Camino al balotaje:
la foto de la opinión pública al 17 de noviembre.
Oscar A. Bottinelli - diálogo con Emiliano Cotelo

EMILIANO COTELO:
Iniciamos una nueva edición especial de La Opinión Pública, junto al politólogo Oscar A. Bottinelli, director de Factum. El trabajo que vamos a presentar hoy tiene algunas variantes respecto al de semanas anteriores.

OSCAR A. BOTTINELLI:
Las cifras finales que hoy vamos a presentar surgen de la combinación de dos trabajos.
Uno es la encuesta nacional Factum hecha el sábado 13 y domingo 14 de noviembre. Es la que hacemos todos los fines de semana, que comprende a todo el país, urbano y rural, y que en esta oportunidad abarcó 800 casos (la anterior, el 6 y 7 de noviembre, abarcó 812).
El otro trabajo es una encuesta de seguimiento diario, una encuesta de tipo "tracking", que realiza Facum desde el 13 de noviembre.

EC - Así que, a las encuestas habituales de los fines de semana, ahora le añaden otro relevamiento que efectúan diariamente.

OAB - Son 17 relevamientos hasta el 27 de noviembre inclusive, ya durante la veda. Se hace todas las noches en Montevideo y el país urbano, es decir los conjuntos urbanos con más de 8.000 habitantes (y digo "conjuntos" porque por ejemplo Colonia Valdense forma parte del conjunto Rosario - Nueva Helvecia - Valdense, o las chacras, el ejido de Treinta y Tres, es parte de la ciudad de Treinta y Tres). Lo hicimos también anoche pero no lo incluimos en este procesamiento para hoy, de modo que por este otro método llevamos efectuadas 1.728 encuestas hasta el miércoles.
Sumando los dos procedimientos, entre el sábado 13 y el miércoles 17, entrevistamos a 2.528 personas en sus respectivos hogares. La combinación es factible en la medida en que, si bien uno tiene un cuestionario más largo, que explora más cosas sobre el comportamiento electoral, sobre el comportamiento político electoral y sobre otros temas sociales, las preguntas esenciales son exactamente las mismas en los dos cuestionarios; no mezclamos papas con zapallitos. En todo caso, son dos variedades de papas.

EC - Así que el cuestionario largo es el de los fines de semana.

OAB - Y uno corto, en una encuesta rápida, en el trabajo diario o "tracking". Nosotros ya habíamos hecho encuesta diaria durante 16 días para el 31 de octubre pero sólo en Montevideo, y en 1994 la habíamos hecho durante 60 días, también en Montevideo.
Estas son las primeras encuestas diarias que se hacen en Uruguay: tanto la de 1994 como la de octubre pasado, pero esta que hacemos ahora es la primera de alcance nacional.

EC - De modo que con los números que vamos a ver ahora estamos llegando hasta el miércoles pasado.

OAB - Hasta el miércoles pasado, lo que refleja cambios que vamos a ver en las cifras, y quizá convenga hacer una contextualización de esas cifras.

EC - Sí: cuáles fueron los hechos políticos que sucedieron desde la encuesta anterior, la que divulgamos el viernes pasado.

OAB - Recordemos que la primera semana es una continuación del envión que venía de la campaña de octubre. No tiene interrupción: la misma noche del 31, cuando se está abriendo las urnas, está comenzando la campaña hacia el 28 de noviembre, en primer término (si no me equivoco cronológicamente) con ese mensaje grabado de estilo presidencial que había preparado Tabaré Vázquez, y con el que tomó la iniciativa hacia el balotaje.

EC - Porque se difundió por televisión antes de que los distintos candidatos hicieran sus respectivas conferencias de prensa.

OAB - Exacto. Luego, el anuncio de las misiones al exterior, el protagonismo de Astori, la aparición del nombre de Cancela... Esa primera semana tiene a Vázquez generando hechos políticos, y Batlle moviéndose más bien en el mundo de las dirigencias partidarias, buscando lo que le era vital y a la postre fue muy importante (ya lo sabía Perogrullo): el apoyo del Partido Nacional.
La diferencia de la primera semana es que Batlle juega a la búsqueda de acuerdos y Vázquez juega directamente a la búsqueda del apoyo popular sin intermediación partidaria, porque era el escenario que tenía cada uno por delante: Vázquez no tenía espacio de negociación y en cambio partía con una base electoral muy grande (salió primero con siete puntos y medio sobre el segundo), mientras que Batlle salía nítidamente detrás pero tenía un gran aliado con un capital de 480 mil votos, con el que podía pactar. Pero, en resumen, la primera semana marcó la gran iniciativa de Vázquez.
Pero ocurre que viene un corte.

