03 Abr. 2016

Ese infranqueable muro invisible

Oscar A. Bottinelli

El Observador

La sociedad uruguaya, en lo político electoral, está atravesado por un muro invisible, infranqueable, o al menos muy difícil de franquear. No hay túneles que comuniquen a la izquierda con el área tradicional y permitan el desplazamiento de ida y vuelta. A lo sumo hay un actor sentado en el pretil, el Partido Independiente, que se balancea y algo capta de un lado y del otro […] el Frente Amplio sufre la mayor caída de su historia (13 puntos porcentuales) y retrotrae su intención de voto al nivel de 1996 […] El golpe es mayor si se compara este 1° trimestre de 2016 … con el 1° trimestre de 2011 … en ese entonces registraba una intención de voto del 44% [… ]Pero lo realmente significativo es que de esta estampida no hay un solo punto porcentual que lo capturen los partidos tradicionales.


La sociedad uruguaya, en lo político electoral, está atravesado por un muro invisible, infranqueable, o al menos muy difícil de franquear. No hay túneles que comuniquen a la izquierda con el área tradicional y permitan el desplazamiento de ida y vuelta. A lo sumo hay un actor sentado en el pretil, el Partido Independiente, que se balancea y algo capta de un lado y del otro.

La Encuesta Nacional Factum del mes de marzo arroja un dato relevante: el Frente Amplio sufre la mayor caída de su historia (13 puntos porcentuales) y retrotrae su intención de voto al nivel de 1996. Lo golpea un retroceso de dos décadas, cuando todavía estaba lejos de llegar al gobierno y ni siquiera había resultado nunca ser el el primer partido a nivel nacional. El golpe es mayor si se compara este 1° trimestre de 2016 (al cerrarse el primer año de la segunda administración Vázquez) con el 1° trimestre de 2011 (al cerrarse el primer año de la administración Mujica). En ese entonces -periodo Mujica- el Frente Amplio registraba una intención de voto del 44%; por tanto una caída normal en tiempos interelectorales, de tan solo 4 puntos. Ahora está no solo 13 puntos respecto a la elección pasada y a la de 2009, sino que está 9 puntos por debajo del nivel que registraba el FA a la misma altura del gobierno anterior. El golpe es claro. No permite vaticinar nada, solo comprobar el humor de los uruguayos a esta altura, cuando recién comienza este gobierno.

Pero lo realmente significativo es que de esta estampida no hay un solo punto porcentual que lo capturen los partidos tradicionales. Los frenteamplistas, o votantes frenteamplistas, descreen en una cantidad significativa del Frente Amplio pero no cruzan la frontera. Se distribuyen en la periferia del Frente Amplio o se van hacia una actitud refractaria o a la indecisión. Es decir, 4 puntos porcentuales van a su periferia: Unidad Popular hacia la izquierda, Partido Independiente hacia el centro, Partido Ecologista (difícil de clasificar y opción que hay que tomar con pinzas y puede operar como una alternativa a decir ninguno). Seis puntos van hacia el voto en blanco, el voto anulado o a expresar que no se vota a ninguno. Y finalmente quedan 3 como indecisos, que es lo más fácil de recuperar, porque no implica con claridad ni enojo ni cambio de adhesión.

A la inversa. El Partido Nacional pierde 6 puntos y recupera 1 del Partido Colorado, lo que son movimientos nada dramáticos en un periodo interelectoral. Pero el Partido Colorado pierde 7 puntos de un total de 13, más de la mitad, lo cual sí es dramático. De esos 13 puntos que se van de uno u otro partido tradicional, ninguno lo captura la izquierda, ninguno atraviesa el muro: 1 va de uno a otro partido tradicional; 1 va hacia el centro, hacia el Partido Independiente sentado en el pretil; 5 van hacia una actitud refractaria (voto en blanco, anulado, ninguno) y 6 se manifiestan indecisos.

La comparación entre una y otra área permite observar que es más fuerte la actitud refractaria hacia el Frente Amplio que hacia los partidos tradicionales y mayor la indecisión que generan los partidos tradicionales que la que genera el Frente Amplio..

La vista de lo uno y lo otro afirma la idea de que hay un muro infranqueable e invisible, que nadie traspasa de un lado al otro. Se da un fenómeno similar al que vivió Italia a lo largo de las dos décadas de la Segunda República (1993-2013) y que vivió España también en las dos décadas largas signadas por la polaridad PSOE-PP. En ambos países el triunfo de una u otra ala, del centro izquierda o del centro derecha, obedecía esencialmente a la mayor convocatoria de los unos y la mayor abstención de los otros, y casi no operaba el pasaje de votos de un ala hacia la otra. Tanto en Italia como en España se levantó un muro invisible e infranqueable; muro que parecería que -con una diferente configuración del sistema de partidos- se mantiene todavía en España.

