¿Qué votarían hoy los uruguayos?
Estado de situación al 24 de enero de 1999
Oscar A. Bottinelli - diálogo con Emiliano Cotelo

EMILIANO COTELO - Nos acompaña el politólogo Oscar A. Bottinelli para una emisión especial de La Opinión Pública, en la que vamos a conocer el estado de situación sobre la intención de voto de los uruguayos al 24 de enero pasado. Cómo está la competencia entre partidos, qué pasó en las internas del Partido Colorado, del Partido Nacional y del Encuentro Progresista. Es decir que vamos a hacer una actualización de un mes, porque los datos eran de fin de año.

OSCAR A. BOTTINELLI - Esta encuesta abarca desde el último fin de semana de diciembre hasta el del 24 de enero. Es un poco peculiar porque tuvo una interrupción durante el primer fin de semana de enero, ese fin de semana especial, largo, iniciado con el feriado del 1º de año. Es una encuesta muy grande, de 3.000 casos, realizada en todo el país, lo que reduce aún más su margen de error a más - menos 1,8%, y se consultó a personas en condiciones de votar el próximo 25 de abril. Reiteramos la aclaración habitual, a efectos comparativos: la de Factum es la única encuesta nacional, representativa del 100% de todo el país, mientras otras sólo toman a Montevideo y ciudades del interior, por lo que son representativas de aproximadamente las tres cuartas partes del país. Son dos realidades completamente distintas.

EC - De ahí que no sea sencillo comparar los resultados de unas y otras encuestas, como hemos comentado otras veces.

OAB - Pero comencemos, en primer lugar con la competencia entre partidos.

EC - Los números son los siguientes: Partido Colorado, 28%; Partido Nacional, 28%; Encuentro Progresista - Frente Amplio, 28%; Nuevo Espacio, 6%; Indefinidos y Otros, 9%.

Si discriminamos entre Montevideo e Interior, tenemos: en la capital al Partido Colorado con 24%, al Partido Nacional con 21%, al Encuentro Progresista - Frente Amplio con 37%, al Nuevo Espacio 6%, Indefinidos y Otros suman 6%; y en el interior, Partido Colorado 32%, Partido Nacional 34%, Encuentro Progresista - Frente Amplio 21%, Nuevo Espacio 6%, Indefinidos y Otros, 6%.

OAB - Esto merece varios comentarios. El primero: es un escenario que se fue armando con mucha lentitud a lo largo de los últimos 10 meses: en abril, el Encuentro Progresista - Frente Amplio tenía un 37%, y fue cayendo paulatinamente (en enero pasado dedicamos un programa a analizar los porqué de esta caída, muy lenta y muy sostenida), al punto de cerrar diciembre con el 29%, y registrar ahora una nueva caída al 28%. En esta última observamos que fue muy leve en el interior, y que no puede hablarse propiamente de caída porque, en el interior, aún esta cifra que fue más baja en algún momento de mediados del año pasado, está por encima de la votación que tuvo en 1994. La caída se da fundamentalmente en Montevideo, donde hoy está por debajo de la votación de 1994. Es decir que en todo el país el Encuentro Progresista tiene el mismo porcentaje de votación que en la elección pasada: no hay caída en relación a la elección, pero sí en relación al crecimiento posterior. Y ocurre que el crecimiento que viene consolidando en el interior se compensa con pérdidas en Montevideo, donde se encuentra casi en el nivel más bajo registrado en los últimos tres años, en que llegó en determinado momento al 36% (y no olvidemos que la votación llegó al entorno del 44%)…

EC - … y hoy está en el 37%

OAB - Exactamente. En cuanto al Partido Colorado, fue creciendo con mucha rapidez a partir de la cristalización del escenario de las candidaturas. Había estado muy mal a mediados del año pasado, con un 20%, pero fue subiendo, se ubicó entre un 23 y un 25%, y al cierre del año llegó a estar mejor que ahora, con 29%. En enero, entonces, tuvo una leve caída.

Y en cuanto al Partido Nacional (este es un dato importante) se movió siempre en una franja bastante corta de entre 23 y 25%, fue creciendo con mucha lentitud, ahora llega al 28%, con un crecimiento mucho más fuerte en el interior que en Montevideo (pese a que en la capital está en 21% y había llegado a estar en el 16%), y dentro del interior el Partido Nacional desequilibra la ventaja del Partido Colorado, del mismo modo que ambos partidos tradicionales desequilibran -con esa casi cuarta parte de país que vive en el interior, en localidades de menos de 10.000 habitantes y en la población propiamente rural- la ventaja del Encuentro Progresista. Esa cuarta parte del país es un factor desequilibrante: primero de los partidos tradicionales en contra del Encuentro Progresista, y en segundo lugar del Partido Nacional contra el Partido Colorado.

