¿Qué votarían hoy los uruguayos?
Estado de situación al 29 de agosto de 1999
Oscar A.Bottinelli - diálogo con Emiliano Cotelo

EMILIANO COTELO: Con el director de Factum, Oscar A. Bottinelli, abrimos hoy un nuevo espacio de La Opinión Pública con los números del fin de semana pasado, terminados de procesar esta madrugada.

OSCAR A. BOTTINELLI: Tenemos que precisar dos cosas. Primero, sobre la encuesta en sí misma: se consultó a personas en condiciones de votar el 31 de octubre, residentes en todo el país, tanto urbano como rural.

Las preguntas apuntan a dos cosas: "Ahora, con la reforma constitucional, hay un candidato único a Presidente por cada partido, los que fueron elegidos el pasado 25 de abril. Imagine que haya elecciones el próximo domingo. ¿A qué partido político y candidato presidencial votaría?". A quienes no se definen, se les vuelve a preguntar "¿A quién se inclinaría a votar para Presidente de la República?". Es un primer escenario: qué votarían hoy.

Luego hay una segunda pregunta: si en las elecciones nacionales de octubre está completamente decidido a votar al mismo partido o si tiene dudas, lo cual crea otro escenario distinto.

Y hay otra batería de preguntas para detectar inconsistencias, elementos contradictorios que "ablandan la firmeza" y la transforman en dudas, o hacen que algunas orientaciones aparezcan como contradictorias.

La segunda aclaración tiene que ver con el uso de las encuestas, como lo hacemos cada vez que lanzamos las cifras. Nuestra posición, por lo menos, es que las encuestas miden una realidad en un momento determinado, y lo que hace la sucesión de cifras es medir cómo evoluciona una tendencia, una intención de voto o una inclinación política. Las encuestas no son pronósticos de resultados, y además reflejan con alguna tardanza los movimientos de opinión pública: puede estar generándose cosas subterráneamente, que no se reflejan en el momento de la consulta. Una cosa es una encuesta y otra una votación; por un lado se refleja una opinión o una intención, y por el otro se concreta un acto.

EC - Ahora sí, pasemos a los primeros números de todo el país.

Por el Partido Colorado, fórmula Batlle - Hierro, 28,5%.

Partido Nacional, fórmula Lacalle - Abreu, 19,5%.

Encuentro Progresista - Frente Amplio, Vázquez - Nin, 34,4%.

Nuevo Espacio, Michelini - Mieres, 5%.

Otros, indefinidos, 12,7%.

OAB - Tenemos que analizar los movimientos registrados.

EC - Aparece una ventaja considerable del Encuentro Progresista - Frente Amplio sobre el Partido Colorado, que se diferencia de los últimos números que habíamos visto hace dos semanas.

OAB - Exactamente: se invierte la relación entre el Encuentro Progresista sobre el Partido Colorado. Y en segundo lugar, es la primera vez en que un partido le saca a otro una ventaja algo consistente, más allá de los márgenes de error.

¿Cómo se planteó la competencia Partido Colorado - Encuentro Progresista? Inmediatamente después de la elección primaria de abril, ambos partidos salieron con una imagen muy positiva. Si bien el EP había quedado segundo venía con una competencia más "light" o con un ganador demasiado seguro como para que impactara demasiado en el resultado electoral, y el que saliera segundo no fue visto negativamente por la opinión pública, pese a que la expectativa era salir primero. Y venía ya fuertemente posicionado en primer lugar desde tiempo atrás, pese a que en el verano había aparecido segundo en las encuestas, lo que había provocado alguna sorpresa, pero igual salió segundo en abril.

El Partido Colorado apareció como el gran ganador en abril, cuando nadie en el común de los políticos ni en la opinión pública lo veía como primero. Batlle aparece como claro ganador, y eso lo potencia.

Ambos partidos transcurren el primer tiempo (mayo, junio, comienzo de julio) en una situación de empate, de una situación muy igualada entre los dos.

EC - Recordemos, por ejemplo, números de mayo: Partido Colorado 34,3%, Encuentro Progresista 34,1%.

