La 99: un largo giro de 360 grados
Oscar A. Bottinelli

EMILIANO COTELO:
El Comité Ejecutivo Nacional del Partido Colorado aceptó ayer el pedido de ingreso que realizó el vicepresidente de la República, Hugo Batalla, y el próximo miércoles se lo recibirá en una sesión pública. Batalla solicitó el regreso al Partido Colorado el jueves 4 a través de una carta que le envió al secretario general del Comité Ejecutivo, senador Hugo Fernández Faingold.

Ayer, por otra parte, Yamandú Fau, el único legislador de la lista 99 en anunció también su regreso al Partido Colorado, con un discurso especial en la Cámara de Diputados: "Al Partido Colorado y a Batlle y Ordóñez sólo me resta decirles 'quizás demoré en volver más de lo deseable', pero no importa", sostuvo Fau.

La historia de la 99, ese largo giro de 360 grados, es el tema que nos propone analizar hoy el politólogo Oscar A. Bottinelli.

OSCAR A. BOTTINELLI:
Vamos a empezar por los orígenes, aunque precisamente hace pocos días se cumplieron exactamente 27 años en que un congreso de la lista 99 resolvió el abandono del Partido Colorado, en diciembre de 1970.

Los orígenes hay que verlos en la división del segundo batllismo, la división entre la 15 liderada por Luis Batlle Berres y la 14 del diario El Día, de los sucesores de Tomás Berreta, de los primos de Batlle Berres, los hijos de don José Batlle y Ordóñez. Por un lado se produce en 1958 la histórica derrota colorada, la primera vez que el Partido Colorado pierde el gobierno en elecciones a lo largo de 93 años, y esa derrota genera en principio dos grandes interpretaciones: la oficial, de que Luis Batlle ha sido víctima de una crisis económica ajena al Uruguay, de una campaña de difamación orquestada por el Partido Nacional y por Herrera y que había sido víctima de la incomprensión de su política industrialista, y otra interpretación que, defendiendo los logros de la gestión de gobierno de Luis Batlle y la gestión política, entendía que había errores propios, que había que repensar las equivocaciones que se habían cometido. Y en esta línea aparece el que era secretario político de Luis Batlle y jefe de la bancada de diputados, Zelmar Michelini. Del lado de la 14 surge también un comienzo de cuestionamientos a una posición conservadora, estática, de la vieja 14 que estaba perdiendo dinamismo, que se estaba fracturando entre El Día por un lado, los sucesores de Tomás Berreta por otro y una generación un poco más joven. En este papel cuestionador aparece el diputado de más peso, más brillante, de la lista 14, Renán Rodríguez.

Por un lado Michelini intenta formar un grupo dentro de la 15 con una postura diferente a la oficial, que implique una renovación de la 15, e impulsa el grupo que llamó la 515. Se encuentra con una pared: la 15 no lo deja armar una lista o un grupo autónomo dentro del quincismo. En la opción de mantenerse dentro del sector oficial o irse, opta por la ida. Y la ida lleva a que los dos cuestionadores, el de la 15 y la 14, se junten y formen un grupo que aparece como la gran renovación en el Partido Colorado, con Zelmar Michelini y Renán Rodríguez a su frente, con la fórmula Michelini-Renán, con el número 99, la denominación Movimiento por el Gobierno del Pueblo que estrenan en el año 1962. En el 62 comienza este primer ciclo de la 99, al que uno llamaría "el ciclo Michelini". Luego habrá un segundo ciclo, que es el ciclo Batalla.

Veamos ahora lo que podemos definir como las cuatro etapas de la 99 con Zelmar Michelini a su frente. En primer lugar tenemos la etapa fundacional, que va de 1962 a fines de 1965, comienzos del 66, la etapa Michelini-Renán. Una lista emergente que en su primera elección obtiene dos senadores, siete diputados, cinco de ellos por Montevideo; originarios de la 15. Aparecen Aquiles Lanza, que luego será intendente de Montevideo por el Partido Colorado, Hugo Batalla que luego heredará la 99, el propio Zelmar Michelini que en esa elección es diputado. Y, originarios de la 14, Enrique Martínez Moreno que era diputado por Colonia y Alfredo Massa; a su vez están Alberto Roselli por Florida y Julio Da Rosa por Treinta y Tres. Al Senado van Renán Rodríguez y Antúnez Giménez, ambos originarios de la 14.

Esta etapa es una 99 que actúa en la oposición como todo el Partido Colorado, que marca ya una distancia porque busca un perfil distinto, sin ningún tipo de pacto más que buscar recursos para la enseñanza, acepta votar el presupuesto dándole al Partido Nacional la mayoría que no tenía en el Parlamento.

