¿Qué votarían hoy los uruguayos?
Estado de situación al 24 de octubre de 1999
Oscar A.Bottinelli - diálogo con Emiliano Cotelo

EMILIANO COTELO:
Nos acompaña el politólogo Oscar A. Bottinelli, director de Factum, para presentar el resultado de la última encuesta de intención de voto hacia las elecciones del domingo 31, terminada de procesar hace poco rato. Se trata del sondeo realizado el fin de semana pasado.

OSCAR A. BOTINELLI:
Sábado 23 y domingo 24, por lo tanto es el estado de situación a una semana de las elecciones, y no a tres días como estamos hoy.
Antes de dar las cifras, un "aviso a los navegantes", una advertencia sobre el uso de las encuestas. Venimos haciéndolo permanentemente desde hace mucho tiempo; creo que hemos venido avanzando algo desde aquel viejo concepto por el cual se creía que uno estaba anunciando anticipadamente lo que iba a ocurrir. Estamos dando una fotografía de la situación al 24 de octubre, y si se quiere la sucesión de fotografías desde mayo a octubre forman una película y, como pasa con toda película, si dura dos horas y uno lleva visto una hora y 50 minutos, algo puede prever de cómo termina, aunque en otras películas no es así. Pero uno no está pronosticando nada.

En segundo lugar, la gran finalidad de las encuestas es diseñar un escenario y presentarlo. Muchas veces (y esto fue objeto de una charla que di esta semana) me parece que ocurre este fenómeno: la sucesión de encuestas diseña un escenario: la gente ve que Fulano está primero, Mengano segundo, Zutano tercero, durante bastante tiempo, y cree que eso se dio por naturaleza, y no que fueron las encuestas las que lo presentaron. Pero luego sólo se preocupa de ver si las cifras de las encuestas fueron exactamente las registradas en la votación, y en caso contrario dice: "Ah, las encuestas no sirven". No: este escenario que vemos es producto de las encuestas. En 1962 el Partido Colorado perdió por una cifra que, traducida al nivel de votantes de hoy, sería nada menos que la friolera de 100 mil votos, y sin embargo festejó el "triunfo" desde las 10 de la noche hasta las 5 de la mañana. Quiero decir: no había encuestas previas que le dijeran dónde estaban parados, no había encuestas a boca de urna ni proyección de escrutinios. De modo que eso que creen muchos de que "a olfato se sabe"… no: no se sabe. En 1971 el Frente Amplio perdió en Montevideo por una cifra que hoy equivaldría a 100 mil votos, y hasta último momento creía no que podía ganar sino que arrasaba. Entonces, el escenario que diseña la encuesta es lo más valedero.

Luego sí habrá modificaciones, porque hay gente que cambia de voto, hay quien lo afirma o lo deja de afirmar, hay indecisos que se vuelcan, y hay un margen de error: estas cifras tienen un margen de error. Las mayores, de más - menos 2,8%. Todo lo que se basa en encuestas tiene un margen de error, y hay que decirlo. El Indice de Precios al Consumo tiene un margen de error que nunca se dice. El título es "La inflación fue 5.0". Sí: más - menos 2.

Vamos ahora a los datos de la encuesta: 1.240 personas entrevistadas en todo el país, urbano y rural, el 23 y 24 de octubre, con ese margen de error de más - menos 2.8% que dijimos. Vamos a dar también cifras dentro de los partidos, donde los márgenes de error son mucho mayores, porque si hablamos de que alguien tiene, por ejemplo, el 25% del 30%, en realidad estamos diciendo que tiene un 7 u 8% del total de votantes y en consecuencia el margen de error sobre ese 25 es muy grande.

EC - Ahora sí, los números, primero el ranking entre los partidos:

Encuentro Progresista - Frente Amplio, fórmula Vazquez - Nin Novoa: 36.5 (tenía 35.3);

Partico Colorado, Batlle - Hierro: 26.9% (tenía 27.2);

Partido Nacional, Lacalle - Abreu: 22.5% (tenía 21.5);

Nuevo Espacio, Michelini - Mieres: 5.0% (tenía 4.4);

Unión Cívica, Pieri - Dini: 0.2% (tenía 0.2);

Indefinidos: 8.9% (eran 11.4).

