Desde Francia, ¿cómo se observa el conflicto de Medio Oriente?
Oscar A. Bottinelli. 
Versión no corregida por el expositor

EMILIANO COTELO:

Por segunda semana consecutiva, el análisis de Oscar Bottinelli viene del exterior. Por segunda semana consecutiva la llamada telefónica nos lleva a Francia, donde se encuentra el director de Factum y columnista de En Perspectiva.

***

OSCAR A. BOTTINELLI: Estamos aquí en la capital del Valle del Loira, de la Vallé de Loire, y sufriendo la ola de calor que afecta a toda Europa y particularmente a Francia.

EC - Estamos coincidiendo, esta zona del mundo y aquella, en el mismo problema del calor. Qué cosa más rara…

OAB – Aquí, la principal noticia de los informativos de televisión todos los días, en los distintos canales, es la ola de calor, la canícula, con temperaturas de 33 grados para arriba. Y además una cosa interesante: hay un problema de provisión de electricidad en Francia, que en Uruguay se estaría hablando de crisis energética. No hay restricciones, pero sí una recomendación de ahorro de electricidad. Y no hay crisis energética por una razón muy simple: por la cantidad impresionante de interconexión eléctrica que tiene Francia con el resto de Europa, que le permite que esta semana esté haciendo un volumen de compra de electricidad de características récord, que no afectan al ciudadano común porque no es necesario estar restringiendo en los términos que ocurre en Uruguay. Porque Uruguay no tiene ni buenas interconexiones ni tampoco existen en la región excedentes fácilmente vendibles como existen aquí en Europa.

EC - ¿Qué lugar ocupa en el debate francés la guerra de Medio Oriente, que supongo que también está presente?

OAB - A nivel de televisión es la segunda información después de la ola de calor. A nivel de prensa ya vemos que lo más importante es la guerra de Medio Oriente. Incluso hay una diferencia de énfasis. En la televisión el centro de la guerra y las noticias es la evacuación de los ciudadanos occidentales. Francia ha evacuado en estos días 8.000 ciudadanos de un total de 23.000 que tiene. Canadá es el récord: ha evacuado 30.000 de 40.000. Y Estados Unidos igual que Francia, 8.000, de 25.000 personas que tiene en el Líbano. Pero además han evacuado Suecia, Grecia, Dinamarca, Bélgica, Italia. Esto es un gran centro de noticias. A nivel de prensa, ya la guerra en sí misma y la gran polémica política que genera esta guerra.

EC - Una de las noticias más nuevas al respecto: “La Unión Europea está dispuesta a participar en una fuerza internacional en el Líbano, donde hay una crisis humanitaria grave”, según declaró ayer el ministro finlandés, cuyo país ejerce la presidencia rotativa de la Unión Europea. “La Unión Europea está dispuesta a ayudar, una presencia internacional fuerte en el Sur del Líbano aprobada por el Consejo de Seguridad de la ONU podría ser necesaria, pero todas las partes en este conflicto deben comprometerse a cesar las hostilidades”, declaró el ministro durante un seminario sobre la Unión Europea. Este es nada más que un ángulo.

OAB – Anoche, el primer ministro del Líbano tiene una conversación con el ministro de Relaciones Exteriores de Italia sobre la posibilidad del inicio de una mediación italiana, como paso previo a alguna gestión colectiva de la Unión Europea, que parte de la base del cese del fuego. La de Estados Unidos es una posición casi unánime de apoyo al Estado de Israel y apoyo a las medidas que está tomando Israel contra Hezbollah, contra el Líbano.