EC - Cuando se suponía que empezaba el empuje de Batlle, aquel sábado en que se producía el lanzamiento de su campaña en La Piedra Alta, Florida. El acto se llevó a cabo, fue transmitido en directo por televisión, pero a su término se produjo el accidente en Paso Pache, con muertos y heridos entre participantes de aquel acto, lo que motivó un duelo partidario de tres días.

OAB - Un duelo que declara el Partido Colorado y al que adhieren el Encuentro Progresista y el Partido Nacional. Entonces, fue un silencio electoral que se extendió desde el sábado 6 hasta el martes 9.
Ese silencio trajo el primer corte, que no habíamos tenido a la salida de la elección; de modo que el fin de la elección de octubre es ese silencio del 7 al 9 de noviembre. Y ese 7 de noviembre hacíamos la primera encuesta, que nos había dado a Vázquez con 44%, Batlle con 37 y medio, con un rango que podía llevar a Vázquez al 44 y medio y a Batlle al 39 y medio, pero con la intención de voto definida, básicamente, había 6 puntos y medio de ventaja para Vázquez.
¿Qué ocurre en esa semana? Lo primero es que el Partido Nacional formaliza su apoyo a Batlle, en base a un acuerdo programático con el Partido Colorado, en un hecho singular en la vida del país: todos esperábamos ese acuerdo -no fue una sorpresa para nadie- pero no que el Directorio lo resolviera por unanimidad, llamara a conferencia de prensa y anunciara en pleno el voto a Batlle. Fue un shock. Es una de esas cosas que, por esperadas, no dejan de constituir un acontecimiento histórico: hace 163 años que el Partido Colorado y el Partido Nacional eran los grandes adversarios, más allá de que durante más de un siglo hubo muchas etapas de distintas formas de colaboración, de partido a partido o de fracciones de un partido con fracciones del otro (coparticipación, entendimientos), y que en los últimos 15 años habían tenido la "gobernabilidad", la "coincidencia nacional", la "coalición" o cogobierno, que los había aproximado mucho. Pero nunca ningún partido en Uruguay votó junto con otro, así que este es otro nuevo hecho político en la historia del país.
Esto fue complementado por un pronunciamiento que sí diría sorpresivo, el del doctor Ramírez. Porque las señales que dio en la noche del 31 de octubre no se sabe bien a qué apuntaban, pero no a que fueran a acompañar lo que resolvía el Directorio con el voto a Batlle. Terminó en la misma línea que el Directorio, más allá de que lo hizo por un camino propio y personal, y apoyando a Batlle en una carta personal. Esto sí fue sorpresivo, y se diría que -más allá del caudal electoral que pueda representar Ramírez, que en este momento es muy difícil de medir si es alto, medio o bajo, porque cabe la discusión sobre de quién son los votos de la Alianza- es claro que ahora se puede decir que "el Partido Nacional, incluso con Ramírez, apoya a Batlle". Como que cerró a nivel de los grandes líderes la portera de la disidencia.
En un tercer hecho, para el otro lado, conocido en la noche del domingo 7, el Nuevo Espacio deja a sus votantes en libertad de acción pero Rafael Michelini (y el NE es un partido muy personalizado, es un nuevo partido fundado detrás de la figura de Michelini sobre la base del "viejo Nuevo Espacio") anuncia su "voto a izquierda", su voto a Tabaré Vázquez.
Después hay que agregar toda la sal y pimienta de esta campaña, que ha quedado muy centrada en una especie de plebiscito sobre el Impuesto a la Renta de las Personas Físicas, en cuyo planteo el Partido Colorado ha tomado la iniciativa y en mantener vivo el tema en la campaña electoral.
Creo que todo esto es muy importante, porque entre el 7 y el 17 de noviembre no hay sólo 10 días (10 días pueden ser los que van entre el 10 y el 20 de setiembre y no pasa nada), sino que en estos 10 días hubo cambios políticos de formidable impacto sobre la opinión pública. Entonces, era de esperar cambios importantes en el comportamiento de la opinión pública.