Este gesto tiene interpretaciones equívocas, pero hay un momento de fuego para la 99 que es cuando Uruguay se plantea la reforma constitucional: salir del colegiado, volver a una Presidencia de la República, y en este aspecto la 99 queda dividida entre su gran mayoría, su casi totalidad, que adhiere a la postura reformista, y Renán Rodríguez que mantiene su fidelidad al viejo principio batllista del colegiado. Acá se produce la fractura de la 99. Renán Rodríguez se va, en la elección de 1966 se presenta junto a Amílcar Vasconcellos en lo que sería el bloque colegialista. En 1971 es candidato también a vicepresidente, ya no en la fórmula Vasconcellos-Renán sino en la fórmula Jorge Batlle-Renán, en lo que se consideró que era la reconstrucción del batllismo: ahí aparece la expresión Batllismo Unido como oposición al pachequismo. Y ya Renán desaparece de la política activa, reapareciendo después de la interrupción institucional como presidente de la Corte Electoral.

La 99 inicia la segunda etapa con Michelini ya a partir de la reforma constitucional. Fracasa un intento de elaborar la fórmula Gestido-Michelini, de lo que era la naciente Unión Colorada y Batllista detrás de Gestido, unirse con la 99. Fracasada esta gestión la 99 va a una elección muy personalizada, porque es la primera elección presidencial en el Uruguay desde el año 1950, y además como sandwich entre dos fórmulas renovadoras en el Partido Colorado; renovadoras no por edades necesariamente, una la de Gestido con Pacheco vicepresidente (Pacheco era un hombre muy joven y desconocido en aquel momento), y por otro lado Jorge Batlle que era un líder joven emergente. En esa polarización Gestido - Batlle, la 99 encuentra poco espacio. Además se había fracturado, y en 1966 pasa de haber tenido dos senadores y siete diputados, a un senador y tres diputados: Michelini va al Senado y quedan originalmente Lanza y Martínez Moreno como diputados por Montevideo; tras la renuncia de Martínez Moreno para ir al Banco Hipotecario entra Batalla y sale Pedro Cersósimo como diputado por San José (luego abandonará la 99 y se plegará a la Unión Colorada y Batllista).

La 99 empieza colaborando con el gobierno de Gestido, Michelini es ministro de Gestido, y renuncia cuando éste implanta las medidas prontas de seguridad. Michelini es ministro de Industria y Comercio, subsecretario del escribano Alfredo Masa, y renuncia a fines de octubre del 67, y ya tras la muerte de Gestido y el ingreso de Pacheco la 99 se va desplazando lentamente hacia la oposición, luego hacia el cuestionamiento al Partido Colorado y luego comienza, con Juan Pablo Terra, líder del Partido Demócrata Cristiano, luego con Rodríguez Camusso y con el Partido Comunista y la 1001, las conversaciones para la formación del Frente Amplio.

Aquí nos acercamos a la tercera etapa del ciclo Michelini, que uno ubicaría en diciembre de 1970, cuando el congreso de la 99, Movimiento por el Gobierno del Pueblo, resuelve el histórico abandono del Partido Colorado. Se van su senador Michelini, sus dos diputados (Batalla y Nelson Alonso), y se intenta formar primero y antes que el Frente Amplio un Frente del Pueblo, entre la lista 99 y el Partido Demócrata Cristiano. El Frente del Pueblo surge pero no se plasma como una corriente dentro del Frente Amplio: termina siendo meramente un sublema electoral y más bien es sustituido por la creación dentro de un espacio batllista, del Frente que se expresó con el número 9988 y juntó a todas las fuerzas de origen batllista que participaban del Frente, la 99, el grupo Pregón de Alba Roballo, la figura de Enrique Rodríguez Fabregat, una figura consultar del batllismo que fue legislador y ministro en época del viejo Batlle, que fue el primer embajador que tuvo Uruguay en Naciones Unidas durante muchos años, y Washington Fernández que había sido ministro de Luis Batlle. Pero la 9988 tiene un resultado todavía menor al que había tenido la 99 y en el Frente Amplio tiene apenas un senador que es Zelmar Michelini y un diputado que es Hugo Batalla. En el correr del 71, en la campaña electoral del 71, en el comienzo del 72, despunta una cuarta etapa del ciclo Michelini, y es cuando la 99 empieza a apartarse de esa postura hacia posturas mucho más radicales que lo llevan a juntarse con un conjunto de grupos particularmente el que encabezaba Enrique Erro, que se denominaba Patria Grande, que fue un grupo muy importante y muy votado, con el Movimiento Independientes 26 de Marzo y con otros grupos menores y forman lo que se denominó la Corriente, un polo que uno diría en la terminología de hoy expresaría el sector radical o el ala radical del Frente Amplio. Y la 99 en ese proceso cambia de nombre y de Movimiento por el Gobierno del Pueblo pasa a llamarse Movimiento Avance, e incluso participa en la publicación de una revista de todo este bloque de la Corriente. El ciclo Michelini termina con el golpe de Estado, con el exilio de Zelmar Michelini y con la muerte de él en Buenos Aires.

