La competencia intrapartidaria
¿Qué votarían los uruguayos si hubiese elecciones el próximo domingo?
Agosto de 1997
Oscar A. Bottinelli - diálogo con Emiliano Cotelo
P. COLORADO - Voto por sector
P.COLORADO - Voto para presidente
P.NACIONAL - Voto para presidente
F.A/Encuentro Progresista - Voto para presidente
F.A/Encuentro Progresista - Voto poir sector

EMILIANO COTELO:
Ayer dábamos la primera parte de esta encuesta, que es el trabajo más reciente, cerrado hace muy pocos días, realizado por Factum a nivel nacional en cuanto a intención de voto.

OSCAR A.BOTTINELLI:
Exactamente. Es el relevamiento de todo el país, tanto urbano como rural, representativo del 100% del electorado. Tendría que explicar que la encuesta nuestra no es comparable con alguna otra que ande por ahí en la medida en que estamos representando universos distintos. La nuestra corresponde a todo el país, mientras que las otras encuestas muestran el país urbano; en ellas queda entre el 20% y el 25% del país sin representar.

En segundo lugar, nosotros exploramos directamente la intención de voto, simulando que haya elecciones el próximo domingo. Nos parece -y ésa fue la técnica que empleamos en todo el período anterior hacia las elecciones del 94, desde el año 90- que es muy lejano a la gente preguntarle qué va a votar en el 99 y mucho más cuando tenemos elecciones internas y elecciones generales. Por lo tanto, presentamos un escenario que muestra qué es lo que estaría pasando si ahora de golpe hubiera elecciones.

E.C. - La encuesta que difundimos ayer es la que correspondía a la competencia entre partidos. Recordemos cuáles eran los números rápidamente para pasar después a nuestro tema de hoy. Al Partido Colorado lo votaría el 22%, al Partido Nacional también el 22%, al Frente Amplio-Encuentro Progresista el 31%, al Nuevo Espacio el 7% y no define el 17%. Esos eran los datos a nivel nacional.
En Montevideo las cifras son: Partido Colorado 16%, Partido Nacional 14%, Frente Amplio-Encuentro Progresista 40%, Nuevo Espacio 8% y no define 21%.
No habíamos dado -la incorporamos ahora- la discriminación para el interior. En el interior del país: Partido Colorado 27%, Partido Nacional 29%, Frente Amplio-Encuentro Progresista 24%, Nuevo Espacio 7% y no define 14%.
Repasada la información de ayer, avancemos hacia las internas de los partidos.

 

PARTIDO COLORADO - Voto por Sector

O.A.B. - Vamos a traer en primer lugar la interna del Partido Colorado. El Partido Colorado igual que el Frente tiene dos presentaciones muy nítidas. Una es la de sectores y otra la de presidentes. La competencia más clara, más nítida, cuyos datos vamos a ver primero, es la de sectores en la cual cada uno de ellos tiene un líder muy nítido: el Foro Batllista tiene a Sanguinetti, el Batllismo Lista 15 al doctor Batlle, la Cruzada 94 al doctor Millor.

Por primera vez vamos a dar públicamente -venimos relevándola desde hace más de dos años- lo que sería la intención de voto para presidente, que tiene varios problemas. El primero de ellos es el mismo problema que tuvo el Partido Nacional y particularmente el Herrerismo en el período anterior: el presidente de la República es una figura fuerte, una figura dominante, y no puede ser reelegido. Es un poco el gran referente que tiene el partido de gobierno, sea cual sea. Entonces, espontáneamente muchos encuestados tienden a decir "Sanguinetti". Nosotros no recogemos esa respuesta, entendemos que hay que manejarse con escenarios reales, posibles, que no está planteada la reelección y por lo tanto se pide en ese caso que se mencione otro nombre. A veces, el encuestado sabe que no puede ser reelegido y directamente menciona otro nombre.

Veamos primero las cifras por sector y luego por presidente.

E.C. - Por sectores, entonces, dentro del Partido Colorado: Foro Batllista 38%, Batllismo Lista 15 22%, Cruzada 94 7%, Unión Colorada y Batllista 4%, PGP-99 2%, Movimiento de Reafirmación Batllista de Víctor Vaillant 1% y no define 25%.

