¿Qué votarían los uruguayos si hoy hubiese elecciones?
Oscar A.
Bottinelli. 
Versión no corregida por el expositor

 

EMILIANO COTELO:
Falta poco más de dos años para las próximas elecciones nacionales. Exactamente faltan dos años y un mes. ¿Cómo están las preferencias políticas de los uruguayos? ¿Qué votarían si las elecciones fuesen hoy? Estas preguntas las responderá el politólogo Oscar Bottinelli, director de Factum, al analizar y presentar la última Encuesta Nacional Factum, cerrada el pasado domingo. El título: “¿Qué votarían los uruguayos si hoy hubiese elecciones?”

***

EC - ¿Cómo nos situamos frente al tema?

OSCAR A. BOTTINELLI:
Hay un tema que a nosotros mismos nos llama la atención. En períodos gubernativos anteriores hubo interés en visualizar la competencia electoral con mucha anticipación. Por ejemplo, en el período pasado, en la Presidencia de Batlle, la primera encuesta la difundimos en noviembre de 2000. Es decir, dentro del primer año de gobierno.

Más atrás, en la segunda Presidencia de Sanguinetti, la primera encuesta la publicamos en julio de 1996 (en el segundo año de gobierno). Y ahora, la primera encuesta que difundimos de intención de voto (que es la primera difundida por una empresa de primera línea, la hacemos ahora) es fin de setiembre del tercer año de gobierno.

¿Por qué? Porque hasta ahora se venía con un escenario que parecía bastante claro. ¿Y por qué se desata ahora el interés por la competencia electoral? Remitimos al análisis que hicimos hace un mes, el 24 de agosto, cuando dijimos que el escenario hasta marzo/abril daba un 99,9% de probabilidades de triunfo del Frente Amplio, de retención de la Presidencia de la República y de retención y hasta crecimiento de la mayoría parlamentaria. Esto cambia a mitad de año. Hay un cambio de escenario. Dijimos: “Hoy el escenario es que, en un juego de probabilidades, mirando lo que dan las encuestas, se ve un Frente Amplio que tiene mayores probabilidades que la oposición de revalidar su gobierno en octubre de 2009, pero con muy altas o importantes probabilidades de que no sea así”.

Al presentarse un escenario más competitivo que el que hubo durante los dos primeros años, aparece el interés en las encuestas, en tener datos de esta competencia, que se puede decir que recién se instala.

EC - Vamos a situar la ficha técnica de este sondeo...

OAB - Estos datos corresponden a la Encuesta Nacional Factum realizada del 9 al 23 de setiembre. Está recién salida del horno. Comprende a todo el país, tanto urbano, rural como asentamientos. Se basa en una muestra cuyo ciclo completo es de 933 casos. Además, recordemos que cuando se dan números es necesario (y obligatorio por los códigos internacionales de ética) presentar la pregunta completa, para que no se comparen cosas no comparables. Los datos responden a una pregunta.

EC - ¿Cuál es la pregunta completa en este caso?

OAB - Es: “Imagine que haya elecciones de presidente y Parlamento el próximo domingo. ¿A qué partido político votaría?”

EC - Los resultados que surgen de la Encuesta Nacional Factum son los siguientes:

- Frente Amplio: 47%
- Partido Nacional: 31%
- Partido Colorado: 9%
- Partido Independiente: 1%
- Indecisos y otras opciones: 12%

OAB - ¿Qué vemos en estas cifras?

Primero, por primera vez desde que ganó el gobierno nacional, el Frente Amplio obtiene una intención de voto inferior a los votos que logró en las pasadas elecciones, el 31 de octubre de 2004. Nunca se había dado, desde marzo de 2005 hasta hoy, que el Frente registrara una intención de voto inferior a los votos ya obtenidos.

EC - Porque ustedes han seguido haciendo esta pregunta todo este tiempo.

OAB – Sí. Por eso ahora vamos a comparar con cómo venía dando en 2005 y 2006.

