El primer mes de gobierno frenteamplista
Oscar A. Bottinelli. 

EMILIANO COTELO:
Hoy es tiempo de balance porque al ser 1 de abril estamos exactamente a un mes de la asunción del gobierno encabezado por el doctor Tabaré Vázquez, y ése, justamente, es el tema que nos propone hoy.

***

Oscar, ¿es un balance o un balancete?

OSCAR A. BOTTINELLI:
Un balancete; 30 días no dan para que nadie haga un inventario muy preciso de lo que es el primer gobierno frenteamplista. (Digo frenteamplista porque nos ha pasado que hemos recibido consultas de periodistas y analistas políticos europeos que cuando uno decía “el primer gobierno de izquierda”, decían “pero Uruguay ha tenido mayoritariamente gobiernos de izquierda”, porque en una consideración europea el Batllismo es un partido de izquierda, una fracción de tipo socialdemócrata. Entonces salgamos de esa discusión, que es más bien de palabras; no cabe dudas de que es el primer gobierno constitucional que no es blanco ni colorado.)

EC - ¿Qué destacamos?

OAB - Vamos a destacar muy rápidamente una docena de ítems en esto que sería un balance.

Uno, la instalación del gobierno. Hay dos formas de verla, como un gobierno que se instaló mucho más lentamente de lo previsto si se piensa que tuvo un mes más de transición, y sobre todo ante la necesidad que tenía por el recambio fuerte alguien que no venía participando en los gobiernos anteriores de tener sus propios elencos con mucha rapidez. Si analizamos que esta misma velocidad era requerida cuando la transición del régimen militar a la restauración democrática, vemos que este gobierno queda instalado con prácticamente todos los entes autónomos de quince a veinte días antes que hace veinte años. Es decir que fue una instalación de gobierno relativamente rápida, aunque quizás menos de lo que podía esperarse al principio.

En materia de presentación de proyectos de ley creo que había una expectativa de un gobierno que iba aterrizar mucho más rápidamente con proyectos de ley, sobre todo vistos todos los equipos que trabajaron el año pasado en el ámbito sobre todo de la fundación Fesur en la preparación del gobierno en la medida que el Frente Amplio (FA) veía que era casi seguro que le iba a tocar gobernar.

Tercer tema, negociaciones políticas. Quizás aquí aparezca el mayor déficit del gobierno en la medida en que fue contradictorio el haber optado por una apertura hacia blancos y colorados que no tenía necesidad de hacer, es decir podía optar por eso o no desde el punto de vista de los antecedentes, de haber sido excluido en los tres gobiernos anteriores, pero consideró que podía ser necesario o conveniente para el país e incluso para sí mismo dar una imagen de un gobierno más respaldado que solamente por la fuerza de la mayoría. En el mundo hay los dos sistemas, gobiernos de amplio consenso y gobiernos exclusivamente de mayoría; no es considerado autoritario un gobierno que sea sólo de mayoría, esto pasa en la mayoría de los países del mundo. Pero optó por el diálogo y luego el propio gobierno creó condiciones para que el mismo no llegara a buen puerto. Todavía queda alguna puerta abierta con el Partido Nacional (PN), pero no aparece como de las cosas más felices o exitosas de este gobierno.

En cuarto lugar, un gobierno que se estrena con un elenco tan grande de gente que no ha tenido experiencias anteriores presenta los desniveles esperados en la preparación o no preparación para el gobierno y para los cargos. Allí vemos algunas áreas con gente muy preparada, que estuvo preparándose para lo que está haciendo, otra que recién empieza a buscar cuáles son sus ámbitos de competencia e incluso gente que creía que sus competencias eran otras.

En quinto lugar, lo más consensual externo a la izquierda, al gobierno, porque hay cosas que pueden ser consensuadas adentro y cosas que pueden ser consensuadas afuera de la mayoría.

