Una carrera electoral muy especial
Oscar A. Bottinelli. 

EMILIANO COTELO:
Estos últimos días han estado cargados de problemas y conflictos en los tres grandes partidos políticos.

El politólogo Oscar Bottinelli, director de Factum, nos propone para su espacio de hoy "Una carrera electoral muy especial": cómo se presenta a esta altura la competencia electoral, cuando faltan dos meses para las elecciones internas y seis para las elecciones nacionales.

¿Por qué es muy especial esta carrera electoral?

OSCAR A. BOTTINELLI:
Si comparamos rápidamente con la última elección parecida, que fue la de abril de 1999, teníamos tres partidos con competencia por la candidatura presencial, algunos con más candidatos de primera línea, el Partido Nacional (PN) con cuatro y el Partido Colorado (PC) y la izquierda con dos cada uno, y ahora tenemos un esquema que cuesta un rato describir.

Por un lado tenemos un PN que efectivamente dirime la candidatura presidencial el 27 de junio con dos candidatos de primera línea, el ex presidente Luis Alberto Lacalle y el senador Jorge Larrañaga, y además dirime, como todos los demás, a través de la elección de convenciones departamentales, las candidaturas a intendente, importante sobre todo en el interior del país.

El PC tiene decidido el candidato presidencial de hecho, hay otros en carrera pero es notorio que con el apoyo de la Lista 15 y el Foro Batllista el candidato va a ser el escribano Guillermo Stirling; en cambio dirime la candidatura a la Vicepresidencia entre el Foro y la 15, el que gane va a proponer el candidato a vicepresidente dentro de sus filas.

Además, para la Convención Nacional, tanto la 15 como el Foro, está pactado que los distintos legisladores y aspirantes a legisladores van a marcar votos, por eso hay un número tan impresionante de listas; quien recorra las calles va a ver una cantidad muy grande de números, cada uno asociado a un candidato distinto dentro de la 15 o del Foro, más una opción muy grande de hojas departamentales; de ahí se van a armar las listas a Diputados, de acuerdo a lo que marque cada uno dentro del respectivo grupo.

EC - ¿Y en cuanto al Encuentro Progresista - Frente Amplio (EP-FA)?

OAB - Es todavía muchísimo más especial. Tiene un candidato único a presidente, ni siquiera hay candidatos menores que obliguen aunque sea a una competencia formal; está definido el candidato a vicepresidente, no van a depender demasiado del resultado a la Convención Nacional muchas cosas: es una competencia muy simbólica, es saber cómo quedan posicionados simbólicamente, como una encuesta más confiable que todas las demás en la medida que se vota en las urnas, pero por otro lado menos confiable porque no representa a todos los que van a votar al EP-FA en octubre; tiene un valor estrictamente simbólico, realmente todavía no le he encontrado el sentido a esta competencia fuerte que se da entre todos los sectores del Frente en una elección en que no eligen nada. Sí va a haber competencia de verdad en el interior para las convenciones departamentales, porque eso va a tener muchísima influencia en la elección del o los candidatos del Encuentro Progresista - Frente Amplio - Nueva Mayoría a las intendencias departamentales, sobre todo porque en muchos departamentos esta vez hay chance de competir.

EC - De modo que a grandes pinceladas esas son las particularidades que presenta esta vez la competencia con vistas a las elecciones internas.

OAB - Estas particularidades llevan a que unos estén más que nada pensando en octubre y otros en junio. Claramente el PN está enfocado a junio, el EP-FA apunta más a octubre y el PC apunta a nivel presidencial a octubre y a nivel de sectores a junio.

EC - Yo decía que en ese contexto ha llamado la atención en estos días una serie de problemas, de conflictos que se han ido viendo en los tres grandes partidos; ¿podemos ir repasándolos?