EC - Te propongo ingresar ahora a la competencia interna de los partidos.

En el Partido Colorado, ese 28% se reparte así: Jorge Batlle 11,5%, Federico Bouza 0,4%, Luis Hierro López 13,5%, Víctor Vailliant 0,1%, indecisos dentro del Partido Colorado 2,8%.

OAB - En relación a la encuesta cerrada el 30 de diciembre, que difundimos aquí el 13 de enero, Batlle ha perdido casi 1% del electorado (0,99%), Hierro tuvo una levísima ganancia (0,1%), y también disminuyeron los indecisos del Partido Colorado: hay quienes estaban indecisos entre los distintos precandidatos y ahora no acompañan al Partido Colorado, lo que explica un poco esa caída de un punto.

Si vemos las cifras de lo que podemos llamar la competencia relativa dentro del Partido Colorado, los porcentajes dentro de su electorado, como si el voto fuera obligatorio, Hierro tiene en este momento una ventaja de 48 a 41 sobre Batlle. Mientras tanto, entre los que dicen que probablemente voten en abril la ventaja es de 50 a 43. El proceso se inició cuando fue proclamado Hierro, y ambos lanzaron con un empate en 32 puntos; luego ambos van creciendo al mismo tiempo que va creciendo el Partido Colorado (fue un doble crecimiento), en ese proceso Hierro va sacando ventaja sobre Batlle, hasta que, cerca de fines de noviembre, se produce una caída de Hierro (caída real: pierde votos) y un crecimiento de Batlle que lleva a éste a una clara ventaja a mediados de diciembre. El apoyo de Millor a Hierro provoca que, al cierre del año, se produzca un casi empate con una leve ventaja para Hierro. Allí pareció muy clara la traslación del apoyo de Millor, que llevó más 9 de cada 10 de sus votos a la candidatura de Hierro. Y, en enero, Hierro saca una ventaja en lo que parece una leve afectación de la candidatura de Batlle.

Por lo que vemos de la serie (a veces no importa ver las cifras del momento sino la serie), el panorama colorado es muy dinámico ya que ahora no se puede hablar de diferencias decisivas, porque para ello tienen que estar consolidadas a través de varias semanas, o haber una tendencia a ampliarse. Hasta ahora lo que viene ocurriendo es esto que en determinado momento ilustré con un símil de las competencias de Fórmula Uno, en que dos coches se van pasando alternadamente en los distintos tramos de la carrera. En este tramo, Hierro saca una relativa ventaja sobre Batlle, después de haber estado detrás exactamente un mes. De modo que habrá que esperar si es una tendencia que se consolida o un episodio que se revierte.

EC - Veamos ahora cómo se reparte ese 28% de intención de voto por el Partido Nacional. Alem García 0,1%, Luis Alberto Lacalle 10,3%, Juan Andrés Ramírez 9,7%, Alvaro Ramos 1,3%, Alberto Volonté 4,8%, y los indecisos suman 2%.

OAB - Observamos que la competencia entre Lacalle y Ramírez en el total del electorado, como si el voto fuera obligatorio, nos da a Lacalle con 37% y Ramírez con 34%. Si nos circunscribimos a la gente que dice que probablemente vote en abril próximo, tenemos a Lacalle con 40% y Ramírez con 35%. En cuanto a Volonté, está sostenido en un 17% después de aquellas caídas que vinimos registrando, de un punto por mes y luego de un punto por quincena, que lo llevaron a un 16%, a fin de año a recuperarse a 17%, y en enero se mantiene en ese porcentaje.

En la disputa por el primer lugar, si el Partido Colorado tiene su escenario definido desde fin de setiembre con la proclamación de las candidaturas, el Partido Nacional lo tiene por cambio de escenario: básicamente la ruptura de Manos a la Obra y el cambio en las adhesiones electorales de la gente. Desde que cambió ese escenario se notaron varias cosas: del lado de Ramírez, un posicionamiento muy fuerte en un primer lugar con un 37% del Partido Nacional (aunque el Partido en sí estaba en torno al 25%, por lo que el total de votos de Ramírez en el conjunto del país era menor que ahora: estaba por debajo del 9% y ahora está en 9,7%). Ramírez más o menos se ha sostenido en ese nivel de adhesión electoral, con algunas pequeñas pérdidas y ganancias, aunque desde fines de diciembre al presente ha subido en términos leves.

Por su parte, Lacalle tuvo un nivel extraordinariamente bajo de adhesión en agosto, 20% dentro del Partido Nacional (que, repito, estaba en total en el 25% del electorado), que fue muy afectado por los sucesos de Cerro Largo, pero alcanzó a lo largo del año alrededor del 24%. Luego comienza un período de recuperación y posterior crecimiento, que hasta ahora nuestras encuestas muestran como lento y sostenido: lo llevó primero a acercarse a Ramírez, luego a igualarlo, a fin de año a estar un punto porcentual en la competencia interna del Partido, y ahora en esta distancia que va -según el escenario que tomemos- de tres a cinco puntos. En términos globales del total del electorado, la ventaja de Lacalle es de poco más de 0,5% a 1%, es decir una ventaja pequeña, recuperable.