OAB - Exacto. Y a mediados de julio, 33,8% y 33,7%. A mediados de julio viene un punto de inflexión en que el Encuentro Progresista empieza a caer lentamente y el Partido Colorado a despegarse lentamente, llegando el primero de agosto a la situación extrema a favor del Partido Colorado: 34,9%, contra 31,7% del Encuentro. Luego viene un fenómeno inverso, en que después de haber caído un par de puntos el Encuentro Progresista empieza a crecer y vuelve al nivel de mayo, incluso lo supera un poquito: 34,4%; mientras tanto, el Partido Colorado inicia un descenso que lo situó ahora en 28,5%, el nivel más bajo que ha registrado. Uno diría que son las cifras normales del Partido Colorado, y que quizá lo que ha perdido en este momento es esa "espuma", ese alud de votos no colorados, de gente independiente o que originalmente se inclinaba por otros partidos, que había pasado a volcarse al Partido Colorado, que ahora queda en su piso de sustentación. Si alguno recuerda cifras que manejamos antes de abril del año pasado, 27, 28, 29% era un nivel absolutamente normal y bueno del Partido Colorado, con votos propios.

El Encuentro Progresista, en cambio, si bien está dentro de esa nueva banda de flotación que está teniendo entre el 31 y el 35%, llegó al techo de la banda. Tuvo mejores posiciones en el año 1998 (a comienzos llegó al 37%), pero lo normal fue que flotara entre el 31 y el 33%. Ahora está en un momento favorable, que se explica sobre todo por el buen posicionamiento en que se encuentra en el interior del país.

En cuanto al Partido Nacional, después de arrancar muy mal tras la elección de abril, tuvo un crecimiento hacia fin de junio y julio, y ha quedado estabilizado en torno al 19 - 20%. Es decir que, en la competencia global, no tiene movimientos hacia arriba ni hacia abajo.

El Nuevo Espacio, que apareció muy mal en abril, repuntó y también se ha estabilizado en torno al 5% (entre 5 y 5,5%: en este momento ha tenido un pequeñísimo movimiento descendente, pero dentro de ese margen en que uno no sabe si está en presencia de subas y bajas o de movimientos puramente estadísticos).

EC - ¿Y qué ha pasado con los indefinidos, etcétera?

OAB - En mayo - junio estuvo en 10 a 11%, luego dio la impresión de que bajaba y bajaba, llegó a 8% a comienzos de agosto, y ahora tenemos un nuevo repunte que los ubica prácticamente en un 13%. Esta es una cifra (después la vamos a complementar con otra) de lo que llamamos "indefinidos a hoy", que son prácticamente los indefinidos totales: la gente que si hoy hubiera elecciones votaría en blanco, no votaría a ninguno, no sabe que haría. Hacia octubre esta cifra aumenta mucho, porque además de estos indefinidos hay que agregar a los que dicen "Hoy voto a Fulano, pero para octubre no sé, tengo dudas, no tengo firme el voto…", "Quizá sí, pero…".

En resumen, se han distanciado un poco los cuatro partidos, con el Encuentro Progresista en primer lugar, algo distanciado -a seis puntos- en segundo lugar el Partido Colorado, y en tercer lugar el Partido Nacional, a nueve puntos del segundo; ya más abajo, en su nivel normal de competencia, el Nuevo Espacio. Otro elemento es que, en la competencia entre el Partido Colorado y el Partido Nacional, si bien la diferencia es muy holgada, se ha reducido sustancialmente la ventaja que en mayo era de 17 puntos para quedar en la mitad (aunque la verdad es que la diferencia de mayo era exagerada, en un momento muy favorable al Partido Colorado y excesivamente desfavorable para el Partido Nacional).

EC - Y la Unión Cívica, ¿marca o no?

OAB - Marca esporádicamente, no en todas las encuestas: está en cifras muy bajas. Recordemos que en la elección nacional de 1994 la UC estuvo en el entorno de los 2.000 votos y en abril estuvo en una votación porcentualmente más baja todavía.

EC - Pasamos ahora al segundo plano que proponías: foto firme y voto dudoso hacia octubre.

OAB - Como decíamos al principio, tenemos al menos dos grandes categorías (el martes vamos a analizar el tema de indecisos, dudosos y volátiles): voto firme es el de la gente que hoy tiene completamente decidido qué va a votar en octubre. Este "voto firme" es más o menos firme: hay variaciones de una encuesta a otra, y los partidos no sólo pueden crecer sino caer. La gente puede decir "Hoy estoy seguro de que el 31 de octubre voy a votar a Fulano", y una semana o 15 días después perder esa firmeza. Mucho de este voto firme podría decirse que no es que hoy esté decidido a quién votará en octubre, sino que ya lo tenía decidido en 1998, 1997, 1996: es lo que llamamos el voto de pertenencia, otros le llaman el voto cautivo, o el voto leal.

Después hay todo tipo de dudas: "Hoy voto a X pero no sé en octubre, porque no me gusta ninguno", o "porque me puede gustar más de uno"; o está el que dice "Me inclino por tal partido pero no estoy del todo seguro; capaz que cambio". O sea que la duda puede ser desde una duda apenas, con una altísima probabilidad de mantener el voto, hasta una duda que se transforma casi en indecisión.

