La carrera electoral presidencial y las incógnitas en el Frente Amplio

Oscar A. Bottinelli. 
Versión no corregida por el expositor

EMILIANO COTELO:

Ayer se retiró del Ministerio de Economía el contador Danilo Astori. Hace casi siete meses había abandonado su sillón ministerial José Mujica. Ahora están en la cancha los principales nombres manejados como posibles candidatos presidenciales del Frente Amplio.

Por eso, el politólogo Oscar A. Bottinelli, director de Factum, aprovecha este escenario para presentar y analizar la última encuesta nacional Factum enfocada hoy en la competencia presidencial del partido de gobierno.

Además analiza distintas incógnitas que mantiene la izquierda. El título: "La carrera electoral presidencial y las incógnitas en el Frente Amplio".

***

EC – ¿Por dónde empezamos?

OSCAR A. BOTTINELLI:

A diferencia de los otros partidos, el Frente Amplio no tiene decidido cómo ni cuándo va a definir la candidatura presidencial.

El Partido Nacional y el Partido Colorado lo van a definir el 28 de junio cuando se realicen en este país las elecciones preliminares, mal llamadas elecciones internas.

En el Frente hay dos clases de incógnitas: una son los nombres que podrían competir y otra, cuál es el procedimiento que se va a tomar para definir esa candidatura; si es Astori, si es Mujica o si hay algún tercer nombre.

En cuanto al procedimiento, primero si hay consenso. Es decir si hay un acuerdo que defina el candidato o la fórmula, o si hay elección abierta el 28 de junio.

Pero si hay elección el 28 de junio puede ser -como ocurrió en 1998 y 2003- que el Congreso del Frente oficialice un candidato y autorice a otro a competir. Podría darse que el Congreso dijese "bueno hay dos candidatos oficiales y el 28 de junio se define cuál de los dos es el candidato a presidente y cuál es el candidato a vice".

O podría decirse "bueno el Congreso esta vez resuelve pasar", no elige candidato oficial, autoriza a todos los que quieran hacerlo a presentarse y se decidirá el 28 de junio. Por lo tanto las incógnitas que hay en el Frente son muchas.

EC – Algunas podrían despejarse en las próximas horas si es que avanzan esas reuniones Mujica-Astori que ellos anunciaron ¿no?

OB – Hay un elemento que hay que tomar como un dato de la realidad: Danilo Astori va a estar como precandidato presidencial el 28 de junio más allá de toda duda razonable o de toda duda irrazonable.

EC – Para ti va a ir sí o sí.

OB – El 28 de junio va a estar el nombre de Astori en las hojas de votación. Él cree mucho en el procedimiento de la elección abierta. Tanto Astori como los que lo rodean lo ven a él como la persona más capaz para conducir los destinos del país, consideran que ellos tienen un proyecto muy claro, muy nítido, saben qué hay que hacer, saben cuál es el camino.

Además no hay que olvidarse que hace 20 años que Astori está en la espera. En 1989 cuando se produce la ruptura del Frente -se va Batalla al PGP y el PDC- se consagra la fórmula Seregni-Astori, que prácticamente implicaba el retiro de Seregni como líder y candidato presidencial y a Danilo Astori como sucesor. Cuando termina el año ya el sucesor claro no es Astori, aparece la figura de Tabaré Vázquez. Le es esquiva la candidatura del 94, la pierde abiertamente (en elecciones abiertas) en el 99 y se retira de la competencia en el 2004. Esta es la oportunidad después de 20 años de lo que parecía el dato notorio, que Astori era el candidato presidencial y sucesor en el liderazgo del Frente. En aquel momento –en la elección del 89- Astori tenía 49 años y ahora llega con 69 años. Es una edad en que es un poco riesgoso decir "esta vez paso y espero cinco años más". Se puede dar en cinco años más, pero ya el nivel de riesgo es muchísimo mayor que todas las otras veces que Astori dejo pasar la oportunidad, se puso a un costado para que se resolviera de otra manera, o directamente perdió la oportunidad de ser el candidato.

EC – Por eso es que tú opinas que el 28 de junio del año próximo Astori va a ser de cualquier modo precandidato, ya sea fruto de un acuerdo interno que lo coloque como el nombre del Frente Amplio o como uno de los que va a competir por la candidatura

OB – O él va a ser el candidato único del consenso, o va a ser uno de los dos candidatos oficiales del Frente Amplio para que la gente decida cuál es el candidato a presidente, o va a ser uno de los candidatos autorizados, o el candidato autorizado que compita contra el candidato oficial. En cualquiera de los procedimientos que el Frente elija va a estar Danilo Asotri.

En cuanto a Mujica, tiene la llave de la decisión. Realmente si Mujica consensúa ir detrás del nombre de Astori, no hay fuerza en el Frente Amplio -guste o no a otros grupos, a otros dirigentes o a otra gente- para oponerse a un consenso logrado por Astori-Mujica con la bendición del presidente de la República. Sería demasiada fuerza la que habría detrás de ahí.

