Los factores de poder en la izquierda
Oscar A. Bottinelli. 

EMILIANO COTELO:
Es tiempo de análisis político. “Los factores de poder en la izquierda” es el tema que eligió para hoy el politólogo Oscar A. Bottinelli. Oscar, ¿por qué este título?

OSCAR A. BOTTINELLI:
Porque es interesante analizar las distintas formas en que se toman las decisiones, tanto en la izquierda como en los demás partidos políticos. La izquierda es hoy aproximadamente la mitad del país y cómo decide, cómo toma las decisiones es un tema interesante en la medida en que tiene una estructura un poco diferente de la que pueden tener los partidos tradicionales.

En primer lugar, ¿qué entendemos por izquierda? Entendemos por un lado la fuerza política propiamente dicha y por otro lado las dirigencias de izquierda que influyen decisivamente en el movimiento sindical, en el PIT-CNT y en los sindicatos por separado y en las fuerzas sociales. Como fuerza política mencionamos la sucesión de espacios que es el Frente Amplio (FA), el Encuentro Progresista (EP) y lo que comienza a denominarse la Nueva Mayoría con la alianza con el Nuevo Espacio.

Por sistema de poder entendemos el juego de mecanismos que intervienen en la toma de decisiones. Las tomas de decisiones no son lineales, no es que hay un órgano que un buen día se reúne y vota, sino que hay distintas formas de procesar las decisiones reales.

EC - ¿Cuáles son esos factores de poder?

OAB - Esos factores de poder son, en principio, directamente a nivel de la izquierda, cinco.

Uno es el liderazgo fuerte de Tabaré Vázquez. La izquierda uruguaya tiene una composición compleja, que surge de su historia, con sectores políticos muy organizados, muy estructurados, algunos de ellos con liderazgos identificatorios también muy fuertes, cada uno de ellos con su cuota de poder. Por encima de todos y como referente común, más aceptado o menos aceptado, según desde qué ángulo se esté hablando, hay un liderazgo fuerte que es el de Tabaré Vázquez quien no ejerce continuamente ese poder, sino que por momentos deja mucho espacio para el juego de los sectores y en otros impone su impronta personal, que es, sin duda, uno de los factores centrales de poder.

EC - ¿Qué otros?

OAB - Un segundo factor de poder es la correlación de fuerzas que se da entre todos los sectores. Es un juego de fuerzas para imponer decisiones, para aliarse entre sí y llevar adelante a la izquierda, o al FA, con una postura determinada. Una de las correlaciones de fuerza es la que se da entre esos sectores en la estructura del FA. Esa estructura está formada de acuerdo a la representación que surgió de las elecciones internas propias del FA, las últimas realizadas el 28 de mayo de 2002.

Hay un tercer factor de poder que es la correlación de fuerzas entre esos mismos sectores, pero expresada en la representación parlamentaria que surgió de las elecciones nacionales de octubre de 1999. Si observamos, grupos con fuerte presencia parlamentaria, como por ejemplo Asamblea Uruguay o la Vertiente, tienen una presencia muy disminuida en la estructura del FA, y grupos como el MPP o la 1001 tienen una representación en la estructura mucho mayor de la que tienen en el Parlamento. Son dos tipos de representación diferentes, dos juegos de correlación de fuerzas diferentes.

En cuarto lugar la correlación de fuerzas entre algunos sectores de la izquierda, ya no todos, pero que tienen significación en la vida sindical y que a través de la misma crean hechos políticos, algunos con desemboque electoral, como puede ser el impulso de referendos o de plebiscitos constitucionales.

Y hay un quinto factor de poder, que es la correlación de fuerzas o el peso de algunos sectores en la Intendencia Municipal de Montevideo, con el poder que significa ejercer una parcela de poder real, de toma de decisiones concretas que repercuten sobre un conjunto de ciudadanos. Por supuesto, también con el desgaste que significa ejercer ese tipo de poder y esa administración.

EC - Hasta ahora mencionaste cinco factores.

