El Uruguay que dejó el 8 de mayo
 

EMILIANO COTELO:
Oscar, en las semanas previas al 8 hemos seguido las encuestas Factum en varios departamentos que se presentaban clave y esas investigaciones permitieron tener una buena aproximación a las tendencias. Por supuesto que anoche estuvimos siguiendo muy de cerca los trabajos de encuestas de boca de urna y proyección de escrutinio que fuiste comunicando a través de Canal 4 en un trabajo que nos dejó a todos muy satisfechos.

OSCAR A. BOTTINELLI:
Sí, a uno le queda la frustración de que fue tan parejo Maldonado y como los tamaños de muestra para los departamentos son mucho más chicos que los que se hacen para una elección nacional, con un margen de aproximación mucho mayor, no nos dio para poder definir el resultado con la proyección de escrutinio.

EC - Sí, Maldonado no fue un departamento que ustedes laudaran anoche.

OAB - No lo laudó nadie hasta que se terminaron de contar los votos.

EC - Acaba de laudarse hace unos minutos nada más, cuando terminó el escrutinio primario en la información de la Corte Electoral y la diferencia terminó siendo de 1.719 votos para el Encuentro Progresista (EP) sobre el Partido Nacional (PN), cuando los votos observados son 1.155.

OAB - Seguramente esta diferencia se achicará un poco, por lo menos la tendencia de los votos observados siempre beneficia a los partidos tradicionales algún poquito, entonces puede quedar alrededor de 1.500, 1.400.

EC - De los integrantes de la tertulia, se ha quedado en estudios el politólogo Daniel Bouquet, que además suele trabajar con Factum en estas instancias. Ayer lo vimos en Canal 4 acompañando a Oscar. ¿Qué les parece si empezamos con esta otra lectura de los resultados de las elecciones municipales desarrolladas ayer, quizás tomando como base el final de tu último comentario el jueves aquí En Perspectiva, Oscar?

OAB - El jueves decíamos que una elección de este tipo, una elección en distritos, siempre tiene dos lecturas, la lectura de cada una de las elecciones por separado, jurídicamente hablando, y otra es viéndola como un paquete donde surgen generalmente tres elementos de comparación: uno son los votos o porcentaje de votos entre la elección anterior y ésta, sobre todo entre octubre y mayo; en segundo lugar el conteo de los trofeos, es decir cuántas intendencias ganó cada uno, cuántas tenía y las pérdidas y ganancias; y en tercer lugar, la calidad de lo que se gana o se pierde.

EC - Vamos a empezar con el primero de esos capítulos.

OAB - El primer capítulo deja revalidado al FA en más o menos los niveles de votación de octubre.

EC - Eso es interesante, hasta ahora no habíamos sacado esa cuenta. ¿Cómo es?

OAB - No la tengo del todo sacada porque en el momento que hice las cuentas estaba faltando 10 por ciento de los circuitos de Montevideo, 15 de Canelones y casi un tercio de Maldonado, que ahora se terminó. Además hay menos votantes que en octubre; en mayo de 2000 también hubo menos votantes que en noviembre de 1999, así que es un fenómeno normal que en las municipales vote menos gente.

EC - No es extraño porque entre otras cosas vienen de afuera menos uruguayos a votar.

OAB - De afuera vienen menos, lo que no es tan importante en los grandes números, pero también se desplaza menos gente, Hay personas que prefieren pagar la multa y no gastar en el viaje. Una multa simple sale más barato que un viaje más lejano.

EC - Entonces grosso modo el EP…

OAB - Después daremos exacto cómo dan los porcentajes cuando se termine el conteo y sobre todo cuando se termine el conteo definitivo de los votos. Pero grosso modo el FA revalida su votación.

EC - ¿Qué más?

