El escenario electoral para 2009, visto a mitad de período
Oscar A.
Bottinelli. 
Versión corregida por el expositor

 

EMILIANO COTELO:
Dentro de ocho días, el 1° de setiembre, se cumplirá la mitad exacta de este período de gobierno. Y ya estamos a mucho menos de dos años del comienzo del ciclo electoral. Varios actores políticos dan distintas señales de preocupación por el encare de esos comicios. Por estas y otras razones, el politólogo Oscar Bottinelli, director de Factum, nos propone un primer pantallazo sobre: “El escenario electoral para el 2009, visto a mitad de período”.

***

EC - ¿Por dónde empezamos?

OSCAR A. BOTTINELLI:
Este es el año del medio. Hemos hablado en su momento de la mitad del tiempo efectivo de gobierno, de la mitad del período interelectoral. Ahora estamos llegando a la mitad exacta del tiempo jurídico del gobierno, que no es la mitad desde el punto de vista político, porque dentro de 14 meses empiezan algunos movimientos. Quizás en este gobierno se dé mucho menos que en gobiernos anteriores, pero recordemos que el 25 de octubre del año que viene tienen que darse las renuncias de los directores de entes autónomos y servicios descentralizados que deseen postularse al Parlamento. Si miramos los entes, no hay los elencos de gobiernos anteriores, en los que a veces se desarmaban directorios enteros de organismos. Parecería que esta vez va a ser mucho menos. Pero ahí empieza a moverse y si alguien renuncia es porque tiene algunas señales o bases para hacerlo.

Por otro lado, hay grupos políticos que están en un proceso de selección de candidaturas formalmente establecido. Otas candidaturas fueron lanzadas al ruedo...En el Frente Amplio algunas figuras tiran nombres al ruedo prácticamente todas las semanas.


EC - Está claro que está movido, que ya se movió.

OAB - Durante los dos primeros años de gobierno, hasta el primer trimestre de este año, marzo-abril, se veía un escenario político-gubernativo muy sólido para el gobierno. La aprobación del presidente nunca se había acercado al 50%, desde arriba. Siempre había estado con una cómoda, clara mayoría absoluta de aprobación de parte de la opinión pública. El Frente Amplio se veía con una solidez electoral tal que no se veía otro escenario posible que su reválida electoral. Lo otro eran esfuerzos de la oposición para demostrar que la elección no estaba resuelta tan de antemano. Una oposición que tenía un perfil débil, que no lograba golpear fuertemente al gobierno. Esto apareció en muchos análisis políticos nuestros, tanto de comienzos de este año como de años anteriores.

EC - Si avanzamos hacia mitad de año, ¿qué ocurrió?

OAB - A mitad de año, a lo largo de junio y julio, desgranamos una serie de análisis de Factum hechos tanto por nosotros como por el sociólogo Eduardo Bottinelli, con difusión de encuestas. Esos análisis señalaban un punto de inflexión, un cambio fuerte, a partir de que la aprobación del presidente había llegado al borde de la mayoría absoluta. Seguía siendo fuerte pero ya no tenía aquella situación holgada y se veían además debilidades importantes desde el punto de vista del apoyo de opinión pública al gobierno. Un gobierno que, estando fuerte y siendo el que ha presentado mayor fortaleza en la opinión pública a esta altura del período desde que hacemos mediciones, de los últimos cuatro gobiernos, aparece mucho ahora más debilitado, con un nivel de debilidad que no tenía hasta marzo o abril.

Manejamos causas, vimos algunos elementos que lo habían llevado al debilitamiento y se vio que inicialmente el Impuesto a la Renta a las Personas Físicas creó un nivel de malestar y de nerviosismo que terminó de quebrar aquel blindaje que hacía que se fuera hacia 2009 con un resultado inexorable. Se verían los candidatos, quién votaría más, quién votaría menos, pero el resultado se sabía. Ese dato del mes de abril hoy no existe con esa precisión.

EC - ¿Cuál sería la traducción en términos electorales?