En Europa la discusión está más bien centrada en un aspecto que parecería jurídico. Pero sin duda es un tema políticamente muy profundo. No se discute mayoritariamente el derecho de Israel a reaccionar frente a lo que se considera una provocación de Hezbollah. Pero el tema es: esta reacción que tuvo Israel, ¿es proporcionada o es absolutamente desproporcionada? Frente al comienzo de secuestros, luego incluso los misiles, ¿la reacción es todo este nivel de bombardeos, etcétera, o debió tener un correlato entre la agresión y la réplica de la agresión? Los sectores defensores de Israel consideran que el concepto `proporción´ o `desproporción´ debe ser valorado en cada caso por lo que esté en juego. Son muy claras las palabras de Hillary Clinton cuando ayer declara “si se lanzasen misiles sobre Nueva York desde México o Canadá, nosotros haríamos lo mismo con México o con Canadá”. En Europa, en general, tiende a haber, de la izquierda pero de muchos sectores de derecha, en Europa hay sectores de derecha con posiciones históricamente poco simpatizantes con Israel, hay un dominio de la tesis de la desproporción de la reacción israelí. Lo que hay es un cierto consenso en Europa, y el pedido del primer ministro libanés va en ese sentido, a la necesidad de un rápido cese del fuego.

La posición del primer ministro del Líbano puede resumirse en: primero, cese el fuego, retiro de Israel, devolución de los 40 kilómetros cuadrados que Israel ocupa del Líbano. Y a partir de ahí sí, una fuerza internacional que destruya toda la infraestructura armada de Hezbollah y permita que Hezbollah pueda (sí quiere) transformarse en un partido político libanés en la lucha política, en la competencia política democrática normal, pero desapareciendo como un grupo armado. Y para eso sí se requeriría una intervención que para el primer ministro libanés debe ser multilateral o de Naciones Unidas o de un conjunto de potencias internacionales.

EC - Tú hablabas al pasar de una intervención rápida. Pero el tiempo pasa, ya estamos en una semana de guerra. ¿Qué pronósticos hay, si es que los hay, a propósito del manejo de los tiempos?

OAB - Hay un debate, en general tiende a verse cada vez más críticamente la actitud de las Naciones Unidas como un organismo que demuestra bastante ineficiencia en lo que puede ser lograr la paz apenas estalla un conflicto. Generalmente, lo que logra después es tener fuerzas para conservar una paz, una vez que - por algún medio y algún método- alguien la logró. Lo cierto es que las grandes potencias están divididas; sobre todo cuando la posición de Rusia y la de la Unión Europea tienden a coincidir en una visión relativamente crítica de los ataques israelíes. Pero entendiendo que ha habido una clara provocación a Israel y una posición de Estados Unidos de total alineamiento y apoyo a lo que está actuando Israel en este momento. Esto dificulta encontrar una solución. Habría que ver qué va pasar con estos pasos de la Cancillería italiana y qué va a pasar con la actuación de la Unión Europea luego de la reunión de anoche, que permite visualizar una mayor intervención de su parte.

EC - El factor tiempo es relativamente desesperante, porque, tenga quien tenga la razón, lo cierto es que mientras tanto siguen muriendo demasiados civiles. Sigue habiendo demasiados heridos civiles totalmente ajenos al enfrentamiento. Y, por supuesto, estamos hablando de víctimas de los dos lados...Más el problema humanitario de los desplazados, más la destrucción de infraestructura que no tiene nada que ver con la guerra en el caso del Líbano. Todas consecuencias que tendrían que minimizarse.

OAB - Claro. El tema es este: incluso algunos lo manejaron críticamente, la primera preocupación que ha tenido Europea es rescatar a sus propios ciudadanos. La preocupación en el conflicto fue esa. La segunda, hay alguna propuesta del presidente francés, Jacques Chirac, compartida por la Unión Europea, de crear un corredor humanitario. Básicamente, la misma línea que se usó para la evacuación de ciudadanos occidentales, que es un corredor del Líbano a Chipre para permitir la ayuda humanitaria, lograr ceses parciales de fuego para que esa ayuda humanitaria llegue. Y se pueda a su vez rescatar o evacuar a los desplazados hacia algún lugar seguro del Líbano o hacia Chipre; que es quizás el país que más está sufriendo las consecuencias del conflicto sin parte en él, en la medida que se está transformando en la base de todo lo que implique desplazamiento de personas.

 

Publicado en radio El Espectador - programa En Perspectiva - espacio Análisis Político
julio 21 - 2006