EC - Después de estas precisiones previas, veamos ya la intención actual de voto. Recordemos la intención de voto al 7 de noviembre (un escenario de voto potencial que cada candidato tenía a las puertas de su casa): Vázquez 44%, Batlle 37 y medio, en blanco 4 y medio, indecisos 14. La diferencia de Vázquez sobre Batlle, al 7 de noviembre, 6 y medio por ciento.

OAB - Redondeamos en puntos enteros y puntos "y medio"; no usamos decimales para no dar la falsa impresión de que si uno tiene 2,5% otro podría estar por debajo con el 2,4%.

EC - Ahora, al miércoles 17 pasado, en todo el país, urbano y rural:
Vázquez, 45%;
Batlle, 43%;
En blanco, 2 y medio;
Indecisos, 9 y medio.

OAB - ¿Qué variaciones tuvimos? Vázquez creció un punto de 44 a 45. Batlle creció cinco y medio, de 37 y medio a 43. Es decir que ambos candidatos en conjunto crecieron seis puntos y medio. ¿De dónde salieron? Los votos en blanco cayeron dos puntos, de cuatro y medio a dos y medio por ciento. En principio, lo que hoy se registra como voto en blanco es una cifra similar al porcentaje de votos sin efecto el 31 de octubre (en blanco, anulados, sólo por el Sí a alguna de las reformas constitucionales). Los indecisos cayeron cuatro puntos y medio, de 14 a nueve y medio por ciento.
De modo que, de esos seis puntos y medio que bajaron los indecisos y votos en blanco, cinco y medio fueron a Batlle y uno a Vázquez. Esto es importante, porque se puede resumir en que, de cada 13 personas que se decidieron en estos 10 días, 11 lo hicieron por Batlle y 2 por Vázquez.

EC - Nos queda entonces una diferencia de dos puntos a favor de Vázquez. Esa diferencia ¿queda dentro del margen de error?

OAB - Al ser una muestra sobre 2.528 casos, el margen de error es de 1,9 por ciento. Pero además sólo excepcionalmente se llega a los extremos de los márgenes de error. Conceptualmente, sí: hay margen de error en las encuestas y siempre debemos considerarlo, pero da la impresión de que está primero Vázquez y segundo Batlle, en un escenario mucho más parejo. Yo siempre digo que no hablo de "empate técnico" porque no sé qué quiere decir, pero sí que es un escenario parejo. ¿Qué es "parejo"? Cuando, en una carrera, el que va delante viene mirando por el espejo al segundo, y el que está segundo tiene a la vista al primero, y está atento a una curva en que pueda tener un hueco para pasar al primero. Lo definiría así, que me parece más gráfico.
Traducido a número de votos (y acá sí, salteándonos todos los márgenes de error), Vázquez estaría en los 990 mil votos, y Batlle en los 945 mil. Con esa diferencia de 45 mil votos a favor de Vázquez, el nivel de indecisos es de 210 mil (sin tomar en cuenta a los que votarían en blanco, que son unos 55 mil). Es decir que, si de cada 10 indecisos Batlle capta a seis y Vázquez a cuatro, hay empate. La diferencia al 7 de noviembre era de 145 mil votos a favor de Vázquez, lo que significa que en 10 días Batlle descontó una diferencia de 100 mil votos. Creo que este es el resumen tangible de estas cifras.

EC - Veamos ahora la distribución geográfica de la intención de votos. Comencemos por Montevideo:
Vázquez, 55%;
Batlle, 34%;
En blanco, 2%
Indecisos, 9%.

OAB - La diferencia respecto al 7 de noviembre es pequeña y a favor de Vázquez. Batlle está exactamente igual, los indecisos también, pero hay tres puntos menos de voto en blanco (de cinco bajaron a dos), y los tres se trasladaron a Vázquez.
Sobre el voto en blanco y los indecisos quiero hacer una aclaración de carácter general y para todo: no hay que hacerse la idea de que son dos comportamientos tan separados. Hay una forma de indecisión que en principio se expresa diciendo que votará en blanco, y hay indecisos que terminan votando en blanco. De modo que más vale manejarlos como única canasta.
Pero en Montevideo, entonces, la única variante es que Vázquez crece los tres puntos que bajan los votos en blanco, y su diferencia sobre Batlle, que era de 18 puntos, ahora es de 21.

