¿Qué votarían hoy los uruguayos?
Noviembre de 1997
Oscar A. Bottinelli - diálogo con Emiliano Cotelo

La competencia entre Partidos

El Partido Nacional

El Partido Colorado

El Encuentro Progresista
y el Frente Amplio

EMILIANO COTELO
¿Qué votarían los uruguayos si las elecciones fuesen el próximo domingo? Esta pregunta ya es una especie de tradición En Perspectiva, con las encuestas de Factum. Conocemos los resultados y luego los analizamos cada tres meses. Ahora, cuando estamos finalizando el año, en una época del año de connotaciones electorales, noviembre-diciembre, cuando se ha armado tanto clima preelectoral, cuando faltan dos años para los comicios nacionales, parece un momento especialmente apropiado para recorrer la competencia entre partidos y lo que ocurre dentro de cada uno de ellos. Está con nosotros Oscar A. Bottinelli. Vamos a empezar con algunas aclaraciones a propósito de cómo se hizo este trabajo, cuándo, qué alcance tiene.

OSCAR A. BOTTINELLI:
En primer lugar, el qué se mide, porque las encuestas miden estados de opinión pública en función de determinadas preguntas. Cuando uno mide la temperatura el mismo día y a la misma hora podrá haber varias temperaturas si uno la toma a la sombra, al sol o a la sombra pero con viento, o al sol pero con viento. En un lado puede haber 20 grados, en otro 25, en otro 30. No es que ande mal el termómetro, no: está midiendo cosas distintas. En este caso, con una técnica que venimos empleando invariablemente desde 1991, medimos el escenario si hoy hubiera elecciones: siempre preguntamos qué votarían hoy los uruguayos el próximo domingo.

Hay otras formas de medir. Una es preguntar qué votaría en las elecciones nacionales dentro de dos años o, como siempre se planteó la duda enseguida del plebiscito, qué votaría en las elecciones internas. Particularmente descartamos medir qué votaría en las internas porque consideramos que los resultados que da son de escasa validez. Por dos razones o tres. La primera: por la misma razón que no preguntamos hasta 60 días antes de una elección qué vota en esa elección, seguimos preguntando ¿qué vota el próximo domingo?, porque recién la gente está en condiciones de dar una respuesta frente a un acto que va a realizar cuando el acto ya es inminente y tiene que tomar la decisión. Y esta técnica no funcionó previendo escenarios con mucha mayor anticipación que si hubiéramos preguntado de otra manera.

En segundo lugar, porque las elecciones internas son una novedad en el Uruguay. Es un escenario nuevo que no ha existido anteriormente, y no es fácil que la gente se posicione frente a escenarios desconocidos.

Y en tercer lugar porque la abrumadora mayoría de los uruguayos no sabe cómo se realizan las elecciones de abril del 99, tiene errores conceptuales muy profundos sobre la mecánica de esa elección. Esto lo hemos comprobado aún en niveles de estudiantes universitarios o de profesionales universitarios, de gente que se considera informada.

A esto habría que agregar como último dato que muchísimo más de la mitad de la gente, 6 de cada 10 personas, hoy dicen que no saben si irían a votar en las internas, no saben si van a votar en un escenario desconocido. Eso ya de por sí daría cifras de muy poca consistencia y de muy poca validez. Entonces seguimos preguntando si hoy hubiera elecciones a qué partido votaría, y dentro de él a qué candidato presidencial y a qué sector.

E. C. - De esa encuesta surgen datos que seguramente los oyentes, los propios dirigentes y los precandidatos considerarán y analizarán, relacionarán con sus posibilidades para las elecciones internas, pero tú puntualizabas que no se hizo una encuesta sobre las elecciones internas.


La competencia entre Partidos

O. A. B. - Es una encuesta sobre un escenario, el mismo que va a haber en abril del 99. Ya en ese momento se vota por partidos y dentro de los partidos por candidatos presidenciales y por sector a través de listas a las respectivas convenciones. Estas cifras corresponden al mes de noviembre de 1997, para todo el país tanto urbano como rural.