OAB - Empecemos por el final. Estos indefinidos son, en principio, tres categorías.

En primer lugar, los que se van a mantener indefinidos hasta el final (voto en blanco, voto nulo), lo que no es fácil de estimar en la encuesta porque es muy poca la gente que tiene una firmeza absoluta y consistente en votar en blanco. Podría estimarse que el voto en blanco esté en el nivel histórico en el país, que sumado al nulo anda en torno al 3%.

Un segundo bloque de los indefinidos son los que no contestan. No son indefinidos. Son muy pocos, porque es muy poco la gente que no contesta en absoluto: a veces no contesta directamente a quién votaría, pero después dice que le gustaría Fulano, y que no votaría a Tal o Cual otros. Entonces, si de cuatro candidatos prefiere a uno, excluye a dos y por el cuarto no tiene simpatías, el No Contesta no es tanto como se cree.

El tercer bloque son los indecisos puros. Obviamente, también en las cifras que leíste antes de intención de voto a los partidos todavía hay dudosos, no todo el 36,5% de Vázquez ni el 26,9% de Batlle ni el 22,5% de Lacalle ni el 5% de Michelini está totalmente firme. A esta altura, a siete días de las elecciones, cuando se dice qué se vota no es tan previsible el cambio, salvo que venga un alud (que ocurre).

Vayamos ahora a los que manifiestan su intención de voto. ¿Qué pasó de la semana pasada a esta? Vázquez - Nin Novoa crecieron un punto entero, o más exactamente 1,2 puntos porcentuales. Batlle - Hierro prácticamente están iguales, con una caída de 0,3 puntos; no es variación. Lacalle - Abreu sumaron otro punto entero, igual que el Encuentro Progresista. Michelini - Mieres crecieron 0,6 puntos, y la Unión Cívica sigue igual.

Es decir que la baja de los indefinidos se trasladó hacia Vázquez y hacia Lacalle, y en menor grado hacia Michelini (en menor grado pero apenas, porque en cantidad de votos fue la misma para Vázquez y para Lacalle, y casi la misma para Michelini).

EC - A partir de esto, ¿Factum hace un pronóstico para el domingo? Tú has remarcado insistentemente en que hasta ahora veníamos difundiendo estados de situación, una fotografía de la opinión pública a tal fecha. Pero, vista la sucesión que terminó este domingo, ¿se puede estimar qué ocurrirá el domingo?

OAB - Lo que se puede decir es, primero, que en los últimos cuatro días previos al 25 de abril se produjo una gran corrida que cambió mucho los datos, y que nunca es de descartar que pueda darse ese fenómeno en cualquier lado. No creo que haya nadie exento de verse perjudicado o beneficiado por una corrida. Diría que hay consistentemente empujes para los tres primeros: el Encuentro Progresista porque viene saltando muy hacia delante y tiene espacio de crecimiento todavía; Batlle porque tiene espacio de crecimiento, y Lacalle porque viene en un gran empuje. A veces hay corrida hacia los tres lados y se neutralizan mutuamente; no son corridas sino empujes de igual fuerza. Eso no se puede descartar.

Aún así, con estas cifras, con este margen de error estadístico, es muy difícil que el Encuentro Progresista pierda el primer lugar. Muy difícil: tendría que producirse un fenómeno extraordinario. Su ventaja es de casi 10 puntos, y se viene dando consistentemente: lo tenemos desde mediados de setiembre en 35 a 27, lo que marca que no es una explosión, un fenómeno puntual, de esos que despiertan una oleada de simpatía y se esfuman.

Se ve además un crecimiento. Al Encuentro Progresista le cuesta crecer en Montevideo, obviamente, teniendo un 43, 44% en la elección municipal, pero tuvo un empuje y va a andar aproximadamente en la mitad del departamento. Está muy fuerte en el área metropolitana de Canelones, en el interior de Canelones. Pero además en el interior rural o "rururbano", entre esas 300 mil personas que viven en las 264 localidades que tienen menos de 3.400 habitantes, y que suman 220 mil votantes, el Encuentro Progresista registra hoy un nivel de votación equivalente a todo lo que tuvo en todo el interior en 1971 o 1984, y es más del doble del que tuvo en 1994. En el departamento de Canelones, por ejemplo, encabeza las encuestas igual que en la ciudad de Florida. Es decir que tiene elementos consistentes.

