¿Qué votarían hoy los uruguayos?
Estado de situación al 4 de julio de 1999
Oscar A.Bottinelli - diálogo con Emiliano Cotelo

EMILIANO COTELO:
Nos acompaña el politólogo Oscar A. Bottinelli, director de Factum, para dar a conocer la última encuesta nacional de intención de voto. Expliquemos las características de la misma.

OSCAR A. BOTTINELLI:
Esta es una encuesta nacional, representativa del 100% del electorado, que cubre todo el departamento de Montevideo, todas las localidades de más de 8.000 habitantes y una muestra representativa del resto del país; es decir, de las poblaciones con menos de 8.000 habitantes y de la población rural dispersa.

Esta encuesta se realizó entre el 26 de junio y el 4 de julio a 1.008 personas. Tiene un margen de error de más menos 3% para la hipótesis más desfavorable; es decir, para el caso de que estemos hablando de un 50%. En los demás casos, los porcentajes de margen de error son inferiores. Esta encuesta es hecha por Factum, financiada por sí mismo, mediante la venta de la información a medios de comunicación y a suscriptores. Toda la encuesta es exclusivamente de opinión pública y temas sociales; no incluye temas ni de mercado ni de publicidad- dura unos 15 minutos.

EC - Tú estás haciendo estas precisiones hoy como si estuviera vigente el proyecto de ley que el diputado Juan Adolfo Singer ha presentado para regular la difusión de encuestas...

OAB - Primero, porque los códigos internacionales de ética de la Organización Mundial de Investigadores de Opinión Pública (WAPOR) y de la organización internacional de opinión y mercado, exigen fichas técnicas muy precisas en materia de encuestas de opinión sobre intención electoral., las "opinion polls". Para el caso de la radio, se pide que sea una ficha técnica escueta. Y que en un medio escrito -en nuestro caso Internet- se desarrolle exhaustivamente. Esto es algo que Factum siempre ha cumplido. Y creemos que el proyecto de Singer pone algunas mínimas exigencias inferiores a los propios códigos internacionales de ética y que hace que no haya dudas sobre qué es la encuesta, quién la respalda, cómo se financia y qué representa.

EC - Pasemos a los números de esta encuesta.

OAB - A raíz de las elecciones del 25 de abril, con el nuevo sistema electoral, hay un candidato único a presidente por partido. Entonces, la pregunta que se hace es: "Imagine usted que las elecciones son el próximo domingo; ¿a qué partido político y a qué candidato votaría?". Se asiste con una tarjeta, en realidad hoja, en la que va claramente expresado partido y fórmula, que ahora es todo uno, ya que no existe lo que era habitual en Uruguay, poder elegir un partido -especialmente tradicional- y luego una variedad de opciones presidenciales dentro del mismo.

Entonces, la tarjeta decía:

  • Partido Colorado: Batlle-Hierro
  • Partido Nacional: Lacalle-Abreu
  • Encuentro Progresista-Frente Amplio: Vázquez-Nin
  • Nuevo Espacio: Michelini-Mieres

Y, en el momento en que hicimos la encuesta, la Unión Cívica decía solamente Pieri, ya que recién este fin de semana se completó la fórmula presidencial.

EC - Veamos entonces cómo queda el ranking:

  • Partido Colorado: 34%
  • Encuentro Progresista-Frente Amplio: 34%
  • Partido Nacional: 19%
  • Nuevo Espacio: 4%
  • Unión Cívica: no registra preferencias
  • Indefinidos: 9%

OAB - Recordemos que cuando uno dice 34% para el Partido Colorado o el Encuentro Progresista -lo mismo que 19% o 4% en los otros casos-, está diciendo que acá se juntan distintos tipos de votantes. Está aquél que dice estar decidido a votar a tal partido en octubre. Está el que dice "hoy votaría a tal y posiblemente lo haga en octubre". O el que dice "hoy lo votaría, pero para octubre no tengo idea". Y está el que dice: "Hoy me inclino por, simpatizo con este partido, pero no sé si lo voto". Es decir que es un rango muy amplio.

Todos los partidos pueden conservar y ganar o perder lo que tienen hoy. Porque una parte de eso es el "núcleo duro", que está absolutamente decidido a votar en octubre. Y hay todo un porcentaje que tiene distintos grados de preferencia o de inclinación, pero no de atadura firme en ese voto. O sea que la competencia no es sólo lo que está quedando indefinido, sino que es el área volátil constituida por los indefinidos más todos los dudosos o prendidos con alfileres.

EC - De todos modos, este 9% de indefinidos, a esta distancia de las elecciones, ¿es un porcentaje alto o bajo?