E. C. - Vamos a los números de la primera parte de este trabajo, la inclinación por partidos:
Partido Colorado, 26 por ciento;
Partido Nacional, 24 por ciento:
Encuentro Progresista - Frente Amplio, 33 por ciento;
Nuevo Espacio, 6 por ciento:
Otros - No define, 11 por ciento.

Discriminamos ahora Montevideo e interior. En Montevideo: Partido Colorado 23 por ciento; Partido Nacional, 18 por ciento; Encuentro Progresista - Frente Amplio, 40 por ciento; Nuevo Espacio, 5 por ciento;
Otros - No define, 14 por ciento.

En el interior: Partido Colorado 28 por ciento; Partido Nacional 29 por ciento; Encuentro Progresista - Frente Amplio 28 por ciento; Nuevo Espacio 6 por ciento, y Otros - No define, 11 por ciento.

O. A. B. - En primer lugar tenemos este lanzamiento tempranero de la campaña electoral, hecho con mucha intensidad. Tuvo por un lado, analizando el último trimestre, las elecciones internas del Frente Amplio con la renuncia de Tabaré Vázquez enmarcada en ello y que crea un escenario electoral, la explícita campaña electoral en el Partido Colorado y particularmente en el Foro Batllista, y por otro lado una actividad protagónica de las tres principales figuras en el Partido Nacional pero también el surgimiento de un nuevo grupo con una nueva precandidatura en el interior del país.

Se creó todo este marco electoral, lo que genera un primer efecto: que a lo largo de los últimos cuatro meses el número de indefinidos, que podía situarse en torno al 17-18 por ciento, bajó al 11 por ciento que podemos decir que es la cifra promedio, histórica, estable, que tuvo el quinquenio anterior. Un poco mayor en Montevideo que en el interior, lo que también fue la constante del período anterior.

En segundo lugar, obviamente, la baja de los no definidos supone que los partidos políticos tienden a aumentar. Se nota algo que podía preverse pero que dejaba dudas: que la baja de los no definidos tiende a favorecer más a los partidos tradicionales que al Frente Amplio. Este venía en 31-32 por ciento y crece al 33, mientras que el Partido Nacional y el Partido Colorado están ya en 24 y 26 por ciento respectivamente. Y dentro de los partidos tradicionales la baja de los no definidos favoreció esencialmente mucho más al Partido Colorado que el Partido Nacional.

El tercer dato que vemos es que el Nuevo Espacio, que había tenido desde las elecciones un comportamiento muy por encima del resultado electoral, que había llegado a tener un crecimiento muy importante, tocando el 8 y 9 por ciento del electorado, comenzó un leve proceso de decrecimiento que lo venía situando en el 7 por ciento, y llega en esta encuesta al 6 por ciento. Está más o menos en las cifras de las elecciones, un poquito por encima, lo que es sin duda un buen resultado, pero no ha logrado en este momento consolidar o capitalizar el crecimiento que sostenidamente marcó en los dos últimos años.

En el departamento de Montevideo se nota que en general la relación entre los tres partidos principales es la misma de las elecciones: todos por debajo del resultado que tuvieron en noviembre del 94. Y en el interior lo que se observa es una consolidación del Frente Amplio - Encuentro Progresista, con un nivel de votación sensiblemente por encima del que tuvo en las elecciones nacionales y que es lo que está explicando que en el conjunto del país esté por encima. No tiene los mismos votos que en Montevideo, hay indefinidos, por supuesto, puede llegar a tenerlos o no, pero hoy no los tiene, y en cambio en el interior sí está muy por encima, lo que le permite estar en el conjunto del país muy por encima, gracias esencialmente a esa votación del interior.

