Balance de 2001 (1)
Entrevista con el politólogo Oscar A. Bottinelli. 

JULIO VILLEGAS:
Los últimos días de 2001 nos tuvieron muy ocupados con la situación regional. Ahora es tiempo de efectuar un balance del año que se fue.

OSCAR A. BOTTINELLI:
Comenzamos señalando que el 2001, en el calendario de los tiempos del gobierno, es la mitad del tiempo real del gobierno de Batlle. Si pensamos que un gobierno en realidad tiene cuatro años porque, y mucho más a partir de la reforma constitucional, el quinto año se va todo en un ciclo electoral, se puede gobernar pero ya queda contaminado en medio de varias campañas electorales. El tiempo para hacer cosas, para ejecutar una acción de gobierno es de cuatro años. Ya se fueron el 2000 y el 2001, o sea que prácticamente podemos decir que éste es el balance de la mitad del tiempo real que tiene un gobierno para ejecutar.

Un año que se inició con la aftosa. Cuando termina el verano y comienza la actividad del país la aftosa desembarca en Uruguay con todas sus consecuencias. Se vivió con el temor a la devaluación argentina prácticamente todo el año y se terminó con esta formidable debacle de nuestro vecino, con la novena caída de los últimos 10 presidentes más o menos constitucionales.

En cuanto a los hechos más importantes del año desde el punto de vista de la política nacional, podemos hacer un punteo y marcar: la entrada de la aftosa, la devaluación o aceleración de la pauta devaluatoria en nuestro país, la subasta del puerto, la ley de asociación de Ancap y los primeros resultados de la Comisión para la Paz.

De todo esto se puede decir que hay dos grandes campos que el gobierno exhibe como logros en el año 2001 y en la mitad de su gestión. El primero tiene que ver con algunas acentuaciones de la reforma del Estado. Cuando uno habla de logros del gobierno está hablando de logros de acuerdo a los propósitos, a la orientación y a la línea política del gobierno, independientemente de que todo el mundo comparta o deje de compartir esa línea política; siempre hay una mitad que la comparte y otra que no. Pero si el gobierno quería hacer eso, obtenerlo es un logro.

Lo más importante de todo esto es sin duda la ley que permite a Ancap asociarse para hacer una reconversión de la refinería, para una reconversión de su actividad comercial e incluso para su inserción en el exterior. La ley se terminó de aprobar hacia fin de año, contó con una colaboración en una parte importante del Encuentro Progresista-Frente Amplio en la elaboración del texto, más allá de que por la postura dividida del FA y el predominio de una posición contraria en la Mesa Política, que en la votación se tradujo en un voto total en contra; de todos modos un tercio de los legisladores del FA votaron en contra pero hablaron a favor.

Un segundo campo de reformas importantes fue la subasta de la terminal de contenedores del puerto de Montevideo que de esa forma culmina un largo proceso con varias frustraciones en cuanto a la transformación del puerto, que ahora supone una empresa que como capital principal y como elemento central es el principal operador del puerto de Amberes, la forma Catenatti.

En reforma del Estado no es menor, sobre todo para las empresas de servicios hacia el exterior y las empresas exportadoras, el proceso de desmonopolización que se ha iniciado de las llamadas internacionales con la consiguiente baja en las tarifas, que significaban un costo muy alto para las empresas que se conectan con el exterior.

Esta es un área de logros del gobierno de acuerdo a sus propósitos. La otra área de logros es la Comisión para la Paz, sobre todo hacia el final del año pasado ésta exhibe resultados concretos en relación a personas que habían sido denunciadas como detenidas desaparecidas dentro del país. Los primeros logros se habían exhibido en relación a personas desaparecidas en la República Argentina, ahora hay un número significativo de casos con datos importantes, firmes, de certificación de su muerte, de las circunstancias de la muerte. Es un avance muy importante para los propios familiares y para la sociedad en su conjunto.

Este es el haber, los logros del gobierno de acuerdo a sus propósitos en el año pasado.

AV - Ahora viene la otra parte, el debe del balance.

OAB - El debe puede analizarse desde dos puntos de vista. Uno es lo que tiene que ver con resultados globales del país, en lo cual entra toda una discusión entre quienes consideran que eso es responsabilidad del gobierno, quienes consideran que son responsables todos los gobiernos que han estado en los últimos 20 años y quienes consideran que es un tema ajeno al gobierno, con culpas afuera, como por ejemplo en lo que tiene que ver con el alto nivel de desocupación, la baja de la actividad industrial, las dificultades para exportar.

