Los nuevos registros en la carrera hacia octubre
 

EMILIANO COTELO:
Hace casi un mes difundimos lo que llamamos "Las primeras posiciones en la carrera hacia octubre". Fueron los primeros datos de la Encuesta Nacional Factum después de las elecciones internas.

***

El politólogo Oscar Bottinelli, director de Factum, analiza hoy la última Encuesta Nacional Factum con los nuevos registros de esta carrera presidencial y parlamentaria. El título, seguramente imbuido del aire olímpico que nos acompaña en estos días, es: "Los nuevos registros en la carrera hacia octubre".

OSCAR A. BOTTINELLI:
Pero esto no es eliminatorio, los números van a seguir para todos juntos hasta el 31 de octubre, no queda nadie por el camino.

EC - Sí, continúan todos en competencia. Recordemos los datos básicos de la encuesta.

OAB - La Encuesta Nacional Factum es representativa del 100 por ciento del país, hecha puerta a puerta, con un margen de aproximación de +/- 3,3 por ciento y se cerró el miércoles de la semana pasada.

EC - ¿Qué preguntas hacían ustedes?

OAB - Para este tema tenemos una primera pregunta, la clásica desde hace muchísimos años: "Imagine que haya elecciones de presidente y Parlamento el próximo domingo; ¿a qué partido político votaría?". Luego se hace una segunda pregunta a quienes no han respondido la primera: "¿Y a quién se inclinaría a votar para presidente de la República?". Los datos que presentamos toman en cuenta este segundo escalón, es decir a los que contestaron inicialmente a qué partido político y a los que sin haber dicho partido sí dicen a cuál de los candidatos a presidente votarían: Vázquez, Larrañaga, Stirling, etcétera.

Los datos corresponden a la primera quincena del mes de agosto.

EC - Son los siguientes:

- Encuentro Progresista-Frente Amplio: 50%
- Partido Nacional: 32%
- Partido Colorado: 11%
- Partido Independiente y otros: 1%
- En blanco/anulado: 2%
- Indecisos: 4%

OAB - En primer lugar, sobre los datos con respecto a la encuesta anterior: todo se movió, un poquito pero se movió todo.

El Encuentro Progresista-Frente Amplio (EP-FA) tenía 49 y subió a 50; ya había tenido 50 a lo largo de 2002 y 2003 unas cuantas veces.

El Partido Nacional (PN) sube 2 puntos, había tenido 29-28 hasta muy cerca de la elección, tuvo 30 en la última medición anterior a la elección interna y en la del mes pasado, y ahora está en 32. Es un partido que no ha detenido su crecimiento, sigue subiendo y lo está haciendo con pasos largos, porque crecer dos puntos de una medición a otra es mucho.

Interesa destacar un dato de tipo cualitativo. Cuando en la elección de 1994, que muchos recordarán, se tardó hasta bastante avanzada la noche para saber si había ganado el Partido Colorado (PC) o el PN, si el presidente de la República, es decir que el PN perdió por muy poco la Presidencia de la República era Sanguinetti o Volonté (es decir que el Partido Nacional perdió la elección ahí - ahí), el porcentaje de votos que tuvo sobre el total de votantes fue inferior a éste, bastante menos de 32 por ciento, estuvo en 30 por ciento. Es decir que el PN hoy está por encima de los niveles tenidos en la última década, acercándose a los niveles récord que tuvo en el año 1989.

El PC sigue bajando, otra vez perdió un punto; ya lo había perdido desde mayo hacia junio, y ahora pierde otro. Es decir que desde que comenzó esta campaña electoral en marzo, con la proclamación de la candidatura presidencial, el PC ha perdido ya cuatro puntos porcentuales, arrancó la carrera entre 14 y 15 y está ahora en 11.

EC - ¿Qué pasa con los partidos menores?

OAB - Los partidos menores lograron ahora llegar al 1 por ciento; básicamente todo del Partido Independiente.

El estilo de medición de Factum, el hecho de que no nos quedemos en la primera pregunta y repreguntemos y profundicemos (lo venimos haciendo desde 1992, por lo tanto ya ha sido probado en muchas elecciones) determina que nuestras cifras de los partidos normalmente den más alto que las de los colegas, entre otras cosas porque los indecisos están mucho más abajo.