E. C. - En el interior prácticamente se da un triple empate.

O. A. B. - En el interior se da un escenario claramente de tercios, de un triple empate, con un 11 por ciento de no definidos, y levemente por encima el Partido Nacional que nunca ha perdido este primer lugar en lo que va de todo este período. Se puede decir que el cambio de escenario que se ve a nivel nacional es un cambio de escenario en el interior. Pero lo que tenemos que tener claro es que el interior es hoy un paquete muy grueso, porque este triple empate no es uniforme, no son tres partidos parejos en el conjunto de los 18 departamentos del interior.

Un Frente Amplio muy bien posicionado, para hablar de macrozonas, en la "L" que va de Salto a Colonia y de Colonia a Maldonado, lo que se recuesta sobre el río Uruguay y el Río de la Plata. El Partido Nacional muy bien posicionado en la otra parte del país, la otra "L" invertida que se recuesta sobre Brasil o penetra en el centro del país, además por supuesto de su tradicional fortaleza en el departamento de San José. Son dos escenarios diferentes. El que tiene un poco mejor distribuido el electorado, que no está tan fuerte en una zona ni en otra pero está homogéneo en todas es el Partido Colorado.


El Partido Colorado

Vamos a ver una de las competencias más estridentes en este momento, en campaña electoral más abierta, que es la del Partido Colorado, donde hay un doble plano de competencia, que se superponen pero que son distintos, que es la competencia a Presidente y la competencia entre los grupos o sectores políticos.

E. C. - Empezamos por la competencia a presidente:
Jorge Batlle 35 por ciento,
Ricardo Lombardo 13 por ciento,
Hugo Fernández Faingold 13 por ciento,
Pablo Millor 10 por ciento,
Didier Opertti 6 por ciento,
Hugo Batalla 6 por ciento,
Otros 5 por ciento,
Pacheco - Ache 3 por ciento,
y no define dentro del Partido Colorado 9 por ciento.

Vemos ahora la interna colorada por sectores:
Foro Batllista 44 por ciento,
Batllismo Lista 15 26 por ciento,
Cruzada 94 7 por ciento,
Unión Colorada y Batllista 3 por ciento,
No define otro 19 por ciento.

O. A. B. - Acá tenemos un escenario muy jugoso. En primer lugar analicemos al doctor Jorge Batlle y la Lista 15. Los datos son los siguientes: la 15 como grupo político aparece muy consolidada en un nivel que es más del doble de la proporción que tuvo en la elección del 94. Esto no es producto de una encuesta, de un movimiento de opinión ni de un error estadístico, sino que hubo un resultado estable a lo largo de los últimos dos años: hoy sí aparece en el nivel más alto de toda la serie, podría -no necesariamente- mantenerse, pero sí ha estado en todo el tiempo cerca o exactamente en el doble de la votación del año 94 como proporción dentro del Partido Colorado.

E. C. - A pesar de que existe ese 19 por ciento que no define.

O. A. B. - En el Foro Batllista encontramos que el Foro como tal (no olvidemos que fórmula Sanguinetti - Batalla se expresó a través de un conjunto de sectores, por un lado era el macrosanguinettismo como fórmula presidencial y por otro el sanguinettismo propiamente dicho como sector liderado por Sanguinetti) recoge hoy el 44 por ciento como adhesión directa, y digo directa porque luego se detecta un 6-7 por ciento de adhesión a Sanguinetti que no aparece reflejada directamente hacia el Foro; uno diría que hay un espacio forista de más del 50 por ciento, pero el Foro como tal da el 44 por ciento.

