La imagen de Héctor Núñez
al frente de la selección

Hace poco más de un año Héctor Núñez se estrenaba al frente de la selección uruguaya con el inmediato logro de la Copa América. Tras ese debut triunfal llegaron varios sinsabores, como la eliminación del fútbol oriental de las Olimpíadas del Centenario y la pobre actuación en las Eliminatorias: ajustada victoria ante Venezuela, derrota ante Paraguay en el propio Estadio Centenario y luego, como visitante, nueva derrota ante Colombia.
Y comenzaron las dudas. Entre los fantasmas que rondan, es el momento tardío en que se sustituyó a Luis Alberto Cubilla, en el '93, cuando a Ildo Maneiro se le encomendó la imposible hazaña de lograr el 100% de los puntos, los últimos ante Brasil en Maracaná, como la única posibilidad para que Uruguay disputase el Mundial de Estados Unidos '94.
Polémicas sobre las gestiones de sus antecesores, de Borrás, Tabárez y Cubilla. Frustraciones más tempranas o tardías. Fantasma de un técnico relevado más allá de lo posible. Sobre este telón de fondo, tras el último partido de las Eliminatorias, hace mes y medio, empezó a hablarse en susurros de la necesidad de cambiar de cacique a mitad de la batalla.

*******************

La gente ¿aprueba o desaprueba la gestión de Héctor Núñez como Director Técnico? ¿Piensa que hay que mantenerlo o sustituirlo? Lo investigó FACTUM Opinión Pública, dentro de una serie iniciada el año pasado, antes de la Copa América.


Aprueba el 31%
Desaprueba el 25%
Ni aprueba ni desaprueba el 16%
No opina el 28%

En síntesis, 31 a favor y 25 en contra.

Hace cuatro meses, en vísperas de iniciarse las Eliminatorias, el panorama era mucho más favorable.

Veamos:
hoy aprueba el 31%; en mayo el 43%
hoy desaprueba el 25%; en mayo el 13%

Hay pues alrededor de un 12% de la población del país que dejó de aprobar al director técnico y el mismo porcentaje de gente pasó a desaprobarlo.


Como siempre, esa opinión no es uniforme.
El nivel de aprobación, que en el conjunto del país es del 31%, es mucho más elevado entre los nacionalófilos (40%), más o menos en el promedio entre los peñarolenses (32%), y bastante por debajo entre los simpatizantes de los demás clubes (27%).

También puede afirmarse que el juicio es más negativo entre los niveles socioeconómicos alto y medio, y más benigno en los niveles semibajo y bajo. En forma coherente, el nivel educativo más descontento es el superior, el integrado por personas con instrucción universitaria completa o incompleta. Hace poco más de un año Héctor Núñez se estrenaba al frente de la selección uruguaya con el inmediato logro de la Copa América. Tras ese debut triunfal llegaron varios sinsabores, como la eliminación del fútbol oriental de las Olimpíadas del Centenario y la pobre actuación en las Eliminatorias: ajustada victoria ante Venezuela, derrota ante Paraguay en el propio Estadio Centenario y luego, como visitante, nueva derrota ante Colombia.
Y comenzaron las dudas. Entre los fantasmas que rondan, es el momento tardío en que se sustituyó a Luis Alberto Cubilla, en el '93, cuando a Ildo Maneiro se le encomendó la imposible hazaña de lograr el 100% de los puntos, los últimos ante Brasil en Maracaná, como la única posibilidad para que Uruguay disputase el Mundial de Estados Unidos '94.
Polémicas sobre las gestiones de sus antecesores, de Borrás, Tabárez y Cubilla. Frustraciones más tempranas o tardías. Fantasma de un técnico relevado más allá de lo posible. Sobre este telón de fondo, tras el último partido de las Eliminatorias, hace mes y medio, empezó a hablarse en susurros de la necesidad de cambiar de cacique a mitad de la batalla.


*******************


La gente ¿aprueba o desaprueba la gestión de Héctor Núñez como Director Técnico? ¿Piensa que hay que mantenerlo o sustituirlo? Lo investigó FACTUM Opinión Pública, dentro de una serie iniciada el año pasado, antes de la Copa América.


Aprueba el 31%
Desaprueba el 25%
Ni aprueba ni desaprueba el 16%
No opina el 28%

En síntesis, 31 a favor y 25 en contra.

Hace cuatro meses, en vísperas de iniciarse las Eliminatorias, el panorama era mucho más favorable.

Veamos:
hoy aprueba el 31%; en mayo el 43%
hoy desaprueba el 25%; en mayo el 13%

Hay pues alrededor de un 12% de la población del país que dejó de aprobar al director técnico y el mismo porcentaje de gente pasó a desaprobarlo.


Como siempre, esa opinión no es uniforme.
El nivel de aprobación, que en el conjunto del país es del 31%, es mucho más elevado entre los nacionalófilos (40%), más o menos en el promedio entre los peñarolenses (32%), y bastante por debajo entre los simpatizantes de los demás clubes (27%).

También puede afirmarse que el juicio es más negativo entre los niveles socioeconómicos alto y medio, y más benigno en los niveles semibajo y bajo. En forma coherente, el nivel educativo más descontento es el superior, el integrado por personas con instrucción universitaria completa o incompleta.


Informe de Factum Opinión Pública elaborado especialmente para radio El Espectador. Estos datos corresponden a la Encuesta Nacional FACTUM, único estudio de opinión pública representativo del 100% del territorio uruguayo.

Publicado en radio El Espectador - programa En Perspectiva - espacio La Gente
Setiembre 16 - 1996