LA GESTION DE JULIO Ma.SANGUINETTI
como Presidente de la República
Oscar A. Bottinelli - diálogo con Emiliano Cotelo

EMILIANO COTELO:
Así como lo hacemos con la imagen del intendente de Montevideo o del Parlamento, en este espacio Factum presenta de forma regular la imagen que tienen los uruguayos de la gestión del presidente de la República o, más exactamente, el juicio que recibe su desempeño.

En concreto, hoy vamos a averiguar si la gente aprueba o desaprueba el desempeño de Julio María Sanguinetti como primer mandatario. Vamos a recordar los datos técnicos de esta encuesta.

 

OSCAR BOTTINELLI:
Este es el estudio habitual que se hace en la Encuesta Nacional Factum, que es representativa del 100% del país, de las personas de 15 años en adelante, en la cual se pregunta en forma polar-bipolar: "¿Usted aprueba o desaprueba el desempeño de Julio María Sanguinetti como presidente de la República?". Los datos luego se resumen desde hace ya casi un año en el
Indice Factum de Imagen, que en su momento explicamos y difundimos, que es un índice-resumen que toma en cuenta las aprobaciones, las desaprobaciones, las opiniones neutras y el porcentaje de personas que no opinan, y que se mueve en la escala clásica de cero a 100 puntos.

 

E.C. - Vamos a la pregunta concreta de hoy, la pregunta que se les hizo a los encuestados: "¿Usted aprueba o desaprueba el desempeño de Julio María Sanguinetti como presidente de la República?".

Las respuestas se agruparon de esta forma: aprueba el 30%, desaprueba el 43%, ni uno ni otro el 19%, no opina el 8%. Entonces, el Indice Factum de Imagen termina siendo 40 en esa escala de cero a 100 que Oscar recordaba.

 

O.B. - Un tema a analizar en primer lugar es que existe una diferencia muy fuerte entre Montevideo y el interior. En Montevideo el Indice es de 37 puntos, en todo el país habíamos visto que era de 40 como promedio y en el interior es de 43. Esto es producto de que es levemente mayor la aprobación en el interior que en Montevideo y bastante menor la desaprobación.

¿Cómo ha evolucionado el Indice Factum, el puntaje de la aprobación del presidente a lo largo de los últimos dos años? Empieza la gestión con un nivel muy bajo, de 33 puntos; el momento de la medición es cuando se produce el anuncio primero y la aprobación luego de lo que se llamó el segundo ajuste fiscal, un nombre que tuvo la ley de mejora de la competitividad, que entre otras cosas trajo el aumento del impuesto a las retribuciones personales como tema polémico.

Este puntaje bajo sube a mediados del año 95 a 36 puntos para llegar en la primavera a los 43 puntos. Ahí se mantiene en una línea ascendente muy tenue (43 puntos, 44 en el otoño del 96 y 45) y en el invierno del año pasado estuvo prácticamente en los 48 puntos, que es el pico más alto y empieza a caer: 46, 45, 44, 45 con lo que cierra el año. Y este año sigue la baja hasta llegar a estos 40 puntos en el mes de abril.

La curva es empezar más bajo que ahora, situarse por encima en el invierno del 95, muy levemente ascendente a lo largo de un año, llega al techo en julio-agosto del año pasado y luego levemente va descendiendo, hasta alcanzar ahora casi uno de los momentos más bajos. Digo "casi" porque al comienzo del período fue más bajo todavía.

Estas dos curvas son relativamente similares en Montevideo y en el interior. Es decir, teniendo mejor imagen en el interior que en Montevideo, o mejor aprobación a su gestión en el interior que en Montevideo, el mejoramiento y el empeoramiento fueron paralelos a lo largo del período en ambas zonas geográficas.

En principio, lo que tenemos es un impacto inicial que lo ubica primero con un nivel de gente que no opina alto (12% hace dos años), un nivel de desaprobación muy alto al iniciar su período y un nivel de aprobación muy bajo. Eran bastante menos que los que habían votado para presidente de la República al Partido Colorado y a él personalmente. Recuperado eso, se mantiene el nivel de aprobación, con un porcentaje levemente por encima del de votos que tuvo el Partido Colorado. Esto se distancia más bien el año pasado y luego cae a los niveles de votación del Partido Colorado, más o menos.

Da la impresión de que esta curva tiene en la punta inicial como elemento negativo el impacto del ajuste fiscal, como un elemento central el impuesto a las retribuciones personales, y luego la curva de caída tiene alguna coincidencia con los impactos de la opinión pública sobre algunos aspectos de la política económica, pero centralmente en el aspecto de la desocupación. Cuando el tema de la desocupación empieza a plantearse en la opinión pública con mucha fuerza, vemos que van bajando los porcentajes de aprobación del desempeño del presidente. La fuerza que tiene la opinión pública no necesariamente coincide con el aumento o baja de los indicadores de desocupación, porque llega un poco más tarde, la desocupación empieza a ir a niveles fuertes más temprano de lo que golpeó en la opinión pública.

En el conjunto bastante grande de explicaciones que tiene este fenómeno, el tema de la desocupación parece ser el más fuerte. Se puede señalar otros elementos que aparecen como conflictivos en las mismas épocas. Uno de ellos es el que tiene que ver con la reforma de la educación, que a partir de agosto o setiembre del año pasado, cuando las ocupaciones de liceos y huelga de profesores, pasa a ser un tema altamente polémico en la opinión pública.

Otro tema que ayuda al proceso de baja del nivel de aprobación podría estar ligado a todo el contexto de polémica que gira en torno a la reforma constitucional. Es decir, no a la reforma en sí, sino a la polémica que se desata en la campaña electoral y que va incidiendo en una imagen de crecimiento de la desaprobación y baja de la aprobación.

En resumen, el porcentaje de aprobación está a dos puntos por debajo del porcentaje que le dio el triunfo al Partido Colorado; el nivel de desaprobación está 12 puntos por encima del porcentaje logrado por el partido más opositor, el Frente. Si tomamos las dos puntas del espectro político, no se llega totalmente a los votos que lo llevaron a la Presidencia y la desaprobación pesa mucho más que su principal opositor. Incluso es mucho más -nueve puntos porcentuales- por encima de la votación de los dos lemas opositores, el Frente más el Nuevo Espacio.

El porcentaje global, medido en términos del Indice Factum, sitúa al juicio sobre el desempeño de Sanguinetti en lo que nosotros consideramos el límite inferior de la franja de opinión neutra, que está en el borde de entrar en lo que ya se considera una opinión claramente negativa.

Publicado en radio El Espectador - programa En Perspectiva - espacio La Opinión Pública
Mayo 27 - 1997