Cuando vemos entre candidatos presidenciales encontramos por un lado a Jorge Batlle muy bien posicionado, con un 35 por ciento que es lo que recoge su sector, y todavía un plus de 9 puntos porcentuales más, que son en general del Foro Batllista o de no definidos por sectores, que uno diría que es un plus que puede tener cierta endeblez, puede ganarlos o perderlos, pero requiere tanto un ejercicio de retención como la amenaza de que otro intente captárselo, ya que no queda consolidado en el voto a su propio sector. Pero es un posicionamiento muy alto como arranque, y eso que ha bajado también el número de indefinidos dentro del Partido Colorado: hoy es el 9 por ciento, y estaba muy por encima en meses anteriores.

E. C. - Remarquemos que para la competencia por sectores hay un 19 por ciento de no definidos, pero en la competencia por candidatos a presidente sólo 9 no definidos.

O. A. B. - Es natural. En todos los partidos hay más definidos por candidato a Presidente que por sector. La definición por sector está indicando una pertenencia, una adhesión un poco más firme; la elección por candidato a Presidente está indicando más bien una preferencia.

Bajaron los indefinidos y eso primero tiene una explicación muy lógica, particularmente en el Partido Colorado: éste se lanzó abiertamente a una campaña electoral en el mes de noviembre, cuando el doctor Batlle venía posicionado electoralmente, pero luego todo el Foro en general y particularmente Lombardo y Fernández Faingold.

Crece Batlle, está también en su nivel más alto con una expectativa de competitividad muy interesante. Por otro lado los candidatos foristas sumados superan a Batlle, los votos de Lombardo, más Fernández Faingold, más Opertti, más otros, están superando a Batlle.

En tercer lugar (y acá las comparaciones no son fáciles porque hoy estamos a 17 meses del primer turno electoral que se realiza en abril del 99; 17 meses antes, primavera del 93), ningún candidato presidencial del Partido Nacional daba cifras parecidas a estas. Volonté y Ramírez, que fueron booms electorales en el 94, Ramírez como candidato del oficialismo puro, como sucesor de Lacalle, Volonté surgido del Herrerismo como un candidato disidente, y que entre ambos monopolizaron el voto blanco, daban cada uno a esta altura el 2 por ciento. Es verdad que ninguno estaba en campaña electoral y al revés, la técnica de Lacalle fue la de amortiguar las campañas. Eso puede ser una explicación, pero lo cierto es que hoy cualquiera de los candidatos foristas está exhibiendo una potencialidad fuerte.

Esta campaña electoral prematura que genera muchas dudas, muchos interrogantes y que rechina con cierta visión de la gente sobre el funcionamiento del sistema político, al que ve muy hacia adentro, muy internista, muy preocupado de lo político, sin embargo motiva a la gente a pronunciarse por un candidato, sin duda motivó al Partido Colorado. Fuera del Foro, Millor, que venía en un momento difícil, por debajo de su votación, con reducción de la intención de voto y que sufre en el medio la crisis de la ruptura con García Pintos y Walter Riesgo, la pérdida de dos diputados, sin embargo inicia en octubre una recuperación que consolida en noviembre con un salto que lo posiciona ya en los niveles de votación que tuvo en el año 94. Pacheco y Ache, aquí estamos sumando a los dos, están situados en el mismo nivel de la Unión Colorada y Batllista, en un 3 por ciento, mientras que entrando en el Foro encontramos que los dos precandidatos que decididamente iniciaron campaña electoral han obtenido saltos muy grandes en la adhesión electoral.

E. C. - Tú dices que han experimentado saltos porque, en los relevamientos anteriores, Lombardo y Fernández Faingold daban muy por debajo.

O. A. B. - Fernández Faingold es el que se posicionó bien desde el principio, tuvo un papel significativo, como una especie de segundo Vicepresidente de la República, secretario general del Partido Colorado, crece por su papel en el plebiscito constitucional a fin del año pasado, pero aún así se situaba en torno al 8 por ciento, en algún momento el 9 por ciento de las adhesiones, y ahora en noviembre salta, ya lanzado a una campaña electoral, al 13 por ciento.