OAB - Segundo, el Partido Colorado (PC) tiene un crecimiento espectacular, previsible porque tener un crecimiento de la magnitud que ya se veía en Montevideo, a escala nacional un voto en Montevideo es casi dos votos en todo el país, 1,8 votos en todo el país. Lo cual le da: uno, que la votación en Montevideo es igual o mayor que la votación que tuvo el PC en todo el país en octubre; le va a dar alrededor de 340.000, 350.000 votos en todo el país, frente a los 230.000 que tuvo en octubre. Entonces el PC, comparado con octubre, en términos de votos sale muy bien.

Y el Partido Nacional (PN) tiene un retroceso, obviamente producto de la caída en Montevideo. Sobre esto, porque en definitiva lo que vamos a decir a nivel nacional y de Montevideo es lo mismo, creo que hay una explicación que tiene que ver con cierta coyunturalidad o puntualidad que tuvo la votación del PN en octubre. Sobre esto habíamos hablado acá. Hemos escrito y habíamos dicho alguna vez que había que tener cuidado en creer que el PN creyera que ese 35 por ciento eran blancos y que había sido captados con las apelaciones a Saravia. Dije que llegó ahí incluso pese a esas apelaciones. Porque hubo voto blanco, pero no olvidemos que en las mediciones de opinión pública, cuando se pretende definir la pertenencia de la gente –vulgo, la camiseta, usted es blanco, se siente blanco, colorado o frenteamplista–, los blancos son 8, 9, 10 por ciento de Montevideo, no 35 por ciento. Y lo eran en octubre del año pasado. Los colorados son incluso un poco más, claramente hubo colorados votando a Larrañaga.

Y después hay un espacio de gente que no tiene específicamente camiseta blanca o colorada, pero anda en el área blanquicolorada, por lo menos no está del otro lado, más bien está en contra del otro lado y votó al candidato que se veía con más chance. Hubo una mentalidad de balotaje adelantado, lo hemos hablado muchas veces: el candidato renovador se había producido mediante la competencia y no por otorgamiento, es decir que era una renovación clara para el elector, no tenía suspicacias de que había un líder detrás diciendo “este es mi renovado”. Se generó un fenómeno Larrañaga. Eso era irrepetible para el mes de mayo, no estamos hablando de qué pasa de aquí a 2009 en materia presidencial.

Por lo pronto, Larrañaga no era candidato en Montevideo ni en ninguno de los otros 17 departamentos: En Paysandú no era candidato pero podemos decir que era un candidato virtual, era el líder. Es un dato: el PN recoge una serie de votos que no tenía por qué repetir. Es verdad que también está confirmando un dato: municipalmente el PN en Montevideo es la sexta vez consecutiva que sale tercero; incluso cuando salió segundo en 1989 se votaba a la vez, y la magnitud de la cantidad de votos en blanco de gente que votaba a Carlos Julio Pereyra, al Movimiento de Rocha en lo nacional, determinó que saliendo segundo para cargos nacionales saliera tercero en cargos municipales y perdiera ediles frente al PC en el departamento de Montevideo. Por lo tanto, más allá de que pueda haber problemas de campaña y lo que fuera, básicamente creo que hay un problema estructural que llevó a que le PN no repitiera en Montevideo ni en todo el país.

Sí es cierto el tema de cantidad de departamentos, pero vamos al otro cómputo. El PC, si lo comparamos exclusivamente con octubre, con la fenomenal caída de octubre, la verdad es que la fenomenal caída se viene dando desde 1966, porque pasó de estar en 50, después a 40, a 30 y después al 10, no es una caída de un día para el otro. Pero después de este fenomenal desplome tiene un crecimiento alto que permite decir que está con dificultades, está en una situación complicada, no tiene nada fácil para el futuro, pero no sigue cayendo, no está siguiendo el proceso de la Unión Cívica Radical argentina, que no logra revertir la situación.

***

EC - Pasamos a la segunda pregunta que tú mismo dejabas planteada el jueves pasado en el último comentario: un conteo de los trofeos, ya no de la votación total en todo el país sino las intendencias, la cantidad de intendencias.

OAB - Es interesante el mapa del país, en Canal 4 presentamos el mapa y yo mismo me impacté, el mapa que sale dibujado del país. Vamos primero a las cantidades.

