El plebiscito sobre el agua
 

EMILIANO COTELO:
Mañana se termina la campaña electoral hacia unas elecciones nacionales en ocasión de las cuales se vota también un plebiscito de reforma constitucional, conocido como el plebiscito sobre el agua.

El politólogo Oscar Bottinelli, director de Factum, presenta hoy los datos de la tercera Encuesta Nacional Factum del mes de octubre y se detiene en el conocimiento y la intención de voto en relación a esta reforma constitucional.

Tú querías hacer algunas precisiones previas.

OSCAR A. BOTTINELLI:
Sí, en primer lugar a propósito de algunas cosas -no importa de dónde han salido-, ratificamos nuestra línea; nosotros no polemizamos con colegas, incluso vale aclarar, para que no haya confusiones: no hemos estado en ninguna mesa redonda, en ningún debate con otras empresas encuestadoras desde hace muchísimo tiempo.

Segundo, creemos que no debemos polemizar con dirigentes políticos; si lo hiciéramos nos transformaríamos en actores políticos y dejaríamos de tener la neutralidad que necesariamente debemos tener. En campaña tratamos de aclarar lo estrictamente necesario.

Esto nos lleva hoy a hacer cuatro breves precisiones.

Primero, desde hace muchos años discrepamos con colegas, con periodistas, con dirigentes políticos que pretenden ver las encuestas como si fueran apuestas de carreras de caballos, sin ver toda la riqueza de matices que se presentan para ir orientando a la propia gente.

Segundo, en ningún momento dijimos que el 27 de junio el Encuentro Progresista - Frente Amplio - Nueva Mayoría (EP-FA-NM) tendría 48 por ciento y el Partido Nacional (PN) 30 por ciento; todo lo contrario: fuimos los únicos que dijimos que no había que esperar ese resultado. Mañana lo vamos a demostrar leyendo lo que dijimos aquí en El Espectador.

Tercero, nos parece contraproducente que se pretenda crear una asociación entre resultados de una encuesta y adhesión a un grupo político, algo que se está haciendo ya en relación a varias encuestas. No puede ser que se diga que si hay balotaje gana Fulano y si no lo hay gana Mengano. Eso nos parece francamente lamentable, es una distorsión del papel de las encuestadoras.

Por último, no creemos que las encuestas sean uno de los problemas graves, urgentes del país, como para ser tema de campaña electoral.

***

EC - Recordemos ahora sí cómo se vota esta reforma constitucional el domingo.

OAB - Para votar por esta reforma constitucional, sólo cabe la posibilidad de introducir la papeleta por Sí.

EC - No hay papeleta por el No.

OAB - No hay papeleta del No. La regla de aprobación es exactamente la misma que se exige para el balotaje, con la diferencia de que en ese caso hay muchas hojas de votación. El Sí resulta aprobado si el número de votos que obtiene supera la mitad de los votantes, si tiene la mayoría absoluta, si tiene más votos que la mitad del total de votantes.

Es decir que prácticamente hay dos formas de votar: se vota Sí o no se vota Sí; si se vota Sí se está votando por la reforma, si no se vota Sí se está votando contra la reforma, no hay otra posición intermedia. Si las hojas de votación por Sí tienen más de la mitad del total de votantes, la reforma constitucional es aprobada, y si no supera esa barrera queda rechazada.

EC - Recordemos ahora la ficha técnica de esta encuesta.

OAB - Se relevaron 896 casos, la encuesta es representativa del 100 por ciento del país y presenta el estado de situación al domingo 17 de octubre.

EC - ¿Cuál fue la primera pregunta que se presentó a los encuestados?

OAB - La primera pregunta buscaba relevar el conocimiento. Se preguntaba: "¿Usted conoce si hay algún plebiscito junto con las elecciones?"; si la gente contesta que sí, para afirmar bien se le pregunta: "¿Conoce sobre qué tema es?", para que lo diga en forma abierta.

EC - Veamos las respuestas:

- Conoce: 69%
- No conoce: 31%

OAB - De los 31 puntos de los que no conocen, 30 dicen "No sé" y uno que dice "Sí, sé", pero cuando se le pregunta sobre qué tema es dice cualquier cosa, es decir que en realidad un 31 por ciento no sabe. Hay un 1 por ciento que sin duda oyó que había algo pero no logró identificar qué.

EC - Así que el 69 por ciento conoce.

OAB - Y el 31 restante no conoce. Luego entramos al tema de fondo; la pregunta es la siguiente: "Junto con las elecciones nacionales va a haber un plebiscito sobre el agua. ¿Usted se inclina a votar a favor o en contra?".

EC - El resultado es el siguiente:

- A favor seguro: 59%
- A favor probable: 6%
- Total a favor: 65%

- En contra seguro: 4%
- En contra probable: 5%
- Total en contra: 9%

- Indecisos: 26%

OAB - Varias precisiones. Primero, dada la forma como se vota no tiene demasiada importancia la distinción entre votos en contra e indecisos, porque acá lo que importa es si alguien se decide por el Sí, nada más, porque no hay un No para votar. Entonces prácticamente hay que mirar un solo número, que es el del Sí.