Lo de Lombardo fue mucho más acotado en el tiempo, prácticamente no figuraba hasta fines del año pasado, tiene casi un año de figuración mínima, y tres meses atrás empieza a aparecer con un 2 por ciento, luego sigue subiendo al 6, 7 por ciento y en noviembre, que también es un momento de una muy fuerte presencia de él, da un salto al 13 por ciento, con lo que iguala -más allá de decimales- a las dos principales figuras en este momento en la competencia del Foro Batllista.

Es interesante que Opertti que aparecía consistentemente como una de las tres figuras (Fernández Faingold, Carminatti y una tercera figura que fue cambiando a lo largo de estos dos años y medio, que circularon distintos nombres) y que Opertti con Fernández Faingold llegó a tener el mismo nivel de intención de voto en varios momentos, se detuvo entre el 5 y el 6 por ciento y no logró captar nada en este momento. Acá puede haber distintos factores: el que ahora se lo visualice más como candidato presidencial de repente puede perjudicarlo; está al frente de un ministerio extremadamente sensible y sufrió un enfrentamiento político interno, fuerte, duro, que podría eventualmente erosionarlo. Pero de una competencia donde estaba levemente rezagado en relación a Fernández Faingold y a Lombardo pero de competitividad entre los tres, Opertti quedó a la mitad de cualquiera de las dos principales figuras.

Por último Batalla, que aparece como una figura en el nivel de Opertti, estaba un poco más alto el año pasado pero sigue recogiendo un nivel de adhesiones que siempre nos plantea la duda en cuanto al arrastre que siempre supone la figura del Vicepresidente de la República, que también observamos en el período anterior.

E. C. - Te menciono tres nombres que están también en el debate para ver de qué manera figuran o no, cómo salen en esta muestra. ¿Carminatti?

O. A. B. - Carminatti aparece recogido en Otros.

E. C. - Está dentro de ese "Otros" del 5 por ciento.

O. A. B. - En "Otros" aparecen todos los demás. Es el caso también de Hierro López.

E. C. - Pais es el nombre más nuevo que se sumó a la carrera.

O. A. B. - Esos nombres, como también Luis Mosca, aparecen en el rubro "Otros". El tema es que a nosotros nos da la impresión de que la campaña electoral generó una diferenciación en las adhesiones entre los que aparecieron explícitamente como candidatos (y cuando dijo "explícitamente" no me refiero a quienes los periodistas y los analistas manejamos como candidatos, sino que aparecen recorriendo el país en la opinión pública).

E. C. - Los que se tiraron al agua.

O. A. B. - Los que se tiraron al agua y están nadando con el agua que haya. Me parece que en este mes se generó una diferenciación entre los candidatos explícitos y los implícitos.


El Partido Nacional

E. C. - Vamos a ver ahora la encuesta del Partido Nacional. ¿Algún comentario previo, alguna aclaración?

O. A. B. - En el Partido Nacional, a diferencia de los otros dos grandes partidos, el voto para Presidente y por sector está en la misma línea. En el Partido Nacional cada sector se refleja en un candidato o precandidato presidencial, así que las cifras coinciden.

E. C. - Veamos:
Alberto Volonté 29 por ciento,
Juan Andrés Ramírez 23 por ciento,
Luis Alberto Lacalle 22 por ciento,
Carlos Julio Pereyra 9 por ciento,
Jorge Larrañaga 7 por ciento,
Otros 2 por ciento
y no define dentro del Partido Nacional 8 por ciento.

O. A. B. - En primer lugar, el "Otros" en el Partido Nacional, a diferencia del Partido Colorado, no son otros candidatos. El Partido Nacional a esta altura tiene cerrada la gama de candidaturas. Son figuras que la gente espontáneamente menciona aunque no sean candidatos presidenciales. Algunos nombres que menciona la gente: Alvaro Ramos, Juan Chiruchi, Ignacio de Posadas, pero lo esencial son los cinco candidatos con los que está cerrada la canasta.

