29 Jun. 2018

Los valores uruguayos que expone la selección

Oscar A. Bottinelli - Diálogo con Aldo Silva

970 Universal – Fuentes Confiables

La selección celeste expresa -más allá de lo futbolístico- los valores de una sociedad […] El maestro Tabárez exhibe los valores de la vieja escuela pública […] Lo colectivo por sobre lo individual … justipreciar las propias fuerzas y las fuerzas de los adversarios … asumir los propios errores y no poner la culpa afuera … ser autocríticos sin utilizar la autocrítica como masoquismo destructivo … no comprometer la propia conducta a cambio de un resultado obtenido de mala fe


OAB: Quiero advertir que este no es un análisis sobre la selección desde el punto de vista futbolístico, para lo cual no estamos capacitados. Tampoco es un análisis sobre el fútbol. Analizamos el concepto de mensaje no verbal y el mensaje colectivo de la selección. Cada selección, cada director técnico, expone una visión de la sociedad en que está inmerso, o del conjunto o porción de la sociedad que representa. Lo que se analiza aquí no es cómo son las cosas sino qué mensajes recibe la propia sociedad uruguaya y qué mensajes trasmite al mundo. No sólo Uruguay exhibe sus valores, positivos y negativos, lo hacen los otros países. Un caso claro y opuesto fue Argentina: mensajes, polémicas, dichos de jugadores, técnicos, rumores, mensajes y polémicas de periodistas. Messi el Dios o Messi el Diablo.

AS: ¿Cómo definirías los valores de la sociedad uruguaya que exhibe la selección

OAB:Hay que tomar precauciones. Relativizar en el tiempo.

Oscar Washington Tabárez expresa la impronta de maestro de escuela, de los maestros de la vieja escuela pública, del modelo trazado por José Pedro Varela. Algunas pinceladas: la forma de presentación del propio técnico, la forma de presentación de los jugadores, la forma de actuar en la cancha, el ser la selección que terminó la primera fase mundialista con menos tarjetas amarillas, tan solo 1, y ninguna expulsión, ninguna roja. Es muy importante resaltar que el director técnico lo que trasmite no es solo técnica futbolística sino que además, quizás lo más importante, es que trasmite valores. Como anécdota: los uruguayos adultos de túnica y corbata

AS: ¿Qué ejemplos o tipos de valores exalta Tabárez, que tú los relacionas con una imagen de la sociedad uruguaya actual o de la sociedad uruguaya de hace poco tiempo, y con los valores de la escuela pública?

OAB:Destaquemos los Valores expresados:

Lo colectivo por sobre lo individual.

Justipreciar las propias fuerzas y las fuerzas de los adversarios

Asumir los propios errores y no poner la culpa afuera

Ser autocríticos sin utilizar la autocrítica como masoquismo destructivo

No comprometer la propia conducta a cambio de un resultado obtenido de mala fe

AS: En el título decíamos los valores de la sociedad uruguaya que expresa la selección y luego te refieres a Tabárez ¿No siempre la selección exhibió estos valores?

OAB:La años ochenta y nuevamente después del Mundial de Italia. Los periodos Borrás y Cubilla como paradigma.. Periodo en que el Uruguay futbolístico gozó de mala fama en términos de conducta deportiva. No lo fue por casualidad. Hubo durante mucho tiempo la exaltación del juego brusco, el “meter la pierna”. El considerar que el fútbol debe ser cosa de machos y de vivos. El despreciar el respeto al rival, el despreciar el respeto a las reglas. Como símbolo: La roja a José Alberto “Charly” Batista el 13/6/1986, a los 56 segundos, contra Escocia

AS: ¿Parece ubicado el tema en un par de directores técnicos?

OAB:En cuanto a selección sí. Pero ejemplos de los padres y entrenadores en el baby fútbol, por parte de entrenadores y de padres, la concepción del juego exclusivamente como búsqueda de resultados deportivos sin importar métodos ni costos; el enseñar a los chicos a aplicar la viveza, jugar sucio, hacer trampa sin que vea el árbitro.

AS: ¿Qué conclusiones se puede n sacar?

OAB:Esta celeste, de la mano de Oscar Washington Tabárez, de un maestro de la vieja escuela pública, es lo opuesto de esa concepción machista, individualista y anti reglas. Y no solo en el campo de juego, sino en la calle y en las conferencias de prensa. Ante la derrota frente a Holanda en 2010 o ante Costa Rica en 2014, el Maestro no se escudó en ninguna excusa fácil y dijo sencillamente: fueron mejores.