El general pasa a retiro, al último retiro de su vida
Oscar A. Bottinelli. 

EMILIANO COTELO:
Hace una semana, el 12 de diciembre, al festejar sus 87 años, el general Liber Seregni anunció su retiro definitivo de la actividad pública. A propósito de este hecho tan fuerte, el politólogo Oscar Bottinelli, director de Factum, propone el siguiente análisis político para hoy: “El general pasa a retiro, al último retiro de su vida”.

Oscar, ¿por dónde empezamos?

OSCAR A. BOTTINELLI:
El 13 de diciembre Seregni cumplió 87 años y lo festejó en la víspera. Ahí sorprendió con el anuncio de su retiro y han sido muy impactantes sus razones: un hombre en pleno vigor intelectual con serios problemas de salud que siente el drama del cuerpo que no responde, el temor de la decadencia física en público. Dice: “En esto de la vida no hay cosa más triste, más tremendamente penosa, que ver la decadencia pública de una persona. Yo, Seregni, no me puedo arriesgar a una decadencia pública por respeto a mí mismo y a mi familia”.

Es el drama que siempre se plantea, a veces se lamenta la gente que quedó fuera de la vida activa antes de tiempo y también cuando la gente se sobrevive a sí misma y se ve esa decadencia física.

EC - Más allá de que los médicos le habían recomendado al general Seregni que se apartara de aquellas actividades que pudieran estresarlo y agotarlo, después del último accidente cardiovascular que tuvo en el mes de abril.

OAB - Aparentemente el accidente vascular que tuvo en el mes de abril fue más impactante, más grave de lo que en principio se supuso y lo fue limitando crecientemente. Él va sintiendo esa caída y quiere dar este paso de decir: “Me quedo en mi casa”.

EC - Tú dices que Seregni está resolviendo el último retiro de su vida. Habría que repasar, justamente, esa vida pública.

OAB - La vida pública de Seregni tiene dos grandes ciclos: el militar, que abarca hasta su retiro, y el ciclo llamémosle político, que comienza en octubre de 1968. Venía discrepando con la aplicación de las medidas prontas de seguridad, el tema puntual tiene que ver con un episodio de canje de tierra entre el Ejército y la Iglesia Católica, pero el tema de fondo venía de las medidas prontas de seguridad, por lo cual pide el pase a retiro.

Se inicia la vida pública de Seregni en 10 etapas. Una primera etapa está dentro del Partido Colorado (PC). Parece ser la figura que podría aglutinar a quienes buscan una candidatura alternativa al pachequismo y a la 15 de Jorge Batlle. Hay muchos nombres danzando en torno a Seregni: Glauco Segovia, Alberto Abdala, Zelmar Michelini, pero finalmente no hay acuerdo con una de las personas clave, que era Amílcar Vasconcellos, y todo eso fracasa. Podemos decir que ésa es la primera etapa, 1968-1970, la etapa de la posibilidad de Seregni candidato a presidente en el PC.

Una segunda etapa tiene que ver con el referente que permite o facilita aglutinar un conjunto de fuerzas de la vieja izquierda o de los partidos no tradicionales, más sectores de los partidos tradicionales, lo que da origen al Frente Amplio (FA). FA que tiene como elemento central de su fundación al Partido Comunista (PCU), al Frente Izquierda de Liberación, es decir la 1001, al Partido Demócrata Cristiano (PDC), a la 99 con Zelmar Michelini en el liderazgo y al grupo de Francisco Rodríguez Camusso en el Partido Nacional (PN). Seregni pasa de ser el referente aglutinador al candidato presidencial y presidente coordinador de un Frente que es estrictamente una alianza de grupos preexistentes con identidad y liderazgo propios. Cumple una función de moderador y comienza a ir destacándose como algo más que un moderador y como un referente en esta etapa en la que todavía no se puede hablar claramente de un liderazgo.

EC - Esa segunda etapa es la que se trunca, evidentemente, con el golpe de Estado de junio de 1973.

OAB - Esa etapa se trunca con el golpe de Estado, aunque podríamos decir que hay una etapa intermedia de pasaje de liderazgo entre su primera y su segunda prisión. Seregni fue considerado el preso político número uno de Uruguay, fue considerado en el exterior como uno de los presos políticos más importantes que tuvo en total, en dos etapas, 3.472 días en prisión, que suman nueve años, siete meses y un día. Estuvo preso desde el lunes 9 de julio de 1973, al término de la famosa manifestación, hasta que lo liberaron el domingo 2 de noviembre de 1974; luego es detenido el 11 de enero de 1976, también un domingo, y liberado el 19 de marzo de 1984. En este período Seregni va creciendo en silencio, pasa a ser un referente de la izquierda y de las fuerzas de izquierda en el exilio, como un hombre que está ahí aunque no pueda hablar. En todo ese año y largo entre su primera salida y su segunda prisión ya ejerce un poder un poco mayor que el de mero moderador.