Por otro lado, el Partido Nacional no está muy bien en Montevideo pero sí muy consolidado en el interior rural, sobre todo, y acaba de pegar un envión en un lugar en que venía muy flojo, que es el área metropolitana, toda esa zona de Canelones que rodea a Montevideo, el área de mayor crecimiento poblacional del país. El salto que dio en esa zona es buena parte de la explicación de este crecimiento.

Luego, el Partido Colorado. Una de las ventajas que tiene es que hay votos a Batlle y votos al Partido Colorado que no son a Batlle: el partido está compitiendo con dos fuerzas, una de las cuales está tan consolidada que puede decir "Puede no gustarme Batlle pero sí Sanguinetti, sí el Foro, y el Partido Colorado gobierna como partido". Y tiene todavía un espacio para crecer.

Es decir que los tres partidos tienen posibilidades de mover un poco la balanza. Lo que parece bastante nítido es el primer lugar para el Encuentro Progresista, y en cuanto al segundo lugar uno diría que, salvo que se produjera un vuelco, que Batlle no pueda aprovechar sus fuerzas y el crecimiento de Lacalle revierta la situación, numéricamente aparecen más posibilidades para Batlle que para Lacalle.

EC - Pasamos ahora a las internas partidarias.

OAB - Sí, y repito la advertencia inicial: estas cifras son más endebles presentadas como porcentajes dentro de un partido, en primer lugar porque al moverse el partido se mueven sus porcentajes internos: si alguien tiene el 25% de un 40% tiene un 10% del total; si tiene el 25% de un 20% tiene un 5% del total, y en consecuencia los márgenes de error son más altos y la volatilidad es mayor. Entonces, el dato importa más que nada para tener bien graficado el escalón en que está un sector. El viernes pasado hablé de escalones, veamos ahora los porcentajes de esos escalones aunque lo que importa más es ver los escalones.

EC - Vamos nuevamente en el orden que marcaba el ranking entre partidos, y arrancamos por el Encuentro Progresista - Frente Amplio.

Encabeza el Espacio 90, con 26%;

Asamblea Uruguay 2121, 15%;

Vertiente Artiguista, 77, 15%;

Movimiento de Participación Popular, 609, 12%;

Alianza Progresista, 738, 8%;

Democracia Avanzada, 1001, 6%;

Otros, 4%;

Indefinidos, 14%.

OAB - Varios comentarios. No olvidemos que en definitiva estamos entrando en la elección de senadores (también de diputados, pero principalmente de senadores). Estas internas partidarias que estamos presentando corresponden sólo a tres partidos, no incluyen al Nuevo Espacio, y aprovecho para responder a un oyente que llamó para decirle que no se le había preguntado por la lista al Senado de Michelini: lo que ocurre es que el Nuevo Espacio tiene una sola lista al Senado, encabezada por Michelini, y por lo tanto si alguien responde "Voto al Nuevo Espacio y a Michelini a presidente" va de suyo que vota al Senado de Michelini: no puede elegir al Senado de Michelini si vota a otro partido, ni puede votar por otro Senado que no sea el del Nuevo Espacio, ni hay otra elección. En la mayoría de los departamentos se vota al candidato a Presidente, y conjuntamente a senadores y a diputado. En Montevido y Canelones el Nuevo Espacio tiene dos opciones a diputados, pero en los demás tiene una sola.

Entonces: hay competencia al Senado en los otros tres partidos y en la Unión Cívica, pero por su bajo nivel de intención de voto no es posible desagregar a la Unión Cívica, el Movimiento Azul, el Movimiento Ecologista, el Partido de la Buena Voluntad, el Partido de los Comunes y a la Unión Cívica propiamente dicha.

Segundo dato: las hojas al Senado mantienen el sublema (que se eliminó para diputados), y en la adjudicación de bancas esto va a ser muy importante.

La 90, la 77 algo de "Otros" (donde figuran tres listas muy peculiares que mezclan al Espacio 90 con la Vertiente, Gargano - Couriel o Couriel - Gargano, que se dan en Colonia, Florida y Cerro Largo, cuya finalidad es habilitar una candidatura única a diputados de ambos grupos en esos departamentos: la reelección de Coll en Colonia, la candidatura de Goiriena en Florida…), y además la 1001, constituyeron un sublema que totaliza el 48% del Encuentro Progresista.

