La actualidad política de Canelones
Oscar A. Bottinelli. 

EMILIANO COTELO:
Canelones es un departamento muy importante desde el punto de vista político y electoral. “El que gana en Canelones, gana en todo el país.” ¿Cuántas veces han escuchado ese comentario?

El politólogo Óscar Bottinelli, director de Factum, nos propone hoy un análisis de los últimos datos de la Encuesta Factum especial realizada en el departamento canario. Su título: “La actualidad política de Canelones”. Estratégicamente Canelones es importante, ¿no?

ÓSCAR A. BOTTINELLI:
Primero está ese dicho: “El que gana en Canelones gana en todo el país”, que en verdad debería ser al revés: el que gana en todo el país gana en Canelones, porque lo que ocurre es que Canelones tiende a ser una especie de promedio del país, con su parte metropolitana, su parte de ciudad del interior y su parte rural, aunque en los últimos años es un departamento cada vez más cerca sociológicamente de Montevideo que del interior, ya no es tan promedio como era antes.

EC - ¿Qué dicen las últimas elecciones?

OAB - En general siempre ganó y con porcentajes parecidos a los de todo el país el que ganó en el país. Hubo una excepción, que fue cuando prácticamente hubo un empate a nivel nacional entre los partidos, entonces uno queda primero en todo el país y otro en Canelones.

En los últimos años se va dando el fenómeno. Es un departamento tradicionalmente colorado, con muy pocos triunfos blancos, y en 1984 empieza la irrupción del Frente Amplio (FA), que saca un solo diputado. En 1989 ya saca dos diputados y en 1999 seis, prácticamente la mitad de los diputados del departamento.

Y además gana; es decir que se produce el cambio y la principal fuerza ya no es más un partido tradicional sino el Encuentro Progresista - Frente Amplio (EP-FA). Eso no le sirvió para ganar la Intendencia. Recordemos que el Partido Colorado (PC) se vio reforzado por la mitad del Partido Nacional (PN) que se retiró de la competencia y apoyó al PC, mayoritariamente a Hackenbruch; y un sector apoyó a Chiesa. Por lo tanto el PN quedó muy debilitado, el PC fortalecido y, con ese plus que tuvo de apoyo blanco, logró retener la Intendencia municipal en manos de Tabaré Hackenbruch, quien está en su tercer período, segundo consecutivo.

EC - Era la primera vez que las elecciones municipales se desarrollaban de manera independiente de las nacionales.

OAB - Exacto. Ya hemos analizado muchas veces los efectos que provocó en muchos departamentos; uno de ellos fue Canelones. En general donde ganó el FA en octubre, en las elecciones parlamentarias, perdió luego en las municipales, como Paysandú, Maldonado y Canelones.

EC - Pasemos a la encuesta estrictamente.

OAB - Es una encuesta de 400 casos que es representativa del 100 por ciento del departamento de Canelones, es decir del área metropolitana, de ciudades como Canelones y Santa Lucía y de toda la vasta rural o rururbana.

EC - ¿Cuándo fue realizada?

OAB - El mes pasado.

EC - Veamos primero una pregunta a propósito de los resultados para presidente de la República.

OAB - Exacto. La pregunta era: “Imagine que hay elecciones de presidente y Parlamento el próximo domingo; ¿a qué partido se inclinaría a votar?”. A quienes no mencionan ningún partido se les preguntó: “¿A quién votaría para presidente de la República?”, es decir, dos formas de sumar intenciones de voto hacia los partidos, una partidizada y otra personalizada. La pregunta es clásica, la venimos haciendo hace más de 10 o 12 años, es la que se hace siempre, no hay ninguna diferencia.

EC - La encuesta arroja estos resultados:

- EP-FA, más Nuevo Espacio (NE) 54%,
- PN 15%,
- PC 12%,
- Partido Independiente (PI) y Unión Cívica (UC) 1% e
- indefinidos 18%.

OAB - El resultado es bastante parecido a lo que se da en todo el país, más fuerte que en el promedio del país. El EP-FA, está unos 5 puntos por encima del promedio; el PN y el PC están un poco más abajo que en todo el país, pero se repite esto que se viene dando de segundo el PN y tercero el PC. Y el PI –porque básicamente ese 1 por ciento es el PI, con un pequeño agregado de la UC– está dando por encima de lo que da en todo el país, pero ahí tiene la banca del diputado Falero, personalización que probablemente esté pesando; los indefinidos son un 18 por ciento, un poquito menos que en el promedio del país.

EC - O sea que el EP-FA es la principal fuerza política superando el 50 por ciento, con mayoría absoluta; ¿cuánto le está dando la Encuesta Factum a nivel nacional?