OAB - Es normal. Ayer, precisamente, estábamos mirando qué pasaba tres meses antes de las elecciones del 94 y veíamos que estábamos en el 11% o 12% de indefinidos, un poquito más que ahora. (Estuvimos en ese porcentaje en el mes de mayo).

EC - Comparando con la encuesta anterior, ¿qué variaciones tenemos en las ubicaciones de los partidos?

OAB - El ranking es exactamente el mismo: un empate en el primer lugar entre el Partido Colorado y el Encuentro Progresista-Frente Amplio; luego, distanciado, está el Partido Nacional y, más atrás, el Nuevo Espacio; con la Unión Cívica sin registrar preferencias, lo que no quiere decir que no tenga votos. Pero obviamente, en la medida en que tuvo un nivel de votación extraordinariamente bajo, es lógico que quede fuera de las encuestas.

Sobre el Partido Colorado y el Encuentro Progresista-Frente Amplio, el porcentaje en términos redondos es exactamente el mismo -hay cambios de decimales- que se había registrado en mayo y que habíamos registrado nosotros -aunque eso no fue difundido- al cierre de junio.

En cuanto al Partido Nacional, se observa un crecimiento de dos puntos: en mayo había estado en 17%, a fines de junio estaba entre 17% y 18% -es decir que tenía una línea de crecimiento que redondeaba para un lado y para el otro- y ahora, a comienzos de julio, llega al 19%. El Partido Nacional está exhibiendo, si bien desde niveles muy bajos, una tendencia sostenida de crecimiento.

El Nuevo Espacio también crece. Tenía 3% y ahora tiene 4%. Como aquí estamos presentando estos porcentajes sin decimales no se ve, pero el crecimiento es un poco mayor, porque está casi en un 4,5%.

Y los indefinidos, que eran el 12%, ahora bajan al 9%.

MONTEVIDEO Y EL INTERIOR

EC - Antes de desarrollar un análisis más completo de estos datos, veamos la comparación Montevideo-interior.

En Montevideo:

  • Partido Colorado: 30%
  • Encuentro Progresista-Frente Amplio: 47%
  • Partido Nacional: 8%
  • Nuevo Espacio: 4%
  • Unión Cívica: no registra
  • Indefinidos: 11%

En el interior:

  • Partido Colorado: 37%
  • Encuentro Progresista-Frente Amplio: 23%
  • Partido Nacional: 28%
  • Nuevo Espacio: 5%
  • Unión Cívica: no registra
  • Indefinidos: 7%

OAB - Primero veamos las variantes. El Encuentro Progresista-Frente Amplio está en 34% en todo el país y estaba en 34% en mayo, y no tiene variantes en el interior ni en Montevideo. Ha caído un poquitito en Montevideo y más o menos se mantiene en el interior, lo que le da, en cifras redondas, más o menos la misma situación.

El Partido Colorado estaba en 34% en todo el país y sigue estando en 34%, pero no quedó igual. Este mantenimiento es producto de que creció tres puntos en Montevideo y cayó tres puntos en el interior. Es decir que se mantiene igual porque se compensó el movimiento que tuvo de caída en el interior y crecimiento en Montevideo.

El Partido Nacional en Montevideo sigue mal, sin despegar, con un 8%. Es un porcentaje extraordinariamente bajo. Y el crecimiento que registró en todo el país es producto de haber crecido en el interior. Creció 4% en el interior, lo que representa un 2% en todo el país. No olvidemos que, grosso modo, el interior es la mitad del país, un poquito más.

El Nuevo Espacio creció un punto en Montevideo y casi dos en el interior, lo que le da ese punto y medio que creció en todo el país.

La baja de indefinidos fue de tres puntos en el interior y de cuatro en Montevideo; fue más o menos proporcional.

Lo importante acá es que, a veces, si uno da las cifras de todo el país, le parece que está igual ("este partido no se movió"), y acá tenemos dos ejemplos distintos. El Encuentro Progresista-Frente Amplio, que no se movió, está igual porque tuvo dos movimientos en sentidos opuestos: la ganancia que tiene un lado compensa la pérdida que tiene en el otro, entonces el saldo sigue siendo igual.