Parece una perogrullada decir que el FA gana intendencias cuando tenía una y pasa a tener ocho.

EC - Es un salto brutal.

OAB - Estuvo más arriba de todas las expectativas de analistas y del propio Frente. Recordarán que nosotros dijimos “el FA puede ganar entre dos y nueve intendencias, pero lo sensato es que va a estar entre tres y siete, y lo más probable es que esté en torno a las cinco”. Pasó las cinco, pasó las siete –claro, no llegó a las nueve–, llegó a ocho intendencias, estaba fuera de programa.

EC - Recordemos cuáles son: Montevideo, Canelones, Paysandú, Salto, Rocha, Treinta y Tres y Maldonado.

OAB - El PC, si comparamos con lo que pasó en 2000, obviamente tenía cinco, entre ellos nada menos que el segundo y el quinto departamentos del país, Canelones y Salto, y ahora queda sólo con Rivera. Pero comparado con octubre, que perdió en los 19 departamentos y el éxito que tuvo fue en Rivera, donde salió segundo, mientras en el resto del país salió tercero: La magnitud por la que ganó Rivera es importante. Además es interesante, salió segundo en Montevideo con la figura nueva de Pedro Bordaberry. En Rivera también gana una figura renovadora, Tabaré Viera, que no quedó desgastado por integrar la fórmula presidencial.

EC - Recordemos que fue candidato a la vicepresidencia con Guillermo Stirling.

OAB – Esto deja al PC en una buena ubicación desde el lugar en que quedó en octubre. Hay que hacer esta salvedad, porque si comparamos con el año 2000, no es así.

EC - Bouquet no estaba muy convencido de eso.

DANIEL BOUQUET:
Es un matiz, estoy de acuerdo con el razonamiento. El PC crece en votos comparado con la elección nacional pasada y ese crecimiento concretamente se manifiesta en la capital. Es un capital político en la capital que apoya el lanzamiento de la figura de Bordaberry. Capaz que para el año 2009 tenemos a Bordaberry y Tabaré Viera en la fórmula presidencial del PC, no sé en qué orden, pero parecen las dos figuras exitosas. Pero en contrapartida tenemos un PC que desaparece en muchos departamentos aun más de lo que desapareció en lo nacional, es decir departamentos en los que podría no tener ediles; no sé si en Maldonado va a tener un edil.

OAB - En Maldonado da la impresión de que no, pero en otros departamentos hay otra curiosidad: el PC no desaparece sino que se mimetiza, porque por lo menos obtuvo un edil en San José en las listas del PN.

EC - Eso sí que es una curiosidad.

DB - Ahí es donde funcionan los comportamientos estratégicos, cuando los electores no van a votar al partido los dirigentes a veces tienen la precaución de tampoco ellos votar al partido e ir a donde van sus electores. Pero la situación es ambigua, esta elección le da al PC algunos signos, algún incentivo para un futuro proceso de renovación a partir de la Intendencia de Rivera y de la figura de Bordaberry en Montevideo. Pero tiene problemas muy serios por su instalación en otros muchos departamentos del país.

OAB - Claro, yo definí en el último análisis que el PC va camino a tener una buena votación si partimos de que estaba en el CTI y sale a cuidados intermedios, no tiene ni lejos el alta del hospital.

DB - Está claro que no está peor que en octubre, que está un poco mejor.

EC - Nos anotan desde la producción el dato de Salto, donde el PC llegó al 20 por ciento.

OAB - Además de Rivera es muy importante la votación que tuvo en Salto donde tenía la Intendencia y donde la figura de Malaquina es muy importante, en Florida con la figura del senador Juan Justo Amaro, de la 15…

EC - En Florida llega al 14 por ciento.

OAB - …y en Artigas.

EC - Donde está en el orden del 24 por ciento.

OAB - Donde era titular de la Intendencia con Signorelli. Hay lugares donde el PC hizo fuerza y otros, como Maldonado, San José y Canelones, donde no existió.