O.A.B. - En cuanto a sectores, primero, el Foro Batllista viene oscilando entre un piso del 36% y un techo del 50% o 50% y algo; el propio volumen de grupos políticos lo lleva a una muy fuerte oscilación. Pero desde que venimos midiendo, desde las elecciones a la fecha, no ha perdido nunca el predominio dentro del Partido Colorado.

El Batllismo Lista 15 viene sostenidamente midiendo mucho más alto de lo que fue su participación electoral. La participación electoral estuvo más o menos por debajo de la sexta parte, del 14% o 15% del Partido Colorado, y en las mediciones oscila entre el 18% y el 22%. Este es el pico más alto.

La Cruzada 94 viene oscilando entre el 8% y el 13%. En este momento está en uno de los períodos en que se registra uno de los puntajes más bajos. No sabemos si hay una relación directa, pero casualmente es uno de los momentos en que aparece la Unión Colorada y Batllista con un 4%; es muy bajo pero es un grupo político que prácticamente aparece o no en las encuestas y que tiene muy escasa figuración.

El PGP y la 99 tienen un perfil muy bajo y aparecen consistentemente en cifras de baja representatividad, lo mismo que el Movimiento de Reafirmación Batllista de Vaillant, más allá de que hay que tener en cuenta que fueron grupos políticos por debajo de los 30.000 votos cada uno. Ahí tenemos problemas claramente estadísticos de medición.

Es importante señalar que es muy alta la no definición interna en el Partido Colorado entre sectores, ni más ni menos que la cuarta parte.

 

PARTIDO COLORADO - Voto para Presidente

E.C. - Veamos ahora las preferencias de candidatos presidenciales. Jorge Batlle 28%, Hugo Fernández Faingold 9%, Pablo Millor 8%, Hugo Batalla 8%, Pacheco Areco 6%, Didier Opertti 5%, Mario Carminatti 4%, Víctor Vaillant 2%, otros del Foro Batllista 4% y no define 26%.

O.A.B. - Acá hay que hacer varios comentarios. El primero es que el Foro Batllista, como sector liderado por Sanguinetti, aparece muy fuerte y hoy no tiene un candidato claro único -como le pasó al Herrerismo en la elección pasada, que hasta muy cerca de las elecciones, hasta un año antes tenía dificultades en cuanto a la aparición de nombres- o se dispersa en un conjunto de nombres.

El doctor Batlle aparece con una votación que supera la de su sector, está por lo menos en cuanto a compensación numérica recogiendo todo lo que sea Lista 15 y además en este momento hay un 6% de todo el Partido Colorado, votantes del Foro, que están indicando como preferencia presidencial al doctor Batlle. El doctor Batlle viene oscilando en los últimos dos años entre un 26% y un 33%. En este momento está más o menos por la mitad de esa oscilación que ha tenido y esto es bastante constante.

A nivel del Foro aparecería una especie de sub-competencia interna porque obviamente no todos van a llegar a las elecciones internas y una de las posibilidades es que llegue uno solo como un candidato oficial del Foro, más o menos oficial. El primer lugar de Fernández Faingold es constante, consistente desde 1995, en una oscilación entre el 8% y el 12%. Acá las oscilaciones son fuertes en toda la canasta de candidatos.

Carminatti comenzó en un nivel mucho más alto, similar al de Fernández Faingold, y luego fue teniendo una cierta pérdida de perfil y de imagen, de protagonismo, que le fue bajando la intención de voto.

El caso del ministro del Interior es muy oscilante y digamos que está en este momento en uno de sus pisos electorales con el 5% del Partido Colorado, habiendo estado entre el 10% y el 12% como techo.

Luego aparecen otros candidatos del Foro. Los dos más destacados que aparecen son Luis Hierro López y el presidente de Antel, Ricardo Lombardo. Luego sigue un conjunto de nombres que varía mucho y que tiene que ver con los distintos encuestados.

El vicepresidente de la República está dando un nivel de intención de voto muy superior al de su grupo político; en algún momento dio muchísimo más, sobre todo al principio. En informes que hemos hecho hemos señalado que siempre existe un efecto de arrastre en relación a la figura del vicepresidente de la República -pasó lo mismo con Gonzalo Aguirre en el período anterior-, que lleva a que a veces sean sensaciones no del todo claras las que dan intención de voto hacia la figura del vicepresidente. Ahora estaría dando niveles más normales, más aceptables.