OAB - En la izquierda hubo un conflicto detonante en los últimos días, que fueron las declaraciones del economista Viera no descartando la posibilidad de imponer detracciones a la exportación de productos agropecuarios. Saltó una formidable tormenta que culminó con que se aclara que esa no es la posición de la izquierda, el economista Viera dice que habla con carácter general pero no para este momento, se retira de la Comisión de Programa, vuelve a la misma, etcétera. Parecería que fue un error muy importante, un error que puede afectar mucho la imagen de la izquierda, sobre todo en el agro y todo lo que lo rodea, pero es la culminación de prácticamente dos meses durante los cuales apareció una serie de cosas que se podrían calificar de errores en la medida que se detecta que afectan la imagen de la izquierda o que pueden hacerla fácilmente atacable. Se puede hacer una lista bastante rápida: cuando se habló de convocar a un plebiscito para consultar a la gente sobre cumplir la ley de caducidad…

EC - Eso fue algo que se interpretó de un discurso del doctor Vázquez.

OAB - El doctor Vázquez, quien también habló de tarifas públicas de una manera que se interpretó que estaba diciendo que se las iba a congelar las tarifas, lo cual implicaría crearles serios problemas financieros a UTE, Antel y Ancap en el futuro.

EC - Vázquez sostiene que sus palabras fueron tergiversadas por las versiones periodísticas.

OAB - Sí, pero uno lee las palabras exactas y aun de buena fe -obviamente los contrarios tratan de buscar la lectura más opuesta- puede dar la impresión de que apuntaba a algo así, no se entendía otra interpretación.

EC - Ibas a mencionar otros ejemplos.

OAB - Por ejemplo, cuando dijo que para las compras al Estado se iba a calificar mejor a las empresas proveedoras que dieran más empleo, cuando obviamente las empresas que dan más empleo son las más grandes, las chicas dan poco empleo.

Luego a nivel vicepresidencial se dijo que el FA cuando llegue al gobierno va a comprar autos Volkswagen, se mencionó una marca.

Los problemas pueden surgir de lo que dice el candidato presidencial o vicepresidencial, de los líderes sectoriales, de los candidatos parlamentarios y los actuales parlamentarios, y además puede ser un error meterse en temas muy complicados, muchos de los cuales todavía no han sido explotados por los contrarios. En el tema del aborto, el EP-FA se ha movido con mucha prudencia en la medida que ha detectado que si bien tiene una posición muy favorable, no es un tema fácil en Uruguay y hay una oposición muy fuerte, muy activa, que afecta a prácticamente la quinta parte de los votantes frenteamplistas que tienen una posición distinta a la de la izquierda. Sin embargo hay otro tema mucho más sensible, que se ha detectado a nivel de encuestas que levanta mucho más controversia que el tema del aborto, que es la propuesta de darle un estatus legal a la pareja homosexual, una especie de casamiento homosexual a través del registro de concubinato. Esto se presentó en diciembre, a las puertas de una campaña electoral.

Y el tema Mujica, que es muy interesante de analizar, porque el estilo Mujica, que le da mucho resultado a él, genera hechos como fomentar la teoría del ocultamiento que ha expresado por radio y ha precisado en un reportaje con Brecha, decir que no debe decirse todo lo que se va a hacer para no asustar a la gente, frases como que la clase media se las va a tener que aguantar, y un lenguaje con el uso permanentemente de palabras como "chorizos", "nabos", "giles" para calificar a otro grupo político, a dirigentes políticos o aún a compañeros, y algunas frases que se fueron más de tono, lo que en general se llama "malas palabras", que por ahora no han afectado al senador Mujica pero da la impresión de que generan molestia en votantes del Frente y pueden crear problemas de que se retraiga gente a la que ese estilo no le gusta.

Esto del Frente tuvo el golpe de timón que dio Tabaré Vázquez estos días pretendiendo centralizar la campaña electoral, sobre todo en el plano económico, que la manejen solamente en los candidatos a presidente y vice y en los técnicos, previa consulta directa con la candidatura presidencial.

***

EC - Pasemos al PC.

OAB - En el PC hay básicamente tres grandes problemas y había un cuarto que se despejó.