Segundo, si vemos al país en dos grandes áreas, se ha ido dibujando un esquema binario, un esquema de dos grandes áreas o bloques. Un bloque de izquierda, de gobierno, por un lado y, del otro, un bloque opositor, donde están básicamente los blancos, los colorados y el Partido Independiente. Si vemos así en dos bloques, encontramos que el bloque de gobierno es el 47%, el bloque opositor suma (Partido Nacional, más Partido Colorado, más Partido Independiente, que es 31%, más 9%, más 1%) 41%. Es decir que tenemos con 47% el oficialismo, 41% la oposición y los indecisos y otras opciones dan 12%. Hay pues una ventaja del oficialismo sobre la oposición de seis puntos porcentuales. Mientras, el área de indefinición abarca 12 puntos porcentuales. Es decir: los indefinidos son el doble que la ventaja que la izquierda tiene sobre el conjunto de sus desafiantes.

Tercero, el Frente Amplio obtendría hoy, en hipótesis de elecciones, el mismo porcentaje que en julio de 2002. Es, por lo tanto, en estos últimos cinco años y dos meses, el porcentaje más bajo que registra. Y recordemos: en la elección de 1999 Vázquez obtuvo casi el 45% (en el balotaje que ganó finalmente Batlle). Desde ahí, la izquierda había tenido un 45% como un techo que no podía levantar. Y eso duró más de dos años, hasta que comenzó la crisis de 2002. Tras la devaluación (de junio de ese año) la izquierda levanta el techo. Así fue que en julio llegó al porcentaje que registra hoy: 47%. Después viene la crisis bancaria, y llegará al 50%, del que no baja. Justamente, a la misma altura que estamos en el gobierno, pero en un escenario de país completamente distinto (estábamos en los escombros en ese momento). En setiembre de 2002, el Frente Amplio ya tenía ese 50% que le aseguraba que ganaba el gobierno, del cual osciló un poco para arriba o de vuelta al 50%, hasta llegar por encima del 50% en las elecciones. Este es el cambio que ha habido.

***

EC - ¿Cómo ha evolucionado la intención de voto en estos dos años y medio de gobierno?

OAB - Primero veamos al Frente Amplio. En 2005, tras el triunfo, la instalación del gobierno y el clima de expectativa generada en torno al primer gobierno de izquierda, la Presidencia de Tabaré Vázquez, en todo el año el Frente Amplio osciló en torno al 57%. Es decir, estaba más de seis puntos que los obtenidos en octubre del año anterior en las elecciones. El año pasado, en 2006, la intención de voto osciló en torno al 52%. Es decir, ya no tenía esa espuma de la expectativa inicial, pero se ubicaba por encima de la votación de octubre. Hubo una caída de cinco puntos con relación al primer año de gobierno, pero un punto por encima de lo obtenido en las elecciones nacionales.

EC - ¿Y este año qué pasó?

OAB - Este año fue muy curioso. En pocos meses tuvimos el resumen de los dos primeros años: en marzo el Frente Amplio volvió al 57% de 2005, y en junio al 52% de 2006. Marzo fue un momento muy especial del presidente y del gobierno, con la oposición todavía diluida y con el presidente en una serie de hechos de repercusión internacional para Uruguay muy importantes, con el país muy expectante de la visita de Bush y la visita de Lula y la confrontación con Argentina como elementos centrales. Y en junio es cuando se nota que pasó ese momento favorable y se vuelve a los niveles que había tenido en 2006. De junio a setiembre viene esta caída, que tiene su significación, que baja de la votación de las elecciones pasadas y que da un 47%.

EC - Sigo preguntándote cómo fue la intención de voto por los partidos de la oposición...

OAB - Recordemos que el Partido Nacional había tenido una votación extraordinariamente alta, el 34%. Pero luego en las municipales vimos que se cambiaron los escenarios. Lo cual dejó muchas dudas sobre qué pasaba con los partidos tradicionales entre sí. Y precisamente, durante prácticamente dos años el Partido Colorado estuvo en torno al 10%, que era lo que había obtenido en las elecciones.