EC - Pero sigamos contando los trofeos, ahora del lado del PN.

OAB - El PN tenía 13 intendencias y queda con 10. Primera cosa: es un importante retroceso. Obtuvo 13 intendencias cuando su votación en la elección municipal había estado en el 27 por ciento y venía de una elección nacional de 22 por ciento; ahora viene de una elección nacional de 35 por ciento y no retiene las intendencias. Acá se mezcla con lo cualitativo en dos órdenes, lo cualitativo en la competencia entre partidos y lo cualitativo en la interna del partido. En la competencia entre partidos de los seis departamentos más poblados del país pierde cinco, o gana el FA cinco –no es que los pierda porque no tenía Montevideo ni Canelones–. Pero el FA se alza con Montevideo, Canelones, Maldonado, Salto y Paysandú, y el PN con Colonia. Es decir que desde el punto de vista de los departamentos más poblados, el PN apenas tiene una basa, una posición en Colonia.

Desde el punto de vista de la interna las lecturas dan para todo: Francisco Gallinal gana en su feudo. Es interesante que el PN tiene tres aspirantes en carrera cuya carrera política se lanza desde el interior del país: Larrañaga es de Paysandú, Luis Alberto Heber es de Rivera y Gallinal es de Lavalleja. Pierde el PN en el feudo de Larrañaga, pierde en el feudo de Luis Alberto Heber, y gana en el feudo de Gallinal.

Desde ese punto de vista Gallinal aparece como un gran triunfador y además obteniendo el récord histórico de votación del PN en el departamento de Lavalleja, que no es un departamento tradicionalmente blanco sino un departamento originalmente muy colorado y desde hace ya varias décadas muy competitivo entre los dos partidos. Por otro lado, Correntada Wilsonista queda con una única intendencia, pero pierde Maldonado, Florida, Treinta y Tres y Flores. Básicamente las intendencias blancas se dividen en dos grandes bloques entre el larrañaguismo, Alianza Nacional, y el Herrerismo, con Echeverría independiente en Flores y Herman Vergara de Correntada en Lavalleja.

EC - La lista completa de las intendencias blancas esta vez: Cerro Largo, Colonia, Durazno, Flores, Lavalleja, San José, Soriano, Tacuarembó, Artigas y Río Negro.

OAB - Sí, Río Negro-Soriano-Colonia es una franja larrañaguista con Omar Lafluf, Guillermo Besozzi y Walter Zimmer.

EC - Esa es la lectura cuantitativa de los trofeos.

OAB - Y la cualitativa dije desde el punto de vista de que de los seis departamentos más importantes cinco los ganó el FA. Si uno mira el mapa se encuentra con que lo que podemos decir un sureste del país tomando la diagonal Montevideo-Treinta y Tres es toda frenteamplista, con agujero blanco que es Lavalleja.

EC - Sólo Lavalleja.

OAB - Que queda rodeado por Canelones, Florida, Treinta y Tres, Rocha y Maldonado. Parece de esos cercos militares que uno ve, queda la plaza rodeada, el baluarte blanco en un territorio frenteamplista. Después queda una diagonal blanca que es bastante tradicional en este país, que tenía las puntas en Cerro Largo y San José; la diferencia es que Treinta y Tres abandonó la diagonal blanca que venía desde hace varias décadas, y ya se está confirmando Colonia donde el PC hace ya varios años que no gana, pese a que durante mucho tiempo el PN ganó apenas. Y en Soriano el PN gana por cuarta vez consecutiva, lo cual es un hecho histórico, nunca había ganado cuatro intendencias consecutivas el mismo partido allí.

EC - Entonces esa diagonal blanca, si vamos de oeste o noreste, queda integrada por Soriano, Colonia, San José, Flores, Durazno y Cerro Largo, y cruzando el río Negro Tacuarembó y el propio departamento de Río Negro.