De esto hay dos escenarios. Un primer escenario de tres candidatos disputando el primer lugar: Volonté, Ramírez y Lacalle, y otro escenario entre Pereyra y Larrañaga, que se especula si llegan como candidatos hasta el final o realizan acuerdo con alguno de los candidatos o llegan a las elecciones partidarias y luego realizan acuerdos.

Sobre este escenario es interesante marcar, primero, que Pereyra y el Movimiento de Rocha siguen en un nivel importante de competitividad, más o menos en los mismos niveles que tuvieron en las elecciones del 94. El surgimiento de Nueva Fuerza Nacional, el llamado "grupo de los intendentes", con lo que a esta altura aparece como un liderazgo del intendente de Paysandú, Jorge Larrañaga, afectó inicialmente al Movimiento de Rocha, que fue cayendo, en agosto aparecía Nueva Fuerza con la candidatura de Larrañaga igualando a la de Pereyra, y al mes siguiente la superó. Viene finalmente una recuperación de Pereyra que se sitúa por encima de Larrañaga y en los niveles esperables para el Movimiento Nacional de Rocha acorde a la votación de 1994.

El Movimiento Nacional de Rocha, que es sin duda el sector político con perfil e institucionalidad más firme de los partidos tradicionales, de más larga data también, mantiene hoy un electorado, está reducido por supuesto en su electorado de sus mejores momentos, hoy tiene un electorado muy firme, de una edad de 50 años para arriba básicamente, pero muy consolidado.

Y en cuanto al grupo de los intendentes, ha sumado esfuerzos la candidatura de Larrañaga después de un surgimiento bastante espectacular, rápido, que se fue posicionando en los 5-6 puntos en los primeros meses del año, da la impresión de que se ha consolidado en ese nivel de 6-7 por ciento.

Pasemos al primer nivel. Aparecen conclusiones bastante interesantes. Primero, hay una competencia triangular, Volonté - Ramírez - Lacalle, triangular en dos niveles; lo que inicialmente fue Volonté de un lado y Ramírez y Lacalle como ruptura entre sí, pasó a ser un escenario de tres, donde cualquiera puede ganar o perder con el otro; no es un escenario de dos, uno de los cuales está dividido: eso ya cambió, hoy no es Ramírez una de las dos alas en que se dividió el Herrerismo. Pero además, triangular en cuanto al nivel de competitividad, con el perdón del disparate que uno va a decir: es uno de los famosos "tres tercios desiguales", tres partes, una de las cuales es mayor que las otras dos y las otras dos relativamente equilibradas.

Volonté sigue en el primer lugar y la baja de los no definidos que hubo en el Partido Nacional le permitió un continuo crecimiento. La curva de Volonté fue: muy bien posicionado con mucha oscilación entre el 95 y el 96, julio del 96 un pico muy alto del 40 por ciento, luego una caída que lo situó a principios de este año en los niveles más bajos, y a partir de ahí tiene una competencia con Ramírez que lo lleva a estar tres meses prácticamente iguales, uno con empate, el siguiente Ramírez encima, el siguiente otra vez empate entre junio-julio-agosto, y luego empezó levemente un despegue que se produce no por caída de Ramírez, sino por absorción de no definidos por parte de Volonté, que lo deja hoy 6 puntos por encima de Ramírez y 7 por encima de Lacalle.

Ramírez ha logrado un nivel muy estable, sin grandes ganancias ni grandes pérdidas, en una oscilación de 21-25 por ciento, y hoy está en el medio de eso.

En cuanto a Lacalle, es importante marcar que tuvo una curva en la cual cada uno de aquellos embates de denuncia sobre actos de corrupción en su administración le provocaron una caída muy fuerte. Tras la caída lograba una recuperación que lo dejaba por debajo de donde había arrancado; caía, levantaba, pero no recuperaba todo lo que había perdido. En ese momento venía un segundo embate -los embates siempre fueron en torno al invierno, invierno del 95 e invierno del 96- y volvía a caer, caía más de lo que había caído la vez anterior. También se recuperaba, pero menos que la vez anterior. Y ahora logró primero consolidar ese nivel (estamos hablando de un 15-16-17 por ciento), y ese nivel ya pasó a ser una especie de plataforma de lanzamiento.

