Desempeño del presidente de la República
y del
intendente de Montevideo

Oscar A. Bottinelli - diálogo con Emiliano Cotelo

El martes pasado dábamos a conocer la última encuesta nacional para la competencia entre partidos y luego la competencia en las internas de cada uno de los lemas, no sólo entre sectores sino también entre precandidatos a la Presidencia de la República.

Hoy vamos a completar esa visión a fin de año con la opinión que tienen los uruguayos de las gestiones del presidente de la República y del intendente de Montevideo. Comenzamos por el presidente.

OSCAR A. BOTTINELLI:
Esta encuesta se hace absolutamente todos los meses, en forma invariable desde hace muchos años, desde que empezó Factum; la pregunta es siempre la misma: "¿Usted aprueba o desaprueba el desempeño -en este caso- de Julio María Sanguinetti como presidente de la República?". La encuesta del presidente se hace en todo el país, tanto urbano como rural, la del intendente se hace en Montevideo también tanto urbano como rural.


Desempeño del Presidente de la República

E.C. - Vamos a los números. La pregunta era "¿Usted aprueba o desaprueba el desempeño de Julio María Sanguinetti como presidente de la República?". Las respuestas se agrupan de la siguiente manera: aprueba 27 por ciento, neutro 27 por ciento, desaprueba 41 por ciento y no opina 5 por ciento.

O.A.B. - Siempre tratamos de resumir los datos en un único indicador, una única cifra, para la cual empleamos el Indice Factum de Imagen, una escala de 0 a 100 para la que se toman en cuenta los cuatro componentes, es una media geométrica. Otorga en este caso al desempeño de Sanguinetti en el mes de noviembre 39 puntos.

El nivel de aprobación de 27 por ciento está levemente por debajo del porcentaje de votos que obtuvo el Partido Colorado al obtener el gobierno que fue de 30 por ciento sobre el total de personas que concurrieron a las urnas.

Sanguinetti empezó su gestión con 37 puntos, 2 puntos menos que lo actual, más que nada motivado en aquel momento por un nivel bastante elevado de no opina. A mediados del 95 estuvo en 39 puntos y luego desde la primavera del 95 hasta el otoño del 96 se situó en 41 puntos hasta alcanzar a mediados del año pasado, en el invierno, un tope de 46 puntos. Luego empieza un declive relativamente constante, 42 puntos en octubre, 41 en diciembre, entre 40 y 39 desde este otoño al invierno, en agosto vuelve a los 40 puntos. Se puede decir que estuvo a lo largo del año en 40 puntos, en primavera tiene lo que es el pico de este año, 42 puntos, una muy fuerte caída en octubre a 37 y una recuperación en noviembre a 39 puntos, lo que ha sido más o menos el promedio, la cifra más estable del año. Se puede decir que a lo largo del año ha tenido un puntaje de 39-40 puntos, en el límite inferior de una banda de juicio neutro, o en el límite superior de una banda de juicio negativo.

Este puntaje de 39 puntos no es uniforme en todo el país ni por área geográfica, de residencia de la gente, ni por inclinación política ni por nivel socio-económico. El puntaje que obtiene Sanguinetti es de 37 puntos en Montevideo y de 42 en el interior. Puede estar influyendo la variable política; claramente Montevideo e interior tienen comportamientos algo diferenciados.

Son interesantes los puntajes desde el punto de vista político. La gente que hoy votaría al Encuentro Progresista - Frente Amplio - le otorga a Sanguinetti apenas 15 puntos, tiene una desaprobación fenomenal; los del Nuevo Espacio 23, una fuerte desaprobación, un fuerte juicio negativo; los que votarían a otros partidos, los que no tienen definición 31 puntos; los que hoy votarían al Partido Nacional 33 puntos, un juicio negativo que no condice demasiado con lo que sería el juicio de un partido que integra la coalición de gobierno. Da la impresión de que el votante del Partido Nacional sigue viendo un gobierno de un presidente colorado, un gobierno colorado, y cuando se personaliza directamente en el presidente de la República ve un presidente líder de un partido adversario y crecientemente rival en la campaña electoral. Son parte de un cogobierno pero ya aparece con mucha visibilidad un enfrentamiento electoral. Finalmente los colorados le otorgan 80 puntos, una cifra extraordinaria de adhesión de los colorados a la gestión de Sanguinetti.

