A propósito de Brasil.
Las influencias externas en las campañas electorales
.
Entrevista con
el politólogo Oscar A. Bottinelli. 

EMILIANO COTELO:
Una de las causas invocadas por el contador Alberto Bensión para liberar el tipo de cambio en nuestro país fue la inestabilidad de Brasil, país que está sumido en una tormentosa campaña electoral. Precisamente, gran parte de la agitación que vive Brasil tiene que ver con algo familiar en la región: el riesgo país y la fluctuación de la moneda.

El politólogo Oscar A. Bottinelli, director de Factum, nos propone tomar este tema para su análisis de hoy: "A propósito de Brasil. Las influencias externas en las campañas electorales".

Hay distintos tipos de influencias en las campañas electorales.

OSCAR A. BOTTINELLI:
En Uruguay estamos acostumbrados a hablar de temas como el financiamiento de los partidos, que se ha discutido reiteradamente, el uso de la publicidad, etcétera; toda una serie de temas que podrían afectar el fair play de la competencia política.

Aquí aparece un nuevo eje de influencias externas que es muy importante tener en cuenta, que se vio muy ligado al riesgo país, a la fluctuación de la moneda, todo ello relacionado con las elecciones. Esto empieza a surgir hace meses, cuando comienzan a aparecer informes de diversos bancos internacionales; los que tuvieron más impacto han sido, cronológicamente, los del Deutsche Bank, el ABN y, ya en medio de la turbulencia, el del JP Morgan.

Todos esos informes partían del mismo punto de vista: las encuestas marcan un casi seguro triunfo de Lula, muy riesgoso para los inversores, lo que provocaba olas de venta de títulos brasileños, depreciación de esos títulos y todo un nerviosismo en relación a la propia economía de Brasil.

El punto de vista de los bancos, de las calificadoras, de todos los que han invertido en estos informes es decir: señores, nosotros tenemos una obligación con nuestros clientes o con quienes se guían por nuestros informes; debemos decir los riesgos que tienen, lo hacemos como señalamos cualquier otro riesgo que tiene una inversión, sea riesgo de rentabilidad, de retorno, un riesgo clásicamente económico o, en este caso, un riesgo de tipo político.

Sin duda esto tuvo un gran impacto sobre la campaña electoral y sobre la economía de Brasil. Se discute sobre muchas cosas. En primer lugar, la oportunidad de los informes y de sus lanzamientos públicos, ya que han jugado muy directamente sobre la economía brasileña y la campaña electoral.

También se discute el nivel de esos informes y su profundidad. En general todos han partido de tomar los datos de las encuestas, pero lo que observamos de los informes a los que tuvimos acceso es una liviandad muy grande en el análisis de las encuestas, concretamente manejar una posibilidad de triunfo de Lula con mayor rotundidad de la efectivamente surgía. Una cosa es que la gente crea, le guste o le disguste que gane Lula, y otra es que la encuesta esté determinando como inexorable su triunfo. Eran mucho más claras las encuestas a favor de Fernando Henrique Cardoso cinco años atrás que estas en relación a Lula.

Por otro lado, también se veía que los informes partían del supuesto de lo que los analistas decían que Lula haría, que no coincidía ni con los discursos del candidato ni con las intervenciones, particularmente en cámaras empresariales o grupos de inversores, ni con lo que dice el propio programa o manifiesto del PT. Ni siquiera con pasos que estaba dando, como buscar el apoyo -que obtuvo- del ex presidente Itamar Franco, el antecesor de Fernando Henrique Cardoso, un hombre notoriamente alejado de la izquierda, que completa la fórmula vicepresidencial; un hombre que no es de izquierda, que pertenecía al antiguo PMDB, el Partido del Movimiento Democrático Brasileño, más bien de centro muy moderado.

EC - Pero todas esas reacciones, todos esos comentarios e informes de calificadoras y bancos impactaron en la campaña electoral.

OAB - Han impactado mucho. Es importante tomar en cuenta que O Estado de Sao Paulo, el diario más influyente de Brasil -no digo el más leído-, en particular en los círculos de toma de decisión y de inversiones, en los días pasados, en ocasión de uno de las tantas disparadas del riesgo Brasil, titula directamente así: "Efecto Lula aumenta el riesgo país". Luego, el desarrollo de la noticia expresa que la publicación de las últimas encuestas, que ponen a Lula claramente distanciado de los demás candidatos... Sobre todo jugaban con que el efecto Lula se potenciaba si se veía que José Serra, el ex ministro de Salud Pública y candidato oficialista, tenía riesgo de no ir al balotaje, si se veía más seguro el triunfo de Lula. Muchos analistas consideran que un balotaje de Lula contra Siro Gomes o Garotinho es mucho más fácil que contra Serra, lo cual no es claro en las encuestas: es más una conclusión subjetiva de analistas.