La figura de Lacalle en el año 97 pasó a ser mucho menos controvertida que en el 96 y el 95; controvertida a nivel de hechos públicos que lo toman como protagonista de un eje de polémicas o de denuncias, y esto pasó a ser una especie de plataforma de lanzamiento que lo lleva en el mes de noviembre a un 22 por ciento, que es el porcentaje que tenía a mediados del año 95, en una competitividad muy interesante. Está casi igual que Ramírez, por detrás, casi igual, y si bien 7 puntos detrás de Volonté, está en un área de competitividad. Salió de lo que era hace unos meses, un segundo nivel cuando se planteaba una competencia cabeza a cabeza Volonté - Ramírez con un Lacalle en otro escenario y Pereyra - Larrañaga en un tercero, para haber otra vez dos escenarios, Volonté - Ramírez - Lacalle por un lado, y Pereyra - Larrañaga por otro. El Partido Nacional restableció una competencia relativamente equilibrada de tres figuras.


El Encuentro Progresista y el Frente Amplio

E. C. - Pasemos ahora al Frente Amplio - Encuentro Progresista. Primero la competencia para Presidente.
Tabaré Vázquez 72 por ciento,
Danilo Astori 15 por ciento,
Mariano Arana 7 por ciento,
Otros 3 por ciento y
No define 3 por ciento.

O. A. B. - Las cifras son muy elocuentes: se mantiene el momento de mayor separación entre Vázquez y Astori con una relación que prácticamente es de 5 a 1, hace un mes y dos estaba en 70 y 14 por ciento. El momento de este período de mayor cercanía era un 1 y medio a 1, y esto es de casi 5 a 1. Parecería que las cifras son demasiado fuertes, demasiado claras como para hacer comentarios.

E. C. - Remarquemos que se publican en este informe los nombres que la gente menciona espontáneamente. Lo digo por la aparición de Arana.

O. A. B. - La aparición de Arana y otros, son nombres cambiantes que pueden aparecer, gente que sigue mencionando a Seregni aunque explícitamente no es candidato, Gargano, Marina Arismendi, Mujica, Zabalza, Helios Sarthou, Alberto Couriel, una serie de nombres que la gente menciona y que llega al 3 por ciento, pero obviamente polariza la competencia Vázquez - Astori, y Vázquez tiene prácticamente 3 de cada 4 votos en el Frente Amplio y el Encuentro Progresista.

E. C. - Por último, dentro del Frente Amplio - Encuentro Progresista la competencia entre sectores:
Espacio 90, 28 por ciento,
Asamblea Uruguay 18 por ciento,
Vertiente Artiguista 17 por ciento,
Corriente de Izquierda 6 por ciento,
1001, 5 por ciento,
Corriente 78 - Partido Demócrata Cristiano 3 por ciento,
Otros 1 por ciento,
y No define el 21 por ciento.

O. A. B. - En primer lugar es mucho mayor la indefinición que hay a nivel de sectores que de figuras presidenciales, como se da en los otros dos partidos. El Espacio 90 aparece creciendo, ya este año había consolidado muchísimo su posición y en este momento está en uno de los más altos, con el 28 por ciento y una fuerte distancia a quien lo sigue, más o menos lo que pasó en la elección interna. La diferencia con la elección interna es la inversión de papeles y diferenciación de cifras entre Asamblea Uruguay y la Vertiente por un lado, y Corriente de Izquierda y la 1001 por otro. La Corriente de Izquierda y la 1001, que tuvieron una alta votación en una elección donde sufragaron personas de alta pertenencia al Frente Amplio, diluyen ese porcentaje cuando se expanden al conjunto de la opinión pública, mientras que en esos espacios Asamblea Uruguay y Vertiente crecen.

