Como cierra el año 2007 la aprobación del presidente de la República
Oscar A.
Bottinelli. 
Versión no corregida por el expositor


 

JOSÉ IRAZÁBAL:
Estamos llegando al final del año, un año que ha sido muy cambiante en la relación del presidente de la República, Tabaré Vázquez, con la opinión pública. La pregunta, entonces, es cómo terminan estos doce meses. El politólogo Oscar Bottinelli, director de Factum, nos presenta y analiza hoy la última Encuesta Nacional Factum del año. El título: “Cómo cierra el año 2007 la aprobación del presidente de la República”.

***

OSCAR A. BOTTINELLI:
La aprobación del presidente es uno de los indicadores sistemáticos más populares en el mundo, en la cual se tienden a ver los desempeños de gobierno en función de una pregunta que varía según las características de cada país, pero que básicamente es: “¿Usted aprueba o desaprueba el desempeño de fulano de tal como presidente –en el caso de los países que tienen presidente–?”.

En la Encuesta Nacional Factum esto se viene preguntando desde 1991. Últimamente la muestra es de 933 casos en todo el país, urbano y rural. Esta última encuesta fue cerrada el lunes 10 de diciembre. El de Factum es un sondeo independiente, la empresa no ha tenido cargos políticos ni de confianza en ningún gobierno. Es una encuesta realizada por cuenta de los distintos suscriptores.

Desde que asumió este gobierno la evolución ha sido la siguiente. En el año 2005 la aprobación del presidente osciló entre el 62% y el 63%; en 2006 estuvo en el 57% en el primer semestre y en el 55% en el segundo semestre, un escalón un poco más abajo que en 2005 y muy por encima de la mayoría absoluta y de los votos que obtuvo para llegar a la Presidencia.

Este 2007 fue muy particular. Del 55% en que estaba en diciembre de 2006, en marzo de 2007 llegó al 60%, casi al tope de cuando estrenó el gobierno –recordemos la venida de Bush y de Lula y el momento estelar del presidente en el conflicto con Argentina–, en junio, después del nunca más, del anuncio de la no reelección y del arranque del IRPF como elementos centrales, bajó al 51%, y al cierre del tercer semestre, en setiembre, estaba en 47%. Después de haber repuntado al empezar el año, vino en una constante baja, 60, 51, 47. La curva fue 63-57-55-60-51-47. La encuesta anterior daba 47% aprueba y 28% desaprueba, con un 25% neutro entre los que ni aprueban ni desaprueban y los que no opinan.

Veamos los números de diciembre.

JI - Son los siguientes:
- Aprueba: 52%
- Desaprueba: 30%
- Ni aprueba ni desaprueba: 15%
- No opina: 3%

OAB - Los cambios que vemos en el trimestre son muy importantes. Primero, la aprobación del presidente quiebra la tendencia descendente, en caída, que se observaba desde el comienzo del año y repunta un poquito más del nivel que tenía a mediados de año. Había tenido 60-51-47 y ahora tiene 52%. Está más o menos en el nivel de la votación, un poquito más, lo que implica que los elementos que estaban afectando la imagen presidencial han tenido un cambio. Por lo pronto no se acelera la caída sino que se detiene y se produce una recuperación. Luego va a haber que ver con otros elementos cómo se explica esto.

Pero hay otro dato. La desaprobación, la cantidad de gente que considera insatisfactoria la gestión, sigue subiendo. Se achica el número de gente que tiene juicio neutro y la desaprobación pasa del 28% al 30%, que es el nivel más alto de desaprobación que se registra en todo el período. Recupera la aprobación pero crece la desaprobación.

Entre el no opina y el ni aprueba ni desaprueba hay una baja de 25% al 18%, 15% que no aprueba ni desaprueba y 3% que no opina. Estos juicios neutros que bajan del 25% al 18% se distribuyen y llevan a hacer crecer tanto la aprobación como la desaprobación. Empieza a haber una mayor polarización en los juicios sobre la gestión del presidente.

JI - Parece claro que el presidente se ha fortalecido y que también ha aumentado la oposición a su gestión. ¿Esto es traducible en votos?

OAB - Es un tema que vamos a ver, probablemente el próximo viernes, hay que terminar de procesar la encuesta. Hay muchas cosas más para ver, hay que ver, por ejemplo, cómo está influyendo el hecho de que hoy no se visualice al doctor Tabaré Vázquez como figura en carrera presidencial. En general son distintos los juicios cuando el presidente tiende a ser un referente de todo el país y cuando es una figura con un claro liderazgo partidario y en carrera política. Además hay que ver cuán lineal, cuán directa es la relación entre la aprobación y la desaprobación del presidente con el voto a los partidos de gobierno y a los partidos de oposición. Esta es la incógnita que dejamos abierta.

En resumen, primero, se quiebra la tendencia descendente que tenía el presidente de la República, recupera y está llegando no a los niveles máximos ni a los del año pasado sino a los niveles de mediados de este año, cuando ya había habido una serie de elementos de afectación, supera el gran pozo del tercer trimestre del año. Segundo, la desaprobación sigue aumentado, la cantidad de gente que desaprueba la gestión está en el momento más alto de los casi tres años de mandato, lo cual determina un aumento de la polarización.

 

Publicado en radio El Espectador - programa En Perspectiva - espacio Análisis Político
diciembre 14  - 2007