Hay un segundo sublema importante, que es la conjunción del MPP, el 26 de Marzo, Izquierda Abierta y la Alianza Progresista: Mujica y Nin Novoa. Este sublema está sumando 21 a 22%.

Asamblea Uruguay va sola en su propio sublema, y luego están las listas con menor figuración.

"Otros" se compone, básicamente, de esas listas que dije (77 - 90, 90 - 77), los votos de Nicolini, los de la Corriente de Izquierda (Sarthou - Zabalza) y los de la Unión Frenteamplista que es un conjunto que en Montevideo encabeza Hugo Cores, y tiene a una figura histórica como Ariel Collazo (fundador del Frente Amplio), pero cuyo mayor peso electoral está en Maldonado con el diputado Darío Pérez, y en Florida con Julio Mattos, que encabeza la lista al Senado.

Y a los efectos de la adjudicación de bancas esto de los sublemas va a jugar mucho. Por ejemplo: Nin Novoa, aún si no mejora este 8% que surge hoy (todo indica que lo puede mejorar), tiene chances muy altas de entrar al Senado porque los votos globales del sublema darían para dos bancas.

La 1001 se puede ver beneficiada del sublema. Puede que no: de pronto queda justo en el borde y por cuadruplicación de la 90 pierde la banca. Pero si el sublema llega a una séptima banca puede entrar.

Es decir que estos juegos no se pueden perder de vista en el momento de manejar números, sobre todo cuando -como en este momento- se empieza a calcular cuántas bancas obtendrá cada uno.

EC - Siguiendo el ranking, pasemos ahora a la interna del Partido Colorado.

La Lista 15 obtiene un 47%;

El Foro Batllista, 36%;

Otros, inferior a 1%;

Indecisos, 17%.

OAB - Si el esquema del Encuentro Progresista es complicado, el del Partido Colorado es sencillísimo: dos bloques, de los cuales uno con bastante luz sobre el otro, y un número importante de indecisos.

En el Partido Colorado hay un parentesco muy fuerte de origen histórico entre el Foro y la Lista 15, y muchos votantes -sobre todo en el interior- no optan entre la 15 y el Foro: votan al candidato del departamento, y según el candidato esté con la 15 o con el Foro, el voto va para la 15 o para el Foro. Se observa que hay gente que no sabe qué lista al Senado vota, pero sabe con mucha claridad qué está votando en el departamento. Me parece un dato importante, y que incluso el Foro se ve beneficiado de este fenómeno, al tener más caudillos departamentales históricos que la Lista 15.

EC - En el Partido Nacional tenemos:

Herrerismo, 58%;

Alianza Nacional, 25%;

Otros, 4%;

Indecisos: 13%.

OAB - El Herrerismo viene oscilando entre 55 y 60%, y acá voy a hacer un comentario común al Partido Colorado y al Partido Nacional. Hay mucho votante al que no le interesa el tema del Senado: es "Yo voto a Batlle", o "Yo voto a Lacalle".

Eso puede implicar propensión a votar la lista al Senado del candidato presidencial, sea la 15 o las del Herrerismo. Segundo, la posibilidad de que vote la primera lista que le lleven con el retrato del candidato, que no necesariamente debe ser la 15 o el Herrerismo. Yo diría que más de la mitad de los indecisos colorados y blancos no son indecisos sino indiferentes: participan en la pelea departamental, y no les interesa cuál es el vehículo del voto. Ahí va a depender muy probablemente de quien le arrime la lista.

Volviendo al Partido Nacional, la Alianza se viene moviendo entre el 25 y el 28%. Esta encuesta cerró en el punto más bajo de esa banda de los últimos 10 días, aunque de todos modos registró un salto muy importante desde el 20% de dos semanas antes de la última encuesta. La Alianza ha crecido en base a un voto que se había ido del Partido Nacional: blancos que votaron en abril pero tenían una resistencia fuerte al candidato presidencial, pero que la Alianza está reconquistando. El crecimiento del Partido Nacional en parte es producto también de una mayor captación de la Alianza, y una de las posibilidades de crecimiento del Partido Nacional es que la Alianza logre seguir afirmando esta captación: no olvidemos que una de las jugadas fuertes de la lista 903 en Montevideo fue la publicidad con la imagen de Ramírez (con su expresa autorización).