En la propia cárcel se puede decir que comienza la cuarta etapa, es cuando empieza a vislumbrarse como el conductor de la izquierda proponiendo formas de salida a la situación, de salida al país. Empiezan las cartas desde la prisión, hay una importante en 1981, y sobre todo está la de 1982, donde formula la convocatoria al voto en blanco en un momento en que era muy dudosa la sobrevivencia del FA. Había la idea de que lo que era claro era que existían el PCU, el Partido Socialista, el PDC, había discrepancias entre los partidos, la democracia cristiana se sentía fuera del FA, en el exterior funcionaba una autoridad del FA donde no estaban todos los que habían sido frenteamplistas, había estrategias diversas y hace la llamada al voto en blanco con la idea de decir que el FA existe, que está proscripto pero va a marcar su presencia.

EC - Has recorrido cinco de las 10 etapas que decías que han caracterizado la vida pública de Seregni.

OAB - Básicamente cuatro, la quinta es la etapa culminante de la vida de Seregni, la más gloriosa, que va desde que sale de la prisión, propone una estrategia que se denominó de movilización, concertación y negociación, cuando propone la creación de la Multipartidaria entre todos los partidos políticos. Había una Interpartidaria a la que no pertenecía al Frente y que se había roto por discrepancias entre el PC y el PN; reconstruye la Multipartidaria, lleva al FA a la negociación con las Fuerzas Armadas –que fue un paso trascendente–, lo lleva al acuerdo del Club Naval, impulsa la Concertación Nacional Programática con todos los partidos, sindicatos, organizaciones sindicales y empresariales y lleva al FA –ahí termina básicamente esta etapa– a sentarlo en los entes autónomos, que es salir de la marginalidad política y terminar de insertarse en el sistema político. De alguna manera continúa casi los dos primeros años de gobierno en una línea en que el FA no actuó verdaderamente como oposición sino como una fuerza política que tuvo una actitud de tolerancia con el gobierno buscando permanentemente puntos de acuerdo más allá de que en lo económico iba, sí, teniendo fuertes discrepancias.

EC - ¿Qué otras etapas subrayas tú?

OAB - Cuando termina esa etapa estelar surge un desafío dentro del FA, la gran mutación de la 99, el Partido por el Gobierno del Pueblo (PGP), se forma el PGP, hay un desafío de Batalla, un cuestionamiento del PGP al FA, a su propia existencia, tiene una visión distinta del camino que tiene que hacer el país que lleva inevitablemente a la ruptura entre 1988 y 1989, y un tema que habría que explorar mucho más largamente: Seregni no logró imponer ni al gobierno ni dentro de la izquierda su propia visión de qué hacer en materia de violaciones a los derechos humanos durante el período militar.

La siguiente es la etapa en la que el FA logra finalmente imponerse al riesgo de desaparición, de ruptura, que había planteado la escisión de la 99, triunfa claramente, sale fortalecido de esa elección, obtiene la Intendencia de Montevideo; desde el punto de vista de Seregni es una victoria realmente pírrica porque a poco de andar empieza a surgir el desafío del liderazgo de Tabaré Vázquez, que se consolida pasando la elección de 1994.

Cuando se crea la presidencia del Encuentro Progresista (EP) viene esa etapa final del Seregni conductor político, en que ya copreside la izquierda, el presidente del FA con el presidente del EP, dos referencias separadas, estrategias o discursos no coincidentes que termina finalmente en la renuncia de Seregni el 5 de febrero de 1996; inicialmente es una renuncia más pensada para obtener un eco para fortalecer su presidencia, que para un retiro, pero ese eco no existe y el retiro se produce.

Vienen dos etapas. La primera es la de más o menos mantener la búsqueda de la incidencia interna, que se da hasta la elección de 1999 y finalmente la etapa de una incidencia externa, sobre el país, con la creación del Centro de Estudios Estratégicos 1815, ponerse por encima de los partidos políticos, buscar consensos, buscar acuerdos, buscar plantear estratégicamente los problemas del país, que es esta etapa que de alguna manera clausura con el anuncio de su retiro.

EC - Repasando toda esa trayectoria política del general Seregni, ¿cuáles mencionas tú como los principales logros?

OAB - Yo diría que hay tres grandes logros de la vida política de Seregni: uno, que logró consolidar y salvar al FA de los múltiples desafíos desintegradores que tuvo a lo largo de esa etapa de su vida y bajo su presidencia; segundo, que sin Seregni no habría habido en Uruguay la transición del régimen militar al régimen institucional que hubo, podía haber habido otra, mucho después, de diferentes formas o con costos más altos, pero para esa transición fue decisivo el paso de Seregni de llevar al FA a la negociación con las Fuerzas Armadas, paso que en su momento fue muy reconocido y que luego hemos visto que perdió reconocimiento por parte de los otros actores que participaron en esa salida; el tercero es haber insertado a la izquierda en el sistema político, haberla renovado y con ello preparado para enfilar hacia el gobierno. De alguna manera Tabaré Vázquez toma una izquierda que ya había sido preparada en el camino hacia el gobierno, aunque obviamente cuantitativamente estaba muy lejos.

 

Publicado en radio El Espectador - programa En Perspectiva - espacio Análisis Político
diciembre 19  - 2003