OAB - Exacto, es realmente una diagonal, fuera de la cual queda ese agujero blanco en territorio frenteamplista que es Lavalleja, e insólitamente blanco, arrinconado en el noroeste del país, Artigas, departamento tradicionalmente colorado que ahora tiene un intendente blanco que pasa a ser una novedad. Hubo un intendente blanco pero no elegido sólo con los votos del PN sino por una unión vecinal entre herreristas y colorados independientes.

EC - Queda por anotar el solitario bastión colorado en Rivera y la presencia desde el punto de vista simbólico, poblacional, productivo muy importante del Frente en Paysandú y Salto.

OAB - Claro, ahí queda un bastión frenteamplista importante. El Frente queda con dos polos, todo este triángulo sureste corriendo el este bastante hacia acá y ese polo litoral o litoral-norte de Salto y Paysandú. El país queda con tres blancas, una de ellas multicolor, Rivera-Artigas-Salto-Paysandú, donde hay colorado, blanco y frenteamplistas, la blanca en el medio atravesando el país, y la frenteamplista en todo el sureste con el manchón blanco de Lavalleja.

***

EC - Un punto que valdría tener en cuenta ahora es qué ocurrió… porque no todo esto estaba previsto, incluso tú hace un rato lo reconocías: para la izquierda el escenario optimista no llegaba a ocho.

OAB - No, había algún escenario delirante planteado pero en los cálculos reales de la izquierda no estaba previsto esto.

EC - ¿Qué pasó entonces entre lo que se suponía y la realidad?

OAB - En última instancia cuando hay cuatro diputados uno dice que lo más probable es que queden dos y dos, pero a veces se da el tres y uno. Los departamentos que se veían seguros para el PN quedaron todos confirmados para el PN, estaban más allá de la discusión por varias razones: había ganado el PN en octubre, en muchos de esos departamentos venía ganando desde la restauración institucional... Artigas no pero los demás sí. Y en muchos casos a su vez el PN polarizaba la elección. Por ejemplo Flores entre Echeverría y Teresa Hernández de Mazzullo, en Lavalleja entre Vergara y Giorello, en Tacuarembó entre Ezquerra y Chiesa, en Cerro Largo entre Ambrosio Barreiro y Bottana, Zimmer y González Álvarez potenciaban al PN en Colonia, dándole un atractivo a la lucha interna aunque ahí había lucha externa. Eso por un lado.

Había tres departamentos que habíamos puesto en celeste, decíamos competitivos tendiendo al PN; de ellos dos decantan para el PN, Río Negro con Lafluf y Soriano con Besozzi; en Treinta y Tres veíamos una tendencia inicial a favor del PN por un trabajo preliminar que habíamos hecho y luego había una encuesta manejada por el FA que le daba favorable, además conociéndose la existencia de militantes del PN que estaban trabajando a favor de Amaral, en contra de Wilson Elso Goñi.

EC - Sí, concretamente gente de Campanella, otro candidato blanco.

OAB - Eso es lo que se dice, yo lo que conozco es que eran militantes del PN. Entonces cambia el signo. Yo diría que fue la gran sorpresa, la gente de Treinta y Tres era casi la única convencida, no se había extendido tanto a nivel nacional. Recordemos que cuando se hablaba de los departamentos que podía ganar el Frente, ni los propios dirigentes ponían a Treinta y Tres en la balanza.

EC - Anoche cuando el senador Michelini llegaba al puente de La Paz, a ese abrazo que terminaron dándose Ricardo Ehrlich y Marcos Carámbula, el comentario que hacía era: “Che, ¿es cierto que ganamos en Treinta y Tres?”. Era de gran impacto.

OAB - En el caso de Rocha el FA ganó en octubre pero se temía que la candidatura de Irineu Riet Correa le estuviera quitando votos, inicialmente parecía así. Nosotros no hicimos entrevistas en el departamento de Rocha, así que no podemos seguir la evolución, y finalmente el trabajo de Riet Correa no dio para que el PN recuperara el primer lugar. Lo curioso en Rocha es que no se logra que un partido gane dos veces desde la restauración institucional: colorado, blanco, colorado, blanco, frenteamplista. Y Artigas Barrios tiene un gran premio después de haber perdido por muy poco la banca en el mes de octubre, la pierde dentro del FA y ahora gana cómodamente en la interna la Intendencia de Rocha.