CONCLUSIONES GENERALES

Todavía estamos con una fuerte presidencialización de la elección. En este sentido, hay que hacer dos apuntes importantes. Cuando nosotros hicimos el análisis de la reforma de la Constitución, habíamos previsto que la reforma podía crear un escenario original en Uruguay hacia octubre, de parlamentarización de la elección, con la idea de que la Presidencia se definía más bien en noviembre. Hasta ahora, en el estreno del sistema, ocurrió exactamente lo opuesto. Fue tan fuerte la presidencialización de la elección hacia abril, incluyendo actitudes de incompatibilidad tan fuertes -esto ocurrió claramente en el Partido Nacional- que presentaron que la Presidencia lo era todo. No había opciones parlamentarias válidas si había una incompatibilidad con el candidato a presidente. Es decir: "La Presidencia se juega en noviembre, así que en octubre no importa tanto el candidato a presidente", que era una de las lecturas de la reforma, no se dio.

Lo segundo, que tiene que ver con el tema que vamos a presentar el martes que viene, son los escenarios hipotéticos hacia el balotaje. En materia de encuestas, hay que tener mucho cuidado en diferenciar escenarios reales de escenarios hipotéticos. Hacia octubre es un escenario real: ya está planteado y están estos cuatro o cinco partidos, y la gente, con mayor firmeza o dejándolo para más adelante, se está pronunciando sobre este escenario, que es el que tiene. En cambio, el escenario hipotético es decir: "Si en noviembre, de éstos van estos dos, ¿usted qué elegiría?". Ese escenario no existe; se le está poniendo en la cabeza.

Nosotros hicimos acá un par de programas imaginando los escenarios entre abril y octubre. Y en todos los casos nos daba un escenario muy distinto al que se está dando hoy. Entre otras cosas, el Nuevo Espacio aparecía con niveles del 9%, 10% u 11%, y hoy está dando un 4%.

Cuando uno maneja escenarios imaginarios que se pueden dar como una de las posibilidades, la gente no reacciona de la misma forma que cuando el escenario es real. Entre otras cosas, porque tiene rechazo a que se dé ese escenario. Si yo voto a un candidato, quiero que ese candidato gane y me dicen que el escenario que tengo que elegir no está, voy a reaccionar como molesto contra el escenario, contra la pregunta, voy a pelear con el tema, no voy a elegir bien. Y voy a dar respuestas que de alguna manera impliquen rechazo al escenario.

Cuando el escenario es real voy a reaccionar porque no tengo más remedio frente a él. Y porque hay hechos políticos que crean efectos sociales y que me impactan a mí como votante, que me llevan a decidir.

EC - Claro; no era lo mismo preguntarle a la gente hace unos meses por el partido "A" con el candidato Tal, que por el partido "A" con el candidato Tal en fórmula con Fulanito, después de un proceso de negociación interna rápido, lento, sencillo o complicado. Todo eso incide.

OAB - Por ejemplo, Batlle-Hierro. Nosotros no hicimos juegos de fórmulas, pero si en marzo uno le preguntaba a alguien si votaría a Batlle-Hierro, enseguida contestaban: "Usted me está diciendo a mí, que quiero votar a Hierro, que va a perder". Ya había una reacción contra la pregunta.

Si uno decía: "Imagine que estén Batlle y Lacalle", los que votaban a Hierro, a Ramírez, a Volonté, a Ramos, decían: "¿Por qué está excluyendo a mi candidato?".

Lo mismo con el balotaje. Si uno dice: "¿Qué votaría entre Vázquez y Batlle?", el que vota a Lacalle va a preguntar por qué no está Lacalle. Si uno dice Lacalle-Vázquez, van a decir: "Ah! excluyó a Batlle". Si uno dice Lacalle-Batlle, dirán: "¿Por qué dicen que el Frente va a estar afuera?". Entonces, hay que tener cuidado al leer encuestas que son de medición de escenarios reales con encuestas que son hipotéticas. Era importante comparar esto con aquel otro escenario imaginario.

Hay una tercera cosa que parece importante. Cuando dije que se ha presidencializado la elección, no es porque la de octubre sea una elección solamente presidencial, sino general nacional, que incluye presidente, senadores y diputados. A nivel global del país, todavía se está armando las listas a la Cámara de Senadores. Por ejemplo, el Partido Colorado va a tener dos grandes listas troncales, una posiblemente encabezada por José Luis Batlle, la del Batllismo Lista 15 -que no está proclamado ni oficializado-, y otra del Foro Batllista, al que se adhieren la Cruzada 94 y seguramente la Lista 99, pero que todavía no se sabe quién la encabeza. La duda es, nada más y nada menos, si la encabeza el propio presidente de la República, Julio María Sanguinetti.. Precisamente el jueves hicimos un análisis político al respecto, titulado "Sanguinetti al Senado"

En el Partido Nacional, lo único claro es que hay una lista del Herrerismo encabezada por Luis Alberto Lacalle. ¿Qué pasa con el resto? Hay una lista encabezada por Larrañaga. ¿Qué fuerza va a tener, va a representar a todo el Ramirismo? Hay terceras y cuartas opciones. Está el tema de la lista que lidera Julia Pou, con alianzas o sin ellas, con quién, cómo se completa, y la incógnita de si Manos a la Obra mantiene o no el anuncio de presentar una lista encabezada por Alberto Volonté.