OAB - En la última que difundimos, que es la última que hemos cerrado, estaba en el entorno del 49 por ciento en todo el país. En el último año se ha movido entre el 49 y el 50 por ciento y aquí da 54, o sea que está más fuerte que en el promedio y más o menos en los mismos niveles que en Montevideo.

***

EC - Veamos la actualidad política en el departamento de Canelones.

OAB - La actualidad política se compone de dos elementos de primerísima fila: uno es la competencia entre los partidos y el otro es el desempeño del intendente municipal. Particularmente en Canelones el tema de la Intendencia ha sido un eje de controversia fuerte entre los partidos, por un lado, y dentro del PC por otro –ahora se ha silenciado un poco, pero muchos recordarán cierta rispidez entre el presidente de la República y el ex presidente Sanguinetti.

La Intendencia en Canelones pasa a ser un eje central del debate político. Esta Intendencia ha sido cuestionada al punto de que se promovió –fallidamente– un intento de juicio político desde la izquierda.

La pregunta que se hizo también es clásica: “¿Usted aprueba o desaprueba la actuación de Tabaré Hackenbruch como intendente municipal de Canelones?”.

EC - Los resultados son los siguientes:

- aprueba 8%,
- tiene una opinión neutra 9%,
- desaprueba 79%,
- no tiene opinión 4%.

OAB - Los resultados son muy fuertes. El nivel de aprobación del intendente de Canelones es extraordinariamente bajo, 8 por ciento es muy, muy bajo. El presidente de la República, cuya imagen cayó extraordinariamente, nunca estuvo ni cerca de un porcentaje tan bajo.

Y sobre todo el nivel de desaprobación es extraordinariamente alto, prácticamente cuatro de cada cinco personas están desaprobando expresamente la gestión del intendente.

Es verdad que nunca tuvo grandes niveles de aprobación, ni siquiera cuando fue reelecto: los votos que obtuvo entonces estuvieron muy por encima, casi en el doble de los que aprobaban su gestión. Ahí hubo un fenómeno muy interesante.

Pero el actual es un nivel extraordinariamente bajo, que nunca había tenido en el período inmediatamente anterior y seguramente tampoco en el primero. En un puntaje de la escala de 0 a 100, el Índice Factum que nosotros manejamos da 11 puntos, que es una calificación muy mala, un puntaje que muy difícilmente se encuentra en otros dirigentes o titulares de cargos públicos. Realmente está muy afectada la imagen del intendente, lo que la población de Canelones juzga.

Un dato importante es que se encuestó a personas con credencial en Canelones. Recordemos que Canelones tiene un bolsón de gente que vive en ese departamento y vota en Montevideo. Los encuestados son gente que vive y vota en Canelones, es decir que reflejan más lo que podría ser un resultado electoral.

La debilidad del intendente en gran medida está explicando esta extraordinaria caída del PC, ligada, por supuesto, a la caída general que tiene en todo el país; pero en Canelones está bastante por debajo de los niveles de todo el país y en Montevideo.

EC - ¿Conclusión?

OAB - La conclusión es que esta fortaleza del EP-FA en Canelones es un dato muy importante hacia la elección nacional y explica mucho los niveles que tiene en todo el país, como su peso en Montevideo y en el litoral y el Sur.

En segundo lugar, la debilidad de la Intendencia le crea al PC un problema adicional a los que está teniendo en todo el país. El hecho de estar por delante del PC en Canelones estimula mucho al PN a salir del tercer lugar en que quedó después de las últimas elecciones a escala nacional, en el que nunca había quedado en Canelones.

Dentro del EP-FA se va a reavivar la competencia por la candidatura a la Intendencia municipal, que ya fue complicada cinco años atrás y que seguramente va a ser fuerte e importante hacia las elecciones del 13 de mayo de 2005.

EC - Con una pregunta que sigue vigente: ¿sólo un candidato, o se tolerará que haya dos?

OAB - Ese es un tema importantísimo que la izquierda va a tener que resolver. Hay problemas en varios departamentos, problemas muy importantes, que le costaron mucho en la elección pasada. Pero esta vez la separación de elecciones va a tener un componente muy importante porque, dada la expectativa de un triunfo del EP-FA en la elección presidencial, si ese triunfo se da va a impactar de una manera en las elecciones municipales y sin duda muchísimo sobre Canelones. Si no se da y hay una nueva pérdida de la Presidencia, también va a impactar sobre las elecciones municipales, nos parece que en forma negativa. Creemos que, más allá de cómo se vayan dando las cifras hasta octubre, desde el punto de vista municipal las elecciones de octubre y eventualmente las de noviembre, van a modificar un poco el cuadro de situación hacia mayo de 2005, particularmente en Canelones.
 

 

Publicado en radio El Espectador - programa En Perspectiva - espacio Análisis Político
octubre 31  - 2003