El Partido Nacional en torno al 20%-22%, y había otro 10-12% de personas que en general estaban decididas, inclinadas a votar por la oposición, pero que estaban un poco expectantes entre ambos partidos tradicionales, entre los partidos tradicionales y el Partido Independiente, dependiendo un poco de cómo se definiera la arquitectura electoral. El cambio que se produce en los últimos seis meses es que reproduce el escenario de las últimas elecciones: un Partido Nacional que vuelve a tener la potencia que tuvo en las elecciones, que triplica o más que triplica al Partido Colorado, y que se posiciona como el gran competidor del Frente Amplio.

En cuanto a los demás partidos, a esta altura del período, con márgenes de error donde un 1% no es relevante, se puede decir que tanto el Partido Colorado como el Partido Independiente están en los mismos niveles de votación de las pasadas elecciones.

EC - ¿Algunas conclusiones más a partir de estos números que has venido manejando?

OAB - Sobre la competencia entre partidos. Hoy repetimos lo que dijimos hace un mes: el escenario es que, en un juego de probabilidades, mirando lo que dan las encuestas, se ve un Frente Amplio que tiene mayores probabilidades que la oposición de revalidar su gobierno en octubre de 2009, pero con muy altas o importantes probabilidades de que no sea así. Queda confirmado lo que habíamos adelantado hace un mes.

Segundo, si hoy hubiera elecciones, tendríamos unas elecciones más competitivas respecto a todo lo que se daba por sentado, a lo que nos habíamos imaginado todos, hasta el comienzo del otoño de este año. Ahora son elecciones competitivas, donde hay toda una disputa que - en principio- queda centrada en este 12% de indefinidos. En el juego de probabilidades son más claras las chances de la izquierda, pero ahora sí existen chances reales para la oposición.

Lo otro es que todo esto es, naturalmente, si las elecciones fuesen hoy o el próximo domingo. Pero van a ser dentro de dos años y un mes. Van a ser el 25 de octubre de 2009. En esos 25 meses va a correr mucha agua bajo los puentes. El gobierno tendrá logros y tendrá fallas. La oposición tendrá aciertos y cometerá errores. Y además unos y otros deberán designar sus candidatos presidenciales y delinear su arquitectura de competencia parlamentaria. Y de todo ello saldrá el escenario electoral. El presidente de la República va a recorrer `pueblo a pueblo´. Gente de la oposición también va a recorrer `pueblo a pueblo´ y `barrio a barrio´.

Así que lo que estamos dando es un pantallazo de un momento determinado y particular del proceso. No es ningún pronóstico. Es un estado de situación o, para decirlo con más exactitud, una fotografía tomada al mes de setiembre de 2007.

EC - ¿Es posible avanzar algo con respecto a lo que ocurre en las internas partidarias?

OAB - Para no hacer una exposición muy larga, dos apuntes importantes sobre las internas partidarias.

Primero, en el Partido Nacional se ha consolidado (por lo menos en este momento se muestra en un papel muy fuerte, de forma nítida) el liderazgo de Jorge Larrañaga.

Segundo, en el Frente Amplio la gran novedad es un cambio en el ranking de los sectores políticos. Ahora el ranking es: primero el MPP, que lidera José Mujica. Segundo la 90, espacio con un papel central de los socialistas. En tercer término la Vertiente Artiguista, que lidera el director de Planeamiento, Enrique Rubio y en cuarto lugar el grupo de Astori, Asamblea Uruguay.

EC - ¿Qué implica esto como cambios?, ¿cómo era antes?

OAB - El MPP mantiene el liderazgo. Hace más de cinco años que tiene el liderazgo en el Frente Amplio. Pero ascienden en las posiciones tanto la 90 como la Vertiente Artiguista, que pasan a ser la segunda y la tercera fuerzas. Y paralelamente a este proceso, una importante caída de Asamblea Uruguay, que queda como cuarto sector frenteamplista en la intención de voto.

 

Publicado en radio El Espectador - programa En Perspectiva - espacio Análisis Político
setiembre 28  - 2007