Pacheco es una mención espontánea que también aparece, más allá de que es bastante difícil que aparezca como candidato presidencial.

Es muy alto el nivel de gente que no define, es el 28%, mucho más que la que no define entre sectores. Lo normal es a la inversa: que haya menos definición entre sectores que entre candidatos presidenciales. Lo que pasa es que el Partido Colorado tiene esta canasta tan amplia o tan difusa que hace más difícil el pronunciamiento de la gente.

Lo que es claro es que, primero, a pesar de ser confuso el panorama es más claro que el que tenía el Partido Nacional a esta altura. Si estamos pensando que esto más o menos equivale al año 1992, el Partido Nacional en 1992 no tenía ninguna idea de quiénes podían ser los candidatos presidenciales y mucho menos los dos más votados, que llevaron más del 80% de la votación; ni figuraban en las encuestas. Acá la situación es mucho más clara. Sí es mucho más confusa que la que tuvo el Partido Colorado en 1987, cuando ya estaba muy polarizado entre dos candidatos.

Y segundo, hay una interna del Foro que es muy importante, que es bastante constante desde hace dos años a la fecha y que está revelando bastante estabilidad.

 

PARTIDO NACIONAL - Voto para Presidente

E.C. - Ahora vamos a la interna del Partido Nacional. ¿Alguna explicación previa antes de pasar a los números?

O.A.B. - Sí, vamos a dar solamente los datos de intención de voto para presidente. El Partido Nacional tiene el esquema más sencillo, el esquema de árbol, donde el partido aparece dividido en grandes grupos, cada uno de los cuales tiene una especie de precandidato presidencial o de figura referente en el plano presidencial y los sectores o agrupamientos de sectores están perfectamente alineados detrás de los candidatos presidenciales, por lo tanto dar información por sector es desagregar la información que se da para presidente. Así que vamos a concentrarla en la intención de voto para presidente.

E.C. - La lista se encabeza con Juan Andrés Ramírez con 25%, Alberto Volonté con 23%, Luis Alberto Lacalle con 16%, Carlos Julio Pereyra con 6%, Jorge Larrañaga con 6%, otros 9% y no se define un 14%.

O.A.B. - En primer lugar, en el Partido Nacional hay que analizar distintas cosas. En primer término el comportamiento del ex presidente Lacalle. Después de la ruptura del Herrerismo -la escisión que protagoniza Ramírez- viene el primer gran bajón, que sitúa a Lacalle más o menos a esta altura del año 95 en una intención de voto del 21%. Tiene una leve recuperación que lo lleva a comienzos del otoño del año 96 al 23% y desde mediados de año -en que hay una serie de denuncias políticas contra su anterior administración y contra hombres de su administración que lo afectan en materia de imagen- empieza un proceso de caída que concluye un año atrás, entre agosto y diciembre del año pasado, cuando tiene el resultado más bajo de todos, del 11%. Desde entonces empieza un nivel de recuperación que lo lleva al 16%. Estuvo un poquito más alto, en abril había llegado al 19% y luego viene una nueva baja.

Sobre Lacalle es muy claro entonces que ha sido afectado en su grupo político por la escisión y por el nivel de denuncias o ataques contra su administración, que en la medida en que es un grupo político muy activo y muy dinámico en la búsqueda de la recuperación estas caídas son generalmente sucedidas por nuevos impulsos hacia arriba en un movimiento oscilante y muy fuertemente oscilante, que es del 11% al 23%.

La competencia central -si bien es una competencia de tipo triangular que se está dando entre Lacalle, Ramírez y Volonté, dicho por orden alfabético- está entre Volonté y Ramírez. En un momento es una competencia de tres; en otro momento uno de los tres se aleja y es entre dos.

Ramírez tuvo un movimiento muy oscilante, empezó muy bien cuando se produjo la ruptura, hace dos años, con un 23%, lo mantuvo hasta comienzos del año 96 y luego empezó un proceso de caída, de desvanecimiento de la imagen, donde se producía un fenómeno muy interesante: por un lado una muy buena opinión personal sobre él y por otro una baja intención de voto. No lograba resumir la imagen en intención de voto.