Ingresamos en el ciclo Batalla de la 99, que ubicaría como el ciclo inverso al recorrido por Michelini, no haciendo acá un juicio sobre liderazgos porque pueden también ser juicios sobre etapas distintas del país. La etapa Michelini fue la que llevó a la 99 a irse del Partido Colorado y a alejarse lo más posible del mismo; la etapa Batalla toma a la 99 en casi un extremo del Frente Amplio e inicia un camino inverso que termina hoy o la semana que viene con este retorno al Partido Colorado.

En el ciclo Batalla podemos encontrar cinco etapas. La primera de ellas cuando empieza a fermentarse un poco más la actividad política en pleno gobierno militar, los movimientos políticos eran más de cúpula, menos abiertos por las circunstancias, y dentro de la 99 en ese funcionamiento clandestino en que Batalla toma la posta que quedó vacante por la muerte de Michelini, comienza a gestarse dos grupos, dos maneras de ver dentro de la 99, los que se sentían continuando aquella línea de la 99 en la Corriente y un grupo donde es muy importante el papel de Martínez Moreno y dos personas muy vinculadas a él, el actual presidente del Banco de Seguros, Carlos Casina y el actual diputado de la 99 Yamandú Fau, con visiones muy críticas hacia el Frente Amplio. Tanto que cuando las elecciones generales partidarias del 82, Batalla personalmente acompaña el voto en blanco en la mesa del Frente, la 99 oficialmente declara la libertad de acción y sectores importantes de la 99 acompañaron el voto en blanco y sectores importantes de la 99 acompañaron el voto a Tarigo, entendiéndolo como una opción mucho mejor que la del voto en blanco.

Hay una segunda etapa cuando ya reiniciada la actividad política a comienzos del 84, se ve a la 99 retomando aquella última etapa de Michelini, la de la Corriente, siendo una de las fuerzas fundadoras de la IDI, la Izquierda Democrática Independiente, junto a Danilo Astori, a lo que hoy es la IDI, al Partido por la Victoria del Pueblo, la agrupación Pregón, la Unión Popular. La participación de la 99 en la IDI es el detonante de una crisis interna que lleva a que a mediados de año se produzca un congreso que reafirma la integración a la IDI, que provoca la renuncia de Hugo Batalla y tras la renuncia de Hugo Batalla un segundo congreso que resuelve la ida de la IDI, el camino propio y un camino propio en que una 99 que se perfila en la campaña electoral adoptando toda la simbología del Frente, con un discurso confundido con el Frente, no diferenciado como grupo aparte como hicieron otros partidos, con Batalla abogado de Seregni, además como una gran figura emergente tiene una votación espectacular, 40 por ciento del Frente Amplio, obtiene tres senadores, 11 diputados, dos de ellos del Movimiento Socialista que se acababa de aliar con la 99 y uno diría que es el momento estelar de la 99. Pero este momento estelar que uno lo ubica en la misma noche de la elección de 1984 diría que es el momento que da lugar a la tercera etapa de la 99. Una 99 que comienza los cuestionamientos al Frente Amplio, cuestionamientos algunos de ellos desde el punto de vista ideológico y programático, otros desde el punto de vista de naturaleza del Frente, de combatir un Frente demasiado monolítico, demasiado funcionando como partido y reclamando que cada una de sus partes actúe con la mayor independencia, un Frente más que como un partido político como un espacio de coordinación de grupos políticos autónomos. Y en tercer lugar, sin duda, en el trasfondo aparece, más allá de la intención de sus protagonistas, un cuestionamiento de liderazgo entre la figura histórica de Liber Seregni y una figura en ese momento de gran arraigo popular y emergente hacia un liderazgo más importante, que era Hugo Batalla. Esto lleva a todo un largo período de tensiones del 85, 86, 87, que deviene en el planteo de la 99 y el PDC de una doble candidatura presidencial en el Frente, que es rechazada por el Plenario Nacional y que es la gota, el acto formal que deriva en la ruptura del Frente, en la escisión, la 99 y el PDC se van del Frente, pero esto implica una escisión también dentro de la 99 en que por un lado está el sector encabezado por Batalla mayoritario en el congreso de la 99 que decide el abandono del lema y quienes mantienen su adhesión frenteamplista como el entonces senador Senatore, los entonces diputados Pitaluga y Negro y el que era presidente del congreso de la 99, Alberto Pérez Pérez.

