Si hoy hubiera elecciones

La izquierda logra el 49%;
blancos y colorados empatan en 15%

El voto absolutamente firme para el año que viene es menor: 38% para la nueva coalición de izquierda (EP-FA más Nuevo Espacio) y 11% para cada uno de los partidos tradicionales

En julio se sucedieron diversos movimientos políticos que indican el comienzo de la campaña electoral hacia el ciclo 2004, con sus tres etapas: las elecciones preliminares previstas para el 27 de junio (falta todavía la sanción del Senado), las parlamentarias y presidenciales del 31 de octubre y, eventualmente, el balotaje del 28 de noviembre. La campaña eleccionaria comienza en paralelo con la campaña referendaria sobre la Ley de Asociación de Ancap, lo que lleva de la mano a una fuerte interrelación entre una y otra. Pero a pesar de que la campaña propiamente dicha recién comienza, los uruguayos manifiestan sus preferencias políticas y su intención de voto a lo largo de todo el tiempo, lo que se recoge en la Encuesta Nacional Factum. Esta es una encuesta permanente, lo que posibilita ver la película completa y no una fotografía aislada, con los posibles errores de interpretación que supone una imagen estática, sin pasado. Es además representativa del 100% del país, no sólo de las ciudades, sino también de los pueblos chicos y las zonas rurales (son nada menos que la cuarta parte del electorado). Y es un relevamiento hecho puerta a puerta, es decir, se entrevista a la gente en su casa, frente a frente.
En la Encuesta Nacional Factum se mide la intención de voto como si hubiera elecciones. Se pregunta: "Imagine que haya elecciones de presidente y parlamento el próximo domingo ¿a qué partido político se inclinaría a votar?"; y a quienes no eligen partido, se les repregunta: "¿a quién votaría para presidente de la República?".

Esto da un 49% de intención de voto actual para la nueva izquierda de izquierda conformada por el Encuentro Progresista-Frente Amplio y el Nuevo Espacio, bloque político que provisoriamente es denominado "Nueva Mayoría" y se conforma tras la candidatura presidencial de Tabaré Vázquez. Aunque esta coalición todavía no es conocida por el gran público, se agrupan en la misma las preferencias por el EP-FA, por el Nuevo Espacio o genéricamente por la candidatura de Vázquez. La izquierda agrupada obtuvo el 44% en las elecciones nacionales de octubre de 1999 y promedio ese mismo porcentaje en las encuestas del año 2000. Luego promedió 46% en el 2001, nivel en que se mantuvo hasta el vendaval político, económico y social de mediados del año pasado. La izquierda trepó al 47% en junio, al 49% en julio y llegó al 54% en setiembre. Luego bajó hasta el 50%, que mantuvo de diciembre a junio de este año, y ahora en julio cae un punto y alcanza los mismos niveles que exactamente un año antes. En otras palabras, capitalizó el descontento originado por la devaluación, pero no logró retener el producido tras la crisis bancaria.

El Partido Nacional ha permanecido impermeable a los sofocones del país. Tras lograr un 22% en las elecciones de 1999, a nivel de opinión pública se ha mantenido en un voto directo que flota entre un mínimo del 14% y un máximo del 17%, con o sin desplome de por medio. A esos porcentajes hay que sumar entre uno y dos puntos más provenientes del voto oculto o silencioso, es decir, de las personas que no contestan el voto pero que claramente tienen una decisión, lo que lo llevaría a cerca del 17%.

El Partido Colorado, que registró un 32% en 1999, promedió una adhesión del 27% en el 2000 y del 23% en el 2001. Tras los sucesos del año pasado sufrió un desplome que lo llevó al 13% entre diciembre y marzo pasados. Luego inició una muy lenta recuperación hasta trepar dos puntos y llegar al 15%. Si se suma el voto oculto, otros dos puntos, estaría hoy en el 17%. En noviembre quedó desplazado al tercer lugar y ahora en julio vuelve a igualar el segundo puesto con el nacionalismo.

Otra visión del tema es el grado de firmeza en el voto hacia el año que viene, lo que se obtiene con la pregunta: “En las elecciones nacionales del año que viene ¿Ud. está decidido en firme a votar al mismo partido o tiene algunas dudas?”. Y el voto firme da: 38% para la nueva coalición de izquierda y 11% para cada partido tradicional. El voto dudoso es del 11% en la izquierda y 4% en cada partido tradicional, lo que arroja un total del 19%. El área global de disputa se compone de ese 19% de voto dudoso, 10% que manifiesta rechazo (en blanco/ninguno) y 6% de indecisos puros; total: 35%. (Informe de Factum Opinión Pública, especial para El Observador. Derechos reservados. www. factum.com.uy)


La próxima edición de VOTO04 se publicará el sábado 13 de setiembre

 

Publicado en diario El Observador
agosto 9 - 2003