OAB - Hasta abril no había probabilidad lógica alguna (siempre existe alguna probabilidad) de que el 25 de octubre de 2009 hubiera otro hecho que la revalidación del Frente Amplio en el gobierno. Hoy el escenario es que, en un juego de probabilidades, mirando lo que dan las encuestas, se ve un Frente Amplio que tiene mayores probabilidades que la oposición de revalidar su gobierno en octubre, pero con muy altas o importantes probabilidades de que no sea así. Tiene más probabilidades que menos. Eso todavía es así. Se verá si esto es el piso, el momento peor, o una situación que se consolida. Lo cierto es que tiene bastante más probabilidades...Pero hacia mitad de año apareció por primera vez un escenario diferente: que vamos hacia el 25 de octubre con un nivel de competitividad mayor, con probabilidades de resultados diferentes que nunca habíamos imaginado hasta el mes de abril.

EC - De todos modos ese análisis a futuro se complica porque hay una serie grande de incógnitas en cuanto a quiénes serán los candidatos.

OAB - Hay dos tipos de incógnitas. La primera es la temática, el desempeño del gobierno y el desempeño de la oposición. Para empezar, el Impuesto a la Renta a las Personas Físicas o la Reforma Tributaria en general se ha transformado en la gran vedette. Pero los datos finales de cómo va a decantar esto en la opinión pública los vamos a tener recién entre fin de año y comienzos del año que viene. Hasta ese momento no va a estar consolidada todavía la opinión pública, no podemos guiarnos exclusivamente por los datos iniciales.

Y luego vendrá la reforma de la salud. Habrá que ver si viene o no viene, si es como se ha venido diseñando, si hay modificaciones...Todo esto está en discusión. Y luego ver cómo impacta desde el punto de vista de la opinión pública.
Otra cosa será cómo impacte en la salud. Estamos hablando del impacto en la opinión pública, en la que hay opiniones divididas (en su momento hicimos un análisis de posibles impactos de la reforma de la salud). Esa es un área de temas.

Lo otro es el tema de las candidaturas. En primer lugar, es un dato no menor si Tabaré Vázquez va hacia a la reelección y si se activan o no mecanismos para ello. Por ahora ha dicho (y esto puede afectar las posibilidades del Frente) “no a la reelección”, pero tenemos que esperar para ver si esto es absolutamente definitivo o en algún momento hay una vuelta. Es una incógnita que tenemos que poner en el pizarrón, porque puede cambiar el escenario.

En segundo lugar, quiénes son los nombres. Hay una danza de nombres, más allá de la polarización periodística entre dos nombres. El otro día hicimos una lista y podemos decir que razonablemente en este momento hay doce nombres en la cancha.

EC - Cuando hablas de una polarización periodística entre dos nombres te refieres a Danilo Astori y José Mujica.

OAB - A José Mujica y Danilo Astori. Cuando uno hace una lista encuentra que hay más ministros, parlamentarios, intendentes, presidentes de entes, etcétera. Que entre candidatos que menciona alguno, personas que manifiestan sus aspiraciones o grupos políticos que manifiestan sus aspiraciones respecto de una persona, llegamos, por lo menos para la fórmula presidencial, a una docena de nombres. Si hay una docena de nombres pueden aparecer más...Es muy difícil el escenario.

EC - ¿Vas a citar algunos de esos nombres?

OAB – No. Se iría muy largo, tendría que explicar uno por uno. Además, sería manosear nombres cuando lo que quiero presentar, más que quiénes son, es el estado del escenario.

Y en la oposición tenemos muy clara, muy nítida, la candidatura de Jorge Larrañaga en el sector de Alianza Nacional. El Herrerismo está definiendo candidaturas, está la candidatura de Gallinal y habrá que ver si hay o no alianzas frente a Larrañaga.

El Partido Colorado también tiene varios nombres. En el Foro Batllista, en la 15, está la candidatura de Pedro Bordaberry, todas situaciones muy móviles. Habrá que ver, cuando terminen de decantar las candidaturas, cómo impacta todo eso. Y si está definitivamente despejado o no el tema de la reelección, que puede impactar para un lado o para el otro. Es otra incógnita.

Esto es lo que se ve hoy, a mitad de período. No estoy diciendo que este escenario se vaya a dar en las elecciones. En marzo se veía un escenario que no es el mismo que se ve hoy. Lo que importa es cómo se está a mitad de período, sobre todo ver que -desde el punto de vista del oficialismo- no es una situación tan holgada como la que tuvo en los dos primeros años. Los propios actores oficialistas lo están sintiendo. Y la oposición se siente revitalizada. Ha reverdecido después de dos años de muchísimas dificultades para cumplir un rol.

 

Publicado en radio El Espectador - programa En Perspectiva - espacio Análisis Político
agosto 24  - 2007