Nosotros lo comparábamos con algunos períodos que tuvo el doctor Batalla, que tenía una excelente imagen que no se traducía directamente en intención de voto. En el caso de Ramírez desde fines del año pasado empezó a concentrarse la imagen con intención de voto en un proceso que fue inicialmente de crecimiento muy rápido y muy sostenido hasta que a fin de año se ubicó en un 24%, tres puntos por debajo del presidente del Partido Nacional, el doctor Volonté. Desde entonces hasta acá ha tenido crecimientos muy leves y oscilaciones en torno al 23%, 24% y 25%. Hoy, con un punto más de lo que registraba a fines del año pasado, queda primero en lo que vendría a ser una especie de "ranking" o de posiciones relativas.

En el caso del presidente del Directorio del Partido Nacional, el doctor Volonté, las oscilaciones han sido mucho más fuertes y han correspondido además a períodos muy claros de situaciones más favorables y menos favorables al Partido Nacional o al gobierno. Comienza la medición un poco por debajo de la votación obtenida -siempre hay un número de no definidos-, por encima del 30%. Y ahí se ubica en una banda del 26% al 34%, de la cual sale a mediados del año pasado en el mismo período en que nosotros señalábamos una fuerte caída de Lacalle. Hubo una embestida muy fuerte contra la administración anterior y el Partido Nacional en una situación difícil, en que Volonté apareció como referente casi único del Partido Nacional saliendo bien parado de la Convención de mayo del 96 en un juego de responder a esas denuncias y por otro lado de posibilitar investigaciones o impulsar investigaciones. Llegó a un tope extraordinario del 40%, que no mantuvo, y siguió en esa banda que manejábamos del 26% al 33%, pero ya recostado más bien al piso de la banda. Cerró el año con el 27%. Y este año ha aparecido en un nivel más débil, por debajo de lo que había sido la banda estos dos años, con un 26%, luego un 25% y ahora un 23%. Es la primera vez ahora, en esta medición de julio, de principios de agosto, en que queda situado por debajo de Ramírez en términos muy pequeños. Entre ambos es técnicamente un empate que se viene produciendo desde fines del año pasado, pero con una pequeñísima primacía de Ramírez.

Luego, por un lado Pereyra -o el Movimiento de Rocha- viene con una constante muy firme del 8%; su votación fue del 10% del Partido Nacional, estando muy mal ubicado en expectativas de lugar político. Mantiene un electorado muy firme y ahora aparecería un poco afectado, ya que es la primera vez que baja de ese 8% al 6% y es posible que esto esté asociado al fenómeno de la existencia de un nuevo grupo político, un nuevo bloque en el Partido Nacional que es conocido por "el grupo de los intendentes", que tiene como referente a Larrañaga, que apareció muy débil con un 2%, luego con un 4% y ahora tiene 6%. Parecería que algo de esto lo ha sacado del Movimiento de Rocha, algo ha salido de adhesiones a Volonté -por lo menos como compensación numérica- y algo de la captación de no definidos que en el Partido Nacional hoy por hoy es el más bajo de todos los partidos, es el 14%. Aún así el número de no definidos en el Partido Nacional es más alto que el que teníamos en abril, que estaba en el 10% u 11%.

 

FRENTE AMPLIO / ENCUENTRO PROGRESISTA - Voto para Presidente

E.C. - Nos ubicamos ahora en el Frente Amplio-Encuentro Progresista. ¿Aclaraciones, introducción a estos números que vamos a manejar?

O.A.B. - El Frente Amplio-Encuentro Progresista tiene una situación de competencia presidencial y otra de competencia de sectores que no son exactamente en árbol o concéntricas una dentro de la otra, como en el Partido Nacional, aunque cada vez más se aproxima a lo concéntrico. Por un lado tenemos una especie de dualidad o competencia protagonizada desde hace ya varios años por las figuras de Vázquez y Astori y por otro un abanico de sectores o agrupamiento de sectores que es ya bastante más clásico en el Frente.

Veamos primero la competencia presidencial.

E.C. - Tabaré Vázquez 63%, Danilo Astori 19%, Mariano Arana 4%, otros 3% y no define 11%.

O.A.B. - El período en que estuvieron más cerca Vázquez y Astori fue en diciembre del 92 con 44 a 41; reanudada la competencia después de las elecciones fue en julio del año pasado, hace un poquito más de un año, en que fue 49 Vázquez y 31 Astori. Antes de eso y después, la distancia fue como mínimo de dos a uno y después ya fue muy fuerte, prácticamente cuatro a uno, como en este caso, un poco más de tres a uno, de 63 a 19.

