Los juegos de poder en los partidos tradicionales
 

EMILIANO COTELO:
Hoy es martes 26, antepenúltimo día de campaña electoral. El politólogo Oscar Bottinelli, director de Factum, presenta los datos de la tercera Encuesta Nacional Factum de octubre y analiza en particular cómo sigue la competencia en la interna del Partido Nacional (PN) y el Partido Colorado (PC). "Los juegos de poder en los partidos tradicionales" es el título que nos propone.

***

Recordemos la ficha técnica de la encuesta.

OSCAR A. BOTTINELLI:
El universo es el 100 por ciento del país, fueron relevados 896 casos, presentamos el estado de situación al 17 de octubre.

Vamos a aclarar cómo se llega a estos números de las internas de los partidos. Primero se clasifica a la gente de acuerdo a la pregunta básica: "¿A qué partido político votaría?", y luego hay una serie de preguntas que hemos explicado muchas veces. La ficha técnica completa está en el sitio web de Factum; allí se podrán ver, entre otras cosas, todas las preguntas.

Una vez que se clasifica a la gente en los tres grandes partidos, que son los que realmente tienen internas significativas, se pregunta: "¿Y a qué sector o lista al Senado se inclina a votar?"; como no consideramos suficiente este dato preguntamos: "¿Y a qué lista se inclina a votar en su departamento ahora, para el Parlamento?", o "¿a qué dirigente, qué candidato o a qué caudillo votaría?". Hacemos esta pregunta respecto del Parlamento porque en la pregunta departamental a veces la gente confunde con lo que ya está pensando votar para intendente en mayo del año que viene. En segundo lugar esto corrige y mucho la primera pregunta porque en el interior el peso departamental es muchas veces mayor que el peso senatorial, o por lo menos se combinan. En la elección pasada observamos que a veces gente que prefería un Senado terminaba votando otra lista porque le importaba mucho más el candidato departamental. Venimos haciendo esto desde 1994 y hemos comprobado que funciona.

Además tenemos los "no contesta". Nosotros somos bastante obsesivos en bajar los indefinidos, buscarles pistas; lo hacemos entre los partidos y dentro de los partidos.

EC - ¿Cuál es el último recurso en este caso?

OAB - En este caso el último recurso es el primero, porque al empezar la encuesta a todos los entrevistados se les pregunta: "¿Cuál de estas listas al Senado preferiría votar?" y se les pregunta sobre el Encuentro Progresista - Frente Amplio, sobre el PC y sobre el PN, y luego tomamos sólo las respuestas de los que no han dado ninguna pista hasta ese momento y están dentro del respectivo partido.

***

EC - Hechas esas aclaraciones sobre el método de trabajo, pasemos a los números. Comenzamos con el PN:

- Jorge Larrañaga: 50%
- Luis Alberto Heber: 26%
- Francisco Gallinal: 15%
- Sin definición: 9%

[ver gráfico].

OAB - Dos precisiones. Primera: un punto porcentual no es igual entre los partidos que dentro de los partidos; entre los partidos estamos hablando de 21 a 22.000 votos, y dentro de los partidos depende de qué partido; en el PN estamos hablando de 7.000 votos.

Segunda precisión: estas listas tienen sublemas. El sublema Compromiso Nacional, que agrupa a Larrañaga y Gallinal, tiene un total de 65 por ciento, y el Herrerismo, que va con su lista única al Senado, tiene un 26 por ciento.

El dato más importante de esta disputa es el crecimiento del Herrerismo, que realmente ha sido importante. Ese sector partió del 16 por ciento y ahora está en el 26 por ciento. El dato de la semana pasada había sido el crecimiento de Gallinal, que había duplicado su intención de voto. El crecimiento del Herrerismo tiene tres partes: arrancó con una fórmula de dirigentes como Luis Alberto Heber y Chiruchi, que tiene su potencial; tiene una estructura muy importante de dirigentes departamentales muy arraigados, muy anclados, de mucho peso; y finalmente la entrada del ex presidente Lacalle a la cancha ayudó a un mayor envión.

EC - Sí, porque recordemos que Lacalle no figura en la lista.

OAB - No figura en la lista e incluso apareció como una exclusión; ésa fue la señal de los meses de julio y agosto. Al Herrerismo le costó, hubo muchas explicaciones de los candidatos herreristas, pero ahora aparece una especie de unificación con el líder del sector en campaña, demostrando otro tipo de vitalidad.

Sin duda en el PN los datos que tenemos que ver son: cuál va a ser el peso específico de la lista que encabeza Larrañaga, lo cual no es un tema menor para el liderazgo posterior al 31 de octubre y el 28 de noviembre del presidente del partido, que es Jorge Larrañaga; cómo se va a posicionar Gallinal, ya que el hecho de tener una buena representación parlamentaria y una buena votación lo dejaría en carrera como un bloque autónomo, independiente y de peso dentro del PN; y cómo queda el Herrerismo, si repite los porcentajes de junio del 33 por ciento del partido o queda por debajo, y cómo se van a reconstruir los juegos de poder dentro del sector después del ciclo electoral entre los candidatos de un lado y el líder histórico del otro. La votación del PN, además de despejar senadores y diputados, es importante para ver cómo se van a posicionar los juegos de poder a partir del fin del ciclo electoral.