En Uruguay no es posible la abstención, dado el voto obligatorio,y hasta ahora se ha visto una poca propensión de los ciudadanos al voto en blanco o anulado. Esto da más esperanzas de recuperación a los unos y a los otros, pero a la vez deja muchas incógnitas por despejar.


Nota: Al hacer comparaciones históricas surge el problema que los agentes políticos presentan fusiones y divisiones en el tiempo, fenómeno que se da originalmente en el Partido Nacional, más tarde en el Partido Colorado y finalmente en el Frente Amplio. Para elaborar las series históricas es posible adoptar diversos criterios, todos igualmente válidos: El criterio seguido en este caso es construir las series desde el presente hacia el pasado, a partir de la situación presente. Es decir, se toma la arquitectura actual y se construye la serie mediante la conjunción en cada momento de todos los elementos que surgen de la actual arquitectura. Vale decir, se considera como Frente Amplio a lo largo de toda la serie -tanto en voto como en encuestas- a todo lo que hoy constituye el Frente Amplio, con independencia de que en algunos periodos hubiesen constituido dos o más lemas separados. Lo mismo vale para el Partido Nacional como para el Partido Colorado. Asimismo para establecer la continuidad se toman en cuenta los agentes políticos propiamente dichos y no los lemas jurídicos. Como agente político y electoral, el actual Frente Amplio es la transformación en noviembre de 2005 del Partido Frente Amplio-Encuentro Progresista-Nueva Mayoría. Y éste es a su vez la conjunción del Partido Frente Amplio-Encuentro Progresista y del Partido del Nuevo Espacio, agentes políticos que concurrieron con esa presentación política tanto en las elecciones de 1994 como de 1999. La historia electoral del Frente Amplio actual es la siguiente:

ElecciónAgente políticoLema
1971Frente AmplioPartido Demócrata Cristiano
1984Frente AmplioPartido Demócrata Cristiano
1989Frente AmplioPartido Frente Amplio
Nuevo EspacioPartido por el Gobierno del Pueblo
1994Encuentro Progresista-Frente AmplioPartido Frente Amplio
Nuevo EspacioPartido del Nuevo Espacio
1999Encuentro Progresista-Frente AmplioPartido Frente Amplio-Encuentro Progresista
Nuevo EspacioPartido del Nuevo Espacio
2004Encuentro Progresista-Frente Amplio-Nueva MayoríaPartido Frente Amplio-Encuentro Progresista-Nueva Mayoría
2009Frente AmplioPartido Frente Amplio
2014Frente AmplioPartido Frente Amplio

Al construirse la serie sobre el Frente Amplio, tanto de encuestas como de voto, desde 1994 en adelante, en el periodo que va de 1994 a 2003 inclusive, como Frente Amplio se toman los datos sumados del agente político Encuentro Progresista-Frente Amplio y del agente político Nuevo Espacio

PREFERENCIA DE VOTO ACTUAL POR PARTIDO
Frente Amplio 35%
Partido Nacional 26%
Partido Colorado 6%
Partido Independiente 5%
Unidad Popular 2%
Partido Ecologista 3%
Voto en blanco y anulado/ voto a ninguno 14%
Indefinidos 9%

Pregunta: Imagine Vd. que haya elecciones de presidente y parlamento el próximo domingo ¿a qué partido político votaría?

COMPARATIVO VOTO 2014 con PREFERENCIA ACTUAL DE VOTO
2014ACTUALDIFERENCIA
FA48%35%-13%
PN31%26%-5%
PC13%6%-7%
PI3%5%2%
UP1%2%2%
PE1%3%3%
EN BLANCO/ANULADO3%14%11%
INDEFINIDOS9%9%

DESTINO DE LA PÉRDIDA DE VOTOS DE LOS PARTIDOS
Pérdida de
DestinoFAPNPC
PN1%
PI1%1%
UP1%
PE2%
En blanco6%2%3%
Indefinidos3%3%3%
TOTAL13%6%7%

El Partido Nacional gana un punto proveniente del Partido Colorado y pierde 6 puntos. El saldo es una pérdida de 5 puntos.

ORIGEN DE LA GANANCIA DE VOTOS DE LAS OPCIONES ELECTORALES
Ganncia de
OrigenPNPIUPPEEn blancoIndefinidos
FA1%1%2%6%3%
PN1%2%3%
PC1%3%3%
TOTAL1%2%1%2%11%9%


1Todo el país, 781 casos, terminada previo a Semana de Turismo; divulgada el viernes 1° de abril de 2016. Ver datos completos y ficha técnica en Factum Digital: http://www.factum.uy/articulos/analisis/2016/ana160401.php