Si hacemos un análisis estrictamente político del manejo del gobierno aparecen tres temas muy fuertes. El primero la distancia entre los anuncios del gobierno y las concreciones; un gobierno que hace muchos anuncios que no son el comienzo de un plan, de que empieza a operarse un plan determinado sino más bien ideas que se largan al ruedo, muchas de las cuales habían comenzado la etapa de estudios. Por ejemplo al final del año 2000 el presidente Batlle habla de la rebaja de los combustibles y la primera medida en torno a los combustibles que se toma es un aumento del precio; lo que ocurría era que lo primero que había anunciado tenía que ver con ideas sobre un proceso de transformación que llevaba en el tiempo a la rebaja de los combustibles, pero apareció como un anuncio de que el gobierno iba a bajar los combustibles, cuando la primera medida que tuvo que tomar fue un aumento.

Después hubo anuncios como la reforma y generalización del IVA, rebaja del IVA básico del 23% al 19%, con la contrapartida del aumento de la tasa mínima del 14% al 19% y de poner IVA a productos que no lo tienen. Esto fue lanzado por el ministro de Economía sin haber hablado con sus socios de coalición, sin haberlo trabajado en el aspecto político, sin que hubiera una mayoría dispuesta a aprobarlo, por lo tanto fue un anuncio que quedó absolutamente torpedeado. Ahora, cuando se reanude la actividad política en los próximos días, comenzará una renegociación del tema, cuando el gobierno había hecho un anuncio como que en dos meses ya estaría en funcionamiento el cambio del IVA.

JV - Que provocó un remolino padre.

OAB - Un remolino con tormentas y huracanes. El otro tema es el que tiene que ver con la flexibilización laboral, también a través del Ministerio de Economía el gobierno hace anuncios mal hechos, en el sentido de que no son formulados en un ámbito político sino en un ámbito empresario; publicitariamente nadie había sido consultado en la coalición de gobierno sobre este tema. La forma de hacer los anuncios es muy irritativa para todos los sectores laborales, cuando en realidad muchos de los contenidos refieren a cosas que ya están operando por convenio en la actividad privada o en la Universidad de la República. Finalmente resultó que no había estudios realizados, que no había un proyecto sobre el tema y que se enredó toda una discusión sobre un tema que el gobierno anunciaba sin una concreción determinada.

Otro debe que de alguna manera queda preanunciado con esto son problemas de funcionamiento del gobierno como tal, la aparición de descoordinaciones importantes, por ejemplo entre el Ministerio de Industria y el Ministerio de Economía, que a lo largo del año han tenido varios cortocircuitos importantes, significativos, que hacen a la orientación del gobierno, aunque se hayan producido sobre la administración de medidas puntuales. Es un gobierno que da la sensación de una falta de gerenciamiento y de voceros claros e inequívocos.

El tercer tema clave, en el que parecería que este primer trimestre de 2002 va a dar pautas en cuanto a en qué termina, es el funcionamiento de la coalición. En el año 2001 y en todo el gobierno de Batlle la coalición de gobierno ha funcionado con muchas dificultades, con muchos problemas, algunos de los cuales ya han sido mencionados. La coalición se entera cuando el ministro hace un anuncio de algo sobre lo que la otra parte no había sido consultada. El Partido Nacional se queja de que sus propuestas no son atendidas, están las famosas 57 medidas propuestas por ese partido; todos los analistas esperamos que al menos la parte de esas medidas con las que el gobierno dijo que estaba de acuerdo se tradujeran en medidas aprobadas entre noviembre y diciembre. El nivel de aprobación legislativo es muy lento, sobre todo de medidas que impactan sobre la gestión de gobierno y se ve una situación en la cual la duda es en qué fecha, a lo largo de 2002, el Partido Nacional va a retirar los ministros. Quedan muy pocas dudas en cuanto a que el Partido Nacional, en algún momento de 2002 -podrá ser en marzo-abril, a mediados del invierno o más hacia la primavera- retirará sus ministros de la coalición de gobierno. Es un tema distinto a si la coalición está funcionando bien o mal, pero en gran medida este retiro se va a hacer argumentando el mal funcionamiento o la falta de un funcionamiento fluido de la coalición de gobierno.

Estos son los grandes debes desde el punto de vista operativo, de gestión del gobierno de Batlle en el año 2001, que de alguna manera abarcan sus dos primeros años de gobierno.


 

Publicado en radio El Espectador - programa En Perspectiva - espacio Análisis Político
enero 4 - 2002