Elecciones frenteamplistas:
de 40 mil a 140 mil
Oscar A. Bottinelli - diálogo con Emiliano Cotelo

EMILIANO COTELO:
El 28 de setiembre se realizaron las elecciones internas del Frente Amplio, pero las cifras definitivas se conocieron recién en los últimos días. Un primer análisis sobre estas cifras finales es el tema que nos propone para hoy Oscar Bottinelli, director de Factum.

Oscar, empecemos aclarando qué quiere decir "de 40.000 a 140.000".

OSCAR A. BOTTINELLI:
40.000 son los votos abiertos en la primera instancia, en el escrutinio primario; 140.000 es el total de votantes. Lo que estamos marcando acá no es solamente un tema de procedimiento eleccionario, sino un tema de distintos círculos de adhesión al Frente Amplio. Recordemos que los primeros 40.000 votos corresponden a las personas que ya eran afiliadas al Frente Amplio y que en general lo eran desde mucho tiempo atrás. Este primer círculo marcó la votación de lo más cercano al aparato, el círculo de hierro del Frente Amplio.

Los 100.000 que van desde 40.000 hasta casi 140.000 están marcando los que fueron a votar ese día y previo a votar se adhirieron simultáneamente, en cuyo caso el voto se les observó y su escritunio tardó prácticamente un mes. Este segundo círculo, que cambia en algo los votos, está marcando un círculo de fuerte pertenencia frenteamplista, pero que está conformado por un sector más de opinión pública que el primero de ellos.

Luego, por supuesto, queda un conjunto de círculos que va desde gente de pertenencia media-baja, hasta simples votantes, que serían el resto de los 500.000 votos que hoy podría tener el Frente Amplio.

E.C. - Tú señalabas que hubo diferencias entre los resultados del primer y el segundo escrutinio. ¿Podemos verlas?

O.A.B. - Esas diferencias fueron en algún aspecto menores a las esperadas. Veamos por grupo político, por listas, que quizás sea lo mejor. La 90 confirma y mejora esa votación superior al 30%, hasta el punto de situarse en torno al 34%. En el caso de la 90 es muy importante la calidad de primera fuerza, el hecho de que virtualmente duplica o más que duplica por separado a cada una de las otras cuatro grandes. Además, obtiene en la llamada representación de delegados de base una representación superior a la que obtiene en la elección por listas, lo que la ubica como un grupo predominante en el Frente Amplio en forma bastante clara y equilibrada. Además, es significativo que no haya demasiada diferencia de votos entre el voto de ese círculo de hierro y el de fuerte pertenencia o de cierta opinión, lo que da a la 90 un cierto equilibrio en los apoyos que recibe.

E.C. - ¿Y la Corriente de Izquierda?

O.A.B. - Esta está constituida por el MPP y los grupos aliados; es más conocida para la gente por el MPP. Contra lo esperado, este grupo político mantiene en el espacio de opinión la votación que había tenido en el círculo de hierro y en términos comparativos la mejora, ya que pasa de un tercer a un segundo lugar en el "ranking". La Corriente de Izquierda manifestó una llegada afuera de lo que había sido el círculo de hierro del Frente mucho mayor a todas las expectativas trazadas por los analistas y por muchos protagonistas.

E.C. - Seguimos en orden, vamos a la 1001.

O.A.B. - Democracia Avanzada, la 1001, es quizás la que más cumplió los pronósticos, habiéndose situado en el primer escrutinio en torno al 20% y habiendo caído a alrededor del 15% o 16%. Sin duda, la 1001 tiene mucho más concentrada su adhesión en lo más cercano al aparato, a la estructura, pero no es tan baja la adhesión que recibe afuera, desde el momento en que si bien cae del segundo al tercer lugar, no cae mucho más abajo de eso, que era uno de los pronósticos que había, ya que se la podía visualizar en un cuarto o eventualmente en un quinto lugar.

E.C. - Pasamos al cuarto lugar, que fue para la Vertiente.

O.A.B. - La Vertiente y Asamblea Uruguay tuvieron algunos comportamientos parecidos. La primera duda era si había o no un cambio de lugar en el "ranking" y entre ambos, ya que la Vertiente en el escrutinio primario, en ese círculo de hierro, en esos primeros 40.000 votantes, había salido delante de Asamblea Uruguay. Curiosamente, frente a muchas tendencias, Asamblea Uruguay no logra superar a la Vertiente Artiguista. Si bien ambos mejoran, el mejoramiento no es nada espectacular, ya que no los logra sacar del cuarto y quinto lugar en el "ranking", ninguno de los dos supera ni a la 1001 ni a la Corriente de Izquierda. Y por otro lado, si bien Asamblea Uruguay se acerca a la Vertiente, quedan los dos en el eje del 13% o 14%, la Vertiente queda por encima de Asamblea Uruguay.