Los "Otros" son Gandini, lista 250; Todo por el Pueblo de Alem García, lista 206; y la Liga Nacional de Florida, que encabeza Arturo Heber (y que además de Florida está registrada en Cerro Largo).

Los indecisos, 17% en el Partido Colorado, 13% en el Partido Nacional, cuando se vuelquen son una cifra importante como para cambiar muchas bancas de un lado para el otro.

EC - Los oyentes nos están preguntando, sobre todo luego de lo que ocurrió el domingo en Argentina: ¿Factum va a divulgar encuesta a boca de urna el domingo, cuando cierren las mesas de votación?

OAB - Por supuesto que sí. Todo esto parte de dos cosas. Ayer un colega que me citaba un comentario de un diplomático y yo puedo citar otra, de otro diplomático, más o menos coincidentes. Por un lado, la perplejidad que tienen en el alto grado de coincidencia de las encuestas, cosa que no es común en el mundo ni es común a la técnica (la técnica es mucho más imprecisa), y por otro lado que no entienden la discusión en torno a las encuestas, cuando en el Uruguay son muy fiables: o los uruguayos que discuten no entienden nada del tema, o tienen la pretensión de un instrumento exquisito que no existe.

Sobre la boca de urna, ya comentamos el caso argentino. Creo que fue muy claro que funcionaron muy bien del mismo modo que funcionó muy mal la de la provincia de Buenos Aires. Yo atribuyo ese error (y me lo confirmaron en el diario Clarín, cuando me entrevistaron ayer) a que el "No contesta" rondaba el 20%, y que decir que Ruckauf iba 4 puntos por debajo de Fernández Meijide con un 20% de "No contesta" era una cosa, y haberse jugado a proyectar el resultado es lo que provocó lo que provocó.

Aclaremos varias cosas, porque la polémica surge de fuentes oficiales, y sobre todo ha sido muy contundente el ministro interino del Interior, doctor Borrelli.

Recordemos qué pasó en abril: lo que pasó fue que el país conoció a las 19.30 por las encuestas a boca de urna (y no me gusta hacer autobombo, pero fue por la de Factum) que Batlle había ganado en el Partido Colorado, Vázquez en el Encuentro Progresista, y luego, con la proyección de escrutinio, que Lacalle se había impuesto en el Partido Nacional. Esto fue reconocido por todos los actores: Hierro fue a saludar a Batlle, y cuando ambos salieron ante las cámaras de televisión el único dato que había era este: boca de urna más proyección. Santoro cita al Directorio del Partido Nacional, van Volonté y Ramos, se proclama a Lacalle candidato único del partido, con los datos nuestros. Por supuesto, Vázquez se proclama ganador, festejan, etcétera, con nuestros datos.

¿Y por qué con nuestros datos? Creo que acá puede estar parte de la explicación de esta especie de malestar que tiene el ministro interino del Interior: él fue el responsable del operativo del Ministerio del Interior el 25 de abril, que dejó al país a oscuras. El país no estuvo a oscuras por la boca de urna y la proyección de escrutinios, pero el Ministerio del Interior hizo un papelón: empezó a dar datos 12 horas después de que todo el mundo ya estaba durmiendo y estaba claro quiénes eran los candidatos. Y nunca se supo los datos por listas: andaban boyando los legisladores oficialistas tratando de saber cómo les había ido a ellos, juntando papeletas y escrutinios, porque el Ministerio del Interior no tenía nada. Fue el fracaso más formidable que tuvo, y fue el propio doctor Borrelli quien dirigió este operativo.

O sea que me parece que lo que está expresando son molestias ante el papel que cumplieron las encuestas a boca de urna y la proyección de escrutinio en relación al fracaso, al papelón del Ministerio del Interior el 25 de abril. Y sale a dar consejos.