EC - Veamos el interior:
Vázquez, 37%;
Batlle, 50%;
En blanco, 3%;
Indecisos, 10%.

OAB - Y acá sí, bastante atención. Al 7 de noviembre, Vázquez tenía 38% y hoy tiene 37. Batlle tenía 40%, y hoy tiene 50%. Los votos en blanco bajaron un punto, de 4 a 3%; y los indecisos cayeron ocho puntos, de 18 a 10%.

EC - En el interior se produjo un cambio fuerte.

OAB - El cambio que vimos en todo el país se produjo básicamente en el interior. Indecisos y en blanco sumados cayeron nueve puntos, Vázquez cayó uno, son los 10 puntos que creció Batlle. Tanto es así que Batlle retrocede relativamente en Montevideo (no porque pierda votos sino porque los gana Vázquez, aumentando la distancia) pero su crecimiento en el interior le permite compensar la pérdida de Montevideo y lograr ese acortamiento de la distancia a escala nacional.
Lo que se movió en el país, entonces, fue el interior. Lo podemos decir con más precisión: no se movió el área metropolitana de Montevideo, sino del Canelones rural hacia fuera, hacia los otros 17 departamentos. Se podría decir que ahí se está disputando en este momento la Presidencia de la República. Se movió el interior urbano y también el interior rural (aunque en menor medida porque ahí las definiciones eran muy fuertes), donde cae Vázquez y crece Batlle; no olvidemos que el interior rural es el fuerte del Partido Nacional.
El 7 de noviembre, la diferencia en el conjunto del interior, incluyendo a Canelones, era de dos puntos a favor de Batlle, mientras que al 17 de noviembre es de 13 puntos.

EC - Vistos los números de la encuesta, a nivel nacional y discriminados Montevideo e interior, ¿cuáles son los comentarios?

OAB - En primer lugar, algún dato más. Se ve en los comentarios la importancia que damos a la variable político partidaria en esta elección, a cómo se pronuncian quienes adhieren o han votado a cada partido político, sobre otras variables (hay momentos en que nos oirán sobre cómo se comportan los jóvenes, los mayores, las mujeres, los hombres...) Acá importa muchísimo la variable partidaria.
En general, casi todos los que votaron al Encuentro Progresista votan a Vázquez. Buena parte de quienes votaron al Partido Colorado están votando a Batlle (pero todavía no todos; no olvidemos que el Partido Colorado estaba siempre en un nivel del 27% y obtuvo el 32, pero esos cinco puntos los obtuvo a último momento: son votos independientes que está reconquistando en este momento).

EC - Ustedes están midiendo cuál es la votación de voto para el balotaje de quienes votaron el 31 de octubre.

OAB - Quienes votaron el 31 de octubre, en las internas de abril, en 1994, o quienes se definen como colorados, blancos o frenteamplistas. Medimos todo eso y lo tamizamos.
¿Dónde está el eje? En qué votan "los otros". Bien: al miércoles 17, de los que votaron al Partido Nacional el 31 de octubre (no decimos "los blancos", porque hubo blancos que no votaron al Partido Nacional), votan a Batlle el 67%; a Vázquez el 10%; en blanco el 5%, y está indeciso el 18%.
O sea que de esos 480 mil votos en cifras redondas, las dos terceras partes (unas 320 mil) votarían a Batlle, unos 50 mil a Vázquez, y unos 110 mil votarían en blanco o están indecisos. En rigor, hay 90 mil personas que el 31 de octubre votaron al Partido Nacional, casi todos ellos residentes en el interior del país (80 mil de ellos), que todavía están indecisos.
Esta es otra clave importante para la elección. Cuando la diferencia entre Vázquez y Batlle es de 45 mil votos, 90 mil votantes del Partido Nacional están indecisos. Los indecisos, incluyendo a votantes del Partido Colorado (en general, los independientes que votaron al Foro Batllista), suman 210 mil personas.
En el Nuevo Espacio, de los casi 100 mil votos que obtuvo, el 46% vota a Vázquez, el 30% vota a Batlle (esto es un cambio en relación al 7 de noviembre, cuando los nuevoespacistas manifestaban una mayor tendencia a inclinarse por Batlle; sin duda es la definición de su líder lo que cambió la actitud de los nuevoespacistas), 2% en blanco y 22% indecisos. Es decir que son unos 45 mil votos para Vázquez, casi 30.000 para Batlle, unos 21 mil indecisos y cerca de 2.000 en blanco.