Otros departamentos disputados: en Paysandú la encuesta nos daba 42 a 41 con la proyección de indecisos –la encuesta daba menos–, daba cómodo adelante al FA en la ciudad, pero perdiendo por mucho en el interior. Y se dio así. Quedaban muchas dudas de cómo iban a decantar los indecisos, había un empate en el mes de octubre, en el primario ganó el FA, luego gana con varios cientos de diferencias el PN con los observados. Realmente se terminó decantando para el lado del FA.

En Salto la encuesta había dado una importante diferencia, preveíamos que esa diferencia se iba a achicar, se achicó, pero tenían que caer muchísimos indecisos para el lado del PN para que se revertiera completamente la situación. Lo habíamos dado como dudoso favorable al Frente, igual que Florida, donde la diferencia también se achicó mucho pero hacía difícil que el PN pudiera empatar y revertir. De los indecisos prácticamente captó nueve el PN y dos el FA en función de la última encuesta, y veíamos más hacia el FA dentro de escenarios altamente competitivos.

En Maldonado daba 5 puntos a favor de la izquierda con 13 indecisos. Habíamos dicho que de los indecisos prácticamente uno era votante de Vázquez en octubre y dos no, lo cual generaba una gran incertidumbre y decíamos que podía dar desde un triunfo cómodo del Frente, de estos mismos 5 puntos, a que Antía revirtiera y pasara por algún punto –no veíamos una diferencia holgada– o que terminara muy parejo, como ocurrió, con una diferencia que va a terminar siendo de 1 punto y algún decimal.

Y Montevideo y Canelones no tenían ningún tipo de sorpresa en el resultado.

EC - ¿Pero se podía esperar que Canelones llegara a los niveles a los que llegó la votación de la izquierda?

OAB - En la encuesta que dimos acá la izquierda estaba cerca del 60 ya. Y yo dije al final: una de las posibilidades es que el FA tenga un porcentaje más alto en Canelones que en Montevideo. Y se dio.

EC - Fue efectivamente lo que ocurrió.

OAB - Se veía esa posibilidad, por un lado porque a Ehrlich se lo veía con dificultades para repetir la votación de octubre; sin duda en Montevideo hubo una primera etapa con una candidatura con difícil despegue, donde el partido lo sostenía, hubo un giro muy grande en la campaña de la izquierda que partidizó la elección, la despersonalizó un poco y con eso, apelando a lo que era repetir el voto de octubre, a una lealtad institucional, logró casi repetir el voto de octubre. Sin duda los dos extremos de campaña en Montevideo fueron el PC y el FA, el PC fue la total personalización y despartidización de la campaña, al punto de que los ataques eran decir “pero no olviden cuál es el partido de Pedro”, y el otro fue “vote al FA”, el candidato en segundo lugar. Y las dos fueron exitosas, porque evidentemente el Frente se acercó a la votación de Vázquez, supera porcentualmente la votación de Arana de mayo de 2000, que había sido la más exitosa que había tenido la izquierda en Montevideo. Es decir, municipalmente la izquierda ha crecido elección tras elección desde 1971.

***

EC - Vamos a satisfacer una pregunta que venía de la audiencia que tenía que ver con cómo quedan las internas partidarias a la luz de estos resultados.

OAB - La interna del PN es más clara porque están más alineados todos los candidatos. Alianza Nacional, es decir el larrañaguismo, logra cuatro intendencias, Ezquerra en Tacuarembó y el eje litoral-sur, Lafluf en Río Negro, Besozzi en Soriano y Zimmer en Colonia.

EC - O sea: Alianza Nacional tiene cuatro de las diez intendencias blancas.

