La competencia entre sectores en la izquierda política
Oscar A. Bottinelli. 

EMILIANO COTELO:
En la izquierda no está claro si habrá o no competencia por la candidatura presidencial; en cambio hay una fuerte carrera entre los sectores políticos que viene dándose ininterrumpidamente desde que volvimos a la democracia, en 1984, 1985. ¿Cómo va esta carrera para la opinión pública?

El politólogo Óscar Bottinelli, director de Factum, analiza los últimos datos de la Encuesta Nacional Factum, de setiembre. Su título: “La competencia entre sectores en la izquierda política”. Hablamos en primer lugar de la importancia de la interna de la izquierda.

ÓSCAR A. BOTTINELLI:
Exactamente.

EC - Además qué entendemos por izquierda, ¿no? El Frente Amplio (FA), el Encuentro Progresista (EP), el Nuevo Espacio (NE) también…

OAB - Sí; el tema está bastante complicado, ya lo hemos planteado en varios análisis, la existencia de una marca de fábrica, ¿no? Tenemos el EP-FA, el NE está actuando ya como parte del conjunto político; Rafael Michelini, entre otras cosas, viajó con Tabaré Vázquez en uno de sus viajes al exterior… Sin embargo está faltando el nombre que resuma todo esto. Hablemos del EP-FA más el NE, que a veces resumimos hablando de “la izquierda política” para tener algún referente de qué estamos hablando; más allá de que popularmente la gente le dice el “Frente Amplio” o el “frenteamplismo”.

¿Qué importancia tiene? Sin duda una importancia muy grande de aquí a 2004, que es la elección presidencial, la elección de quien va a conducir el gobierno. Es un dato importante. Para eso hay un nivel importante de probabilidades de que el próximo presidente sea precisamente de esta izquierda política y que sea Tabaré Vázquez.

Pero ahí no terminan las incógnitas, no se despejan, porque no es lo mismo que una fuerza política, en el caso de acceder al gobierno, lo haga con un determinado apoyo parlamentario o con otro, que en la composición interna haya un equilibrio de fuerzas o haya una hegemónica, que esa fuerza hegemónica sea una o sea otra, sea una tercera. Todo esto es una incógnita muy fuerte porque más allá de que hay una fuerte impronta del presidente de la República, más allá de que él pueda ejercer el cargo con mucho liderazgo y mucha fuerza, nunca puede estar ajeno al apoyo parlamentario y los condicionamientos y los pesos y matices que introduzca la correlación de fuerzas que haya al interior de lo que está apoyando y soportando su gobierno.

EC - Vayamos a la encuesta.

OAB - Como siempre, es una encuesta nacional representativa del 100 por ciento del país, es decir que comprende no sólo las ciudades de más de 8.000 o 10.000 habitantes, como es habitual en las encuestas; desde 1994 la Encuesta Factum comprende también todo lo que está por debajo de esas poblaciones, es decir los pueblos chicos y la población rural dispersa.

Vamos a presentar un estado de situación a setiembre; la pregunta fue: “Imagine que haya elecciones de presidente y Parlamento el próximo domingo. ¿A qué partido político se inclinaría a votar?”. A los que eligen EP-FA o NE se les repregunta: “¿Y a qué lista del EP, del FA, del NE se inclina a votar?”.

EC - Estos son los números:

- lista 90, socialistas, 24%,
- MPP con Mujica a la cabeza, 22%,
- Asamblea Uruguay, liderado por Astori, 12%,
- Vertiente Artiguista, 9%,
- 1001, 4%,
- Nuevo Espacio, 2%,
- Alianza Progresista, 2%,
- otros grupos, 1% e
- indecisos, 24%.

¿Algún comentario sobre estos números antes de pasar al análisis?

OAB - “Otros” es un conjunto de grupos: Liga Federal Frenteamplista (dentro de la cual lo más significativo es la presencia del diputado Darío Pérez en Maldonado, que tiene la adhesión de más o menos la mitad del FA), 26 de Marzo, Corriente de Izquierda, Unión Frenteamplista (que tiene el otro diputado por Maldonado), Batllismo Progresista, Claveles Rojos (de Vaillant), Corriente Popular (de Pita) y 20 de Mayo, son básicamente los otros grupos que aparecen en la encuesta.

***

EC - Vamos a las conclusiones.

OAB - La 90 viene en una posición de liderazgo desde 1996, 1997; es decir que cuando Asamblea Uruguay pierde el papel protagónico es sustituida por la 90 en forma prácticamente ininterrumpida. Prácticamente, no totalmente; el año pasado se produce un período –todo el segundo semestre– durante el cual primero se establece la competencia 90-MPP y luego el MPP lidera el resto de ese semestre, empatan en el verano de este año y en abril la 90 recupera el liderazgo que mantiene hasta ahora, en cifras bastante estrechas, como esta, de 24 a 22.