La levísima caída del año pasado a éste - el año pasado estuvo en los 41 puntos y este año entre 39 y 40- es esencialmente gente del Partido Nacional que dejó de aprobar la gestión del presidente Sanguinetti. En principio, como una tentativa de explicación, a esto tendemos a darle una explicación de carácter político - partidario - electoral: el surgimiento de la competencia electoral, el Partido Colorado se lanza como adversario del Partido Nacional en la disputa por la Presidencia de la República y eventualmente un lugar en el ballotage; esto aleja un poco más a la gente blanca del presidente y su gestión.

Se mantienen, e inclusive se acentúan, las diferencias de juicio por nivel socio - económico. El juicio más negativo que tiene Sanguinetti es en el nivel socio - económico alto, donde recoge 30 puntos, el mayor apoyo en el bajo, donde tiene 48 puntos - que ya está por encima de los neutro, ya es un valor de aprobación de una gestión -. En los niveles intermedios, el nivel propiamente intermedio y el semibajo, dan respectivamente 41 y 38 puntos, que lo sitúan en torno al promedio. Es muy interesante cómo los dos niveles socio - económicos extremos se distancian muy fuertemente, el socio-económico alto hacia la desaprobación y el bajo hacia la aprobación de la gestión presidencial.


Desempeño del Intendente Municipal de Montevideo

E.C. - Pasemos ahora a la encuesta de los montevideanos sobre el desempeño del Intendente de Montevideo.

Veamos los números: aprueba el 50 por ciento, tiene un juicio neutro el 23 por ciento, desaprueba el 23 por ciento, no opina el 5 por ciento, y el Indice Factum de Imagen es de 62 puntos sobre 100.

E.C. - Viendo la evolución encontramos que tiene un puntaje muy alto, de muy franca aprobación. Siempre fue alto, aunque presenta niveles de oscilación extremadamente altos. Su punto más elevado lo alcanza en octubre del 95 con 79 puntos y el más bajo en octubre del 96 con 54 puntos, es una oscilación muy fuerte de 54 a 79 puntos. Empieza muy bien en el año 95, con 70, 74, 79, 77; el año 96 es mucho más bajo, 72, 61, 54 y después de ese valle, de ese punto más alto de octubre comienza a repuntar hacia diciembre - siempre nos quedó la duda si tenía algo que ver con la gestión del Intendente o si fue un momento político muy favorable al Frente Amplio en función del posicionamiento en el tema del plebiscito y la polarización del país -, donde se consolida con 58 puntos; después se queda un largo período entre 60 y 61, salta en setiembre a 66 y vuelve al nivel de 61-62. Se puede decir que el puntaje de noviembre del 97 anda más o menos en torno al promedio de todo el año 97.

La aprobación de 50 por ciento es algo más que el porcentaje con que obtuvo la Intendencia, donde obtuvo el 44 por ciento de los votos, lo que implica que hay un plus. Esto no es nada extraordinario porque en el Uruguay hasta la Constitución que acaba de cambiarse, era un poco menos libre el voto a intendente, ya que la gente que votó a partidos menores generalmente estaba fuera de la competencia y tenía preferencias que no podía expresar hacia el intendente. Se vio en el año 89, se vio en el 94 y en las últimas tres elecciones en varios departamentos del interior.

Da la impresión de que en el año 95 hubo una gran luna de miel con Arana, producto de dos fenómenos: los frenteamplistas mantuvieron el mismo nivel de adhesión, su intendente, pero los votantes blancos, colorados y del Nuevo Espacio le otorgaban a Arana una aprobación y una confiabilidad como contracara a la desconfianza y desaprobación que expresaban hacia Tabaré Vázquez, un líder político mucho más fuerte y mucho más polarizante con los partidos tradicionales.

