El juicio sobre el desempeño del presidente Vázquez
Eduardo Bottinelli
. 

EMILIANO COTELO:
Al cabo de tres meses de gobierno, hoy presentamos cuál es el juicio de la población sobre el desempeño del presidente de la República, Tabaré Vázquez. A su vez presentaremos la comparación con las expectativas previas y la comparación con el mismo período del ex presidente Jorge Batlle. Los datos corresponden a la Encuesta Nacional Factum del mes de mayo y serán presentados y analizados por Eduardo Bottinelli, coordinador general de Factum e investigador en Sociología Política de la Universidad de la República

***

Eduardo, antes que nada, el juicio de desempeño del presidente es un termómetro permanente que Factum realiza desde 1991.

EDUARDO BOTTINELLI:
Los datos que vamos a presentar corresponden a la Encuesta Nacional Factum del mes de mayo. Es un sondeo puerta a puerta, representativo del 100% del país, tanto urbano como rural y se realiza sobre 934 casos. La pregunta que se formuló fue: ¿Usted aprueba o desaprueba el desempeño de Tabaré Vázquez como presidente de la República?

EC – Las respuestas fueron: que el 63% de la población aprueba la gestión, no la aprueba ni desaprueba el 16%, la desaprueba el 10%. No opina un 11% de los consultados.

EB - Dentro del Indice Factum de Imagen, que se maneja en una escala de 0 a 100, se obtiene un puntaje de 75 puntos y una calificación de Muy Muy Buena o Muy Bueno Sobresaliente.

En términos generales se puede decir que Vázquez tiene el apoyo de gran parte de la población en lo que ha sido su gestión hasta el momento.

EC - ¿Cómo eran las expectativas en el momento de asumir?

EB - Antes de asumir, al cierre de febrero, las expectativas de la población sobre el desempeño del entonces presidente electo, eran en un 77% positivas, 11% neutras, negativas 4% y sin opinión, 8%.

Si pasamos el puntaje de las expectativas al Indice Factum de Imagen, la cifra de aquel momento era de 85 puntos, lo que implica una calificación de Sobresaliente.

EC - ¿Cómo se comparan los números actuales con las expectativas en el momento de asumir?

EB - En estos tres meses de gobierno, ha caído el juicio sobre el desempeño presidencial. El puntaje global pasó de 85 puntos a los 75 de ahora, lo que significa que en tres meses de gobierno perdió 10 puntos en el Indice Factum de Imagen.

EC - ¿Y si ahora la comparación la hacemos estrictamente con los porcentajes de aprobación? Recordemos que a Vázquez lo votó un poco menos del 51%.

EB - Si observamos exclusivamente el porcentaje de personas que aprueban el desempeño, tenían una expectativa positiva el 77%, es decir, una vez y media de los que lo votaron.

Ahora lo aprueba el 63%, (una vez y cuarto de lo que lo votó). Perdió un 14% en relación a las expectativas previas a la asunción.

En resumen, aprobaba el 77% ahora el 63%. Tenía un puntaje en el Indice Factum de Imagen de 85 puntos, ahora es de 75. Igualmente es una calificación de muy muy bueno.

EC - ¿Cómo se compara esto con el presidente anterior?

EB - Jorge Batlle asumió con una expectativa de 65 puntos en el Indice Factum de Imagen, es decir, 21 puntos menos que Tabaré Vázquez. A los tres meses de gobierno, en mayo de 2000, registraba 66 puntos, es decir un punto más que las expectativas previas. Por lo tanto se puede decir que a los tres meses de gobierno había colmado las expectativas.

En el caso de Vázquez se da una caída de 10 puntos en el Indice Factum de Imagen (como habíamos mencionado antes).

Ahora bien… Una de las cosas más importante es que la pérdida de Vázquez se da entre los votantes blancos, colorados y de otras opciones, no entre sus propios votantes. Es decir que no puede decirse que sea un fracaso de las expectativas sino que un sector, un 14% de uruguayos no votantes frenteamplistas, se ha sentido en cierta forma defraudado respecto a las expectativas previas.

EC - Todos estos datos los encontrarán en la transcripción de Espectador.com

EB - Y en el sitio web de Factum www.factum.edu.uy

EC - Veamos algunas conclusiones.

EB - En primer lugar: Tabaré Vázquez antes de asumir despertaba expectativas positivas en las tres cuartas partes de los uruguayos. Es decir que las expectativas eran muy altas, como pasa muchas veces cuando las expectativas son demasiado altas es difícil mantenerse en ese nivel, por eso la caída que hemos mencionamos.

En segundo lugar: Si bien cayó el nivel de aprobación del presidente, todavía se sitúa en niveles muy altos, más de seis de cada diez uruguayos aprueban su gestión.

En tercer lugar: Batlle en el mismo período de tiempo cumplió las expectativas que se tenían antes que asumiera el cargo presidencial, sin embargo (y en relación con la primera de las conclusiones) las expectativas eran sensiblemente menores a las que despertó Vázquez.

Tendremos que seguir indagando sobre la percepción de los uruguayos, el juicio que tienen del desempeño presidencial para conocer si sus expectativas van siendo cumplidas o si por el contrario se ven frustradas.

 

Publicado en radio El Espectador - programa En Perspectiva - espacio Análisis Político
junio 17 - 2005