OAB - El Herrerismo obtiene cuatro: Ambrosio Rodríguez en Cerro Largo, Silveira en Artigas, Vidalín en Durazno y Chiruchi en San José. Correntada Wilsonista obtiene una, Vergara en Lavalleja, y un independiente, que es Echeverría, apoyado por el Herrerismo y Alianza Nacional.

EC - ¿Qué implica esto para Jorge Larrañaga como líder partidario?

OAB - Es un tema que hay que esperar que decante, incluso habría que esperar a ver la suma de los votos, las listas larrañaguistas, de Correntada y del Herrerismo para ver de cuánto estamos hablando en votos contantes y sonantes.

DB - De todos modos creo que queda bastante claro que el Herrerismo mejora su posición dentro de la interna del PN, sector que había sido derrotado en las internas, fue minoritario en las elecciones nacionales, revalidando sus intendentes que son líderes importantes en cuatro departamentos y empardando un poco la cosa, poniéndose a nivel municipal de igual a igual con el resto de los sectores del PN. Creo que sale fortalecido sobre todo el Herrerismo en esta elección municipal.

OAB - Se le complica un poco la interna.

DB - La interna propia.

OAB - La interna del Herrerismo con la pérdida de Rivera por parte del Luis Alberto Heber, el triunfo de Chiruchi en San José, uno se fortalece, otro se debilita, y en la Correntada hay que hacer un doble análisis: Gallinal es el único líder nacional que gana en su feudo, pero la Correntada se debilita en una cantidad de intendencias.

EC - ¿Y qué pasa con la interna del FA a la luz de resultados?

OAB - Es un poco más complicada porque hay un montón que hay que decir “proclives a”, “simpatizantes de”, “anduvo por”.

EC - Recordemos que el FA está ganando en Montevideo, Canelones, Paysandú, Salto, Rocha, Treinta y Tres, Florida y Maldonado.

OAB - Desde el punto de vista cualitativo sin duda es muy importante Montevideo, Ehrlich es un hombre proclive, simpatizante del área MPP-609.

EC - Pese a que fue el candidato único y por tanto tuvo en torno todo un consenso trabajosamente logrado.

OAB - De acuerdo, pero estamos hablando de los grupos políticos, que sin duda van a pesar mucho. En la Intendencia de Montevideo se prevé un mayor peso del MPP y de la 90, con la figura de Hyara Rodríguez como primera suplente del intendente y candidata a la Secretaría de la Intendencia, es algo virtualmente acordado.

En Canelones y Maldonado, el segundo y el tercer departamentos del país en población y en producto bruto, en renta, Óscar de los Santos es de la Alianza Progresista y Marcos Carámbula no aparece formalmente vinculado pero es un hombre de ese espacio, de esas vinculaciones y fundador y primer candidato al Senado que tuvo la Confluencia Frenteamplista, que es una de las grandes columnas de la Alianza. Es un hombre de ese núcleo y esas amistades. Por lo tanto se puede decir que así como Ehrlich es proclive al MPP, entre proclives e integrantes de la Alianza Progresista son Canelones y Maldonado.

En Florida Juan Giachetto es un hombre que tuvo pertenencia al Partido Socialista, militancia en la 90, pero que hace mucho tiempo que es considerado un hombre independiente. Fue el candidato básicamente frenteamplista, incluso fue votado por el plenario del FA en el departamento de Florida, apoyado por todos los grupos frenteamplistas.

Los otros cuatro que quedan, Pintos, Barrios y Amaral son de la 90.

EC - Pintos es el intendente electo en Paysandú, Barrios es el intendente electo en Rocha y Amaral es el intendente electo en Treinta y Tres. Son de la 90, socialistas.

OAB - Y por último tenemos el caso peculiar de Ramón Fonticiella, que es del Espacio 90-1001. Él es la cabeza de un grupo salteño del PDC, pero es un caso peculiar porque está separado de la Alianza Progresista, tiene su propia lista, la 3, que votó junto con la 90 y la 1001, que lo llevó de nuevo a diputado en octubre.