Con todo esto construían ese "efecto Lula aumenta el riesgo país". Esto queda complementado cuando dos días después baja el riesgo país, baja la cotización del dólar, en gran medida producto de que el Fondo Monetario Internacional había iniciado una conversación con plan de asistencia a Brasil, pero el título del mismo diario es: "Efecto Serra calma los mercados". Paralelamente se había producido la publicación de una encuesta que da muy tibiamente subiendo a Serra, muy tibiamente subiendo a Ciro Gomes, bajando algo muy levemente a Lula y bastante bajando fuerte a Garotinho. Esto apuntaba a que el balotaje iba a ser más claro entre Lula y Serra, pero no era un cambio sustancial respecto del escenario de tres meses atrás, cuando se habían producido los informes del Deutsche Bank y el ABN, es decir no existía este efecto Serra con esta claridad.

EC - Casualmente, en forma paralela las calificadoras están viviendo un momento de crisis a nivel mundial.

OAB - En este momento se vive una crisis en el mundo de las calificadoras de riesgo, de las auditoras, de los analistas de inversión. No es sólo algo que se lee en la prensa especializada. En el canal que ahora es 42 en la televisión por cable de Montevideo, el AE Mundo se puede observar que ya han pasado varias entrevistas a analistas de inversión que están denunciando los manejos que se hace con la divulgación de información, privilegiando a las empresas asociadas a las de análisis de inversión, que se dedican a los fondos de inversión. Están en cuestionamiento los medios de información especializados en inversiones. Está todo lo que fue el crack de la auditora ArhurAndersen a raíz del caso Enron; ahora lo que surge como la falsificación de balances de la poderosa empresa de telecomunicaciones WorldCom... Es un momento en que hay muchas dudas sobre la seriedad de la información que afecta a los mercados, que se considera que no está para asesorar sino para manipular a los mercados.

EC - Ahora mismo, en nuestro país, en estos días se ha estado advirtiendo a propósito de lo que las calificadoras de riesgo, como Standard & Poor's, decían hace muy pocos meses sobre los bancos Comercial y Montevideo, a los que calificaban como AAA.

OAB - Exacto. Las obligaciones del Banco Montevideo eran, según las calificadoras de riesgo, las más seguras para ser compradas en la bolsa. El Banco Montevideo terminó intervenido. Se recordará que cuando hicimos el análisis del episodio Batlle en relación a Argentina trajimos a colación una versión que circulaba en ese país sobre las razones que tuvo la cadena Bloomberg para divulgar esa entrevista off the record el día y en el momento en que la divulgó, es decir el día previo a la negociación de Argentina con el Fondo Monetario: la divulgación afectaba directamente los títulos argentinos.

José Serra, que de alguna manera es el beneficiado por la conmoción generada por el "efecto Lula", el candidato oficialista al cual le sirve que Lula sea visto como el caos pero que no se vea que el gobierno al que representa también está en medio de un tembladeral, anteanoche, en un reportaje dijo que los economistas de las agencias internacionales que avalan el riesgo de las inversiones en los diferentes países tienen un nivel de formación muy bajo y no conocen la realidad brasileña ni la realidad latinoamericana. Concretamente dijo: "Yo estuve con economistas de esas agencias de riesgo y no es gente de gran formación. Tendría que ser gente que supiera mucho más de economía de lo que sabe, dada la importancia que tiene". Recordemos que José Serra es un hombre que ha trabajado como consultor internacional, junto con Fernando Henrique Cardoso, en su largo período de exilio, durante el régimen militar brasileño. Hace este juicio sobre las calificadoras de riesgo cuando obviamente no es un hombre de Lula sino su competidor.

EC - Por supuesto que todos estos episodios abren interrogantes a propósito de lo que puede llegar a ocurrir en nuestro país con este mismo tipo de interferencias.

OAB - Exacto. Abren el camino para que seguramente en esta región, en las campañas electorales globalmente -se podría ver en 2003 en Argentina y sin duda existe la posibilidad para 2004 en Uruguay- entre a jugar un nuevo factor que hasta ahora no hemos visto, que es una afectación de mercados, títulos, calificaciones y riesgo país en función de lo que esos grupos, que tienen sus ideologías y sus intereses, juzguen como conveniente o inconveniente. Cuando hablamos de los resultados de una calificación de Uruguay, sobre la baja del título inversor en el verano, vimos que algunos juicios son extremadamente ideologizados. Considerar que un país aumenta su riesgo porque no privatiza, por ejemplo, está más ligado a una concepción ideológica que efectivamente al riesgo de que se deje de pagar una deuda.

EC - ¿En conclusión?

OAB - Es importante esperar para ver cómo sigue este proceso, y sobre todo para ver qué reacción tiene la sociedad. No tenemos muy claro cómo va a reaccionar la sociedad brasileña frente a estos efectos externos. Pensamos que en el caso uruguayo y en el argentino hay una facilidad para que quienes se vean afectados por esto exploten una veta nacionalista. Es decir que este tipo de acciones también podría llegar a tener un efecto boomerang: puede llegar a ser visto como manipulación sobre las campañas electorales.

Publicado en radio El Espectador - programa En Perspectiva - espacio Análisis Político
junio 28 - 2002