Es interesante que la competencia 90-MPP se da en planos diferentes.

EC - ¿Se da de manera diferente según el lugar del país?

OAB - Exacto. Según el lugar del país es muy fuerte la diferencia. En Montevideo –es un clima que la gente siente– hay una ventaja fuerte del MPP en la interna del FA, le saca unos cuantos puntos de ventaja a los socialistas. En Canelones la pelea está pareja, con una leve ventaja del MPP de dos puntos.

En el litoral y el sur del país, esa L que se forma desde Salto, hace un giro en Colonia y sigue hasta Maldonado incluyendo a Florida, abarcando Salto, Paysandú, Río Negro, Soriano, Colonia, San José, Florida, Maldonado, hay una cómoda ventaja de los socialistas sobre el MPP; la ventaja que el MPP tiene sobre los socialistas en Montevideo la tiene la 90 sobre el MPP en esa L, que es una zona del interior altamente urbanizada, con comportamientos de tipo más urbano - metropolitano.

En lo que podemos llamar el país tradicional, más ganadero, donde más se mantuvo el bipartidismo, donde el Partido Nacional sigue siendo hoy la primera fuerza, en toda esa zona recostada a Brasil y el centro del país, (Artigas, Rivera, Tacuarembó, Durazno, Flores, Cerro Largo, Treinta y Tres, Lavalleja, Rocha) es hegemónica en el FA la posición de la 90, y el MPP es una fuerza de escasísima presencia.

Tenemos muy dividido geográficamente la competencia entre la 90 y el MPP: dominio del MPP en la capital, dominio socialista en el país tradicional, clara ventaja en el interior altamente urbanizado y una leve ventaja del MPP en Canelones.

EC - ¿Otros cortes para esa comparación 90-MPP?

OAB - El otro corte es muy interesante. En Montevideo y Canelones hay una diferenciación nítida en edades y niveles socioeconómicos, sobre todo en Montevideo y el área metropolitana. Ahí encontramos que en los niveles jóvenes hay una formidable ventaja del MPP y en las edades mayores de los socialistas.

EC - Estás considerando Montevideo y Canelones.

OAB - Montevideo y Canelones. En el resto del país es distinto porque la presencia del MPP cae muchísimo. En Montevideo y Canelones el MPP tiene una muy fuerte presencia en los niveles jóvenes y los socialistas muy importante en los niveles de mayor edad.

A nivel socioeconómico, en los niveles medio y alto hay una clara ventaja, un claro dominio del MPP, mientras que en los niveles semibajo y bajo hay un claro dominio de la 90, hay un corte socioeconómico muy fuerte entre el predominio de uno y otro.

Entre otras cosas ha ocurrido que, además de lo que se está llamando el fenómeno Mujica, que es básicamente de gente joven, de gente de niveles medio y alto y de gente politizada, que sigue con mucha fuerza la política, de gente más informada, este fenómeno se ve acompañado porque se nota en Montevideo una traslación de votos de la Vertiente al MPP. A principios del año pasado, 2002, la Vertiente aparecía con mucha fuerza como el segundo grupo en el ranking, muy por encima del MPP; luego empieza una caída importante de la Vertiente, bastante sostenida; hoy está en cuarto lugar con el 9 por ciento, es casi la mitad de lo que tenía hace un año y medio y prácticamente toda esa pérdida se trasladó hacia el MPP. Esto es claro sobre todo en los niveles sociales donde la Vertiente predominaba, medio y alto, donde esa traslación es casi íntegra hacia el MPP.

La Vertiente apareció afectada básicamente por dos grandes hechos. Uno que apareció como una contradicción interna entre sus dos senadores como coautores de la ley de Ancap y el pronunciamiento posterior del grupo a favor de un referéndum para derogar esa misma ley. Esto aparece muy nítido en la gente que deja de adherir a la Vertiente.

El otro hecho fue el episodio de la intendencia, del secretario de Arana, Mario Areán, que así como afectó la figura de Arana, afectó a la Vertiente.

En cuanto a otros grupos, el tema Asamblea Uruguay y Astori tiene la particularidad de que Astori como precandidato presidencial estaría dando más de lo que da Asamblea Uruguay como sector en la competencia entre listas, entre grupos.

Otro tema interesante es la Alianza Progresista, que no aparece claramente identificada con el liderazgo de Nin Novoa. Hay un problema fuerte de identificación, no es claro qué es la Alianza Progresista para la gente, tiene un problema de identificación con el número, el 738 es muy difícil de retener y la figura de Rossi, que tiene mucha presencia mediática últimamente, tampoco está claramente identificada con el grupo político. Es un grupo político que quizás tenga un potencial mucho mayor de este 2 por ciento que está apareciendo sostenidamente en las encuestas. Hay un problema de manejo político.
 

 

Publicado en radio El Espectador - programa En Perspectiva - espacio Análisis Político
octubre 17  - 2003