El Maestro Oscar Washington
Tabárez en el Milan

Muchas veces se dice que para ser árbitro de fútbol hay que tener cierta veta masoquista: estar dispuesto a la silbatina y al insulto fáciles: quizá algún memorioso periodista deportivo pueda recordar cuándo alguna tribuna ovacionó a un árbitro. Pero no muy lejos están los directores técnicos, en especial los de la selección uruguaya. Elogios en su designación, polémica con los primeros o segundos resultados, y una salida no menos polémica. No importa mucho si con razón o sin ella. Lo cierto que es que fue harto polémica la gestión y el final de Omar Borrás, Oscar Washington Tabárez, Luis Cubilla.
Pero Tabárez, el maestro de escuela, el último director técnico de una selección uruguaya que disputó un mundial de Fútbol, llegó a la Meca del deporte rey: asumió como director técnico de uno de los clubes más laureados del mundo, varias veces campeón mundial y europeo, el rojinegro Milan de la ciudad de Milán, cuya camiseta vistiera cuatro décadas atrás Juan Alberto Schiaffino. Nunca un entrenador uruguayo llegó tan alto. Bien: ¿cómo creen los uruguayos que será la suerte del maestro Tabárez? ¿Le irá bien o mal?


¿Qué piensan los uruguayos, entonces, sobre la suerte que correrá el maestro Oscar Washington Tabárez como director técnico del Milan?

Le va a ir Muy Bien, opina el 10%
Le va a ir Bien, es el pronóstico del 48%
No le va a ir ni bien ni mal, 9%
Le va a ir Mal, es el mal augurio del 2%
Y le va a ir Muy Mal, es el pésimo augurio de casi nadie, que no llega ni cerca al 1%
No opina el 31%

En resumen, pues, la mayoría absoluta de los uruguayos, el 58%, pronostica el éxito del maestro Tabárez al frente del Milan, y sólo un 2% augura lo contrario. Ese saldo neto tan categórico del 56% puede tener muchas interpretaciones: de la confianza en la capacidad del maestro, de cierto corazoncito patriotero de los uruguayos, o de que nadie es profeta en su tierra.

Esta opinión es sostenida por los simpatizantes de todos los clubes de fútbol, por la gente de los cuatro niveles socioeconómicos, por jóvenes, adultos medios y tercera edad, por gente con estudios escolares, liceales y universitarios, por hombres y mujeres. Pero hay algunos matices. Los peñarolenses son más optimistas que el resto, con un saldo neto de más 68%. Y los nacionalófilos son los menos optimistas, aunque con un nítido saldo neto de más 51%.


Informe de Factum Opinión Pública elaborado especialmente para radio El Espectador. Estos datos corresponden a la Encuesta Nacional FACTUM, único estudio de opinión pública representativo del 100% del territorio uruguayo.

Publicado en radio El Espectador - programa En Perspectiva - espacio La Gente
Agosto 7 - 1996