Las cifras que vamos a ver ahora, entonces, son muy diferentes de las anteriores, y lo más importante es que, mientras el número de indefinidos es de 12,7% si hubiera elecciones hoy, la suma de toda esta área de indefinidos, indecisos, volátiles, dudosos, llega al 35,8% para octubre. Es decir que uno de cada tres uruguayos, unas 770 mil personas, no tienen el voto consolidado.

EC - Pobres de ellos: hacia ellos irá la campaña publicitaria que se inicia en los medios electrónicos a partir de la semana próxima.

OAB - Exacto: el viernes que viene estaremos a 50 días y comienza el bombardeo por radio y por televisión. Estos casi 300 mil indefinidos totales y estos 770 mil no firmes serán el blanco de la campaña.

EC - El voto firme, entonces, da estas cifras:

Partido Colorado 22,3%;

Partido Nacional, 13,3%;

Encuentro Progresista - Frente Amplio, 26,3%;

Nuevo Espacio, 2,4%.

OAB - Vemos entonces que el Partido Colorado, que hoy obtendría el 28,5%, tiene seguro para octubre un 22,3 (seis puntos dudosos). El Partido Nacional, del 19,5%, tiene seguro 13,3% (también seis puntos dudosos). El Encuentro Progresista, que acaba de registrar un crecimiento, tiene 34,4% pero firme el 26,3% (ocho puntos dudosos: cuando uno está creciendo, generalmente lo hace con una masa que está dudosa, que hoy lo vota, pero el primer trabajo que debe hacer el partido es afirmarla). Y el Nuevo Espacio es el que tiene la situación más riesgosa: hoy registra 5%, pero para octubre tiene seguro sólo la mitad, 2,4% (es decir que no sólo debe crecer sino afirmar lo que tiene; y es verdad que el NE no es dueño del todo de la decisión, porque el grado de competencia que haya o no hacia el balotaje, o el que eventualmente alguien pudiera perfilarse como ganador en la primera vuelta le estaría restando espacio político: al Nuevo Espacio le conviene que la elección de octubre sea lo más pareja posible y con mayor tiempo).

Recordemos por las dudas un dato que sorprende a mucha gente: si un partido saca apenas algo más del 50% de los votos válidos en octubre, no obtiene la Presidencia: se requiere más del 50% del total de votantes, incluyendo nulos y en blanco. Sobre los votos válidos, los que juegan entre los partidos, hay que obtener entre el 52 y el 53%: no basta con ganarle a los otros tres partidos sumados, sino a los otros tres más los votos en blanco más los nulos. Es un dato que incluso muchos dirigentes políticos se han salteado.

EC - Y sobre el cual volveremos en otra oportunidad.

Por último, no habíamos tenido tiempo de desarrollar en la emisión especial de La Opinión Pública hace dos semanas: cómo están las diferencias entre Montevideo y el interior.

OAB - De nuevo utilizaríamos aquí los resultados si se efectuara hoy la elección nacional.

EC - Como decíamos más temprano, el Partido Colorado tiene 28,5% a nivel nacional. Esto se desagrega de esta forma: en Montevideo, 26,6, y en el interior 30,1.

El Partido Nacional en todo el país tiene 19,5%, de los cuales Montevideo 8,7 y en el interior 28,1.

El Encuentro Progresista - Frente Amplio tiene a nivel nacional 34%, 44,4 en Montevideo, 26,3 en el interior.

El Nuevo Espacio a nivel nacional tiene 5%, de los cuales 7 en Montevideo y 3,4 en el interior.

En la categoría de Otros, indefinidos, que en todo el país suman 12,7%, en Montevideo son 13,4 y en el interior 12,1.

OAB - A todas estas cifras, a estas y a las que dimos antes, hay que aplicarles un margen de error que va de 1 a 1,3% y en las cifras mayores entre 2,1 y 2,3%. Esto quiere decir que si decimos que un partido tiene 30,1, la cifra real está entre 28 y 32,2 o 32,3%.

Vamos ahora al comentario político. El Partido Colorado sigue siendo relativamente equilibrado geográficamente: compite bien en Montevideo (con la dificultad de que el Encuentro Progresista - Frente Amplio tiene una presencia dominante) y compite muy bien en el interior, conde ocupa el primer lugar.