Es una competencia en que hay una distancia muy grande. Y ahora, cuando veamos los sectores, veremos que en general Astori ya ha quedado muy cerca como intención de voto presidencial de los votos que recoge su sector. Es decir, es un poco más que su sector pero es la distancia que hay entre candidato presidencial y sector que hay en cualquier partido; siempre el candidato presidencial recoge algo más. Por eso decía yo que el Frente tiende ahora a ser un poco más concéntrico: aparece por un lado un Astorismo con Asamblea Uruguay como sector y por otro lado un Tabarecismo que en cierto modo agrupa a todo el resto del Frente Amplio y el Encuentro Progresista.

 

FRENTE AMPLIO / ENCUENTRO PROGRESISTA - Voto por Sector

E.C. - Vemos por sectores: Espacio 90-Partido Socialista 23%, Asamblea Uruguay 16%, Vertiente Artiguista 15%, Movimiento de Participación Popular 7%, 1001 6%, lista 78 y Partido Demócrata Cristiano -los socios no frentistas del Encuentro Progresista- 3%, otros del Frente Amplio 2% y no define 28%.

O.A.B. - Primero, es muy alto, mucho más de la cuarta parte, el número de los que no definen sector dentro del Frente Amplio. Esto ya es un dato muy fuerte.

Dentro de los sectores, no nos olvidemos de que Asamblea Uruguay en su votación superó al Partido Socialista y la Vertiente sumados, o a la 90 y la Vertiente sumados. Luego, enseguida de la elección, Asamblea Uruguay aparece en un nivel bastante inferior a la votación, lo cual al ser inmediato a la elección y que no se produjeron hechos políticos hay que atribuirlo a que un grupo muy votado -es el caso del Foro en el Partido Colorado también, de Manos a la Obra y el Herrerismo juntos enseguida de la elección en el Partido Nacional- tiene después de una elección una intención de voto inferior a los votos que tuvo. Hay mucha gente que se decide puntualmente para la elección pero que después no mantiene esa adhesión.

Luego sí hay una serie de hechos políticos que llevan a que Asamblea Uruguay se vaya manteniendo entre un 24% y un 21% o 22%; repunta a mediados del año pasado -en julio del año pasado tiene un repunte muy alto que lo lleva al 35%- y luego empieza un proceso muy fuerte de caída en que queda ubicado un poco a contramano del resto del Frente Amplio en el plebiscito constitucional. Y en la medición que hacemos en diciembre, inmediatamente después del plebiscito -es su piso extraordinariamente bajo- tiene un 11%.

Desde entonces inicia un proceso de recuperación constante, sostenido pero muy leve, que le permite llegar al 16 por ciento. Es una cifra muy baja en relación no solamente a la votación -tuvo un 40%- sino en relación a lo que venía marcando como medición normal a lo largo de todo este período. Digo "normal" para no tomar en cuenta esa cosa extraordinaria que fue julio del año pasado. Lo normal es que no ha bajado del 21% o 22% y más bien puede estar más cerca del 26%. Acá está todavía muy por debajo de eso. Si mantiene o no la recuperación, si éste es el nivel, esto se verá en los próximos meses. Yo diría que hay una gran incógnita, que es si Asamblea Uruguay recupera el espacio que tuvo o queda situada en una banda mucho más baja.

El Partido Socialista es el que tiene la menor caída después de las elecciones; es como que el electorado que tuvo tiene mayor firmeza en la adhesión, tuvo menos votantes puntuales o menos votantes volátiles. Esto lo mantuvo con poca oscilación; julio del año pasado fue el peor momento, cuando Asamblea Uruguay repuntó hacia ese 35%, pero luego el Partido Socialista volvió a recuperar esa banda del 23%, que más o menos ha sostenido hasta el presente. Y desde la última caída de Asamblea Uruguay que se produjo en el plebiscito constitucional, el Partido Socialista tiene consistentemente un primer lugar entre los sectores del Frente, cuando más de la cuarta parte no se define.