En el año 96 el gobierno de Arana recibe el desgaste de la gestión, con una serie de puntos conflictivos como un fuerte aumento en la tributación, cambio en la modalidad de cobro que dio una sensación de mayor aumento del real y todo el tema Autoparque como un gran tema de conflicto y de debate.

A fines del 96 y todo el 97 aparece una estabilidad de ni tanto ni tan poco, ni es la situación en medio de conflictos y desgastes del año 96, ni la luna de miel del año 95, con cifras francamente aprobatorias.

Si observamos por categorías encontramos que la inclinación política -si bien en el caso de Arana es importante la discriminación por inclinación política- no tiene el perfil tan categórico que tiene el caso del presidente de la República. El puntaje que le otorgan los frenteamplistas es de 79 puntos, los colorados le otorgan 50 puntos, los blancos 49, los del Nuevo Espacio 51 y los indefinidos 50. Si además tomamos los márgenes estadísticos decimos que todo el resto de la población montevideana no frenteamplista otorga exactamente el mismo puntaje a Arana de 50 puntos, un puntaje que ya está en los niveles de aprobación, que ya salió de la franja neutra, está en los niveles más bajos dentro de la aprobación, pero dentro de lo positivo. Los frenteamplistas le otorgan un puntaje extraordinariamente elevado, que equivale al porcentaje elevado que también los colorados le otorgan a Sanguinetti. Al contrario de lo que ocurre con el presidente, en que hay un degradé muy fuerte entre los distintos partidos en posicionamientos muy lejanos a la aprobación de la gestión, en el caso de Arana es una visión positiva y uniforme del resto de la población.

Por nivel socio - económico encontramos que tiene diferenciación en los niveles extremos, los niveles socio - económicos medio y semibajo otorgan el promedio a Arana; tiene 62 puntos en todo Montevideo, 62 en el nivel medio, 63 en el nivel semibajo o medio bajo. Se diferencia en los niveles extremos, su mayor puntaje lo obtiene en el nivel socio - económico alto, con 66 puntos, y su menor puntaje lo obtiene en el bajo, con 55 puntos. Importa marcar que todas estas cifras siempre operan en el nivel positivo y no como ocurre con el presidente de la República que va de lo negativo a lo positivo en los diferentes niveles. Si uno mira gráficas las curvas son opuestas, el presidente mejora su imagen cuanto más bajo es el nivel socio - económico, mientras que Arana mejora su imagen cuanto más alto es ese nivel.

Por razones de comodidad de este programa y de cierre del año presentamos juntos presidente e intendente. Hay un ejercicio que hemos hecho en otras oportunidades y que vale la pena reiterar más adelante que es la comparación del intendente de Montevideo con los intendentes del interior, que es lo comparable, porque no es lo mismo una administración municipal que una nacional.

En esta comparación no vamos a dar cifras sino un concepto global: las cifras que registra Arana como juicio de desempeño de su gestión no están tan lejos del resto de sus colegas, pero el promedio de los intendentes del interior registran un puntaje sensiblemente inferior al que registra el intendente de Montevideo; Arana tiene 62 puntos y el promedio de los intendentes del interior es de 51 puntos.

FICHA TECNICA

Pregunta: ¿Vd. aprueba o desaprueba el desempeño de Julio Ma. Sanguinetti como presidente de la República? ¿Y Vd. aprueba o desaprueba eldesempeño de Mariano Arana como intendente municipal de Montevideo?
Asumiendo los criterios de un muestreo aleatorio simple, para un nivel de confianza del 95.5% (dos sigmas), para el total de la muestra y para la hipótesis más desfavorable (p.q=50) el margen de error en más o en menos sería del 3.4%
Ponderación completa - Porcentajes en el sentido de la columna - Base: total de encuestados
Vea la
ficha técnica completa, elaborada de acuerdo al
ICC/ESOMAR International Code of Marketing and Social Research Practice

Publicado en radio El Espectador - programa En Perspectiva - espacio La Opinión Pública
diciembre 18 - 1997