El Partido Nacional tiene un problema: si uno ve las cifras, está compitiendo muy bien en el interior (28% contra el 30% del Partido Colorado; en ese segundo puesto es una competencia cabeza a cabeza). El gran desnivel viene de su magra presencia en Montevideo, donde está apenas por encima del Nuevo Espacio. En Montevideo tenemos, como decíamos, un Encuentro Progresista dominante con el 44% (más o menos la cifra que tuvo en la elección, y si tomamos en cuenta que hay indecisos hoy está exhibiendo un crecimiento); el Partido Colorado también está en el nivel de la elección pasada (si sumamos indefinidos está por encima de 1994); el Nuevo Espacio también está un poquitito por encima de la elección pasada. Mientras tanto, el Partido Nacional está en menos de la mitad: tiene una escasísima presencia. Su posibilidad de llegar al 31 de octubre en condiciones de competir para el ingreso al balotaje está dependiendo, en muy buena medida, del papel que pueda hacer en Montevideo. Con estas cifras se puede mover en el interior. Y si tenemos en cuenta que la tercera parte del país está dudosa y recién el viernes comienza el bombardeo publicitario electrónico, puede haber movimientos para todos lados. Pero el Partido Nacional debería tener un área de crecimiento muy fuerte en Montevideo, dado el nivel tan bajo que registra.

Otro elemento importante es que el Encuentro Progresista está registrando en el interior una de las cifras más altas en las encuestas que hemos hecho a lo largo del último quinquenio.

EC - En el interior, la competencia no está tan despareja.

OAB - Si uno mira las cifras del interior, se parecen a las de las encuestas nacionales de 1994.

EC - Partido Colorado 30, Partido Nacional 28, Encuentro Progresista 26.

OAB - Es una competencia casi de tercios, que en el caso del EP no es consecuencia de que tenga un nivel parejo en todo el interior, sino que tiene dos o tres grandes realidades: muy fuerte posicionamiento en Canelones, particularmente en el área metropolitana y las ciudades mayores del departamento, muy bueno también en Paysandú y en Maldonado. Algo menor, pero también fuerte, en el resto de esa "L" que componen -en el litoral y el Sur- Salto, Paysandú, Río Negro, Soriano, Colonia, San José, Florida, Canelones y Maldonado. Y todavía sigue siendo un partido de baja presencia en el centro y en el Norte y Noreste, toda la zona recostada a Brasil. Pero lo que se exhibe con mucha fuerza no es que tenga un porcentaje muy alto, sino presencia en el país "rur-urbano", el país rural y de baja urbanización, que no tenía hasta hace poco. Da la impresión de que se ha ido generando una mayor disconformidad que la que existía hace unos meses hacia el gobierno, hacia las políticas y la situación del país (o por lo menos con más movilización, más ruido, más impacto). Y una recorrida firme de los últimos tiempos está dando sus resultados. En verdad no es la primera recorrida, por lo tanto no hay que deducir simplemente que si uno se mueve obtiene votos: para obtener votos hay que tener un grado de sintonía con el electorado. Tampoco esto quiere decir que el Encuentro Progresista tenga buena sintonía con el electorado del país rural y de baja urbanización, donde sigue siendo muy lejanamente tercero, pero sí que ha logrado una sintonía mínima que antes no tenía. En este crecimiento, entonces, hay un fuerte posicionamiento en las zonas más urbanizadas, una presencia en el interior que lo hace competitivo: si la elección fuera de todo el interior, el EP exhibiría un nivel de cercanía a los dos partidos tradicionales que no tenía.

FICHA TECNICA

Preguntas:1) Ahora, con la reforma constitucional, hay un candidato único a presidente por partido, los que fueron elegidos el pasado 25 de abril. Imagine Vd. que haya elecciones el próximo domingo ¿A qué partido político y candidato presidencial votaría?. 2) [a los no definidos] ¿Y a quién se inclinaría a votar para Presidente de la República? 3) En las eleciones nacionales que hay en octubre ¿Vd. está completamente decidido a votar al mismo partido o tiene algunas dudas?
TODO EL PAIS [urbano y rural] - Personas en condiciones de votar el 31 de octubre de 1999 - 1537 casos
Relevamiento de datos: agosto 8 a 29 de 1999
Presentación de datos: semanas móviles comprendias en el período de relevamiento de datos
Asumiendo los criterios de un muestreo aleatorio simple, para un nivel de confianza del 95.5% (dos sigmas), para el total de la muestra y para la hipótesis más desfavorable (p.q=50) el margen de error en más o en menos sería del 2.5%
Ponderación por generación electoral - Porcentajes en el sentido de la columna - Base: las indicadas en los cuadros
Vea la
ficha técnica completa, elaborada de acuerdo al
ICC/ESOMAR International Code of Marketing and Social Research Practice

Publicado en radio El Espectador - programa En Perspectiva - espacio La Opinión Pública
setiembre 3 - 1999