REÚNE AMPLIA ACEPTACIÓN ENTRE CIUDADANOS DE TODOS LOS SECTORES POLÍTICOS, AUNQUE MENOR EN LA IZQUIERDA

Forestación es una actividad que recoge amplio respaldo 

Cinco de cada diez personas creen que plantar árboles ayudó al país

 Los uruguayos tienen una percepción muy positiva de la actividad forestal, en particular respecto al impacto sobre el medio ambiente, la economía del país y la generación de empleo.
Sin embargo, hay cierta decepción en la creación de
puestos de trabajo, pues cuando se comenzó a hablar de forestación se generó una expectativa mayor.

Alto nivel de aceptación. Estas percepciones son compartidas por los simpatizantes de todos los partidos políticos y también por la gente políticamente independiente, así como por todos los niveles socioeconómicos, grupos de edad, niveles educativos y por ambos sexos.

Así se resumen las principales conclusiones de un estudio de opinión pública
realizado por Factum para la Sociedad de Productores Forestales en todo el país, tanto urbano como rural.

El conjunto del país considera que las plantaciones forestales son buenas o muy buenas para el país. El nivel de aprobación que en el total del país es de 75 puntos (y también entre los políticamente independientes), se eleva a los 86 puntos entre blancos y colorados y baja a 67 puntos entre los frenteamplistas; aun así, es un puntaje muy elevado, ya que equiva
le a calificar al tema de “muy bueno”.

En relación al impacto sobre la generación de puestos de trabajo surge una diferencia interesante: se considera mayor el impacto de la actividad forestal en su conjunto (contando plantaciones, transporte y depósitos) que el de las plantaciones propiamente dichas.

El puntaje resultante es de 64 puntos para el impacto de la actividad forestal en la creación de empleos contra 59 puntos que resultan de considerar exclusivamente las plantaciones.


Forestación y empleo. De allí surge con claridad que la gente considera que las actividades relacionadas con la forestación, como el transporte y los depósitos, son más importantes a la hora de generar empleo que las plantaciones forestales propiamente dichas, aunque éstas son también de relevancia. Las plantaciones forestales y las actividades forestales (es decir, agregando transporte y depósitos) 76 y 77 puntos respectivas en relación a su impacto sobre la economía del país (y sobre la economía de cada zona forestal)

Dentro de una percepción generalizada de carácter positivo, los menos entusiastas son los frenteamplistas, los de nivel socioeconómico medio y los adultos medio-jóvenes (los que tienen de 31 a 45 años de edad).

En el lado opuesto, los más entusiastas son los blancos y colorados, los niveles socioeconómicos semibajo y bajo, y las personas de más de 60 años.

Es interesante la relación entre valoración de la actividad forestal y autoidentificación ideológica (es decir, la forma en que la gente se ubica a sí misma entre derecha e izquierda).

El menor apoyo a las actividades forestales se da en la extrema izquierda, y ese apoyo crece paso a paso hasta llegar a su punto más alto en la extrema derecha. La gente que se define de centro puro.

Además, cinco de cada diez personas consideran que las plantaciones forestales han ayudado al país contra dos que entienden lo contrario y tres personas que no se pronuncian o se ubican en el ni sí ni no


 

Análisis Especial para Factum Digital
9 junio - 2003