Entre indecisos, dudosos y volátiles
Oscar A.Bottinelli - diálogo con Emiliano Cotelo

EMILIANO COTELO - Como anunciábamos el viernes, el espacio de hoy es la continuación del análisis político que ese día efectuaba el politólogo Oscar A. Bottinelli a partir de la encuesta de intención de voto divulgada entonces, la cerrada a fines de agosto.

Después de conocer el estado de la competencia electoral y examinar la competencia entre Montevideo y el interior, quedaba un capítulo pendiente sobre el cual profundizar: cómo se debe interpretar los distintos porcentajes de "indecisos", "volátiles" y "dudosos", es decir esos en cuyas manos están los resultados del próximo 31 de octubre. Ya hemos definido en programas anteriores qué es cada una de estas categorías, pero no viene mal refrescarlo para comenzar el análisis de hoy.

OSCAR A. BOTTINELLI - Como cuestión preliminar -y como decías recién- estamos hablando de la misma encuesta que divulgamos el viernes, una encuesta realizada en el mes de agosto en todo el país, tanto urbano como rural, representativa del 100 por ciento del electorado.
Y vamos a los conceptos en cuestión. No hablemos ya de encuestas: cuando uno habla un amigo y le pregunta "¿Qué vas a hacer el 31 de octubre?", hay una gama de posibilidades, ya no de opciones electorales sino de actitudes ante el voto.
Una es la de quien dice "No tengo ni idea". Si se le pregunta: "Bueno, pero si hoy tuvieras que votar ¿qué harías?" (que es una de las preguntas clave de la encuesta: "Imagine que hoy hay elecciones…"). Y la persona vuelve a responder: "No sé; no tengo idea. No lo pensé". Eso es a lo que llamamos un indefinido total: no ha pensado en el tema ni para hoy ni para octubre, y si lo ha pensado no ha llegado a ninguna conclusión siquiera aproximada.

EC - Está clara la idea: eso es un indefinido total.

OAB - Otra cosa es una actitud que voy a describir con varias frases, no de encuestas sino del lenguaje coloquial: "Yo hoy voto a Fulano. Ahora: para octubre, todavía no sé; no estoy decidido del todo. Capaz que lo voto, pero no estoy decidido". Actitud que es la contraparte de aquel que dice: "Yo ya sé que voto a tal partido"; incluso (lo hemos mencionado en otros comentarios) hay gente que ya sabía que iba a votar a este partido hace cinco años, o hace diez: "es de" ese partido. El 60% de los uruguayos "es" colorada, blanca, frenteamplista, aunque ello no necesariamente se correlaciona con el voto: puede ser de un partido pero en determinado momento decir "Esta vez no lo voto". Pero si no se produce eso traumático, diríamos que "parricida", normalmente "ser de" un partido y votarlo es lo mismo.

Entonces tenemos a ese dudoso que sabe a quién votaría hoy pero no en octubre. Y está el otro, que dice: "No sé a quién voy a votar. En principio, simpatizo por Fulano", o "Me gustaría que el presidente fuera Fulano". Atención: no siempre decir "Me gustaría…" significa que lo va a votar, y no es una contradicción. Entre otras cosas porque la oferta es reducida, y el sistema actual introduce una oferta mucho más reducida que los anteriores: hay que elegir entre cuatro, y es muy difícil que dos millones 200.000 personas tengan un 100 por ciento de conformidad con uno de cuatro candidatos (incluso es difícil que estén 100 por ciento conformes con ocho candidatos), y eso hace que las decisiones no sean tan claras.

De modo que tenemos por un lado los indecisos totales, aquellos que no tienen ni idea de qué harán, y por otro lado los dudosos. A estos últimos, en el plano del análisis político y de las encuestas, los sub clasificamos en voto puntual, incierto, personalizado, preferencia personal, simpatía partidaria, pertenencia partidaria… una serie de desagregaciones académicas que tienen importancia para analizar las corrientes subterráneas del voto, pero para una presentación global lo incluimos todo como voto dudoso.

EC - ¿Y los volátiles?

OAB - Son toda esa área compuesta por unos y otros: los que no saben qué van a votar, los que saben qué votarían hoy pero no en octubre, los que tienen una idea hacia octubre pero no se comprometen definitivamente.

EC - Recordemos que, según la encuesta que divulgamos el viernes pasado, el total de votantes decididos es de 64,2%. Entonces, el total de volátiles, la suma de dudosos e indefinidos, da 35,8%.

OAB - El viernes estaremos a 50 días de las elecciones, y queda habilitada la campaña electoral en los medios electrónicos. Aunque ha sorprendido que no se ha visto propaganda callejera.

EC - Hay unos cuantos cartelones de vía pública.

OAB - Sí, pero lo suficientemente pocos como para que sean muy visibles: no están las columnas tapadas de carteles. Y en estos 50 días será clave el impacto sobre este 35,8%, grosso modo sobre estas 800 mil personas que tienen la llave de la elección. Confirmar o cambiar la orientación que hoy presentan los dudosos, y definir a los indecisos.

EC - O sea que, si usted está entre esos 800 mil, prepárese porque viene una dura embestida.
Veamos cómo se desagrega este 35,8% de volátiles, sean indecisos o dudosos, en porcentajes sobre el total del electorado real:

Se inclinan hacia el Partido Colorado, fórmula Batlle - Hierro, 6,2%.
Hacia el Partido Nacional, Lacalle - Abreu, 6.2%.
Hacia el Encuentro Progresista - Frente Amplio, Vázquez - Nin Novoa, 8,1%.
Hacia el Nuevo Espacio, Michelini - Mieres, 2,6%.
No se registra inclinación hacia la Unión Cívica.
Los totalmente indefinidos son 12,7%.