Si Mujica no consensúa con Astori entonces no va a haber consenso entorno al nombre de Astori, que irá por su lado el 28 de junio y hay que ver cuál es el otro camino. El camino puede ser la candidatura de José Mujica, que podría ir por cualquier procedimiento de los que mencionamos: puede ser el candidato oficial elegido por el Congreso, puede ser uno de los dos candidatos oficiales o puede decirse que no hay candidato oficial y Mujica compite como otro candidato autorizado más. Mujica también podría decir "no, voy a intentar el camino de una tercera figura", que plantea para muchos el riesgo de que una tercera figura en competencia abierta con Astori resulte más difícil o facilite el triunfo de Astori. Y sería un tercer nombre, que casi a la vez hay que presentarlo a la gente como un presidenciable y además lograr el voto, es un escenario un poco complicado.

***

EC – Recordemos los datos técnicos de esta encuesta Factum.

OB – En primer lugar, a diferencia del Partido Nacional y en cierto modo del Partido Colorado -que tienen los candidatos ya claramente definidos y la gente está eligiendo en una "canasta" de nombres cerrada- en el Frente Amplio hay una "canasta" abierta. No hay una claridad de candidaturas presidenciales, aunque probablemente el tema quede bastante definido de aquí a dos meses.

Entonces, lo que explora la encuesta nacional Factum es un conjunto de nombres que la gente dice espontáneamente. Es una encuesta nacional de todo el país, una muestra de 933 casos, cerrada en las primeras semanas de setiembre.

Tomando como 100 el total del Frente Amplio dan lo siguiente…

EC – Mujica aparece con el 45%, Astori con el 31%, Otros suman 17% y los frenteamplistas indefinidos –los que todavía no tienen opción- son el 7%.

OB – En primer lugar decimos "indefinidos" y no "indecisos" porque se puede estar indeciso cuando hay una canasta ante la cual hay que decidir. Acá directamente no definen frente a nombres abiertos.

En segundo lugar, "otros" es un número relativamente alto, compuesto por muchos nombres. Los tres que más aparecen, y en este orden, son: Marcos Carámbula, Enrique Rubio y Rodolfo Nin Novoa. Un poco más atrás aparecen los nombres de Daniel Martínez, Daisy Tourné y Víctor Rossi. Estos son los nombres que componen este 17%.

Como vemos hay una ventaja inicial de Mujica sobre Astori de 14 puntos al interior del Frente, más o menos la mitad en cuanto al total del electorado del país.

Aclaremos que en esta encuesta el Frente Amplio aparece con una intención de voto del 45%, es decir de cada 100 personas que votan en Uruguay 45 votan al Frente.

EC – Y si tomamos como 100 la intención de voto por el Frente Amplio Mujica tiene 45 y Astori 31.

OB – Exacto. El tema es el siguiente: es muy difícil que el Frente tenga tres precandidatos. No se habla de un tercer candidato sino de una tercera figura, si no va Mujica podría ir otra. Por lo tanto en el Frente hay un escenario binario.

Hoy el único escenario binario que se le puede plantear a la gente es Mujica-Astori, porque una tercer figura primero hay que definir cuál es, y de surgir debe quedar claro en la mente de la gente para que opte en un escenario real.

EC – ¿Y a los encuestados le preguntaron por ese hipotético escenario binario?

OB – Exacto. Se presentó el escenario binario diciéndole a los que van a votar al Frente Amplio: "si usted tiene que elegir entre estas dos figuras: José Mujica y Danilo Astori y sólo estas dos ¿a quién prefiere?" Mujica recoge 7 puntos y se ubica en el 52%, Astori pasa del 31% al 42%, crece más. La diferencia se reduce de 14 puntos a 10, quedan todavía 6% que siguen indefinidos, pero claramente aparece una mayoría absoluta que está respaldando a Mujica –hoy, como una fotografía puntual- entre los inclinados a votar al Frente Amplio.

Vamos a hacer ahora un comentario sobre cómo rinden las dos principales figuras frenteamplistas hacia fuera; se está observando un cambio muy interesante de panorama respecto a lo que había hace dos meses.

EC – ¿Por qué?

OB – Porque hasta hace dos meses se veía a Mujica consistentemente arriba de Astori dentro del Frente Amplio -a veces una diferencia pequeña a veces más grande- pero establemente hacía mucho que Mujica aparecía arriba de Astori en la intención de voto de los que resuelven votar al Frente Amplio.

Pero cuando se planteaban escenarios binarios aparecía Mujica en una situación menos holgada de triunfo, más comprometida que Danilo Astori. Este parecía asegurar más el triunfo del Frente Amplio que Mujica.

El mes pasado empieza a haber un cambio y ahora se consolida que la situación es al revés: si Danilo Astori fuera el candidato único del Frente, en una hipótesis imaginaria hoy aparece en una situación de competencia muy reñida con un candidato opositor. Mujica aparece con más holgura que Astori frente a un candidato opositor, es decir, por primera vez se unifica que el candidato que tiene mayor preferencia dentro es el que tendría más posibilidades también de competir afuera. Este es un nuevo escenario para el Frente Amplio.
 

Publicado en radio El Espectador - programa En Perspectiva - espacio Análisis Político
Setiembre 19 - 2008