El nuevo escenario electoral del '98
Oscar A. Bottinelli

Se vino el 98 y cuando termine el verano vamos a estar a un año del comienzo real del ciclo electoral, ya que esta vez va a ser en abril del 99 que los uruguayos van a ir a las urnas para iniciar un escenario nuevo, desconocido, que implica un sistema de elección presidencial a tres vueltas eliminatorias. Hay una primera instancia en abril en la que se despeja el camino de varios precandidatos para que quede un candidato único por partido; hay una segunda vuelta en octubre, donde van a quedar los dos candidatos más votados, y la elección definitiva es en noviembre. Así hay que ver el ciclo electoral.

La elección de abril es una elección previa a las parlamentarias y previa a las municipales en la medida en que implica una especie de vuelta preliminar, ya que todos los candidatos, todos los dirigentes, todos los grupos nacionales y departamentales, van a medir fuerzas entre sí. Y de lo que resulte de esa medición de fuerzas vendrán la confección de listas, los agrupamientos y todos los posicionamientos hacia las elecciones parlamentarias de octubre o municipales del año siguiente, incluso la inter-relación de acuerdos entre candidaturas departamentales para octubre y candidaturas municipales para mayo del 2000.

Pero la elección de abril también es una medición de fuerzas entre los partidos, partido a partido y departamento por departamento. No va a ser neutro cómo salgan los partidos del mes de abril; el que salga tercero va a tener serias dificultades para demostrar hacia octubre que es un partido que corre, que tiene chances. El que salga primero va a salir con una ventaja adicional, se lo va a ver como un posible ganador, con el doble riesgo de que puede captar triunfalismo y generar nerviosismo ("hay que frenar a éste").

Pero además, el año 98 plantea un tema que hasta ahora no ha sido bien resuelto en Uruguay: la búsqueda de un camino exitoso para resolver la sucesión en la candidatura del oficialismo. En 1989 este camino desembocó en unas elecciones primarias del Batllismo Unido que prefiguró su ruptura en lo que fue después el Foro Batllista por un lado y el Batllismo Radical Lista 15 por otro, y un posicionamiento de los actores políticos y una forma de campaña electoral que puede haber sido uno de los elementos que determinaron la derrota del partido oficialista en el 89.

Hacia el 94 tampoco logró ser bien resuelto el tema, porque si bien no generó el nivel de dureza que hubo internamente en el oficialismo en el 89, sí se produce antes de las elecciones la ruptura del oficialismo en dos candidaturas que juntas terminan acaparando el 90% del voto partidario pero que llevan al sector del presidente de la República a tener una derrota interna y a perder el gobierno el partido oficialista. Tras ese fracaso en buscar un camino exitoso, éste es uno de los desafíos que presenta el año 98.

D.B. - Tenemos entonces el contexto de este nuevo escenario electoral para 1998. Pero además, por si faltara poco, hay que agregar un referéndum.

O.A.B. - Exactamente, el 8 de marzo tenemos una primera convocatoria a las urnas, voluntaria, unilateral, para que concurra todo aquel que quiera que haya un referéndum sobre la llamada ley regulatoria del marco energético. Como pasó en el año 92, la primera puesta a andar del mecanismo, fue hecha desde el ángulo sindical, a través del sindicato de UTE.

Este referéndum, y mucho más en medio del marco electoral hacia las elecciones de abril, no va a ser indiferente en el posicionamiento de los actores políticos. La mecánica es que el 8 de marzo hay una convocatoria, los que quieran que haya un referéndum sobre esta ley van, los demás no necesitan ir, y los que van tienen que superar el 25% del registro electoral, cerca de 590.000 personas, para que haya referéndum. Si no llegan, el 8 de marzo va a haber una en junio -cuando se cumple un año de la ley- y si acá no llegan se terminó el mecanismo. Si llegan va a haber entre 60 y 90 días después, aproximadamente entre setiembre y octubre, un verdadero referéndum donde se vota por sí o por no. Si en marzo se llega el referéndum, sería en torno a junio.

Entre marzo y junio va a haber necesariamente dos convocatorias y va a haber posicionamientos de los actores políticos que pueden tener que ver con la ley regulatoria del marco energético o directamente con el gobierno y con los posicionamientos hacia las elecciones de abril y la separación o representación del oficialismo.

En el camino hacia las elecciones se sale de la existencia de un gran bloque de gobierno por un lado y una oposición por otro, se va caminando a escenarios muy matizados, que responden a la pluralidad de posiciones que hay en los partidos políticos y a la necesidad de todos los actores políticos de ir buscando espacios distintos para lanzar su mensaje, unos desde el oficialismo más nítido, otros desde la oposición más pura, y entre unos y otros hay un degradé.

Pero ocurre que un referéndum deja poco margen a posiciones matizadas. Por definición, en la medida en que conduce a terminar en un sí o en un no lleva a polarizaciones que pueden ser más suaves o más fuertes. La búsqueda de la polarización o el evitar la polarización va a ser una forma en que se van a posicionar los distintos actores políticos y va a servir para que algunos actores puedan buscar el desmarque y el perfil propio, ya sea en relación al gobierno o a su propio partido.

Algunas reacciones iniciales que hemos visto están marcando lo que podemos denominar en términos deportivos la "necesidad de desmarque". Incluso, algunos sectores que viendo que el plebiscito constitucional les pudo significar algún desgaste partidario, salen rápidamente primeros a posicionarse en posiciones muy duras y muy claras para poder invertir el costo que tuvieron en aquel momento.

Es muy claro que esta campaña referendaria va a estar enmarcada en el contexto de la campaña electoral, pero además vamos a tener el efecto de una campaña eleccionaria, es decir que el ciclo electoral del 99 y hacia las elecciones de abril que va a estar contaminada por el referéndum y por la campaña refrendaria.

Publicado en radio El Espectador - programa En Perspectiva - espacio Análisis Político
diciembre 30 - 1997