable a lo largo del último año, por lo menos del 2008.


***

EC – Vamos a entrar a las internas; lo hacemos, en primer lugar, con la interna del Frente Amplio.

OB – El Frente Amplio afronta la competencia en un escenario complicado, de haber ganado la elección con casi 17 puntos de ventaja sobre el Partido Nacional, esa ventaja se ha reducido a tan solo cinco puntos y está muy por debajo de los partidos tradicionales sumados.

Entonces, adquiere mucha importancia cómo va a ser su arquitectura de presentación electoral, el tema de las candidaturas, que, sin duda, estamos entrando en el tramo final de despejar la primera incógnita: ¿quién decide la candidatura? Si va a ser el Plenario y el Congreso o se va a definir como en los otros partidos, en forma abierta el 28 de junio.

EC – ¿Cómo se ha preguntado en el caso de la encuesta Factum por la interna del Frente?

OB – Cuando se le preguntó a qué partido votaría hoy y dijeron Frente Amplio se le preguntó: “A quién del Frente Amplio votaría para presidente de la República”. También se le preguntó a quién votaría para presidente de la República a todos los que habían dicho “no sabe”, “ninguno” o no contestaban, con lo cual también esa respuesta se suma a esta otra.

EC – Los resultados son: en el caso del Frente Amplio: Mujica 41%, Astori 38%, Daniel Martínez 3%, otros 6%, indecisos 12%.

OB – Como efectivamente si bien hay tres candidatos formalizados en este momento: José Mujica, Danilo Asotri y Daniel Martínez, pero no está cerrado -a diferencia de los otros partidos-, existen otros nombres que menciona la gente, básicamente: Marcos Carámbula, Rodolfo Nin Novoa y Enrique Rubio.

En la competencia interna la primera conclusión importante es que se ha achicado la diferencia entre Mujica y Astori, aunque el ex ministro de Ganadería mantiene la delantera.

Mujica baja: tenía estable el 45% entre agosto y octubre y ahora está en el 41% en noviembre, es decir, tiene una reducción de cuatro puntos sobre el total del Frente, y Astori tiene una suba más pronunciada: estaba en el 31-32% y ahora subió al 38%, es decir que la diferencia muy nítida de 14 puntos que tenía Mujica sobre Astori se reduce a tres puntos sin que cambie el ranking entre ambos.

EC – En estas condiciones, ¿cómo es el escenario de la interna del Frente?

OB – Se presenta un escenario complejo dado que, a diferencia del Partido Nacional y el Partido Colorado, la gente no tiene claro si va a haber o no una competencia abierta y en realidad entre quiénes: hay tres candidatos o son dos, estos tres candidatos son sólo éstos o puede haber más, el Congreso decide un candidato oficial o todos son candidatos que están en pie de igualdad -de ser una elección hacia junio es una de las posibilidades-. Con estas cifras parece claro que es difícil que se rompa la polarización.

Habíamos visto que en los juegos de tres es muy difícil sostener por largo tiempo tres candidatos. Se vio en el Partido Nacional en 1999, que de tres devinieron cuatro, pero finalmente se polarizó; se está viendo hoy en el Partido Nacional, que de tres candidatos ha quedado concentrado en dos. Es decir, los juegos de tres es muy difícil de sostener y aquí el juego de tres arrancaría después que se instaló en la población un escenario de dos candidatos. Por lo tanto, se visualiza una polarización Astori-Mujica que prácticamente no deja demasiado espacio para una tercera candidatura.

Esa polarización genera una competencia relativamente pareja, o dicho de otra manera, donde ambos contendientes tienen probabilidades aunque ya hace varios meses que hay una ventaja de Mujica, primero más clara ahora se ha achicado. Este es un momento particular de descenso de Mujica y un momento particular de crecimiento de Astori, lo cual hay que ver si estos movimientos se mantienen, se acentúan, pero con el trasfondo de un Frente Amplio en baja, en caída.

Este es un tema nada menor para la competencia interna: cómo se va a realizar y luego cómo se administra.

El Frente Amplio no tiene experiencia en competencias internas verdaderamente abiertas y con resultado que sea una incógnita, y el saber administrar una competencia interna pública y abierta se ha demostrado un arte muy difícil.

El Partido Colorado lo administró muy mal en el 89, muy bien en el 99; el Partido Nacional lo administró extraordinariamente mal en el 99 y muy bien en el 2004. Es decir, los partidos en general han administrado bien las internas después que tuvieron un muy mal manejo en las mismas. Esto es una especie de estreno del Frente Amplio y hay que ver qué aprende de experiencia ajena, salvo que resolviera algo en el Congreso. Pero el clima que uno está viendo es que más bien ser iría hacia la competencia abierta.


***


EC – Desde la audiencia te preguntan el resultado de la encuesta de la competencia entre partidos que da al Frente Amplio 42%, Partido Nacional 37%, Partido Colorado 9%, otros 2%, en blanco anulado 2%, indecisos 8%, ¿qué implica en cuanto a lo que ocurriría si las elecciones fueran hoy en esa elección nacional? ¿Habría segunda vuelta?

OB – Primero, en un escenario de estos tenemos un 8% de indecisos, por lo tanto lo que hay que ver es qué pasa con ellos.

EC – ¿Pero el hecho de que el Partido Nacional y el Partido Colorado sumen más que el Frente Amplio?

OB – En este escenario, si las elecciones fueran hoy, habría mayores posibilidades de un triunfo de la oposición que del gobierno. Tenemos la oposición, sumando Partido Nacional, Partido Colorado y Partido Independiente, por encima del 47%, el Frente Amplio con 42% y un 8% de indecisos. Vale decir que prácticamente el Frente necesita captar todos los indecisos para retener el gobierno.

Pero estamos hablando de una intención de voto de una encuesta hoy, falta casi un año para las elecciones (11 meses). Nosotros no queremos que se transforme en pronóstico y para volcar esto a un resultado, entre otras cosas, habría que ver qué pasa con los indecisos. Los indecisos a 11 meses no sienten la presión de tener que decidir y por lo tanto es muy difícil saber a dónde se podrían volcar.

EC – De todos modos, ustedes han estudiado escenarios binarios también en esta encuesta.

OB – Exacto. El próximo viernes nosotros vamos a presentar la competencia presidencial en el Partido Nacional y los escenarios binarios que ya presentamos hace unas cuantas semanas, que es un ejercicio -no quiere decir adelanto de resultados ni nada por el estilo- de cómo se inclinan las preferencias de la población al día de hoy, en forma puntual, cuando se le dice si tiene que elegir entre estos dos candidatos fulano y mengano, a cuál prefiere.

 

Publicado en radio El Espectador - programa En Perspectiva - espacio Análisis Político
noviembre 28 - 2008