OAB - Cinco factores propiamente políticos, que tienen que ver con partidos, con sectores, con estructuras de administración.

EC - ¿Hay factores de otro tipo?

OAB - Hay otros factores más indirectos. Por un lado tenemos actores de sectores políticos, que mediante la generación de acontecimientos, muchos de ellos comunicacionales, crean algún tipo de hecho consumado que marca un camino que obliga al conjunto a seguirlo o a quitarle espacio. El buen juego comunicacional –esto se da en todos los partidos, en la izquierda y fuera de ella– es un factor de poder: el buen manejo de la comunicación y la creación de hechos a través de la comunicación.

Un segundo factor de poder de ese tipo son los medios de comunicación que impactan sobre la izquierda, diarios y semanarios que mediante la magnificación de problemas, de darle mayor relevancia a un problema o mediante la generación de denuncias, crean hechos que obligan a la izquierda a posicionarse de determinada manera.

En tercer lugar tenemos el plano más cultural, educativo, en la Universidad, organizaciones estudiantiles, tanto universitarias como de enseñanza media, que en el juego de poder interno que hay en esas estructuras, con los hechos que se crean a través del tema educativo, marcan rumbos, crean situaciones, obligan a la izquierda, a la izquierda política, a la dirigencia política, a determinado tipo de posicionamientos que no son los que inicialmente habían adoptado y por esa vía también generan decisiones y son un factor de poder.

En cuarto lugar, hay organizaciones sociales que en los últimos tiempos han creado hechos que llevan a la izquierda a verse involucrada en decisiones, como todas las que tienen que ver con temas de desaparecidos y derechos humanos. También se dan en otros ámbitos, como por ejemplo las ONG ambientalistas que a través de acciones o denuncias crean hechos, arrastran al resto de la izquierda y por lo tanto se puede decir que influyen, en mayor o menor grado. No siempre es igual el poder que ejercen, a veces no tienen ningún impacto, otras sí, pero contribuyen a este tipo de acciones que pueden considerarse al final como de toma de decisiones.

***

EC - ¿Cómo seguimos?

OAB - Ha aparecido un tipo de actor, que no integra la izquierda pero que juega sobre ella o crea hechos políticos que la involucran, que es una parcela, una parte del sistema judicial en la órbita penal, tanto a nivel de magistrados como de fiscales, que mediante la creación de determinado tipo de procesos penales que tienen una muy fuerte connotación política, sea por los actores, sea por los temas, crean hechos que tienen de repercusión política e impactan sobre todo el sistema político. Impactan desde el lado de la izquierda de manera que muchas veces también contribuyen a marcar el camino, a limitar opciones o a crear decisiones por la propia lógica de los hechos.

EC - ¿Cuáles son las conclusiones a partir de esta enumeración de factores?

OAB - Primero es interesante ver cómo las decisiones no son siempre lineales, no siempre se puede decir “fulano decidió”, “tal órgano decidió”, sino que las decisiones tienen lógicas que son producto de la acción de muchas fuerzas –fuerzas en sentido físico– que se expresan en distintos terrenos y operan de distintas formas. Las decisiones, en definitiva, son la resultante compleja de esa acción de fuerzas.

Ahora se observa una diferencia sustancial, mirando la izquierda, entre cómo se toman las decisiones actualmente y cómo se lo hacía 15 o 20 años atrás. Anteriormente había lo que se puede llamar un partidocentrismo muy fuerte, es decir que las organizaciones políticas del Frente actuaban como ejes de toma de decisiones y era mucha la correlación de las fuerzas entre sí, los distintos planos en los que operaba, pero luego transmitían sus decisiones hacia los ámbitos sindical y social, que actuaban con menor autonomía. Ahora no existe ese partidocentrismo y muchas veces los actores del plano social o sindical pueden generar decisiones sobre el plano propiamente político, y por lo tanto son mucho más abiertos y variados las fuentes y los factores que generan esa toma de decisiones en la izquierda.

 

Publicado en radio El Espectador - programa En Perspectiva - espacio Análisis Político
julio 11  - 2003