EC - Entonces, en lo consensual externo…

OAB - En lo consensual externo, es decir lo que corresponde a todo el resto del sistema político, el área económica. El área económica está teniendo un gran apoyo desde el punto de vista de los actores sociales y empresariales, desde el punto de vista del sistema político. Tuvo la prueba de fuego de Cofac apenas estaba empezando a acomodar las sillas para sentarse. Es evidente que ayudó muchísimo a la salida que fuera este gobierno, por las características particulares de Cofac como una cooperativa con decenas de miles de socios, y fue una solución muy exitosa. Es verdad que sin que haya tenido mucha trascendencia pública, fue cuando mostró las primeras crispaciones internas en el área económica; el equipo conducido por Astori naturalmente tiene una concepción que no refleja la de todo el espectro del gobierno, todo el espectro del FA, y de alguna manera salió fortalecido porque frente a esas crispaciones internas encontró un respaldo muy fuerte del presidente de la República que dijo “el equipo económico es éste y se hace lo que dice”, es decir tiene un cheque en blanco. Fue una señal muy fuerte, no sólo hacia el conjunto del país sino incluso hacia afuera en la búsqueda de señales hacia organismos internacionales e inversores externos de la línea y la solidez del equipo económico.

EC - Hablabas de lo consensual externo; veamos lo controversial externo.

OAB - Lo controversial es el Ministerio del Interior, sobre todo por un ministerio que comenzó en una línea muy fuerte, con un énfasis –ya hicimos un análisis sobre el tema– muy fuerte en el tema cárceles, en el tema delitos y muy débil en el tema seguridad ciudadana, seguridad de la gente. Últimamente entró a dar un giro pero no está convenciendo a la oposición que ha encontrado el primer punto para golpear al gobierno; sin ser agresivas fueron muy fuertes las declaraciones del ex presidente Sanguinetti y las del senador Francisco Gallinal. Básicamente el gobierno aquí el gobierno ha encontrado un punto de oposición que está realizando más bien como tendido de puentes, como diciendo “esto hay que cambiarlo y estamos dispuestos a dialogar”.

Otro punto entre la controversia y la duda son los temas de política exterior. Política exterior tiene que ver con el ministro de Relaciones Exteriores y con el presidente de la República, los pasos más importantes o señales en materia de política exterior fueron diseñados por el presidente de la República mucho antes que supiera quién iba a ser el canciller. Básicamente lo más controversial tuvo que ver con los temas de Venezuela y Cuba, y luego han aparecido ataques desde el lado del Partido Colorado (PC) a la forma de nombramiento de cargos en la cancillería, que desde el lado del gobierno se considera lógico que salieran porque están afectando un centro de poder importante del PC como han sido tradicionalmente la cancillería y el Servicio Exterior.

EC - ¿Qué más en este balance a un mes de la asunción del doctor Vázquez?

OAB - Muy rápido lo que podemos llamar el silencio porque todavía no hay señales de hacia dónde va la reorganización o la creación de un sistema de salud ni hay señales claras en materia de educación. También en cuanto a dudas, el Ministerio de Industria y Energía centró el tema en la energía y la crisis energética como tema central, pero la presentación de las líneas de gobierno ante las comisiones parlamentarias le planteó muchas dudas a la oposición sobre la línea y la solvencia del staff de gobierno. Un tema en el que no hay consensualidad, hay muchas dudas abiertas y ha sorprendido a mucha gente de izquierda es el énfasis en abrir la generación de energía a privados, que incluso UTE compraría.

El impulso fuerte del gobierno ha sido el diálogo social, los convenios colectivos, la preparación de los consejos de salarios, que es donde hay un gran acelerador y donde el gobierno sin duda tiene una línea muy clara y va a tener en principio éxitos muy grandes, al menos desde el punto de vista de opinión pública y apoyatura de estructura de tipo social.

Otro punto, los éxitos mediáticos. La baja del asado, poner contra la pared a la concesión de ruta 1 para que se termine rápidamente el puente, el traslado de los hermanos Peirano Basso han sido una serie de elementos que serán de mayor o menor importancia, de mayor o menor impacto sobre la gente, pero sin duda han sido éxitos mediáticos y medibles del gobierno.

Por último aparece como un tema controversial no tanto a nivel del sistema político pero sí en relación al empresariado, el tema de la regulación de precios que ha aparecido muy concentrado en elementos básicos de la canasta familiar, pero que desde el punto de vista de los empresarios ha aparecido como un temor a un gobierno que quiera regular precios y desde el punto de vista de la población aparece como un tema de cierto éxito mediático con el cual el gobierno está dando una señal: “Miren que aquí hay alguien que los va a proteger”.

Finalmente queda para decir que el gran desafío que empieza hoy es el tema de qué éxito va a tener el Plan de Emergencia, al cual el gobierno ha apostado mucho, sobre todo como capacidad de ejecución y como imagen de sensibilidad social.

 

Publicado en radio El Espectador - programa En Perspectiva - espacio Análisis Político
abril 1 - 2005