La Vertiente viene oscilando en un nivel medio en torno al 10%, a veces un poquito más. Y es interesante que en el 95-96 hay un espacio de competencia 1001-MPP en que ambos aparecen más o menos parejos casi siempre, pero un poquito por encima del MPP la 1001 y a lo largo del 97 promedialmente aparece levemente por encima el MPP de la 1001, más allá de que esto se da en cifras bastante parecidas y con mucho empate en algunos meses, pero es interesante la tendencia. El MPP aparece con una tendencia a un fortalecimiento relativo mayor que el que expresa la 1001.

Y por último, lo que se llamó electoralmente el Espacio Renovador, los grupos no frentistas del Encuentro Progresista, o los socios del Frente Amplio, que son la Lista 78 -cuyo referente es Rodolfo Nin Novoa y que está expresada en el Parlamento por Daniel Díaz Maynard- y el Partido Demócrata Cristiano en conjunto están expresando un segmento del electorado sensiblemente más bajo de lo que fue la votación o la participación en la votación que tuvieron los socios no frentistas en el Encuentro Progresista. Realmente es una votación extraordinariamente baja, con la idea de que hablar de Frente y hablar de Encuentro Progresista en términos estadísticos, en términos de electorado hoy es prácticamente estar hablando casi de lo mismo.

E.C. - En el cierre, ¿alguna consideración final?

O.A.B. - Lo que estamos viendo y es importante marcar son dos cosas. Primero, una gran estabilidad entre los partidos y dentro de los partidos, con oscilaciones, con movimientos bastante previsibles, donde no hay grandes sacudones. Sí hay un conjunto de incógnitas. En la competencia entre partidos se ha producido un distanciamiento a lo largo de todo el 97 del Frente Amplio respecto a ambos partidos tradicionales. Es un dato a seguir si se consolida este distanciamiento o es un movimiento oscilante en que pueden volver a converger.

Dentro del Partido Colorado la incógnita mayor es la definición o predefinición de las candidaturas del Foro Batllista y cómo afecta la competencia interna que está todavía muy en veremos.

En el Partido Nacional hay tres incógnitas: los niveles de Lacalle, la competencia Volonté-Ramírez (que parece una competencia muy cabeza a cabeza, como esas carreras en que el primero y el segundo se van pasando sucesivamente) y qué pasa con este nuevo grupo, si va a tener un nivel de expresión como el que aparece en estas encuestas o si es un surgimiento con expectativa de crecimiento.

A nivel del Frente Amplio y Encuentro Progresista da la impresión de que no hay sorpresas, por ahora, en materia de candidaturas presidenciales, y que la competencia más significativa se da entre sectores donde hay un primer nivel de competencia entre el Partido Socialista y Asamblea Uruguay. Una incógnita es qué pasa con Asamblea Uruguay, qué niveles de recuperación tiene. La otra incógnita es este nivel de no definición tan alto que hay y la existencia de otros proyectos políticos que aparecen en el Frente más allá de la actual conformación de sectores, si uno y otro tienen relación, si hay espacio para nuevas corrientes, para nuevos bloques políticos dentro del Frente, cuáles serían y quiénes los expresan.

Aquí, en el Frente, tenemos una instancia que no sirve del todo como medición porque normalmente es mucho más restringida que una elección nacional y que una encuesta de opinión pública en cuanto a representatividad del universo, que son las elecciones internas del 28 de setiembre. Por lo menos va a ser un termómetro de determinado espacio del Frente, de los sectores más ligados a la actividad frenteamplista.

FICHA TECNICA

Preguntas: 1) Imagine Vd. que haya elecciones el próximo domingo ¿a qué partido político votaría?. 2) ¿Y a qué sector. 3) ¿Y a quién del (respectivo) partido se inclinaría a votar para presidente de la República?
TODO EL PAIS [urbano y rural] - Personas de 15 años en adelante - 1808 casos
Relevamiento de datos: 5 de julio al 10 de agosto de 1997
Asumiendo los criterios de un muestreo aleatorio simple, para un nivel de confianza del 95.5% (dos sigmas), para el total de la muestra y para la hipótesis más desfavorable (p.q=50) el margen de error en más o en menos sería del 2.4%
Ponderación completa - Porcentajes en el sentido de la columna - Base: total de encuestados
Vea la
ficha técnica completa, elaborada de acuerdo al
ICC/ESOMAR International Code of Marketing and Social Research Practice

Publicado en radio El Espectador - programa En Perspectiva - espacio La Opinión Pública
agosto 20 - 1997