22 Abr. 2016

Dolores apuesta a la reconstrucción de una ciudad del siglo XXI, con trabajo y solidaridad

Oscar A. Bottinelli – Diálogo con Fernando Vilar

Radiocero y Radio Monte Carlo

Dolores apuesta a la reconstrucción de la ciudad con la construcción de un proyecto urbanístico del siglo XXI, reconstruir el hospital en un hospital modelo tecnológicamente de punta. Y lo hace en base a una muy fuerte cultura de apostar al trabajo como elemento de dignificación del ser humano y al concepto de solidaridad como base de la sociedad.


FV: Hoy no es propiamente dicho un análisis político ni mucho menos, ni la difusión de una encuesta, sino lo que hay es una reflexión del politólogo Oscar Bottinelli sobre la tragedia de Dolores. Es que Oscar Bottinelli nació precisamente en Dolores y en esa ciudad hay incluso una calle céntrica que lleva el nombre de su padre Eduardo Bottinelli. Entonces el título de hoy: Dolores apuesta a la reconstrucción de una ciudad del siglo XXI con trabajo y con solidaridad. Que tal Oscar, buen día ¿Cómo estás?

OAB: Este es un espacio especial en la medida que salimos de la frialdad, de la objetividad del análisis, de la encuesta ,para entrar a algo que nos impacta emocionalmente y que es el lugar donde nosotros nacimos, que tuvo una destrucción bastante elevada. Esto ya ha sido noticia lamentablemente toda esta semana. Hoy hace exactamente una semana del tornado, para mí las imágenes implicaban otra cosa: lugares que uno había conocido de niño, donde había estado; la destrucción de la Agropecuaria, del liceo, del Cine Paso Unión, donde todos los que hemos pasado por las escuelas en Dolores hicimos las fiestas infantiles y los bailes.

Hay una cosa muy importante, y es la actitud que ha asumido la ciudad de Dolores. Ante una catástrofe de esta naturaleza se puede estar en shock o en depresión, el abandonar todo, o puede estar la decisión colectiva o la existencia de pioneros que empujen a decir “esto nos tiene que dar fuerzas y tenemos que salir al rescate”, que es una actitud de reacción. Y lo que pasó en Dolores es una actitud de reacción, de la gente y de la sociedad civil, y la sociedad civil organizada a través de distintas maneras.

Por un lado está el Estado, pero el Estado está absolutamente sobrepasado, es decir, la Intendencia, la Alcaldía de Dolores que están haciendo todo el esfuerzo poniendo todo, están los representantes políticos del departamento, el senador Besozzi, los diputados Novales y Enzo Malan, poniendo de sí todos los contactos, toda la fuerza que pueden poner; está por supuesto el comité de Emergencia, el Ejército, la Policía, los Bomberos.

Pero no alcanza, el Estado no esta preparado para una situación de esta naturaleza y se formó un comité de referentes de la Sociedad Civil. Recordemos que en Dolores hay dos empresas -Erro y Agronegocios del Plata- que ellas dos solas exportan el 50% de la soja del Uruguay. Son empresas muy poderosas y se han agrupado ahí las principales empresas, una imprenta muy grande a nivel nacional, los profesionales, la Asociación Agropecuaria, la Liga Comercial y constituyeron un comité. Y están trabajando en lo que es por un lado la situación actual, vale decir salir de esta emergencia, dar todas las respuesta, hay que coordinar ayudas junto con el Comité de Emergencia y junto con las autoridades estatales , departamentales y municipales.

Pero el otro es el objetivo de reconstruir la ciudad. Y reconstruir la ciudad es decir hacer una apuesta a que de este tornado salga una ciudad del siglo XXI: se destruyó el Hospital, hagamos un Hospital Modelo de alta tecnología; hagamos liceos, también modelos y del Siglo XXI. Es decir, salgamos hacia adelante. Y este es un pueblo donde el valor del trabajo es muy elevado, el valor de la solidaridad, Dolores siempre tuvo características de un pueblo extraordinariamente solidario, y una población que dice bueno, el Estado, hará todo lo que puede hacer, pero acá lo que importa es lo que podemos hacer nosotros mismos,no solamente lo que podamos pedir, y hay una actitud colectiva de toda la población, de su sociedad civil, de sus organizaciones, de las organizaciones sociales, de las organizaciones sindicales, de las ONG, que son muy fuertes, en cuanto a esta idea, “nosotros vamos a reconstruir Dolores”, hacer una ciudad.