***

EC - Pasemos a la interna del PC:

- Sanguinetti - Foro Batllista: 44%
- Batlle - Batllismo 15: 33%
- Iglesias - Unión Colorada y Batllista: 11%
- Pasquet - Batllismo Abierto: 1%
- Sin definición: 11%

[Ver gráfico]

OAB - Un punto porcentual en el PC equivale a 2.200 votos en este momento. Eso es muy poco desde el punto de vista estadístico, por lo tanto hay que tomar estas cifras con pinzas; no podemos sacralizar el último número, un 44 por ciento puede ser unos puntos más o unos cuantos puntos menos.

La suma de bloques nos da: 44 por ciento el Foro y 45 por ciento las otras tres listas que conforman el sublema "Uruguay es posible". Esto no quiere decir que uno le esté ganando al otro ni viceversa, es una lucha que no se sabe cómo va a terminar. Cuando el total de una interna es el 10 por ciento del total de los partidos es muy difícil dirimir. Fíjense que hablar de 44 por ciento es hablar de un 4,4 por ciento del total, y hablar de 33 por ciento es hablar de un 3,3 por ciento del total. Los márgenes de error determinan que sea muy difícil saber si la distancia de uno sobre el otro, sobre el total del partido, es de 10 o 20 puntos, estamos hablando casi de lo mismo. Queremos prudencia en los números.

EC - ¿Y prudencia también en el análisis de los movimientos?

OAB - Y prudencia en el análisis de los movimientos. Está claro que va a haber una competencia fuerte. Para el Foro y Sanguinetti es vital ganar, y ganar no es ser la lista más votada sino ganarle a todo el otro sublema…

EC - O sea a la 15, la UCB y Pasquet.

OAB - Lo que sería reafirmar el liderazgo partidario que mantuvo con mucha claridad el 27 de junio y más apretadamente en la elección del Comité Ejecutivo Nacional en la Convención, donde hubo ausencias, deserciones, etcétera.

Para Jorge Batlle, al revés, lo importante es que el bloque político que ha formado le gane al de Sanguinetti. Simbólicamente lo más importante sería que la 15 le ganara al Foro, pero si por lo menos todo el sublema le ganara al Foro lograría un empate.

El PC tiene la posibilidad de tener tres o cuatro senadores. Si son tres no hay ninguna duda, el sublema que gane se lleva el tercer senador, por lo tanto es decisivo en términos de bancas. Como estas cifras son muy relativas cualquier resultado es posible: si uno le gana al otro tres a dos, 60 a 40 hablando en porcentajes, la relación de senadores es tres a uno, el Foro entraría con el tercer senador y Batlle se quedaría con uno solo. En cambio si el número es par entran dos del Foro y dos de la 15, o uno de la 15 y uno de Iglesias si la 15 no llega a duplicar a Iglesias. Por lo tanto acá tenemos varios escenarios posibles dentro del PC con efectos políticos absolutamente distintos.

***

EC - continuamente llegan preguntas de los oyentes a propósito de las encuestas. Te traslado una breve al final del espacio de hoy. Juan José pregunta por correo electrónico cómo consideran los encuestadores a aquellos que no quieren contestar.

OAB - Hicimos toda una explicación hace una o dos semanas. Hay que diferenciar al que no contesta una pregunta específica del que rechaza la encuesta. El caso del que no contesta la pregunta específica no es ningún problema, la encuesta es muy larga, tiene más de 80 preguntas y la gente da muchas pistas que permiten muchísimas clasificaciones.

El caso del que rechaza la encuesta es un tema que se viene estudiando. Yo decía que los rechazos y los votos del exterior son dos incógnitas que las encuestas en general no miden. Se calcula que eso ha producido efectos, por ejemplo le dio un 2 por ciento más al PC en 1999, cuando obtuvo un 32 por ciento.

EC - El impacto de los que rechazaban la encuesta.

OAB - Sí: el impacto global de las cosas que uno no puede medir, porque es muy difícil establecer un impacto específico en sí. En general el rechazo provoca un aumento de lo que en general en el mundo se define como el voto conservador.

En este momento estamos teniendo la hipótesis de que el rechazo se está distribuyendo entre todas las fuerzas porque también hay un voto frenteamplista que en determinadas zonas del país tiende a no ser del todo explícito, como tradicionalmente ha sucedido con el voto colorado. Es de esperar que la encuesta final pueda moverse algún punto porcentual por efecto de los rechazos y del voto del exterior.

EC - Mañana cuando hablaremos del plebiscito del agua; y el jueves, último día antes de la veda, será la última emisión de La opinión pública 2004.

OAB - Será la última emisión con lo que tengamos.

EC - Con los números más recientes.

 

Radio El Espectador
octubre 26 - 2004