OAB - Hemos visto la inclinación primaria de los volátiles. De alguna hay algo claro: predominan los indefinidos totales, y no hay diferencias muy fuertes entre los dudosos: son un poco más los inclinados al Encuentro Progresista (no olvidemos que si hoy hubiera elecciones el EP registraría su mayor votación), pero groseramente se dividen entre los tres grandes partidos. Y el Nuevo Espacio tiene una situación riesgosa, ya que la cantidad de gente dudosa es exactamente la misma que la que está decidida a votarlo.

Esta es la percepción política de los indecisos. Si se mantuvieran así y los indefinidos totales también se distribuyeran así, se diría que la elección está resuelta. Por lo tanto, la importancia política está en ver de dónde parten, y la incógnita es a dónde van: si se mantienen o si cambian y en tal caso hacia dónde.

Veamos entonces otros componentes sobre quiénes son. Por ejemplo, un dato importante es el grado de interés en la política. De ese 35,8% de volátiles, 8 se interesan por la política; 6,5 tienen más o menos interés, y más de 21% del total del electorado son volátiles a los que no les interesa la política. Estamos hablando de unas 450 mil personas que están lejos de la política, por lo tanto siguen el tema con mucha lejanía, y que recién van a recibir el impacto electoral cuando venga la campaña electoral.

EC - Otro dato interesante es la composición por sexo.
Del 64,2% que están decididos, en porcentajes sobre el total del electorado real, 34,3% son mujeres, y 29,9% son hombres.
Decíamos que los volátiles suman prácticamente 36%, y se desagregan en 21% mujeres, y 15% hombres.

OAB - Vemos un primer perfil de los volátiles (dudosos más indefinidos): son un poco más mujeres que hombres. Si bien en la sociedad, entre los mayores de 18 años, hay más mujeres que hombres, la proporción de volátiles es mucho mayor de mujeres que de hombres. Vemos que entre los decididos ambos sexos están mucho más cerca, de modo que hay una mayor tendencia femenina a la duda, volatilidad o incertidumbre.

EC - Otro elemento significativo que marca fuerte diferencia entre decididos y volátiles es el nivel educativo.
El 35,8% de indecisos y dudosos se reparte así: con educación primaria, 12,7%; con educación media, 17,1%; con educación superior, 6%.

OAB - El número de personas es más o menos cada punto porcentual multiplicado por 22.000. Entonces, estamos observando en primer lugar el formidable peso que tienen las personas de educación media entre los volátiles (son algo menos de 400 mil personas que han terminado o cursado la enseñanza media, el liceo, la educación técnico profesional, etcétera, que no tienen completamente decidido el voto).

En segundo lugar de indecisión aparecen las personas sólo con educación primaria (completa o incompleta, incluso quienes no han recibido ninguna educación formal), pese a que son muchas más las personas con educación primaria que las que recibieron educación media. De todo este sector, que es la mitad de la población, prácticamente uno de cada ocho tienen incertidumbre en cuanto a cómo van a emitir el voto.

Y el sector donde hay menos volátiles es el que tiene educación superior: no sólo graduados sino quienes han cursado la Universidad o han realizado estudios equivalentes (formación docente, escuela militar, oficiales de policía, educación física… todo el sector terciario o equivalente). De este mundo, unas 150 mil personas tiene incertidumbre en relación al voto.

EC - Hay otras categorías en el estudio de Factum, pero ¿alguna consideración final como resumen?

OAB - Observamos que en edades hay tres grandes tramos. Si hacemos un corte a los 36 años, que es todo un período electoral, un segundo a los 54 años, y otro de 55 en adelante, encontramos que son muchas más quienes no tienen decidido el voto entre las personas de 18 a 36 años, los que suman unas 330 mil, mientras en los otros dos tramos van entre 220 mil y 240 mil personas. Si bien no se puede decir "Los jóvenes son los indecisos", sí se puede decir que en la captura de votos los jóvenes, las mujeres, las personas de educación media, y por supuesto quienes tienen mayor lejanía y desinterés por la política serán los elementos sobre los cuales se va a focalizar con enorme fuerza la campaña electoral a partir del viernes próximo, y durante los 48 días siguientes, previos a la llamada "veda de reflexión"

FICHA TECNICA

Preguntas:1) Ahora, con la reforma constitucional, hay un candidato único a presidente por partido, los que fueron elegidos el pasado 25 de abril. Imagine Vd. que haya elecciones el próximo domingo ¿A qué partido político y candidato presidencial votaría?. 2) [a los no definidos] ¿Y a quién se inclinaría a votar para Presidente de la República? 3) En las eleciones nacionales que hay en octubre ¿Vd. está completamente decidido a votar al mismo partido o tiene algunas dudas?
TODO EL PAIS [urbano y rural] - Personas en condiciones de votar el 31 de octubre de 1999 - 1537 casos
Relevamiento de datos: agosto 8 a 29 de 1999
Presentación de datos: semanas móviles comprendias en el período de relevamiento de datos
Asumiendo los criterios de un muestreo aleatorio simple, para un nivel de confianza del 95.5% (dos sigmas), para el total de la muestra y para la hipótesis más desfavorable (p.q=50) el margen de error en más o en menos sería del 2.5%
Ponderación por generación electoral - Porcentajes en el sentido de la columna - Base: las indicadas en los cuadros
Vea la
ficha técnica completa, elaborada de acuerdo al
ICC/ESOMAR International Code of Marketing and Social Research Practice

Publicado en radio El Espectador - programa En Perspectiva - espacio La Opinión Pública
setiembre 7 - 1999