Hay ya urbanistas que se han ofrecido, que están trabajando en cómo concebir el nuevo proyecto de ciudad. No nos olvidemos que hay que reconstruir desde la plaza principal, los dos liceos, algunas escuelas, las entidades sociales, además de la cantidad impresionante de viviendas, que hay que hacer: desde viviendas que están a punto de caerse, las que han sido destruidas, a otras que no se sabe cómo es su futuro, y hay que esperar unas semanas a ver si se mantienen en pie o no y que daños estructurales han tenido, y otras que por ejemplo la vivienda está intacta, pero se le voló la fachada entera. Le pasó a la casa de una amiga mía .Una casa antiquísima, la casa quedó entera pero desapareció toda la fachada.

FV: Qué increíble.

OAB: Bien, ahora; también está lo que puede hacer el Estado, y vimos que el Ministerio de Vivienda dice: bueno, vamos a subsidiar total o parcialmente la construcción de viviendas. Un Estado que sabemos que está en límites económicos, con un déficit fiscal del 4%, es decir lo que sale del presupuesto del Estado es muchísimo mas que lo que entra y es muy difícil de recortar.

Por lo tanto esto no estaba previsto. Lo dijo el Ministro de Transporte, “Uruguay no tiene un fondo para estas cosas”. Hay una destrucción de las carreteras impresionante. Bueno hay un aporte del Estado que puede hacer a la reconstrucción de Dolores y que puede pensarlo para otras situaciones de estas características. Una cosa es que el Estado esté limitado en lo que da, otra cosa que cuando hay que hacer una esfuerzo colectivo, una gran solidaridad privada, el Estado se lleva una parte de esa solidaridad.

Recordemos que para reconstruir hay que construir, y la construcción tiene los aportes a la construcción , al BPS y estos son muy altos. Todo lo que se compre lleva Iva, que es el 18% del valor de todo. Es decir el trabajo voluntario incluso, ahora porque se esta en medio de la emergencia, pero no nos olvidemos que en Uruguay el trabajo voluntario está practicamente limitado; que para hacerlo hay que hacer un trémite en el BPS, que autorice un trabajo voluntario por pocos días.

FV: Si, y sin aportes.

OAB: Sí, que no haya aportes por unos pocos días … Pero bueno, si alguien es voluntario y todavía tiene que sacar dinero del bolsillo para darle al BPS … ¿no?

Es decir que acá tendría que haber -lo digo para Dolores pero se puede pensar para todas las demás situaciones- una exoneración de los aportes de la construcción, el aporte unificado de la construcción al BPS, exonerar de Iva. Se permita libremente el trabajo voluntario, incluso aunque éste no sea del todo gratis, aunque se les de unos pesos a esos voluntarios que ponen su esfuerzo pero además están gastando y pueden necesitar comer o ¿no? Y además no puede ser que el que va a dar una mano, si necesita algo, o cobra el laudo o no pueda ayudar. Es decir, que no se vayan en el trabajo voluntario los aportes de la gente, que el Estado no se lleve la quinta o la cuarta parte de todo lo que se recauda, ese es un tema.

Es decir, el Estado tiene sus limites para dar, pero sería bueno que lo que más diera es no recaudar de los aportes que haga la sociedad, no solo Dolores, todos los que están aportando: grandes empresas del Uruguay, más todo los esfuerzos que está realizando el PIT-CNT, el Sunca, que está haciendo la Federación de Estudiantes Universitarios, que están haciendo distintas organizaciones sociales, es decir acá hay un país que se está movilizando, mucha de esa movilización es trabajo voluntario que bueno en este momento nadie pone trabas, pero hay que ver que no se pongan dentro de unas semanas, unos meses, diciendo “esto no está registrado en la panilla de trabajo o en el BPS”. El trabajo voluntario tiene que liberarse para que la energía no se pierda y por otro lado que el Estado no recaude, es un esfuerzo, un sacrificio que haría el Estado, pero es un sacrificio de una emergencia. Además no es un sacrificio, es un dinero que no iba a entrar. Entra por que hay esta catástrofe. Nos parece que es una medida muy importante de tomar en juego en Dolores. Va a salir esta iniciativa más formalizada, por que es quizás uno de los aportes sustanciales que puede hacer el Estado, en un momento en el que el Estado está absolutamente desbordado y con muy pocos recursos para afrontar una situación de éstas.

Repito el aporte de la gente, el aporte privado, el sentido de apostar al trabajo, apostar a que es lo que hace cada uno por el conjunto y por si mismo, más que estar pidiendo que va a hacer el Estado por ellos. Y la solidaridad son los elementos centrales que esta dejando esta catástrofe de Dolores y esta formidable apuesta a construir una ciudad del siglo veintiuno y construirlo en base al trabajo y solidaridad.