Asamblea Uruguay está unos puntos más arriba de su nivel más bajo. Está en un nivel bajo, pero llegó a estar en un 15 por ciento y en un momento muy especial llegó a estar en el 11, pero consistentemente se ubicó en torno de 15 y ahora lo supera un poco. Sigue planteada una competencia virtualmente cabeza a cabeza entre Asamblea y Vertiente, cada uno de ellos muy por debajo del Partido Socialista y sus aliados en el Espacio 90.

Queda planteado este primer nivel del Espacio 90, un segundo nivel de Asamblea Uruguay y Vertiente, un tercer nivel de fuerte presencia militante y entre afiliados del Frente, pero luego con una menor captación a nivel del electorado general, entre la Corriente de Izquierda que integra el MPP y grupos aliados y la 1001 y, luego, muy retrasados, los grupos no frenteamplistas: la Corriente 78 que lidera Nin Novoa y el Partido Demócrata Cristiano, que en conjunto logran el tres por ciento del total de la adhesión al Encuentro Progresista. Es decir, la adhesión a sectores no frenteamplistas es muy residual en este momento. Y, otros grupos, como el Partido por la Victoria del Pueblo, Izquierda Abierta u otros sectores totalizan en conjunto el uno por ciento, con la quinta parte de los encuentristas no definidos entre ninguno de los dos sectores y prácticamente todos ellos sí definidos en cuanto a candidatura presidencial.

Es interesante observar que Asamblea Uruguay está recogiendo tres puntos más que Astori, lo que quiere decir que el sector liderado por Astori está recogiendo adhesiones de personas a las que les gusta Astori como líder de un sector político pero que no adhieren a él como candidato presidencial, que en otras cifras fue del escenario de las elecciones y que había desaparecido después de las elecciones.

E. C. - Ya estamos terminando por aquí, no sé corresponde agregar algún comentario final.

O. A. B. - El comentario es que este en mes de noviembre, por lo menos se salió de la monotonía que venían dando las cifras; sacudieron bastante a los partidos, dentro de los partidos, en mayor o menor intensidad en todos, y el efecto que señalaba al principio: hay una reacción globalmente negativa de la gente frente a este apresuramiento de la campaña electoral, frente a este internismo de la política (lo que en Italia se llama "la política politicante") pero, por otro lado, observamos el fenómeno curioso de que hay mayor definición por candidatos, por partidos, por sectores: cuando la campaña electoral aún prematuramente se empieza a poner al rojo vivo, empieza a estar en el escenario.

FICHA TECNICA

Preguntas: 1) Imagine Vd. que haya elecciones el próximo domingo ¿a qué partido político votaría?. 2) ¿Y a qué sector. 3) ¿Y a quién del (respectivo) partido se inclinaría a votar para presidente de la República?. 4) [a los no definidos por partido] ¿Y a quién se inclinaría a votar para presidente de la República. 5) [a los no definidos] ¿Y por cuál partido simpatiza más?.
TODO EL PAIS [urbano y rural] - Personas de 15 años en adelante - 1808 casos
Relevamiento de datos: noviembre de 1997
Asumiendo los criterios de un muestreo aleatorio simple, para un nivel de confianza del 95.5% (dos sigmas), para el total de la muestra y para la hipótesis más desfavorable (p.q=50) el margen de error en más o en menos sería del 2.4%
Ponderación completa - Porcentajes en el sentido de la columna - Base: total de encuestados
Vea la
ficha técnica completa, elaborada de acuerdo al
ICC/ESOMAR International Code of Marketing and Social Research Practice

Publicado en radio El Espectador - programa En Perspectiva - espacio La Opinión Pública
diciembre 16- 1997