DB - Y llevó a Marina Arismendi al Senado.

OAB - Llevó a Marina Arismendi al Senado, porque el acuerdo fue que en algunos departamentos la 1001 votaba el Senado encabezado por Gargano y en Salto votaba la 90 y Fonticiella el Senado encabezado por Arismendi como parte de un acuerdo nacional. A Fonticiella hay que ubicarlo en ese espacio entre 90 y 1001. Por lo tanto va a tener como propios o de su área de influencia a los intendentes de Salto, Paysandú, Rocha y Treinta y Tres, independiente el de Florida, próximo o integrante de la Alianza Progresista los de Canelones y Maldonado, y próximo al MPP al de Montevideo.

DB - En definitiva en el FA –para hacer un análisis paralelo al del PN– da la impresión de que respecto de la configuración que surge de octubre, tanto el Partido Socialista como la Alianza se fortalecen a partir de ocupar estos espacios de gobierno y de poder, quizás en detrimento un poco del MPP, aunque tiene al intendente de Montevideo, y sobre todo los sectores sin perfil municipal, como Asamblea Uruguay y la Vertiente que tenía al intendente de Montevideo y ahora no tienen figuras de liderazgo en estos niveles.

OAB - La Alianza es un grupo que está extraordinariamente sobrerrepresentado en relación a su electorado en materia de poder: vicepresidente de la República, ministro de Turismo, ministro de Transporte y Obras Públicas, intendente de Maldonado y en su espacio el intendente de Canelones, secretario de Prensa y Difusión de la Presidencia de la República.

DB - Del mismo modo que el Partido Socialista, más allá de que no es estrictamente orgánico, tiene también el mayor número de ministros.

OAB - Sí, tiene el ministro de Relaciones Exteriores, ministro del Interior, ministra de Defensa Nacional, secretario de la Presidencia, intendencias de Rocha, Treinta y Tres y Paysandú.

DB - Es decir que desde el punto de vista del gobierno, de la estructura del gobierno del país…

OAB - Y la Secretaría de la Intendencia de Montevideo.

DB - En la estructura del gobierno los sectores Partido Socialista y Alianza Progresista se constituyen en los sectores más fuertes.

OAB - Desde el punto de vista estrictamente formal el Partido Socialista tiene al presidente de la República, que es afiliado y miembro de su Comité Central. Pero desde el punto de vista del manejo político, Vázquez está por encima de los grupos, eso es notorio.

EC - Nos faltó mencionar al PC.

OAB - Podemos decir que el Foro Batllista ganó el 100 por ciento de las intendencias coloradas, es decir Rivera.

EC - Tabaré Viera es un hombre del Foro y es el único intendente colorado que queda después de la instancia electoral de ayer.

OAB - Es un dato importante, un dato fuerte para este proceso que está haciendo el PC: nombró una comisión que está estudiando la reforma de la Carta Orgánica con una idea mucho más allá del aspecto jurídico, sino de un proceso de refundación estructural del PC. Es que un partido que ha sido identificado con el poder en Uruguay tradicionalmente, el partido de la administración, hoy tiene como único eje de administración la Intendencia Municipal de Rivera. La frustración del acuerdo entre el gobierno y el PC para la integración de los entes autónomos ha dejado al PC sólo con la Intendencia Municipal de Rivera. Esto es un dato revolucionario en Uruguay. En el gobierno de Lacalle estuvo todo o parte en cogobierno, coalición o coincidencia, y todo el PC en la administración autónoma y descentralizada. En los dos períodos anteriores del colegiado blanco estuvo en la oposición, pero estuvo con presencia en la minoría de la totalidad de los entes autónomos y servicios descentralizados y con la tenencia de varias intendencias. En el segundo colegiado blanco tuvo nada menos que la Intendencia de Montevideo. Ahora el PC la menor presencia de manejo de centros de administración de todo el país, en los últimos cien años.

 

Radio El Espectador
mayo 9 - 2005