Las elecciones ítalo-uruguayas de hasta el 6 de abril
Oscar A. Bottinelli. 
 

EMILIANO COTELO:
La población tanto de Uruguay como de Argentina se ha visto sorprendida por una avalancha de publicidad relacionada con las elecciones italianas y la aparición como candidatos al Parlamento italiano de conocidas figuras locales. El politólogo Oscar Bottinelli, director de Factum, nos propone hoy como tema para su análisis: “Las elecciones ítalo-uruguayas de hasta el 6 de abril”.
Oscar, podemos empezar hablando de esto de las elecciones en el exterior, ¿no?

OSCAR A. BOTTINELLI:
Sí. La elección del tema tiene como primer sentido esto que ha sorprendido a mucha gente, esta campaña electoral tan alejada de los períodos electorales nuestros. Y en segundo lugar porque no hay que olvidar que está en el Parlamento la inversa, estudio del voto de los uruguayos en el exterior. Entonces, es bueno mirar el tema desde este ángulo, de los uruguayos votando como exteriores a otro país.

EC - ¿Qué antecedente podemos citar en primer lugar?

OAB - Se puede decir que las elecciones en el exterior quizás tienen su antecedente más antiguo en Estados Unidos; pero no empezó como elecciones en el exterior sino que Estados Unidos desarrolló el correo y las gestiones por correo hace muchísimo tiempo y estableció que el que no está en su domicilio puede votar por correo; y eso es válido tanto si el que vive en Nueva York va a estar el día de las elecciones en California o en la India.

El voto en el exterior propiamente dicho se desarrolló en general como el voto desde afuera del país hacia adentro, es decir, el voto hacia candidatos de dentro del país. Hay casos como el de Brasil, en el que desde el exterior sólo se vota al presidente, y casos como el de España, en el que se vota como si se estuviera en el propio lugar (en La Coruña, en Pontevedra, etcétera) y se vota en la elección municipal, la elección provincial, la elección regional y la elección española.

Nosotros estamos acostumbrados a las elecciones españolas, sobre todo a las gallegas. En Uruguay hay abiertas sedes del Partido Popular (en Bulevar España frente al liceo Zorrilla), del PSOE y del Partido Socialista Gallego (en la calle Soriano); hemos visto actos protagonizados por Manuel Fraga Iribarne, actos del PSOE, hemos visto cartelería. Pero la diferencia de estas elecciones italianas es lo que vamos a explicar: que se elige no un candidato de allá sino de acá.

Italia establece por primera vez en el mundo, en la ley del 27 de diciembre de 2001, que los residentes en el exterior pueden tener derecho al voto y votar candidatos que a su vez también residan en el exterior. Esto fue una novedad en el mundo. Sin embargo, estas elecciones son las segundas en el mundo en que se aplica este concepto.

EC - ¿Qué otros casos hay?

OAB - Italia tardó casi cinco años, cuatro años y pico, en aplicarla, y años después Colombia hizo una reforma política que aplicó este domingo 12 de marzo. En el caso de Colombia se elige un solo diputado por todo el exterior, lo que se llama la Circunscripción Internacional. En Montevideo no tuvo ninguna significación. En ese caso no se vota por correo sino en forma personal, y acá en el consulado votaron 50 personas en una única urna. En Estados Unidos es una cantidad impresionante de votantes y en menor grado en España. El diputado electo –vaya como anécdota– es agente inmobiliario en Miami.

EC - ¿Cuáles son las posturas políticas en este caso?

OAB - Es un tema interesante porque en Italia es al revés de Uruguay. El voto en el exterior (y en general la preocupación por los ciudadanos en el exterior) está mucho más presente en el centroderecha, tanto es así que el gobierno actual cuando asumió, en 2001, designo un ministro para los Italianos en el Mundo, que dirige Mirko Tremaglia, que fue quien terminó dando el impulso final a una ley que ya tenía más de diez años de discusión. El centroizquierda tiene una actitud más crítica hacia la Italia en el Exterior, la italianidad como concepto es más sostenida por el centroderecha, e incluso cuando la crisis de 2002 hubo muchos artículos de la intelectualidad de la izquierda italiana muy crítica hacia lo que llamaban “gli italianos”, en una mezcla de "gli" (“los” dicho en italiano) e “italianos” en español, que eran un poco una invasión, sobre todo de argentinos, que estaba llegando a Italia.

EC - ¿Qué es concretamente lo que se elige?

OAB - La Circunscripción Exterior elige seis senadores y doce diputados. Está dividida en cuatro reparticiones: América Meridional, América Septentrional y Central, Europa y el resto del mundo (Oceanía, Asia, África y Antártida). América Meridional, a la que pertenecemos, elige dos senadores y tres diputados en forma proporcional entre las distintas listas por el sistema de mayor resto, que no es el que se aplica en las elecciones uruguayas. Aclaremos: son dos senadores en 322. Son 315 senadores electos más algunos senadores vitalicios, entre ellos los ex presidentes de la República; en este momento son 322 en total.

EC - ¿Y la Cámara de Diputados?

OAB - Son 630 diputados. En la Cámara de Diputados son 12 elegidos por la Circunscripción Exterior, de los cuales tres en América del Sur. Se vota por correspondencia. Por eso dije elecciones “de hasta el 6 de abril”, porque como se vota por correo, ya se han enviado muchos votos; el voto tiene plazo para llegar al consulado hasta el 6 de abril a las 16 horas. Esto plantea todo un tema que daría para hablar mucho, que son los problemas de garantías de este tipo de voto, porque no es fácil evitar que una persona vote por otra.