En el Encuentro Progresista-Frente Amplio, yo diría que las listas al Senado ya venían delineadas. Pero lo que empieza a definirse ahora es cómo se emparentan estas listas, en acuerdos con qué. Este segundo plano de competencia todavía no está planteado. Y cuando emerja, por más que la elección esté muy presidencializada, va a afectar a la competencia entre los partidos. Les va a dar a los partidos un mayor abanico y una mayor riqueza. Este abanico también puede generar algunos rechazos que hoy no genera la candidatura presidencial en sí misma o, al revés, puede diluír rechazos a la fórmula presidencial a través de opciones al Senado que por lo menos mitiguen esos niveles de rechazo. Tenemos que tener esto muy en cuenta, porque serán significativos los desplazamientos de la opinión pública cuando empiecen las ofertas al Senado.

Por último, recién empiezan a moverse en el interior y en Montevideo -para el gran público todavía es un gran silencio- las opciones a la Cámara de Diputados. En Montevideo, sobre todo, porque están muy ligadas a las listas al Senado, que se hacen o publicitan primero. En el interior, las listas a diputado se están armando a la vista de los resultados del 25 de abril. Unas ya están proclamadas y en campaña, otras están a medio lanzarse y otras están en pleno proceso de armado, departamento por departamento.

Todo esto va a tener mucho que ver con el juego de competencias. Tal como está hoy, sigue siendo un escenario que las cifras muestran como muy cómodo, tanto para el Partido Colorado como para el Encuentro Progresista-Frente Amplio. Además, este escenario les sirve a ambos en cuanto a visualizar cuál es el balotaje, a decir: "Estamos los dos en el balotaje".

El Partido Nacional tiene el escenario más complicado desde todo punto de vista. Sin embargo, todavía tiene, independientemente de otros hechos, un plus de crecimiento cómodo: que las personas que se definen como blancas están bastante por encima de ese 19%. El Partido Nacional todavía tiene tres o cuatro puntos para crecer dentro de la convocatoria a la fidelidad partidaria: "Si usted es blanco, no puede dejar de votar al Partido Nacional; sería una traición a su identidad". Esa apelación le da un plus de crecimiento, sin entrar todavía en la verdadera competencia interpartidaria. Sobre todo cuando, en el voto del Partido Colorado, está apareciendo gente que se define como blanca y que hoy dice que votaría a Batlle. O, en menor grado, que votaría a Tabaré Vázquez.

EC - Esa precisión es importante, porque a partir de estos números algún oyente podría decir: "Si el Partido Nacional tiene 19% y los indefinidos son nada más que el 9%, por más que obtuviera todos los votos de indefinidos no llegaría a alcanzar a los otros dos partidos".

OAB - Pero aparte de que en este caso hay gente blanca que está optando por candidatos no blancos, está lo otro: todos los partidos tienen votantes dudosos en un porcentaje muy elevado. Ahí va a estar la verdadera competencia electoral. No tanto y no sólo entre los indefinidos.

FICHA TECNICA

Preguntas:1) Ahora, con la reforma constitucional, hay un candidato único a presidente por partido, los que fueron elegidos el pasado 25 de abril. Imagine Vd. que haya elecciones el próximo domingo ¿A qué partido político y candidato presidencial votaría?. 2) [a los no definidos] ¿Y a quién se inclinaría a votar para Presidente de la República? 3) [a los que continúan no definidos] ¿Y por cuál partido simpatiza más?.
TODO EL PAIS [urbano y rural] - Personas en condiciones de votar el 31 de octubre de 1999 - 1008 casos
Relevamiento de datos: junio 26 a julio 4 de 1999
Presentación de datos: semanas móviles comprendidas en el período de relevamiento de datos
Asumiendo los criterios de un muestreo aleatorio simple, para un nivel de confianza del 95.5% (dos sigmas), para el total de la muestra y para la hipótesis más desfavorable (p.q=50) el margen de error en más o en menos sería del 3.1%
Ponderación por generación electoral - Porcentajes en el sentido de la columna - Base: las indicadas en los cuadros
Vea la
ficha técnica completa, elaborada de acuerdo al
ICC/ESOMAR International Code of Marketing and Social Research Practice

Publicado en radio El Espectador - programa En Perspectiva - espacio La Opinión Pública
julio 13 - 1999