EC - Ese rubro a ti te da 4 por ciento.

OAB - Primera cosa: están desagregados los en blanco y anulados. Muchas veces usamos la palabra indefinidos y ponemos a todos en la misma bolsa; aquí entramos a separar en blanco y anulados, que es 2 por ciento, de indecisos, es decir la persona que está dudando entre tres, dos o los ocho partidos. Por supuesto, el nivel de indefinidos, sumando en blanco, anulados e indecisos, es de 6 por ciento, cuando a los colegas les da 10 y 14 por ciento. Eso lleva a que nosotros nos den un poco más arriba en general todos los partidos.

***

EC - ¿Qué conclusiones finales podemos sacar?

OAB - En primer lugar las áreas de disputa son por un lado el 4 por ciento de indecisos, pero además en todos los partidos, sobre todo en el EP-FA y el PN, los porcentajes que vimos incluyen a gente que tiene sus dudas en cuanto a mantener el voto. Para empezar hay un 1 por ciento en el Frente y un 2 por ciento en el PN de gente nueva, y al nuevo siempre hay que pegarlo después. Además siempre hay algunos con dudas en cuanto a mantener el voto, que dice: "Hoy votaría esto, pero no es seguro que lo mantenga hasta el 31 de octubre".

Todo esto conforma el área de disputa hacia donde va enfocada la campaña electoral. Es decir que el área de disputa es mucho más que 4 por ciento, ahí sí puede andar entre 8 y 10 por ciento del electorado, lo que no es poca cosa. Estamos hablando de que pueden ser poco más o poco menos de 200 mil personas las que van a ser el centro de toda la campaña electoral.

Un tema que aparece con fuerza en estas cifras es cómo el continuo ascenso del PN y el continuo descenso del PC están provocando un escenario que uno llamaría de balotaje adelantado, es decir una concentración de los focos de la atención pública en el EP-FA-NM y el PN, en Vázquez y Larrañaga. Esto puede ser un escenario muy complicado para el PC, al cual a todas las dificultades que ya viene teniendo en esta campaña electoral se le suma estar fuera de la elección desde el punto de vista del primer plano de decisión de la gente, sobre todo de los indecisos, que empiece a instalarse en Uruguay el: "¿A quién va a votar, a Vázquez o a Larrañaga?", y que el PC deje de ser una de las opciones principales.

EC - Desde el PC se insiste mucho en ese tema últimamente, destacando que la elección de octubre no es sólo una elección presidencial sino también parlamentaria.

OAB - Exacto. Hace poco dedicamos todo el espacio aquí En Perspectiva diciendo que se elige no sólo presidente sino también Parlamento, hicimos todo un análisis. Hay que tener en cuenta lo siguiente: hace dos años, cuando el PN se retiró del gobierno, uno de los elementos en juego era la tremenda dificultad que tenía el PN para lograr que se diera un escenario de tres y no de dos: en Uruguay se veía un escenario de dos grandes bloques políticos, uno el FA y el otro el bloque de gobierno encabezado por el PC. Curiosamente dos años después se produjo el enroque: tenemos de un lado al PN y del otro EP-FA-NM, y el que está con dificultades de visualización y tiene que buscar lograr lo que se llama un juego de tríadas, triangular la elección, es el PC, que está con serios problemas de visibilidad.

Un problema que se viene dando en este estreno de sistema que tuvimos en 1999 y que ahora va hacia su segunda edición, es que no está entrando en la gente la lógica del balotaje, en vez de decir: "No importa demasiado la primera vuelta, puedo votar al PC que va tercero, al Partido Independiente que va cuarto, al Partido Intransigente, etcétera, y después tengo el balotaje", se está viendo que la elección presidencial es lo que atrae por encima de la parlamentaria, cosa que no era tan así antes, y atrae para definirla en octubre. Este es el cambio. La estrategia del PC, pero también del Partido Independiente, de la Unión Cívica, del Partido Intransigente, del Partido Liberal, del Partido de los Trabajadores, es marcar que esto también es una elección parlamentaria, por ahí van a tener que ir para conseguir oxígeno en una campaña en que la polarización Vázquez-Larrañaga puede estar cerrando mucho las opciones.

Radio El Espectador
agosto 17 - 2004