Esta 99 que se va del Frente Amplio, que forma el viejo Nuevo Espacio como una coalición con el Partido Demócrata Cristiano y postula la fórmula presidencial Hugo Batalla-José Manuel Quijano y a intendente de Montevideo Samuel Lichtensztejn, obtiene dos senadores, Batalla y Casina, y siete diputados, cinco por Montevideo, uno por Maldonado y uno por Paysandú. Acá tenemos esta cuarta etapa de la 99, del ciclo Batalla, es el Nuevo Espacio. El Nuevo Espacio, aquel viejo Nuevo Espacio, no cuaja como espacio político, no trasciende el ser una mera coordinación entre el PGP y el PDC, no forma una identidad propia, incluso no hay demasiado lugar para independientes, al punto que Lichtensztejn termina incorporándose, afiliándose al propio Partido por el Gobierno del Pueblo. Este PGP como actor inicia un camino de diferenciación del Frente Amplio, de papel propio en el escenario político, que va marcando algunas coincidencias con el Foro Batllista de Sanguinetti y llega a acercarse a las elecciones con tres líneas muy diferenciadas adentro, por donde termina produciéndose esta segunda ruptura de la 99. La línea del acuerdo con el Partido Colorado o de retorno al coloradismo, no son sinónimos, son dos matices y esto tiene mucho que ver hoy. La línea de la persistencia en el camino propio que termina encarnando Rafael Michelini y la línea de un retorno o al Frente Amplio o a las cercanías del Frente Amplio. Y por aquí se producen las tres rupturas. En las cercanías del Frente el grupo encabezado por Daniel Díaz Maynard, que termina asociándose con Nin Novoa y formando la lista 78 y participando de la fundación del Encuentro Progresista, la del camino propio que funda lo que se llamó el Partido del Nuevo Espacio, con el liderazgo y la candidatura presidencial de Rafael Michelini y la del retorno o el acuerdo con el Partido Colorado, encabezada por Batalla, Casina, Yamandú Fau y Heber Gatto y Samuel Lichtensztejn; Gatto después de producido el retorno y después de la elección termina abandonando al PGP y este camino.

Los resultados: la 99 oficial, el PGP, obtiene un diputado y gracias al acuerdo la vicepresidencia de la República, el camino propio Nuevo Espacio tiene una votación extraordinaria, obtiene un senador y cinco diputados y los del acercamiento al Frente Amplio retienen la banca que tenía Daniel Díaz Maynard.

Y llegamos a esta quinta etapa donde la forma en que se produce el retorno al Partido Colorado, el propio resultado electoral en un doble sentido: el porcentaje de votos y la representación parlamentaria de la 99 por un lado, pero el espacio que llenó el Nuevo Espacio, que dejó sin demasiado lugar geográfico a la 99 fuera del Partido Colorado. Uno diría que geográficamente quedaron todos los espacios llenos, estaban el Partido Colorado, el Partido Nacional, el Frente y ahí en el medio con fronteras con todos este nuevo Nuevo Espacio de Michelini que no dejaba lugar a la existencia de un PGP que fuera distinto y diferenciado del Partido Colorado.

En la interpretación de la elección puede haber muchas teorías, pero dentro de ellas sin decir que es la única y la principal, uno puede sostener que la 99 fue víctima de que perdió casi todo su aparato, su militancia cuando entra en el Partido Colorado, y por otro lado el hecho de que Batalla haya sido candidato vicepresidencial determinó que un voto hacia Batalla pudo haberse diluido en muchas listas del Foro, de otros grupos asociados y la 99 ser víctima de una popularidad que todavía mantenía Batalla.

Y aquí llegamos a la instancia final en que la 99 procesa lo que es su última fractura, en que aparecen dos líneas, la de terminar este giro de 360 grados, encabezada por personas que hace 27 años salieron del Partido Colorado, eran coloradas, eran batllistas y lo que hacen es concluir un camino, como Hugo Batalla, Carlos Casina, Yamandú Fau, y la otra línea de personas que nunca habían pertenecido al Partido Colorado y la mayoría de ellas nunca habían pertenecido a un partido tradicional, que provenían de la izquierda y de la izquierda más clásica, que habían hecho un cambio a través de un partido llamado Partido por el Gobierno del Pueblo, que sienten que no hay demasiado espacio propio pero que tienen grandes dificultades para identificarse y diluirse dentro del Partido Colorado y que es el grupo que adoptó la denominación de Reafirmación 99 y cuya figura representativa es Samuel Lichtensztejn.

Esto ha sido en una forma descriptiva, poco analítica, este largo camino de 1962 a 1997 de lo que llamamos este largo giro de 360 grados de la lista 99.

Publicado en radio El Espectador - programa En Perspectiva - espacio Análisis Político
diciembre 11- 1997