E.C. - ¿Algún comentario sobre los grupos que se ubicaron al final de la lista, por ejemplo Izquierda Abierta, PVP, POR?

O.A.B. - Respecto al POR cabría decir que tuvo una votación muy magra pero realmente buena para lo que es la tradición histórica de votación del Partido Obrero Revolucionario. En cuanto al Partido por la Victoria del Pueblo, tiene una votación muy magra, que lo margina muchísimo de todo peso político en el Frente. Y en cuanto a Izquierda Abierta, el hecho de que su votación queda en una relación de dos y medio a uno, casi de tres a uno, perdiendo con Asamblea Uruguay, dado que es un desprendimiento de ésta, es una votación altamente exitosa. El hecho de que Izquierda Abierta coloque a su líder, el diputado Nicolini, directamente en la Mesa Política del Frente, parecería que le da una fuerza mucho mayor de lo que se preveía.

E.C. - Ahora podríamos ir al tercer círculo para comparar los resultados de las elecciones internas con las encuestas que últimamente se han estado formulando sobre la distribución de las preferencias dentro del Frente.

O.A.B. - Hay que comparar con muchísima prudencia, porque en el primer caso es una elección, la gente votó, tuvo una actitud, en el otro caso es una opinión, que puede o no traducirse en actitudes. El individuo que emite una opinión no siente la responsabilidad del que emite un voto. Dentro de este círculo, además, existe un crecimiento y decrecimiento constante del Frente, gente que hoy dice que vota, mañana que no, pasado que sí, y por lo tanto hay un mayor grado de fluctuación. Y en tercer lugar, dentro del propio Frente hay un área de gente que no se define entre los distintos sectores.

Con todas estas prudencias, la comparación significativa es la siguiente. En primer lugar, la 90 aparece primera en el "ranking" de la elección y primera en el de las encuestas. Lo que cambia es que mientras en la elección duplicó a cada una de las fuerzas que la siguen, en el caso de las encuestas duplica a la Corriente de Izquierda, a Democracia Avanzada, a veces duplica y a veces no a la Vertiente, a veces está bastante separada y otras veces se achica un poco la diferencia; a Asamblea Uruguay no llega a duplicarla y en general hay momentos en que se achica la diferencia a cuatro, cinco o seis.

Asamblea Uruguay y la Vertiente aparecen segunda y tercera respectivamente frente a la 1001 y la Corriente de Izquierda. Hay un cambio de estos dos grupos respecto a los otros dos. Cada bloque enroca en los lugares; dentro de este enroque a su vez Asamblea Uruguay supera a la Vertiente, no así en el otro caso, en que Corriente de Izquierda por ahora está superando a la 1001. Anteriormente venía al revés. Sin duda, Corriente de Izquierda y 1001 aparecen en estos dos primeros círculos con una representación mucho más alta que la que aparece en el electorado general, en el que normalmente no llega ninguna de las dos al 10% de votos. Acá estamos hablando de cifras de entre el 15% y el 17%.

En el caso contrario, la Vertiente y Asamblea Uruguay, que estuvieron entre 13% y 14%, en el electorado se mueven en torno al 15% y a veces 16% o 17%. Aun así, en el caso de estos dos grupos no es tan grande la diferencia entre lo que obtendrían en una elección general y lo que obtuvieron en la elección interna. Mejorarían en la elección general pero no sería un mejoramiento tan espectacular como para que uno diga que es un cambio sustantivo.

Como resumen final: es muy interesante el diseño resultante de las autoridades del Frente, ya que quedó una fuerza predominante, que es el Partido Socialista, muy por encima de cada una de las demás, pero sin que por sí sola alcance mayorías absolutas ni tenga un papel hegemónico. Y por otro lado, las otras cuatro fuerzas están en un relativo equilibrio, lo que le da al Frente Amplio un juego muy flexible para conducir y tomar decisiones a partir de estas nuevas autoridades.

Publicado en radio El Espectador - programa En Perspectiva - espacio Análisis Político
noviembre 6 - 1997