EC - Sí, es algo que se discute en Uruguay cada vez que aparece la posibilidad de instrumentar el voto desde el exterior.

OAB - Sí; esto daría para todo un comentario más adelante sobre cosas que se están viendo en estas elecciones.

EC - ¿Esto quiere decir que ciudadanos uruguayos pueden terminar sentándose en Roma, en el Senado o en la Cámara de Diputados?

OAB - Exactamente. Aclaremos lo siguiente. En realidad acá no se está eligiendo gobierno, en Italia hay un régimen parlamentario, o sea que el gobierno surge de la mayoría que hay en las cámaras. Básicamente, lo que políticamente importa es la Cámara de Diputados, ahí se sientan los líderes políticos, como Berlusconi, Fini, Casini, D’Alema, Rutelli, Fassino. El papel del Senado en la elección del gobierno es menor, tiene poder de bloqueo si difiere con la Cámara de Diputados y un bloqueo puede llevar a nuevas elecciones; es un Senado más de notables.

Pero ocurre lo siguiente, la ley de diciembre de 2005 hizo un cambio total en el sistema electoral italiano, creemos que sin ninguna intención de excluir al exterior, porque también está excluyendo una región italiana, Val d’Aosta. Se hace todo un sistema donde los votos que se computan son los de las 19 restantes regiones de Italia y el más votado tiene el 54 por ciento de las bancas, algo parecido a lo de nuestras juntas departamentales: el que sale primero tiene asegurada la mayoría en la Junta Departamental, aunque gane por un poquito. Los votos del exterior no están computados dentro de esto, con lo cual se puede decir que desde acá no se elige gobierno, lo que se elige en los hechos son los representantes de la Italia en el Mundo, en este caso los representantes de América del Sur o de Uruguay.

EC - ¿Cuáles son las listas y los uruguayos candidatos en particular?

OAB - Son ocho listas, vamos a mencionar a los uruguayos que aparecen como candidatos. Primero hay una lista que se puede decir autóctona, de Asociaciones Italianas en Sudamérica, que no corresponde a partidos italianos sino que busca una representación estrictamente de la emigración, que tiene como candidato al Senado en Uruguay a una figura muy conocida, que es Italo Colafranceschi, un hombre que dirige muchísimos programas relacionados con Italia y la colectividad italiana, nacido en Uruguay y oriundo de la región del Lazio.

Una segunda candidatura muy conocida, también al Senado, es la de Aldo Lamorte, el presidente de la Unión Cívica, oriundo de Basilicata, candidato por la Unión Democrática Cristiana y Democrática de Centro, la UDC. Es un partido italiano que está en el actual gobierno y que presenta también un residente en Uruguay como candidato a diputado, que es Francesco Magno, nacido en Italia, en Calabria.

El tercer candidato al Senado uruguayo es Adriana Testoni, nacida en Lombardía, que va por una lista del exterior pero vinculada con uno de los partidos de gobierno, el que se denomina "Per l’Italia nel Mondo con Tremaglia", que es el ministro de derecha que le dio impulso final a esta ley.

Luego está Forza Italia, el partido de Berlusconi, que lleva como candidata a diputada a Daniela Chierichetti, nacida en Uruguay, de origen lombardo.

Por la Lega Nord el candidato a diputado es Bruno Boschiero, oriundo del Veneto, nacido en Uruguay.

Y por la otra lista autóctona, Unione Sudamericana Emigrati Italiani, va Angelo del Duca, nacido en Calabria.

EC - La oferta es muy variada acá.

OAB - Hay seis listas con candidatos uruguayos, de los cuales tres al Senado y cuatro a Diputados, porque hay una lista que tiene candidatos a las dos cámaras. Los candidatos son cuatro nacidos en Uruguay y tres nacidos en Italia residentes en Uruguay.

EC - Y además hay listas sin candidatos uruguayos.

OAB - Hay dos listas sin candidatos uruguayos, una es L’Unione la que lleva a Romano Prodi como candidato a la Presidencia del gobierno, que es la coalición que gobernó anteriormente un poco más ampliada y que tiene grandes chances de ganar; y por otro el UDEUR, un partido católico de centroizquierda. Ninguno de estos dos tiene candidatos en Uruguay. Los candidatos uruguayos en Uruguay son de las otras seis listas.

EC - ¿Alguna reflexión final sobre estas elecciones que pegan tanto en Uruguay?

OAB - Primero lo que dije al principio: ver esto para cuando luego se estudie el caso inverso, es decir, el voto uruguayo en el exterior, hay que observarlo. Y por otro lado ver que estas cosas también pueden servir –aparte de lo que quiere decir la representación de todo un colectivo de un país que vive en el exterior hacia adentro de ese país para influir en las decisiones– como distintas vías en las relaciones entre Uruguay e Italia. Las vías tradicionales: Uno, las embajadas: la embajada de Uruguay en Roma y la embajada de Italia en Montevideo. Un asegunda vía es la estructura del Comité General de Italianos en el Exterior. (El Departamento 20 de nuestra Cancillería empieza a armar una estructura no digo similar pero con la misma orientación; España está organizando una también, son estructuras en las que se van organizando las distintas comunidades de emigrantes.) Y ahora hay una tercera vía de relaciones, esto de que puede haber como titulares o como suplentes parlamentarios uruguayos en el Parlamento italiano; que también puede operar como una forma de nexo entre Uruguay e Italia en los problemas recíprocos que puedan darse. Es una forma de participación uruguaya en la interna de Italia.

 

Publicado en radio El Espectador - programa En Perspectiva - espacio Análisis Político
marzo 31 - 2006