Lo que rodea la carrera electoral municipal: las gestiones
 

EMILIANO COTELO:
En esta carrera electoral rumbo a los comicios del 8 de mayo venimos viendo cómo se encuentra la intención de voto en varios departamentos y recordando cuál es el escenario de arranque producto de las pasadas elecciones nacionales de octubre, que son una referencia que hay que tener en cuenta. Pero también es importante tener en cuenta otro aspecto que impacta sobre el voto de la gente: cómo se evalúa el desempeño de los intendentes. El politólogo Oscar Bottinelli, director de Factum, presenta y analiza hoy cómo evalúa la gente a los jefes comunales de los cinco departamentos del sur y, en el caso particular de Montevideo, cómo juzga los ocho principales temas de gestión municipal.

***

EC - Elegimos cinco intendencias.

OSCAR A. BOTTINELLI:
Elegimos el sur, que concentra un porcentaje de más de los dos tercios de la población del país.

EC - Vamos a ver la aprobación que tienen los intendentes.

OAB - Vamos a ver la aprobación exclusivamente presentando el porcentaje de los que aprueban, porque luego, en el resto del porcentaje que queda hasta 100, están el que no opina, el que desaprueba y el que dice ni fu ni fa, ni apruebo ni desapruebo, más o menos. Nos reducimos al porcentaje de los que dicen “apruebo”.

EC:

- San José - Juan Chiruchi: 68%
- Montevideo - Mariano Arana: 59%
- Maldonado - Enrique Antía: 49%
- Florida – Andrés Arocena: 38%
- Canelones – Tabaré Hackenbruch: 6%

OAB - Hay que hacer la aclaración de que se está evaluando al intendente que impacta sobre las elecciones, que es el que ejerció el cargo durante todo este período, que en general, cuando es reelección, se puede decir que finalizó el 8 de febrero.

De estos cinco intendentes el único que sigue en funciones y va a terminar su mandato el 7 de julio es Tabaré Hackenbruch porque no se presenta a reelección ni está ocupando ningún otro cargo. En San José, Maldonado y Florida, Chiruchi, Antía y Arocena son candidatos a la reelección, y Mariano Arana, que ya terminó sus dos períodos consecutivos, es senador y ejerce como ministro de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente. Pero lo que impacta sobre el juicio de una gestión, si se la personaliza, porque en general la gente personaliza mucho, es quien ejerció el cargo durante casi todo el período.

De algunos de estos cinco departamentos ya hemos presentado datos y de otros los presentaremos en los próximos días, pero hay un hecho que se da prácticamente en todos, que uno diría que es una norma general: el porcentaje de aprobación del intendente es más alto que los votos que arrastra. Esto es en gran medida producto de gente que no lo vota, no porque no apruebe su gestión sino porque tiene otro tipo de definiciones partidarias y una actitud de voto constante a un mismo partido político.

La aprobación del desempeño del intendente no asegura que todos los que aprueban vayan a votarlo en el caso de una reelección o de cualquier decisión electoral. Quizás en muchos casos pueda marcar el techo máximo al que podría aspirar en una votación determinada, pero normalmente lo que arrastra está por debajo de eso.

EC - ¿Algún comentario adicional a propósito de los datos que hemos dado?

OAB - Como se ve, hay un abanico muy grande. En primer lugar, Mariano Arana –es la cifra prácticamente final de su mandato– dejó la Intendencia en niveles bastante más bajos que los picos que alcanzó, al fin del primer mandato llegó a estar con una aprobación neta del entorno del 70 por ciento.

Chiruchi, un caso bastante excepcional, ya que ha sido tres veces consecutivas electo intendente de San José y ha terminado su tercer período, está en el nivel más alto de aprobación.

Antía está en su primer período, por lo tanto es la primera evaluación que tiene, y dejó el cargo –al igual que Chiruchi, ejerce como senador– en el nivel más alto de su gestión, con 49 por ciento.

Andrés Arocena tiene 38 por ciento, que no es su nivel más alto, y Hackenbruch tiene un nivel sostenidamente bajo desde hace bastante tiempo. Por lo menos ya en los últimos dos años su nivel de aprobación se movió en niveles extraordinariamente bajos, lo que de alguna manera se reflejó en la votación de Canelones, porque si bien el Partido Colorado votó muy bajo en todo el país, en Canelones votó especialmente bajo.