Lo que aquí se observa, a diferencia del Partido Colorado, es que mientras en éste se ha producido una alternancia casi continua entre uno y otro candidato en ciclos muy cortos, en el Partido Nacional los liderazgos, la competencia por la cabeza se dan en ciclos largos: hubo un larguísimo ciclo Volonté, un ciclo quizá largo (porque ahora los tiempos son mucho más cortos, estamos más cerca de las elecciones y los cambios son más veloces) con Ramírez al frente, y ahora comenzó un ciclo de Lacalle, producto de ese crecimiento constante.

En cuanto a Volonté hay un dato: el 17% que hoy tiene dentro del Partido Nacional es más que el que tenía a fin de diciembre, porque el Partido Nacional creció y por lo tanto, a nivel del electorado general, recoge algunos votos más.

EC - Completamos la recorrida con la interna del Encuentro Progresista - Frente Amplio. El 28% del EP se distribuye así: Danilo Astori 4,9%, Tabaré Vázquez 22%, Indecisos 1,5%

OAB - En relación al cierre de diciembre, el Encuentro Progresista tuvo una caída de casi un punto, Vázquez crece 0,7%, y Astori pierde 0,9%. Esto determina que la relación Vázquez - Astori se ha ido distanciando, y hoy la proporción dentro del Encuentro es hoy de 78 a 17. Analizando la caída del Encuentro Progresista en función de los candidatos, tenemos que en los primeros meses la caída fue pareja entre los dos, en algún momento fue un poquito mayor la de Vázquez, pero las caídas que se vienen registrando a lo largo de diciembre y enero son fundamentalmente de Astori. No sólo pierde en proporción dentro del Frente, sino que pierde votos que iban a Astori y dejan de ir al Encuentro Progresista.

De alguna manera se está consolidando cada vez más el voto al Encuentro Progresista como un voto a Vázquez. Lo cual aparece como una fortaleza para el Encuentro a partir de abril, ya que cuando más se concentra el grueso de los votos en un candidato (en este caso, prácticamente las cuatro quintas partes de los votos) ese partido tiene menos problemas respecto a cuánto retiene o cuánto pierde luego de tener un candidato único: tiene las mejores condiciones de partida a contar del 25 de abril, de esa famosa "noche del 25 de abril" que muchas veces hemos marcado como el momento crucial en que los partidos pasen de una competencia interna a tener un único referente común para competir con los candidatos de los demás partidos.

Lo otro a destacar en esta caída del Encuentro Progresista (y no estamos haciendo pronósticos: hay que ver próximas encuestas), es que continuó de diciembre a enero una disminución del ritmo. No sería extraño pensar que puede haber tocado un piso y no caer más allá de él (puede pasar o no), y la incógnita es si este piso puede mantenerse hasta abril y se le abre luego el desafío de recuperar adhesiones a partir de esa primera instancia, o si la tendencia comenzaría a revertirse ya mismo.


FICHA TECNICA

Preguntas:
Indagación de voto:1) Imagine Vd. que haya elecciones el próximo domingo ¿a qué partido político votaría?. 2) ¿Y a qué sector. 3) ¿Y a quién del (respectivo) partido se inclinaría a votar para presidente de la República?. 4) [a los no definidos por partido] ¿Y a quién se inclinaría a votar para presidente de la República. 5) [a los no definidos] ¿Y por cuál partido simpatiza más?.
Indagación de concurrencia a las elecciones preliminares de abril: En abril del 99 se van a realizar elecciones generales para elegir el candidato único de cada partido a la Presidencia de la República y las convenciones partidarias. El voto va a ser voluntario ¿Vd. piensa votar en esas elecciones o no?
TODO EL PAIS [urbano y rural] - Personas en condiciones de votar el próximo 25 de abril - 3000 casos
Relevamiento de datos: diciembre 26 de 1998 a enero 24 de 1999
Asumiendo los criterios de un muestreo aleatorio simple, para un nivel de confianza del 95.5% (dos sigmas), para el total de la muestra y para la hipótesis más desfavorable (p.q=50) el margen de error en más o en menos sería del 1.8%
Porcentajes en el sentido de la columna - Base: total de encuestados
Vea la
ficha técnica completa, elaborada de acuerdo al ICC/ESOMAR International Code of Marketing and Social Research Practice, al ICC/ESOMAR Guide to Opinion Polls y al WAPOR Code of Professional Ethics and Practices

Publicado en radio El Espectador - programa En Perspectiva - espacio La Opinión Pública
febrero 4 - 1999