En cuánto está la aprobación del presidente Tabaré Vázquez
y cuánto incidió la visita de Bush
Eduardo Bottinelli. 
Versión no corregida por el expositor

 

EMILIANO COTELO:
Mañana se cumplen veinticinco meses del primer gobierno de izquierda en la historia de nuestro país. Hoy presentamos cuál es el juicio de la población sobre el desempeño del presidente de la República y cuánto incidió la visita de Bush en los niveles de aprobación. Los datos corresponden a la Encuesta Nacional Factum del mes de marzo.

***

EC - Estamos con el sociólogo Eduardo Bottinelli, coordinador general de Factum e investigador en Sociología Política de la Universidad de la República.

¿Cómo ubicamos los antecedentes? Recordemos cómo trabajan ustedes esta materia.

EDUARDO BOTTINELLI:
El juicio de desempeño del presidente de la República es una medición permanente que Factum realiza desde 1991. Los datos que vamos a presentar hoy corresponden a la Encuesta Nacional Factum del mes de marzo. Es un sondeo independiente, puerta a puerta, representativo del 100% del país, tanto urbano como rural, y se realiza sobre 934 casos. La pregunta que se realizó fue: “¿Usted aprueba o desaprueba el desempeño de Tabaré Vázquez como presidente de la República?”.

EC - Y las respuestas fueron estas:

- Aprueba: 60%
- Ni aprueba ni desaprueba: 17%
- Desaprueba: 19%
- No opina: 4%

EB - Estos son los datos de la encuesta que acabamos de terminar de procesar. Importa también ver qué pasa entre los frenteamplistas, el nivel de aprobación entre los frenteamplistas es de 86%, mientras que en el área tradicional es de 30%. Área tradicional es la que comprende a los que hoy votarían al Partido Nacional (PN), al Partido Colorado (PC), al Partido Independiente (PI) y a los que están indecisos entre estos partidos.

EC - ¿Cómo ha evolucionado la aprobación del presidente desde antes de su asunción y en estos meses?

EB - El presidente asumió con una enorme expectativa de la población, una vez y media de los que los votaron tenían expectativas positivas, se registraba un nivel positivo de 77%. Luego de asumir el gobierno se registra una baja muy importante y natural respecto de esas expectativas iniciales. A lo largo de 2005 la aprobación del presidente se mantiene muy estable, en una leve oscilación entre 62% y 63%.

Luego en 2006 se da un proceso de caída constante desde el inicio del año hasta el final. De 63% con que termina el año 2005 pasa a 57% en el primer semestre del año y a 55% en el segundo semestre. Hay entonces una caída persistente.

Al iniciarse el año 2007 no sólo frena la caída en los niveles de aprobación, sino que además recibe un fuerte incremento, con lo que llega a este 60% que acabamos de presentar.

***

EC - Veamos qué opinión tienen los uruguayos de la visita de Bush a Uruguay, la que se cumplió el 9 y el 10 de marzo.

EB - La pregunta que se realizó fue: “Usted cree que la visita del presidente Bush al Uruguay, ¿fue buena o mala para el país?”.

EC - Considera que la visita fue positiva para el país el 55% de los encuestados; y considera que fue negativa el 14%.

EB - Aquí también es interesante distinguir qué percepción tienen los simpatizantes de cada gran área del país.

Entre los frenteamplistas considera positiva la visita de Bush el 47% y el 16% la considera negativa. En el área tradicional el 65% considera positiva la visita, mientras que el 10% la considera negativa.

Es interesante ver que si bien los frenteamplistas son menos entusiastas con la visita del presidente norteamericano, alrededor de casi la mitad la considera como positiva para el país y apenas la sexta parte la ve como negativa.

Otro dato interesante para destacar es la comparación entre la visita de George W. Bush con la visita que realizara George Bush padre en diciembre de 1990.

EC - Podemos hacer esa comparación.

EB - Para eso utilizamos las cifras de Montevideo esta Encuesta Nacional Factum y las comparamos con los datos de la Encuesta Nacional Factum de Montevideo realizada en enero de 1991.

EC - Aquí vamos a estar trabajando solamente sobre la base de Montevideo.

EB - Exactamente.

EC - En 2007, en Montevideo el 53% entiende que la visita de Bush hijo beneficia al país y el 17% entiende que lo perjudica. En 1991, cuando la visita de Bush padre, también en Montevideo, el 42% entendió que la misma beneficiaba al país 42% y el 20% que lo perjudicaba.

EB - ¿Por qué resulta interesante esta comparación? Porque muestra el cambio de actitud de la población, especialmente de los frenteamplistas. En gran medida se considera más positiva la visita de Bush hijo porque el Frente Amplio está en el gobierno y es quien lo recibe. En aquella visita del padre la izquierda tenía una visión más negativa, más refractaria hacia el presidente de Estados Unidos.

EC - Todos estos datos que hemos estado mencionando y comentando van a figurar en la trascripción de este análisis en Espectador.com.

EB - Y en el sitio web de Factum, www.factum.edu.uy. Además van a estar ilustrados con algunos gráficos para hacer más fácil la lectura.

EC - ¿Algunas conclusiones?

EB - Tabaré Vázquez ha gozado de un nivel de aprobación que ha sido siempre superior al nivel de votación que alcanzó en las Elecciones Nacionales. Antes de asumir despertaba expectativas positivas en las tres cuartas partes de los uruguayos. Es decir que las expectativas eran muy altas y, como pasa muchas veces cuando las expectativas son demasiado altas, es difícil mantenerse en ese nivel, por eso se da la primera caída que hemos mencionado, la del año 2005.

Luego se producen dos caídas consecutivas, una a principio del año 2006 y otra a fines del mismo año, lo que algunos analistas llamaron el fin de la luna de miel.

Sin embargo, este año 2007 comienza con un envión importante en el nivel de aprobación del presidente, que llega casi a los niveles del año 2005. Hubo varios acontecimientos que se pueden marcar como elementos significativos hacia la población, vamos a nombrar sólo algunos.

Primero, el manejo del conflicto con Argentina; la población en su conjunto coincide con la forma en que el gobierno ha actuado.

Segundo, la economía muestra signos muy buenos para la población; baja el nivel de desocupación, aumenta el ingreso de los hogares, disminuye la pobreza.

Tercero, la visita de George W. Bush aparece como una jugada importante del presidente de la que notoriamente sale fortalecido, incluso entre los frenteamplistas.

Cuarto, la visita de Lula, se logra una declaración del presidente brasileño que muestra que Uruguay es importante para Brasil, y se muestra además una buena relación entre ambos mandatarios.

Resulta claro que el presidente está muy fuerte, sigue muy fuerte y tiene un margen muy importante de maniobra frente a la población. La población, y especialmente los frenteamplistas, le dan una carta de crédito al accionar del presidente.

 

Publicado en radio El Espectador - programa En Perspectiva - espacio Análisis Político
marzo 30 - 2007