Hablemos claro: la boca de urna en Uruguay nunca provocó problemas, salvo una muy conocida, en 1994, que casi lo mismo que ahora en Buenos Aires. La encuesta a boca de urna funciona mal no por la encuesta, sino cuando quien tiene que interpretarla y difundirla se pasa de soberbio y quiere jugar a ser el gran predictor. La cosa funciona bien si uno trabaja con modestia y dice: "Señores, hay 20% que no contesta y la diferencia del primero al segundo es de cinco puntos; vamos a esperar a más adelante porque esto no da nada", y da un estado de situación. Y da un estado de situación, digo, porque para el país no es bueno enterarse de golpe con un resultado inesperado. En 1996 fue muy bueno saber por las encuestas a boca de urna que, a las 19.30, cuando se iniciara el escrutinio, la aprobación o no de la reforma constitucional iba a estar en un empate, y todo el mundo tuvo claro que venían horas de incertidumbre. Es bueno que se sepa si hay un resultado claro o habrá horas de incertidumbre.

La boca de urna se complementa con la proyección de escrutinio, …

EC - Que podríamos aclarar que son.

OAB - En la encuesta a boca de urna, a la salida del local de votación, fuera del mismo como lo pide la Corte Electoral, se pregunta a quién votó, a qué candidato o a qué partido. De cada 10 personas, contestan ocho u ocho y media. Sería deseable que contestaran todos: la encuesta es secreta, no se registra quién es, el encuestador no conoce a quien está consultado, y se está dando un servicio público para todo el país.

¿Cómo se hace la encuesta? No en los 8.000 circuitos, sino en 350, producto de una muestra representativa (la técnica es bastante sencilla: igual que en una Encuesta de Hogares, dividir en zonas, en estratos de comportamiento electoral similar, y de allí sortear circuitos en los que se hace la encuesta). Cuando comienza el escrutinio, se toma los datos correspondientes a esos mismos circuitos en los que se hizo la encuesta a boca de urna, y se toma los resultados como si esos 350 circuitos fueran los 8.000 de todo el país.

Esta es una técnica muy fiable, porque acá no hay "No contesta", ni la posibilidad de que uno diga que votó a uno y haya votado a otro, porque están las papeletas sobre la mesa. El error que puede haber es estadístico, que en esto es muy bajo: puede ser el 1%. Pero claro: si estamos en el 94, tenemos que llegar muy afinadamente al final y ser muy consistentes, para decir, con 1% de diferencia, que ganó Sanguinetti, segundo Volonté y tercero Vázquez. Si lleva a haber cinco puntos de diferencia, la proyección de escrutinios es fácilmente confiable a poco que avancemos en completar la muestra.

EC - Entonces, la encuesta en boca de urna se da a las 19.30. Y ¿a qué hora se puede tener una proyección de escutinio?

OAB - Eso depende mucho de la velocidad de los escrutinios, de las complicaciones que haya en las urnas. Normalmente, el primer anuncio se ha hecho entre las 20.30 y las 21.00. En abril fue casi a la hora 21.55 (se puede comprobar en la Crónica On Line de la edición especial de El Espectador para el 25 de abril, http://www.espectador.com/dom25.htm), una vez completada la primera fase de la proyección de escrutinio, que confirmó los datos de la boca de urna, sobre todo los de Batlle que necesitaba afirmarlo bien, y también confirmó lo de Lacalle. La boca de urna dejaba dudas, y entonces quedó claro que superaba el 40% con 10 puntos sobre Ramírez.

FICHA TECNICA

Preguntas: 1) ¿A qué partido político y candidato presidencial piensa votar el domingo 31?. 2) [a los no definidos] ¿Y a quién se inclinaría a votar para Presidente de la República? 3) [a los que continúan no definidos] ¿Y a quién prefiere como presidente de la República?
TODO EL PAIS [urbano y rural] - Personas en condiciones de votar el 31 de octubre de 1999 - 1240 casos
Relevamiento de datos: 23 y 24 de octubre de 1999
Presentación de datos: semanas móviles comprendias en el período de relevamiento de datos
Asumiendo los criterios de un muestreo aleatorio simple, para un nivel de confianza del 95.5% (dos sigmas), para el total de la muestra y para la hipótesis más desfavorable (p.q=50) el margen de error en más o en menos sería del 2.7%
Ponderación por generación electoral - Porcentajes en el sentido de la columna - Base: las indicadas en los cuadros
Vea la
ficha técnica completa, elaborada de acuerdo al
ICC/ESOMAR International Code of Marketing and Social Research Practice

Publicado en radio El Espectador - programa En Perspectiva - espacio La Opinión Pública
octubre 28 - 1999