Lo otro es que hay que relativizar todos los números que vamos a dar, incluso de estos que acabamos de dar. Primero porque todo número de encuesta debe ser relativizado un poco, porque hay un margen de error, siempre se producen variaciones entre el momento de la encuesta y el día de las elecciones, pero sobre todo porque no es un tema que haya sido de primera importancia en la campaña electoral. Pareció a serlo al comienzo, durante la primera semana de julio, pero después pasó realmente a un plano secundario.

Además ocurre -esto es una constante- que cuando hay plebiscitos constitucionales junto con elecciones tiene muchísima importancia la posición de los partidos y grupos políticos, si están a favor o en contra. Y tiene mucho que ver el ensobrado: una abrumadora mayoría de gente va a votar llevando la lista, no va a elegir en el montón de opciones que tiene en el cuarto secreto. Cuando toma la lista, si es de los grupos que promueven el Sí va a tener la papeleta por el Sí dentro, y si es de grupos que no lo promueven no la va a tener. Eso realmente influye mucho; siendo un tema que la gente no ve como de tanta importancia en la campaña electoral, no da para que el que tenga el Sí salga a tirarlo o el que no lo tenga salga a buscarlo, salvo en cantidades muy pequeñas que no influyen en materia de números. Esto tiene mucha importancia, al final vamos a hacer un cálculo en ese sentido.

EC - ¿Cómo es el conocimiento de la existencia del plebiscito?

OAB - Si lo vemos partido por partido, conocen el tema del plebiscito:

- En el Encuentro Progresista - Frente Amplio: 77%
- En el Partido Nacional: 58%
- En el Partido Colorado: 55%
- Otros e indefinidos: 65%

EC - ¿Y cómo es el voto partido por partido?

OAB - Tomando todas las precauciones en cuanto a que esto es una manifestación frente a una encuesta que puede ser completamente desviado luego por los ensobrados y los lineamientos partidarios, votan por el Sí:

- En el Encuentro-Progresista: 82%
- En el Partido Nacional: 52%
- En el Partido Colorado (esto es bastante extraño): 43%
- Otros e indefinidos: 36%

Desde el punto de vista territorial:

- En Montevideo: 68%
- En el interior: 62%

Y aparece una cosa interesante: de los que conocen que hay un plebiscito -que habíamos dicho que era el 69 por ciento-, un 48 por ciento vota por Sí y el restante 21 no vota por Sí o no sabe qué va a hacer; y de los que no conocen -que es un 31 por ciento-, una vez que se les dice que hay un plebiscito sobre el agua, un 17 por ciento dice "Yo voto por Sí". Esto está marcando cierta actitud de alineamiento partidario o en el sentido de: "Yo voto siempre todos los referéndum y plebiscitos de un lado" o "Yo voto siempre del otro", como que hay cierto automatismo.

El total a favor nos está dando en torno al 65 por ciento. Pero si tomamos en cuenta otra forma de leer y decimos: olvidemos la encuesta específica sobre el agua y tomemos la encuesta de intención de voto por partido. ¿Qué grupos políticos están ensobrando y promoviendo el Sí? Todo el EP-FA y la lista al Senado que encabeza Larrañaga acompañado por Abreu, Eber da Rosa y Moreira.

EC - Si sumamos la intención de voto de esos sectores…

OAB - Nos da alrededor del 65 por ciento, entre 65 y 70 por ciento, sobre todo porque no es muy difícil precisar la cantidad de votos de la lista que encabeza Larrañaga.

Es decir que cabe esperar razonablemente que la votación esté en ese entorno. No tiene ningún sentido jugarse a un porcentaje exacto, pero a esta altura parece bastante claro que el Sí tiene asegurada una holgada aprobación dadas las apoyaturas políticas que tiene, por lo tanto no cabe esperar sorpresas en esto. El resultado seguramente va a ser menor que el que obtuvieron los dos plebiscitos "de los jubilados" de los años 1989 y 1994, pero va a ser holgadamente aprobatorio.

***

EC - Tengo aquí una pregunta bastante sencilla que llega de la audiencia: ¿qué pasa si alguien en el sobre de votación coloca sólo la papeleta del Sí, o sea si no pone además papeletas al Senado y a la Presidencia de la República?

OAB - Es un voto por Sí a la reforma constitucional y es un voto en blanco en la elección. Como voto en blanco en la elección, como votante, se computa para el 100 por ciento que hay que tener en cuenta para marcar la barrera del balotaje. En cierto modo se puede decir que es un voto por Sí a la reforma, por no a que alguien gane en primer vuelta y neutro desde el punto de vista parlamentario.

EC - Nos encontramos mañana con la última Opinión Pública 2004 antes de las elecciones.

OAB - Exactamente.

 

Radio El Espectador
octubre 27 - 2004