Uno es la existencia de campañas separadas de la 15, el Foro y la candidatura presidencial, con equipos diferentes para su diseño, por lo que internamente muchos temen una especie de desorden en las campañas que genera mucha crispación entre los distintos equipos, entre los distintos grupos y a su vez algunos problemas dentro de cada uno de los grupos por cómo encaran las respectivas campañas.

Ligado a esto aparece un segundo problema: en filas del Foro se señala o se ve una cierta lejanía del candidato Stirling, a quien se ve aparecer con más frecuencia -según las versiones de gente forista- en actos de la 15 que en actos del Foro; incluso en actos importantes de listas o candidatos importantes del Foro no apareció, en cambio ha aparecido en actos menores de la Lista 15.

El tercer problema se está planteando otra vez con la candidatura de Atchugarry. Recordemos que era el precandidato presidencial natural de la 15, en enero se produjo toda una crisis cuando desistió y ratificó su desistimiento, luego hubo un retorno de Atchugarry al primer plano cuando la 15 y Jorge Batlle en particular lo señalaron como el primer candidato a encabezar la Lista 15; explícitamente se está hablando de que esto implica que Atchugarry va a ser el candidato a vicepresidente si la 15 gana, con una competencia que incluso era bastante desigual: de un lado se vota Atchugarry y del otro al Foro, que luego pondrá un candidato que no se sabe quién es. Pero resulta que en los últimos 15 días Atchugarry empezó a dar señales públicas, cada vez más fuertes, de que tampoco va a aceptar la candidatura a la Vicepresidencia, lo cual deja otra vez muchas dudas en cuanto a qué quiere decir esto de vote a Atchugarry encabezando a la Lista 15.

EC - Y tú hablabas de un cuarto problema que se disipó.

OAB - El cuarto problema era la posibilidad de que apareciera un tercer tipo de grupo entre la 15 y el Foro, llamémosle el "stirlinguismo". Según los últimos movimientos el propio candidato presidencial habría disipado lo que estaba creando muchos temores y miedos, particularmente en el Foro, pero también en la 15, en cuanto a que ello cambiara todo el esquema fundamental.

EC - Sí, la precisión de Stirling dice que queda por el camino esa posibilidad para las elecciones internas; vaya a saber qué ocurre a partir del 27 de junio.

OAB - Claro, pero el tema se planteaba en relación a las elecciones internas y estaba creando mucha más rispidez; con relación a las elecciones nacionales se lo ve en otro contexto.

EC - ¿Y en el PN?

OAB - El PN da para todo un examen. Yo diría una frase: empieza a haber riesgos de retorno a los fantasmas de 1999.

EC - ¿Por qué?

OAB - Riesgo de volver otra vez a una campaña ríspida. Días pasados Larrañaga y Ramírez anuncian que el resultado del 27 de junio provocaría un cambio en el PN porque sería la derrota de Lacalle como un objetivo; es decir otra vez la elección interna adquiere un volumen, un nivel de decibeles que vuelve a amenazar con llevar al PN a una situación similar a la de 1999.

EC - Ya hubo respuestas desde el Herrerismo.

OAB - Hubo repuesta desde el Herrerismo, entra un in crescendo. En el día de ayer hubo algunas señales reservadas que dieron la impresión de un nuevo intento de bajar el volumen para evitar caer en ese riesgo. Pero el PN está permanentemente en el filo de salirse de las reglas naturales de una elección interna que luego sea positiva para el partido, siempre corre el riesgo de entrar en batalla campal.

EC - ¿Cuáles son tus conclusiones?

OAB - Tenemos elecciones mucho más complicadas que las anteriores, entre otras cosas porque hay partidos que están participando en la campaña, ya sea plenamente o en el nivel presidencial pero cuyo objetivo en definitiva es octubre, y en esta larga campaña de seis meses están cada vez más expuestos a cometer errores.

En última instancia vale aquello de que a veces más importante que grandes aciertos en la campaña electoral es cometer la menor cantidad de errores para que a uno le vaya bien.

 

Publicado en radio El Espectador - programa En Perspectiva - espacio Análisis Político
abril 30 - 2004