EC - Estas eran las cifras al miércoles 17, pero vamos a destinar unos minutos a hablar sobre las encuestas. Porque es una realidad que ha sido objeto de comentarios en estos días es la diferencia que muestran las distintas encuestas en sus primeras mediciones. Esas diferencias llamaron la atención porque en las últimas semanas previas al 31 de octubre las encuestas habían tendido a aproximarse, luego de las diferencias fuertes que mostraron en los meses anteriores.

OAB - Sobre las encuestas hay distintas discusiones. Algunas de ellas han sido superadas en gran medida en el Uruguay, aunque todavía debe superar definitivamente: una discusión que uno diría pre-científica sobre la validez del instrumento.
Otra es cuando aparecen diferencias no de cifras sino de escenarios. No cuando una da 33 y otra da 34, sino cuando una dice que arrancó ganando Vázquez y otra dice que arrancó con un empate, o incluso con Batlle adelante. Esto marca dos países, dos escenarios distintos.

EC - Fue lo que ocurrió concretamente la semana pasada: en la encuesta de Factum Vázquez tenía una diferencia importante sobre Batlle, mientras que tanto Cifra como Equipos los mostraban empatados.

OAB - Hubo dos escenarios: uno que trazaron Factum e Interconsult, y otro que trazaron Equipos y Cifra. Obviamente, nadie ve alegremente estas diferencias. A nosotros nos preocupa, y cuando pasa eso tratamos de ver dónde están las diferencias. Y sobre todo qué coincidencia tienen o no con los hechos políticos y sus explicaciones políticas.
Cuando uno hace una encuesta y no le coincide con la explicación política, es preocupante. Recuerdo cuando, en el año 1992, nos daba que en un feudo blanco como Cerro Largo la gente votaba en contra de la Ley de Empresas Públicas. Nos preocupó, hicimos la encuesta nuevamente, nos dio lo mismo, y entonces nos convencimos de que estaba bien la encuesta y efectivamente se produjo un cambio político. Otras veces hemos percibido que hay algún problema y hay que afinar la encuesta, porque no se midió exactamente.
Nos da la impresión de que los hechos políticos hacían casi obvio que Vázquez arrancara ganando, porque venía del 31 de octubre con siete puntos y medio de diferencia sobre Batlle, y Batlle tenía que construir apoyos políticos que tardó 10 en construir. Y una vez que los construyó fue notorio, todos los dirigentes políticos comentan el cambio que sienten en la gente que adhiere al Partido Nacional. Todo el mundo percibe un escenario en movimiento, como que hay hechos políticos que coinciden con lo que hemos visto en Factum y en Interconsult, cuyas mediciones son muy paralelas: es un país que arranca con un escenario, la gente cambia y se produce otro escenario, y cada uno de ellos tiene explicaciones políticas perfectamente lógicas, que cierran claramente, y que son traducibles a números.
Cifra y Equipos presentan un escenario muy distinto y que a nosotros nos sorprende. En el caso de Cifra, Batlle arranca ganando, lo que podría tener dos explicaciones: la tesis de que los dirigentes políticos no influyen, que la gente actúa con absoluta independencia, o que todo este movimiento fue irrelevante, que ya había una definición de la gente previa a la de los dirigentes. La realidad es que no coincide con el esfuerzo que están realizando: si un dirigente siente que la gente ya se le pronunció, no hace el esfuerzo que está haciendo para convencerla.
¿Dónde están las diferencias? Pienso que las explicaciones pueden estar en tres cosas. O hay problemas en la forma de preguntar (en cómo se construye el formulario, las preguntas y su sucesión); o tenemos diferencias en la muestra (en la elección de localidades, barrios, zonas, manzanas, cuadras, hogares e individuos); o hay problemas en los procesos informáticos (porque los datos vienen en bruto y hay que procesarlos, interpretarlos; el proceso es como una refinería: hay que pasar datos en bruto a datos definitivos).
Uruguay ya ha tenido varias discusiones de estas (las tuvimos en el 98, las tuvimos antes de abril, se repiten ahora) y creemos que lo sano para todos es que podemos investigar dónde tenemos las diferencias, por qué aparecen. En Factum pensamos que esto se puede investigar muy fácilmente, con una actitud de apertura: "Veamos qué hizo cada uno".