***

EC - Veamos ahora la evaluación por rubros de la gestión de la Intendencia de Montevideo.

OAB - En primer lugar, los ocho temas que vamos a presentar son los ocho temas que la propia población considera más importantes. Se le pidió a la gente que ordenara según su importancia un conjunto de unos veinte temas que tienen que ver con la gestión municipal y estos ocho que vamos a presentar son los que evaluó como los más importantes.

En segundo lugar, vamos a presentar un puntaje de 0 a 100, una cosa que hemos hecho mucho tiempo en la divulgación de encuestas, que no es precisamente un porcentaje de aprobación sino la suma de juicios de muy bueno, bueno, más o menos, malo y muy malo que recoge cada uno de estos temas.

El ranking de estos ocho temas da que lo que encabeza y encabezó mucho tiempo la gestión municipal, particularmente de Arana, es el alumbrado público, que recoge 76 puntos, es decir que la gente lo considera mucho más que muy bueno. En términos de calificaciones escolares uno diría que es un muy bueno sobresaliente.

Prácticamente lo mismo ocurre con la limpieza, que está en 75 puntos. En limpieza estamos juntando dos rubros, la limpieza de las calles propiamente dicha y la recolección de basura, la imagen global de limpieza.

En tercer término aparece el servicio de ómnibus, ya en un nivel de solamente bueno. Del servicio de ómnibus estamos excluyendo el tema boleto; tiene que ver con frecuencia, que los ómnibus funcionen bien, que la gente viaje con comodidad, que el servicio sea rápido, eficiente. Ahí da 56 puntos.

La política municipal en relación al tránsito –no estamos hablando de cómo está el tránsito en Montevideo sino de cómo juzga la gente lo que hace la Intendencia en relación al tránsito– está apenas en el borde de lo bueno con 52 puntos.

Después vienen otros cuatro temas en los que la gente tiene un juicio ya no tan positivo.

En quinto lugar está el tema hurgadores, que da 49 puntos, o sea un poquito por debajo de un bueno, un más o menos. Hurgadores quiere decir cosas muy distintas, los juicios de la gente para considerar que el tema está bien o mal pueden pasar desde una preocupación por la forma de ganarse la vida que tiene la gente que trabaja en eso, la preocupación por la salud de esa gente en ese régimen de trabajo, la preocupación por lo que afecta al tránsito la existencia de los carritos, por que la gente considera que ensucian la ciudad al hacer su tarea. Es decir que son muchos ángulos distintos y hasta contrapuestos los que llevan a que la gente diga que eso está bien o está mal. Eso da 49 puntos.

En sexto lugar está el estado de las calles, básicamente el estado de los pavimentos, de las veredas, la forma de poder transitar. Da 46 puntos, o sea que está más o menos.

En séptimo lugar el tema del boleto, ya un poquito más negativo, 44 puntos. Esto es concretamente lo que hace al precio del boleto.

Y el octavo tema en importancia es la patente de rodados, sobre la cual la gente tiene un juicio negativo, da 30 puntos, o sea que considera que está mal. Tratándose de algo que tiene precio, considera que está cara o proporcionalmente cara en relación a lo que debería cobrarse o en precios comparativos.

EC - Esto es lo que dan los ocho temas más importantes.

La pregunta que siempre surge sobre evaluación tanto de intendencias como particularmente de temas, es si los juicios que tiene la gente realmente impactan o no en la decisión electoral o cuánto impactan –es muy difícil establecerlo–, y si el hecho de que los candidatos manejen mejor o peor los temas los mejora o los empeora en el posicionamiento del voto.

En general hemos visto en varias competencias municipales que los candidatos que manejan con más fuerza y técnicamente tienen un mayor conocimiento de los temas no necesariamente aparecen compensados en el voto, y que candidatos que no manejan mucho los temas aparecen mejor compensados. Esto está apareciendo como una regla general tomando en cuenta algunas percepciones del año 2000 y algunas de 2005; y si bien en este caso estamos hablando de Montevideo, esto se da como una constante en distintos departamentos.
 

Radio El Espectador
abril 27 - 2005