EC - Estás proponiendo algo.

OAB - Estamos ofreciendo a los candidatos presidenciales, a los partidos y a los colegas (a Interconsult, Cifra, Equipos) que digamos "Acá están nuestros cuestionarios, los 2.528 de hoy, los 288 de anoche, los 812 del otro fin de semana -tenemos 3.628 formularios, más o menos lo que han encuestado los otros tres en conjunto- veamos cómo son, veamos las preguntas, cómo las hicimos, cómo es nuestra muestra, cómo elegimos localidades, zonas, manzanas, cómo hicimos el proceso informático". Si los demás tienen la misma actitud, ponemos todo sobre una mesa y empezamos a mirar por qué nos da estas diferencias. Porque en algún lado debe estar la explicación y, si se ve cómo hizo las cosas cada uno, la explicación debe surgir con absoluta naturalidad.

EC - Estás invitando, entonces, a que se examine la forma de trabajo, en este caso concreto, de Factum, incluso con la posibilidad de ver formulario por formulario de los que han traído de regreso los encuestadores.

OAB - Con la salvedad de que de esos formularios se debe eliminar los datos confidenciales, porque el encuestado tiene derecho a la privacidad y a la intimidad.

EC - Precisamente, mi inquietud iba por ese lado: porque los oyentes quizá se podrían poner nerviosos si han sido encuestados.

OAB - No violar la confidencialidad, pero sí ver: "Este dato llegó, está en este cuestionario; las localidades elegidas fueron tales, tales manzanas; el método es este, las preguntas son estas, esos son los resultados, fueron procesados de tal forma...". Parecería que es la forma de llegar a conclusiones claras sobre por qué hay diferencias.

EC - Y agregas que sería bueno que las otras consultoras hicieran lo mismo.

OAB - Es la única forma de explicar las diferencias. De otra forma lo único que se llega a explicar es por qué Factum llegó a lo que llegó, que de alguna manera lo estamos explicando en cada informe. Sería solamente verificar que lo que decimos está respaldado en documentos, en datos, pero para comparar resultados distintos se necesitaría que los demás también pusieran lo mismo a disposición, para que pudiéramos ver las intimidades de las encuestas.

FICHA TECNICA

Preguntas: 1) El domingo 28 ¿a quién va a votar para presidente: a Jorge Batlle o a Tabaré Vázquez? 2) ¿Vd está completamente decidido o tiene alguans dudas? 3) Independientemente de que lo vaya a votar el domingo 28. Entre Jorge Batlle y Tabaré Vázquez ¿por cuál siente mayor rechazo? ¿cuál prefiere menos? 4) Para la elección del domingo 28 entre Tabaré Vázquez y Jorge Batlle ¿Vd. está completamente decidido a quién va a votar, tiene idea pero no está seguro o todavía no tiene idea a quién va a votar? 5) Vd. se considera blanco, colorado, frenteamplista, encuentrista, nuevoespacistas o se define de alguna otra manera? 6) Entre el Partido Colorado y el Frente Amplio ¿de cuál partido se siente más lejos? ¿a cuál nunca votaría?. 7) [se indaga voto por partido y por sector el 31 de octubre] 8) [se indaga voto por partido y candidato presidencial o sector en 1994]
TODO EL PAIS [urbano y rural] - Personas en condiciones de votar el 31 de octubre de 1999 - 2528 casos
Relevamiento de datos: 13 a 17 de noviembre de 1999
Presentación de datos: semanas móviles comprendias en el período de relevamiento de datos
Asumiendo los criterios de un muestreo aleatorio simple, para un nivel de confianza del 95.5% (dos sigmas), para el total de la muestra y para la hipótesis más desfavorable (p.q=50) el margen de error en más o en menos sería del 1.9%
Ponderación por generación electoral - Porcentajes en el sentido de la columna - Base: las indicadas en los cuadros
Vea la
ficha técnica completa, elaborada de acuerdo al
ICC/ESOMAR International Code of Marketing and Social Research Practice

Publicado en radio El Espectador - programa En Perspectiva - espacio La Opinión Pública
noviembre 19 - 1999